Jun
4
2009

Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Monkey Island 2 - CarátulaSi expresiones como aventura gráfica, point ‘n’ click, SCUMM o iMUSE forman parte de vuestro vocabulario, conoceréis el título del que voy a hablaros hoy. Si por el contrario solo os van los “mata-mata” como “Half-Life” o “Quake”, leeos mi análisis de “Resident Evil 5”, pringados.

En 1990, LucasArts lanzó al mercado “The Secret of Monkey Island”, una hilarante aventura de piratas y fantasmas que, con el tiempo, se convertiría en uno de los máximos exponentes de su género. Apenas un año más tarde, salió su secuela y, pese a lo alto que estaba el listón, logró superar al original. Los gráficos de “Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge” son más coloridos, los puzzles se han multiplicado, el número de melodías es mayor, e incluso los chistes son más graciosos. Por eso, es una de las mejores aventuras gráficas que existen y existirán jamás. En mi opinión, y en la de muchos otros, la mejor.

Tras la resurección de Monkey Island en el E3, con el anuncio de una nueva entrega titulada “Tales of Monkey Island” y de un remake del primer juego de la saga, no se me ocurre mejor momento para publicar este artículo. Eso sí, si no habéis jugado a “LeChuck’s Revenge” y tenéis intención de probarlo algún día, quizá deberíais dejar de leer ahora mismo, porque, salvo el secreto de Monkey Island, no me he guardado nada. En otro caso, o si no os importa que os lo destripe de arriba a abajo, seguid adelante.

En busca del Big Whoop

En un hoyo ancho y profundo, Guybrush Threepwood, carismático aunque torpe pirata, cuelga precariamente de una cuerda con un cofre en la mano. ¿Cómo ha llegado hasta allí? ¿Qué hay en el cofre? ¿Cuándo ha conseguido Guybrush ese abrigo tan chulo? ¿Es eso una barba? Aún estamos haciéndonos preguntas cuando una segunda cuerda desciende por el agujero y la bella gobernadora Elaine Marley se desliza por ella.

Monkey Island 2 - Colgado

Elaine: Vaya, vaya, vaya. Guybrush Threepwood. La verdad es que apareces en los lugares más raros.
Guybrush: Ehh… Hola, Elaine. ¿Crees que podrías ayudarme?
E: ¿Cómo te has metido en este lío?
G: Es una larga historia.
E: No importa, tengo tiempo de sobra.
G: *suspiro* Todo comenzó en la isla Scabb. Algunos de mis fans me presionaban para que les contara de nuevo la historia de cómo eliminé a LeChuck…

Fundido en negro, logo de LucasArts, el título del juego ocupa toda la pantalla y, acto seguido, dos monos salen a escena bailando al son de la música de Michael Land. Los créditos se intercalan con las cabriolas de los micos, y vemos pasar el nombre de todos los grandes: Ron Gilbert, Tim Schafer, Dave Grossman, Steve Purcell… No se me ocurre una apertura mejor para el viaje que acabamos de emprender.

Monkey Island 2 - Reunión de piratas

El relato de Guybrush nos lleva a la isla Scabb, en lo más profundo del Caribe. En la playa, dos piratas escuchan a otro a la luz de una fogata. Aunque nos dé la espalda, reconocemos al narrador: es Guybrush Threepwood, con un aspecto más curtido, los bolsillos colmados de grandes riquezas que pronto perderá, y una actitud arrogante que le lleva a contar por enésima vez la historia de cómo eliminó a LeChuck.

“¿Es que no te sabes ninguna historia NUEVA?”, pregunta uno de los piratas. Guybrush responde que precisamente por eso está allí. Ahora va en busca del tesoro más grande de todos, “un tesoro tan valioso y tan bien escondido, que obsesiona a todos los piratas”: ¡el Big Whoop! Lo que Guybrush no sabía antes de llegar la isla es que en ella no había tesoros, ni que sus habitantes estaban sometidos al cruel embargo de Largo LaGrande, quien antes fuera la mano derecha de LeChuck; ni, lo que es mucho peor, que él mismo acabaría, sin quererlo, colaborando en la resurrección de su peor enemigo.

Las cuatro partes

Como su antecesor, “LeChuck’s Revenge” se divide en cuatro actos bien diferenciados:

Monkey Island 2 - Largo LaGrande

Parte I: El embargo de Largo: Guybrush debe hallar la manera de librarse de Largo y fletar un barco para salir de la isla Scabb. La poderosa magia de la Hechicera Vudú puede serle de utilidad si consigue reunir los ingredientes necesarios: algo que sea de tela, algo de la cabeza, algo del cuerpo y algo de sus muertos.

El primer acto es breve y, al menos para los aventureros experimentados, bastante sencillo, pero sirve de toma de contacto con la mecánica del juego para aquellos jugadores que no la conocieran ya de la entrega anterior.

Monkey Island 2 - El Rastafari Feliz

Parte II: Cuatro piezas de mapa: Guybrush alza velas y navega entre las Tres Islas en pos de los cuatro trozos del mapa del Big Whoop. Mientras tanto, el pirata zombi LeChuck cierra poco a poco el cerco sobre su desmañado rival. En el transcurso de su travesía, Guybrush será arrestado, se sumergirá en busca de galeones naufragados, beberá más grog del que puede soportar, resucitará a los muertos, y se reencontrará con su verdadero y único amor.

De los cuatro actos, este es, con diferencia, el más largo y complejo, ya que, para resolver determinados acertijos, tendremos en muchos casos que coger un objeto en una isla y usarlo en otra. Esto redunda, lógicamente, en una mayor dificultad, pero, al mismo tiempo, dispondremos de mucha más libertad a la hora de elegir el orden en el que resolver los puzzles, que están maravillosamente hilvanados. Además, hay multitud de lugares que visitar, personajes con los que hablar y objetos que llevarse a los bolsillos, por lo que nunca estaremos aburridos.

Monkey Island 2 - La fortaleza de LeChuck

Parte III: La fortaleza de LeChuck: Guybrush se infiltra en la fortaleza del pirata zombi LeChuck, para rescatar a Wally, el único cartógrafo que puede ayudarle a localizar el lugar donde se encuentra el Big Whoop. Tras los muros de esta fortaleza escondida en una tormenta eterna le aguardan un laberinto de pasadizos secretos y su salivosa y cadavérica némesis.

Para vergüenza y oprobio de un servidor, he de confesar que la primera vez que me pasé el juego, el acertijo de los pasadizos secretos lo superé usando el viejo truco de guardar y cargar la partida; es decir, por ensayo y error. Aún me siento sucio por ello.

Monkey Island 2 - La isla Dinky

Parte IV: La isla Dinky: Por fin, Guybrush llega a la isla Dinky, hogar del legendario Big Whoop y del ermitaño -y ahora filósofo- Herman Toothroot. ¿Logrará el desgarbado pirata encontrar el misterioso tesoro antes de que LeChuck lo encuentre a él? ¿Descubrirá de qué color es un árbol si cae en el bosque y no hay nadie cerca para escucharlo?

De este acto merece la pena destacar el enfrentamiento final con LeChuck, en el que, además de estrujarnos las meninges, sufriremos el acoso continuo del rencoroso pirata, que no nos dejará tranquilos ni un minuto y nos enviará constantemente de una habitación a otra con su magia vudú. Esto puede impacientarnos e incluso enojarnos, pero desde luego ayuda a crear la sensación de que estamos en la recta final de nuestra aventura.

Oye, un cubo de barro… ¡y es mío, todo mío!

Todo el juego está salpicado de escenas inolvidables, y las líneas de diálogo van de lo gracioso a lo descacharrante, desde aquellas en las que Guybrush mira un objeto y resalta su insignificancia (insignificante caja, insignificante sofá, insignificante rótulo hecho añicos, insignificante llave vudú de la cárcel…) hasta los diálogos más largos y elaborados. De hecho, y sin perjuicio de sus restantes virtudes, creo que lo que ha llevado a los juegos de Monkey Island a hacerse un hueco en el panteón de las aventuras gráficas es su desternillante sentido del humor. Aquí recojo algunos de mis chascarrillos y momentos favoritos:

Monkey Island 2 - Concurso de escupitajos

En la isla Booty, se celebra un concurso de escupitajos de piratas. Guybrush participa bajo pseudónimo (Capitán Salivazo, el Maestro de la Flema o Jugosus Maximus Tercero, a nuestra elección), y, tras espesar su saliva con un cóctel especial y hacer alguna trampa que otra, se prepara para escupir. Hay pocos efectos de sonido en el juego y, debido a limitaciones técnicas de la época, no son muy buenos; pero estos se os quedarán grabados para siempre: Suis-suis¡Jooooooooc!¡Fuuuuuuic! Guybrush espera a que el viento sople a su favor y… ¡Ppppt! Ya tenemos un ganador.

Monkey Island 2 - El vestido rosa

En la misma isla, para entrar en la mansión de la gobernadora Marley, Guybrush debe llevar una invitación y un disfraz. Jugando a la ruleta en la isla Phatt, consigue la invitación, con la que acude a la tienda de disfraces en busca de su atuendo, que, para nuestra sorpresa, es un vestido rosa.

“¡Qué traje más bonito!”, exclama Guybrush al verlo. Sin duda, las botas le dan un toque especial.

Monkey Island 2 - Reconquistando a Elaine

Tras reencontrarse con Elaine, Guybrush debe rebajarse y suplicar para recuperar el favor de la gobernadora y hacerse con el trozo de mapa que está en su poder. Sin embargo, hay otras opciones mucho más divertidas. Estas son algunas de las frases que podemos soltar en la conversación:

  • Me alegra verte. ¿Hay comida en la casucha esta?
  • Sigues ignorando la moda, ¿no? Mejor para ti.
  • ¿Es mi imaginación, o has engordado?
  • ¿Por qué no te pones algo un poco más cómodo?
  • No estoy seguro, pero ¿no me debes dinero?
  • He decidido permitirte que vuelvas conmigo.
  • Se te acabaron las noches frías, nena. He vuelto.
  • Bueno, ¿y quién es el padre?
  • He venido para verte. Al menos tráeme una cerveza.
  • ¿Cómo está tu hermana? ¿La que está tan BIEN?

Para subir al “Árbol Grande” de Booty, donde una gaviota ladrona llevará uno de los trozos de mapa, Guybrush debe fabricar una improvisada escalera con un remo y una tabla. Sin embargo, el remo cede bajo su peso, y Guybrush se golpea fuertemente la cabeza. Entonces tiene una visión en la que sus padres, convertidos en esqueletos, le dan una pista muy valiosa… en forma de canción.

Esta, por cierto, es la pista que no supe enlazar con el puzzle de los pasadizos secretos en la fortaleza de LeChuck. Qué lástima.

Monkey Island 2 - Se busca

En la isla Phatt hay un cartel de “se busca” con un retrato de Guybrush y un texto al pie que se va ampliando a medida que avanzamos en el juego. Esta es, salvo error u omisión por mi parte, la lista definitiva de cargos contra nuestro sagaz pirata:

SE BUSCA: GUYBRUSH THREEPWOOD… por el asesinato del P. F. LeChuck… y también por el uso de brujería sobre Largo LaGrande… robo de ropa y de una peluca recetada por un médico, para su empleo en tal brujería… saqueo de tumbas… allanamiento… hurto sin permiso… perturbación de la paz pública… apuestas ilegales sobre un evento deportivo… uso indebido de identificación para comprar alcohol… exceder el límite permitido por el Departamento de Sanidad para el número de partes de rata en una vichyssoise… encerrar prematuramente en un ataúd a una persona no muerta… trastear irresponsablemente con la fontanería de la ciudad sin antes llevar a cabo un estudio del impacto sobre el medioambiente… transportar animales que no están en un estado mental que les permita consentirlo… vandalizar una miniatura histórica… usar irresponsablemente útiles de jardinería… hacerse pasar por una mujer para evitar la persecución… dos acusaciones de evasión de una institución penal… reanimar a personas muertas dentro de los límites de la ciudad… poseer libros de la biblioteca que no ha sacado específicamente bajo su propio nombre… mezclar bebidas sin licencia de licores… y dejar suelto a un reptil peligroso en un área poblada. También se le busca para interrogarle sobre la desaparición de un monóculo. Se ofrece una recompensa por cualquier información que lleve al arresto del sospechoso. Se debe considerar a Threepwood armado y peligroso.

Monkey Island 2 - Pozo de ácido

Al tratar de liberar a Wally de la prisión de LeChuck, Guybrush es capturado, y, como venganza por lo que ocurrió en el juego anterior, el pirata zombi lleva a ambos a la sala de torturas y los cuelga sobre un pozo de ácido conectado a un intrincado mecanismo. Aquí tenemos la posibilidad de preguntar a LeChuck sobre el funcionamiento de esta máquina mortal, pero también hay otras opciones, como, por ejemplo, las siguientes:

Guybrush: ¿Dónde está el servicio?
LeChuck: En el piso de arriba a mano izquierda, pero dentro de poco ya no te hará falta.

G: ¿Has probado un acondicionador para esa barba?
L: No.

G: ¿Por qué no me pegaste un tiro cuando entré?
L: Porque el juego tiene un disco más.

G: ¿No es peligroso dejar destapado un pozo lleno de ácido?
L: La seguridad no me preocupa en este caso.

G: ¿Qué país ganó la copa de Europa en 1956?
L: España.

G: ¿Por qué cuestan tanto los juegos de aventuras?
L: Los gráficos VGA son muy caros.

G: ¿De dónde vienen los niños?
L: En tu caso, del orfelinato.

¿Clímax o anticlímax?

En el enfrentamiento final con LeChuck que tiene lugar en los túneles que recorren el subsuelo de la isla Dinky, el pirata zombi revela a Guybrush que ÉL es su hermano, emulando de este modo la escena más conocida (y, probablemente, parodiada) de “El Imperio contraataca”. Luego, una vez derrotado, y haciendo ahora un guiño a “El retorno del Jedi”, LeChuck pide a Guybrush que le quite la máscara. Éste accede y, tras el falso rostro de su peor enemigo, reconoce a su hermano Chuckie. Poco después, llega un tipo con mono de trabajo para decirles que no pueden estar allí.

Guybrush y Chuckie, ahora convertidos en niños, salen a un parque de atracciones en el que un letrero enorme reza: “Big Whoop Amusement Park”. Allí, los chicos se reúnen con sus padres, que agradecen a Chuckie que haya traído de vuelta a su hermano. Guybrush asume que todo ha sido una suerte de fantasía, y nosotros, ante la aplastante evidencia, hacemos tres cuartas partes de lo mismo mientras tratamos de digerir lo que estamos viendo. Sin embargo, cuando la familia Threepwood al completo se dirige a una de las atracciones, Chuckie mira hacia la pantalla y, durante un instante, sonríe diabólicamente mientras sus ojos refulgen y despiden rayos.

Monkey Island 2 - Chuckie

Por último, para terminar de desorientarnos, una escena intercalada en los créditos nos muestra a Elaine esperando a Guybrush en la isla Dinky y comentando:

Espero que LeChuck no le haya hecho ningún horrible HECHIZO o algo así.

Este final tan ambiguo, para algunos incluso decepcionante, ha hecho correr ríos de tinta en Internet, y es que, si obviamos las explicaciones de “The Curse of Monkey Island” sobre el Big Whoop, ¿qué nos queda? Sabemos que Ron Gilbert no participó en la tercera y cuarta parte de la saga, y que su idea original no quedó reflejada en estas entregas. ¿Qué era lo que el padre de la criatura tenía en mente? ¿Son Guybrush y LeChuck hermanos y todo lo sucedido estaba en la cabeza del primero? ¿Cómo se explica en tal caso la última mirada de Chuckie y la declaración de Elaine?

Recuerdo que cuando me pasé el juego por primera vez, me quedé completamente desconcertado. Me había llevado muchas horas acabármelo, y no había usado guías ni ningún tipo de ayuda. ¿Cómo podía terminar así? Necesitaba una explicación. ¡Exigía una explicación! Volví a pasarme el juego varias veces, incidiendo en cada pequeña línea de diálogo, examinando cada objeto, buscando alguna pista que arrojara luz sobre el asunto. Nada. El final estaba abierto a la interpretación.

Y entonces comprendí que ahí radicaba su grandeza. No había una única solución. Todas las explicaciones eran igualmente válidas. Daba igual que la intención de Ron Gilbert fuera dejar la puerta abierta a una tercera entrega o, por el contrario, cerrarla a su salida de LucasArts. Cada uno era libre de opinar lo que quisiera. Hasta que salió “The Curse of Monkey Island” y chafó la magia con sus aclaraciones traídas por los pelos. De todos modos, se lo perdono porque también es un gran juego.

La opinión del ‘staff’

Ahora que somos más colaboradores en el blog, es fácil “matar” temas sobre los que los demás también quieren escribir. Por lo tanto, he pedido a mis compañeros de ion litio que compartan su opinión sobre el juego con todos nosotros (a Dandel se lo puse un poco más complicado que al resto). Les cedo la palabra:

Monkey Island 2 - Hombres de baja fibra moral

q256: Guybrush Threepwood volvió para una nueva aventura. Una historia radicalmente diferente a la del primer juego: más extensa, surrealista y con tres islas que explorar. Por el camino, se dejó barba y aprendió a escupir como un auténtico marinero. Esta es quizás la entrega más completa de la saga, y a la vez la más diferente del resto. Lo que sin duda muchos recordaremos de la misma es su extraño final, y como en entregas posteriores jamás se volvió a tratar el tema. ¿Eran las aventuras de Guybrush tan solo fruto de la imaginación de un niño? Sea cierto o no, el caso es que, para todos los que lo jugamos, este juego era un sueño hecho realidad. Una de las obras cumbre de la llamada “edad de oro” de LucasArts.

Dandel: Cuando el Tipo de la Brocha me preguntó qué juego me gustaba más, si Monkey Island 1 o 2, fue como preguntar: “¿A quién quieres más, a papá o a mamá?”. Menudo dilema, pues mientras el primero me abrió la puerta del fenomenal mundo de las aventuras gráficas y se llevó varias tardes de mi adolescencia buscando la maldita cabeza del navegante; el segundo lo tengo considerado como una de las mejores aventuras gráficas de todos los tiempos. El surrealismo del argumento está a caballo entre el humor absurdo y la brillantez de un maldito genio. Seguro que todos tenemos grabados a fuego momentos como la exhumación en el cementerio, la competición de escupitajos, el muñeco vudú o el desquiciante final. Un final que nos hizo soñar durante seis años con la tercera parte.

Así que sí, maldita sea. Me gustó mucho más “Monkey Island 2”. Me gustó tanto que lo considero un juego imprescindible para cualquier amante de los videojuegos. Un manual de estilo que todo desarrollador debería leer. Un clásico que nos deberían mandar jugar en el colegio y olvidar de una vez por todas el infumable Lazarillo de Tormes. Este juego es tan especial que nadie debería permitirse el lujo de no habérselo pasado al menos una vez.

Monkey Island 2 - Stan

Retroyonki: Yo debo de ser un tipo raro. Empecé a jugarlo en su tiempo y me aburrí enseguida. La extrema dificultad que suponía para mí tener que resolver algo que no tenía ganas de resolver me hizo abandonarlo. Sin embargo, luego he acabado bazofias como “Diablo 2”, con esos enemigos calcados, pero de diferente color… Monkey Island me debió de pillar en una época chof.

Exclamation: Fórmula mágica: Juntemos un puñado de retrogamers, unas cuantas cervezas y una música de fondo ochentera pero relajada. A continuación, pronunciamos las siguientes palabras mágicas: “Monkey Island”. Las conversaciones, risas e interpretaciones están aseguradas durante horas.

Y con esto y un bizcocho…

También en ion litio…

Maniac Mansion
Indiana Jones and the Fate of Atlantis
Monkey Island en el teatro
La auténtica Monkey Island
The Secret of Monkey Island

Etiquetas: ,

Categorías: Análisis, Videojuegos

37 comentarios

  • Flapy in Japan
    4/06/2009 | 9:25

    Este juego es, sencillamente sublime. Aunque, como mejor de la saga, no sabría si me decidiría por este o la versión 256 colores del primero (por cierto, otro remake creo que le restaría misticismo al original).

    Por cierto, yo me creo a pié juntillas la justificación del Big Whoop que explica LeChuck a Guybrush en la tercera entrega. Digamos que es lo único a lo que puedo aferrarme…

    Por cierto, entiendo perfectamente lo que sentiste al ver “ese final”.

    Un saludo !

    Responder a Flapy in Japan
  • CBrPNk·666
    4/06/2009 | 10:13

    Que recuerdos de infancia!

    Recuerdo cuando me consegui pasar por fin el Monkey Island 1…. a las 5 de la mañana (siendo un crio!) y disfrutando del final y de todos sus creditos, cuando al final del todo aparece un banner en medio de la pantalla diciendome que apague el ordenador y me fuese a la cama!…… es lo que obviamente hize….despues de reirme un rato!

    un saludo by CBrPNk·666

    Responder a CBrPNk·666
  • Angel
    4/06/2009 | 10:57

    Yo debo ser raro, pero a mi me gustó más el 1 que el 2. El 2 era más completo y más largo, pero el 1 fue el que me abrió las puertos de las aventuras gráficas, y eso es dificil de superar. A mi el final de 2 también me dejó desconcertado, y al resto de monkey islands ni me he molestado en jugar.

    Responder a Angel
  • Vladek
    4/06/2009 | 12:55

    Mi favorito de la saga con un guion muy entretenido y un toque adulto. me encantaba, o tambien las pase negras en el laberinto de la fortaleza de LeChuck.

    Grande Guybrush

    Responder a Vladek
  • TioMac
    4/06/2009 | 14:03

    El final un poco birrioso, pero el juego en conjunto muy bueno.

    Por cierto, desde ese juego siempre he asociado la palabra “vichyssoise” con la coletilla “avec Pelos de Rata” Juas

    Responder a TioMac
  • Calculin
    4/06/2009 | 14:23

    Me alegra saber que no fui el unico que estubo pensando meses sobre el ilógico final del Monkey 2. La única conexión que pude encontrarle en su momento (yo lo jugue en el año 2000 que soy del 86) con todo lo ocurrido en el juego, sino me falla la memoria era que para beber Grog es necesario ser mayor de edad y el tendero no nos lo vende por muchas cosas que intentemos. Asi que me conforme pensando que todo era invención de la mente de un niño y por eso no nos vendian bebidas de “piratas”.

    Responder a Calculin
  • Pablo
    4/06/2009 | 15:07

    Esta vez sí que me has sorprendido, Brocha. Un post excelente, con su buena parte de descripciones, citas y también comentarios personales. Me quito el sombrero.

    Responder a Pablo
  • Husky
    4/06/2009 | 16:58

    Sí, yo creo que es la mejor aventura gráfica ever. Qué recuerdos leyendo este artículo, y cuánto me costó acabarlo sin internet y sin la dichosa MicroManía con su Patas arriba. Bravo por el artículo!

    Responder a Husky
  • Liberty
    4/06/2009 | 17:56

    Genial post!!! Continuad así!

    Responder a Liberty
  • chuckie666
    4/06/2009 | 22:47

    Jjajaja… buen post. A mí siempre me hizo mucha gracia lo de la rata en la vichisoise o como quiera que se escriba eso.

    Responder a chuckie666
  • kofmaster
    5/06/2009 | 1:12

    Me entraron ganas de volver a jugar al monkey island, ando espperando la quinta entrega, a pesar de que los monkey 3 y 4 no estan a nivel de las primeras 2 ninguno me ha descepcionado.

    Responder a kofmaster
  • kofmaster
    5/06/2009 | 1:13

    A y lo olvidaba LUCHAS COMO UNA VACA!!!!!

    Responder a kofmaster
  • polromeu
    5/06/2009 | 1:47

    leeRos* !!!!!!!

    Responder a polromeu
  • jOsE
    5/06/2009 | 2:32

    Yo no tuve el placer, al parecer, de jugar a este juego… pero tan buenos comentarios me han hecho recordar uno de los juegos a los que dediqué más horas en mi infancia-adolescencia, con permiso del Tetris, que es el de Secret of Evermore, para la SuperNintendo… un juegazo… y desde aquí lanzo el reto a alguno de los colaboradores de Ion Litio a escribir algún día sobre él…. En fin… Dicha queda mi petición 🙂
    Un saludo noctámbulo!

    Responder a jOsE
  • crea
    5/06/2009 | 4:03

    lo mejor del puto mundo, un juegazo de la reverenda puta madre y la concha de su vieja

    y muchas otras maldiciones

    Responder a crea
  • EduardoXXX
    5/06/2009 | 4:47

    La mas grande aventura grafica que haya existido!!!!

    Ah me olvidaba 😀

    ¡Yo soy goma, tu eres cola!

    Responder a EduardoXXX
  • Javier Rincon
    5/06/2009 | 9:43

    Este juego es brutal!

    Pero yo voy con BROKEN SWORD!!!!

    Responder a Javier Rincon
  • Killoxon
    5/06/2009 | 12:08

    No teneis ni idea, jugad a Simon The Sorcerer 2 y si podeis también al 1. Y conseguid las instrucciones en español del 2, leeroslas también, eso si que es bueno.

    Simon es mas gamberro aun que toda la saga Monkey Island.

    Responder a Killoxon
  • Muni
    5/06/2009 | 13:27

    ¿Cuál era la explicación que daban en el 3? No la recuerdo y me ha picado la curiosidad

    Responder a Muni
  • Bert
    5/06/2009 | 13:54

    EduardoXXX -> ‘Yo soy cola, tu eres goma’ es de la 3º parte, en la que había que rimar las frases. En el Monkey Island 2 era ‘Yo soy cola, tu pegamento’ al igual que el la primera parte si mal no recuerdo…

    El mejor juego de todos los tiempos, si señor.

    Responder a Bert
  • kofmaster
    5/06/2009 | 17:42

    @Muni:
    Explicación (ojo spoilers): LeChuk embruja a Guybrush haciendolo niño atrapandolo en el Big Woop que son las puertas del infierno.
    Entonces GuyBrush luego de darse cuenta logra escapar en un autito chocador y comienza Monkey Island 3.

    @Bert
    En el 2 no habia lucha de espadas.

    Responder a kofmaster
  • Nemesis1978
    5/06/2009 | 19:13

    Sin duda la mejor aventura gráfica de todos los tiempos, aunque la “sufrí” jugándola en mi Amiga 500, 32 colores, sin disco duro y sus…¡¡¡11 diskettes de 3,5DD!!!

    Solo para empezar a jugar tenias que cambiar 3 veces de disco.

    Cuando me pasé a PC, fue cuando la disfruté 😀

    Responder a Nemesis1978
  • Malleys
    6/06/2009 | 9:31

    Gran artículo.

    Responder a Malleys
  • navarro
    6/06/2009 | 10:41

    buenisimo articulo.
    la de horas que le eché a este juego, y eso que las aventuras gráficas no me van, será por algo…..

    Responder a navarro
  • El Tipo de la Brocha
    6/06/2009 | 10:49

    Muchas gracias a todos por vuestros comentarios. Con un público así da gusto escribir.

    De los “Simon the Sorcerer” que mencionaban por ahí arriba, decir que también me parecen muy buenas aventuras gráficas. No obstante, prefiero los “Monkey Island”, porque, en general, son más consistentes en cuanto al desarrollo de su historia y la marcación de los objetivos, tienen una banda sonora infinitamente más completa y desarrollan en mayor medida la personalidad y las motivaciones de los personajes.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Branco
    7/06/2009 | 1:02

    Espero que el 5 sea tan bueno como este, aunque me parece dificil…

    Y el look del remake no acaba de convencerme.

    Excelente post para recordar viejos tiempos. 🙂

    Responder a Branco
  • Hahajejeje
    7/06/2009 | 14:54

    el quinto monkey island,creo que es Guybrush hecho como en el tercer monkey island,(aunque en el tercero llevaba la ropa del primero,y yo me refiero al tipo de diseño),pero con el atuendo del 2 monkey island….AAAARGGG!
    … hay que decirlo el cuarto monkey es malisimo
    …siempre la cagan con el 3D los juegos de aventura grafica…….EXCEPTUANDO al indiana jones y la màquina infernal 😀

    Responder a Hahajejeje
  • Manu Rincón
    8/06/2009 | 7:27

    A mi me encantan tanto las aventuras gráficas con motor SCUMM (Indy, Maniac Mansion, Monkey Island, etc) como Half Life y Quake, pero voy con mi tocayo de apellido en que la mejor aventura gráfica es Broken Sword. No he disfrutado nunca tanto con un juego de este tipo como jugando como George Stobbard (ojo, hablo del primero, El Angel de la Muerte no me hace demasiada gracia).

    Responder a Manu Rincón
  • Calculin
    8/06/2009 | 19:51

    Pues yo he pasado recientemente de nuevo los dos primeros Broken Sword (no juego aventuras graficas en 3D, excepción que confirma está norma: The longest journey) y he tenido el placer de terminarme la segunda y tercera parte de los monkey island. Aunque ambas son buenas aventuras gráficas, me parecen infinitamente mejores estos últimos. El broken sword no es más que una historía diferente con gráficos mejores ( 8 años de diferencia en hardware se nota) y desde luego el humor de los monkey island es insuperable.

    Responder a Calculin
  • Anonimatus
    10/06/2009 | 11:23

    Desde que jugue a este juego no puedo evitar pensar en ratas cada vez que oigo la palabra vichisoise.

    El humor de este juego es impagable, con toques de humor en todas partes, como cuando Guybrush visita la biblioteca y encuentra varios libros escritos por el contando como derroto a LeChuck.

    Responder a Anonimatus
  • Bert
    10/06/2009 | 12:37

    @kofmaster->
    “@Bert
    En el 2 no habia lucha de espadas.”

    Cierto… según lo enviaba me arrependi de ese comentario. Lo que es verdad es que las rimas eran en la 3º parte. Sorry 🙂

    Responder a Bert
  • RUSSO
    13/06/2009 | 5:52

    Como dije antes, como no recordar con todo esto el Indiana Jones y el Destino de la Atlántida….
    Haz algo con Grim Fandango….!!

    Responder a RUSSO
  • dbssdb
    14/06/2009 | 12:52

    Un genial artículo sí señor, y sin duda un juego imprescindible para cualquier amante de los videojuegos. Para mi MI2 es junto con FFVI mi juego favorito y aunque me cuesta bastante decidirme entre los tres primeros Monkey Island seguramente sería también mi favorito de la saga.
    Ojala que el hecho de que Ron Gilbert haya metido mano en el nuevo Monkey que va a salir signifique que vaya a tener algo de la magia de las aventuras gráficas clásicas ^^

    Un saludo!

    Responder a dbssdb
  • D
    27/09/2009 | 14:57

    Bien dicho todo lo dicho, sin duda, pero has espoileado completamente el juego a cualquiera que sólo quisiera informarse un poco xD

    Mi favorito de todos los Monkey Island es el 2, por todo lo que has mencionado: duración, dificultad, carisma, madurez en el sentido del humor… Lo único que le falta son las batallas de insultos.

    Responder a D
  • !!!!!!!!!!!!!!!!!!
    31/10/2010 | 20:22

    SPOILEAR CHISTES NO ES DEMASIADO MOLESTO, PERO SPOILEAR PUZZLES SÍ.
    ESTOY MOLESTO CONTIGO PORQUE ME HAS SPOILEADO EL PUZZLE DEL CONCURSO DE ESCUPITAJOS / SALIVAZOS.
    NO SE PUEDEN PONER ESAS COSAS EN UN ANÁLISIS SERIO. SE SUPONE QUE MUCHOS DE LOS QUE VAN A LEER ESTO NO HAN TERMINADO, Y MUCHOS NO HAN NI SIQUIERA EMPEZADO EL JUEGO.
    POR FAVOR, QUITA EL SPOILER DE ESE PUZZLE Y REPASA LOS SPOILERS DE TODOS LOS PUZZLES SI NO QUIERES ESTROPEARLE EL JUEGO A MUCHOS LECTORES.

    Responder a !!!!!!!!!!!!!!!!!!
  • El Tipo de la Brocha
    31/10/2010 | 20:42

    @!!!!!!!!!!!!!!!!!!: Por lector entendemos el que lee. Y el que lee tiene en el tercer párrafo una advertencia muy clarita acerca de los spoilers. Además, el juego es de 1991 y este no es un análisis serio.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • jose maria moreno
    18/11/2010 | 17:30

    Yo estoy en el final y no me lo puedo pasar porque no tengo el pañuelo de Stan para dárselo a Le Chuck(y eso que suelo examinar siempre todo antes de avanzar), vaya fallo monumental del juego, me quede con las ganas despues de horas comiendome la cabeza para nada…

    Responder a jose maria moreno

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.