Abr
24
2013

Contenedores infantiles

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Espacios - Cabecera

Por favor, cuando leáis el título no os imaginéis cosas raras, que los tiros no van por ahí. Desde tiempos inmemoriales (los primeros datos apuntan al 3500 A.C.) las cadenas de televisión han recurrido a un sucio truco para rellenar horas en horario infantil. ¿Anuncios de juguetes? Sí, pero no.

Me refiero a esa costumbre de emitir «algo» entre dibujo animado y dibujo porque un niño normal no puede ver sin más una serie tras otra sin un nexo de unión que evite que pierdan la noción de la realidad y se ponga a matar gente porque sí.

Científicos de Mozambique han demostrado que la ausencia de estos espacios provocarían daños irreparables en la corteza cerebral del niño y lo más seguro es que se dieran a la droga, a la mala vida y, en algunos casos, a escuchar música country.

No quiero entrar en detalles pero, por culpa de la promiscuidad de mis hermanos, de vez en cuando tengo que tragarme la programación infantil. Sobrevivo a esta tortura porque ya tuve un buen entrenamiento durante mi infancia ¡y sigo vivo! (aunque a veces me sorprendo). Voy a rememorar algunos contenedores infantiles con vosotros cual «Abuelo Cebolleta».

No me gusta hacer trampa así que os confieso que he buscado las fechas de emisión porque tenía que ordenar un poco el revoltijo de datos que tenía en la cabeza. Iré por canales y del presente hacia el pasado hasta donde me llegue la memoria. Empezamos con TVE / La 2.

Los Lunnis (2003-Presente[2013])

Hace poco, una fría y tormentosa tarde de agosto, puse la televisión y me encontré con «Los Lunnis» cara a cara. Yo, que pensaba que ya estaban muertos y enterrados descubrí que habían conseguido sobrevivir como lo habría hecho una cucaracha en una explosión nuclear.

Habían sufrido algunos cambios. Lo echaban en «Clan». Ahora el espacio se llamaba «El cohete musical» y se había vuelto aún más insoportable pero ahí estaban, mirándome con sus inanimados e inertes ojos saltones. Con ellos salían un chico y una chica que no paraban de cantar canciones absurdas (como una de una vaca que no pude quitarme de la cabeza durante días) mientras una horda de niños intentaba imitar torpemente la coreografía. He visto grupos de zombies más coordinados en «The Walking Dead».

Me hubiese arrancado y comido los ojos si no llega a ser porque me hacían falta para ver a la chica, que me puso morcillón con el bailecito era una gran profesional. Es la de morado en la foto de la portada.

Por lo menos no había rastro del pirata amarillo ¡Dios, como lo odiaba! Era oírle y me daban ganas de lanzar la tele por la ventana. A la bruja también le tenía ganas, como me hubiera gustado verla arder en la hoguera. La última vez que había visto a esta panda salían en TVE y el único personaje humano que salía era María Isabel (he tenido que buscar en Google «niña no me toques las palmas» porque no sabía el nombre).

Pero si echamos la vista un poco más atrás recordaremos que al principio la «presentadora» era Lucrecia, que según me han dicho era una cantante cubana muy famosa. Lo de cubana me lo creo, lo de cantante… ¡sí, venga! como hoy estoy generoso también me lo creo pero lo de famosa ya como que no.

Gloria Estefan, Celia Cruz… ¿Lucrecia? No amiga. No cuela. El modus operandi de este espacio era el siguiente: entre unos dibujos y otros metían algún sketch corto o te anunciaban el nuevo CD con sus canciones o las dos cosas a la vez. Cuando ya cogió un poco más de fama hacían sketches más largos como si de una serie se tratase.

Como suele ocurrir con este tipo de espacios cuando mueren, el siguiente que les sustituye suele heredar todas las series que emitía el predecesor. Así que antiguamente solíamos ver las que ya emitían antes de su nacimiento y actualmente han apostado por el público más infantil con «Pocoyó», «Dora la exploradora» y «Dibo, el dragón de los deseos». Sólo diré que todas son dignas de una entrada propia en ionlitio y la única a la que le perdonaría la vida es a Pocoyó.

TPH Club (1999-2003)

¡La revolución! Escucho esto y no puedo evitar descojonarme. Lo de «TPH» venía de «Tú puedes hacerlo». Aquí los personajes recurrentes eran unos creados por ordenador, pero ni se os ocurra pensar en el tipo de animación de la Pixar. Era animación de la cutre. Gracias, chicos de TVE.

De la canguro ni me acordaba (ya os podéis hacer una idea del carisma que podía tener) pero de los demás sí que me acuerdo. Estaba María, que en verdad no se escribía así sino «M4r1a». Una auténtica pavisosa. Hago memoria y puedo afirmar sin lugar a dudas que la asistente virtual del PC Fútbol era mucho más expresiva.

Se volvió aún más estúpida con la llegada de un nuevo miembro que os comentaré un poco más adelante. El siguiente miembro era Supereñe. Desde Superman, Spiderman e incluso Rom (El Caballero del Espacio) los superhéroes me han encantado, así que en el mismo momento que conocí a este personaje lo odié con toda mi alma. Ya no era sólo esa voz horrible que salía por su boca digital, era su misma esencia. Su misión en la vida era defender el uso de la letra eñe y, de paso, amargarme la vida.

Más tarde el programa incorporó a su propio Poochie: Max. Max era el más moderno, el más listo, el más guay, en definitiva, el más imbécil. Con su llegada (creo que fue por alguna movida del efecto 2000) se produjo una situación de amor-odio entre él y María que daba un toque a culebrón que no me gustó ni un pelo.

Espacios - Paloma LagoAnte tanto personaje virtual incorporaron a una humana que aparecía de higos a brevas: Paloma Lago. No le puse ninguna pega a su incorporación. Aunque sus dotes interpretativas dejaban muchísimo que desear y se dirigía a los niños como si fueran auténticos retrasados, por lo menos me alegraba la vista. Aclaro que aparecía más tapadita que en la foto que he puesto. También salían multitud de series heredadas pero fue aquí donde descubrí «Digimon», que me gustó bastante (¡¡¡ojo!!! he dicho Digimon, no el 02, ni el Frontier, ni el de las cartas) a pesar de mi reticencia inicial (pensaba que era un vil plagio de Pokemon). También me gustó que recuperaran del olvido las aventuras de «El sorprendente Hombre-Araña y sus increíbles amigos» (es acordarme del doblador de Cráneo Rojo, de Enjambre o de cuando le presentan a Spidey a «Aguja Dinámica» y siento como rejuvenezco). Ojalá recuperen los de «La Liga de la Justicia», con los gemelos Zan y Jayna y su odioso mono azul.

Hyakutake (1998-2000)

Parece mentira pero esto es lo único que he podido encontrar. El motivo por el que se solapa temporalmente con el TPH Club es porque éste lo echaban por las tardes. Lo del nombre, según explicaron en el mismo programa, viene de un cometa que se llama así.

Era una pareja los que presentaban el programa. La chica estaba bien (me refiero a físicamente, por supuesto). Del hombre ni me acuerdo. Al principio se les veía ilusionados con el proyecto y hasta se sacaron de la manga una canción y todo (de vez en cuando aparecía la supuesta cantante y se ponían a cantar la versión completa). Pero pronto el globo se desinfló y sólo la ponían de vez en cuando y una versión más corta. Momento musical: «Sube, sube al Hyakutake. Trepa, trepa por el cometa. Sueña, sueña en un viaje hacia las estrellas» y nosequé que utilizan las brujas.

Espacios - Marmalade BoyUn dibujo típico que solían poner era «Carmen Sandiego». Otro me lo reservo para uno de mis «¿Te acuerdas de esto?», lo único que diré es que era educativo y me gustaba. Pero la joya de la corona era sin lugar a dudas, tachán-tachán, «La familia crece» o «Marmalade Boy», como prefiráis.

De esta serie yo me quedaría con la canción del opening y olvidaría el resto. Me acuerdo que le dí el beneficio de la duda y me tragué un par de episodios. Todavía estoy recibiendo tratamiento psicológico. Como no la seguía me hacía gracia cuando al pasar un tiempo veía un trozo y me encontraba con que el novio había emigrado a los USA y la niña quería ir para allá para evitar que se liase con una yanqui o que, de pronto, resultaba que eran hermanos biológicos. Realismo en estado puro.

A día de hoy ningún hombre heterosexual en su sano juicio se pondría a ver esta serie voluntariamente, ¿o no?

Con mucha marcha (1996-1999)

Lo que acabáis de ver es un fragmento de un programa dirigido a un público infantil. Sólo he comprobado que el enlace funciona, me niego a volver a vivir la traumática experiencia de ver esta bazofia. Es por culpa de espacios como este que cuando escucho a alguien decir algo del estilo: «La programación infantil de ahora la hacen para retrasados, antes sí que hacían buenos programas» me dan ganas de gritar «¡ESO ES MENTIRA!» mientras me abalanzo hacia su yugular y recreo alguna de las escenas de «Evil Dead».

La presentadora del show era Leticia Sabater. Si tuvieseis acceso a mi lista negra de enemigos mortales comprobaríais que ella ocupa una de las primeras posiciones. Las mujeres que habéis visto en el vídeo se incorporaron al final. Al principio el que acompañaba a la tipeja esta era un loro… ¡un maldito loro parlante! Si la presentadora ya me enervaba sola, con el loro ya me desquiciaban. Diálogos absurdos, situaciones aberrantes, una complicidad a todas luces forzada, risas aún más forzadas, la pose y expresión facial que ponía para aguantar delante de la cámara hasta que cortaban la secuencia…

Espacios - Disco

Lo único que me daba fuerzas para aguantar eran los dibujos que salían, porque vaya dibujos se juntaron aquí. De primero teníamos «Gargoyles» (que si me llegan a decir que era de Disney no me lo hubiese creído). De segundo «Reena y Gaudi» («Slayers» para los puristas). Y de postre «Bumpy el travieso».

Cuando salía del colegio siempre volvía corriendo porque el programa empezaba a la misma hora a la que se terminaban las clases. Con un poco de suerte, entre los anuncios y las tonterías del principio de la Sabater no me perdía nada. Me resultaba traumático cuando llegaba a casa con la adrenalina a tope y con el mono de seguir viendo mis series y me encontraba un partido de tenis o una vuelta ciclista (¡La 2, yo te maldigo!).

Sobre todo con el tenis, siempre miraba el teletexto y gritaba frente al televisor «¡Pero si aquí pone que el partido tenía que haber acabado hace media hora! ¡¡¡Hace media hora!!!».

Pinnic (1992-1996)

«Tarirorirorí ¡Pinnic! Tarirorirorá ¡Pinnic!». Acabamos de cruzar la línea que separa los recuerdos más o menos nítidos de los borrosos. Este contenedor infantil me provocaba una sensación de desconcierto total pero no me llegaba a disgustar. No sé si llamar a estos «presentadores» porque solían hacer sketches cortos que jugaban bastante con el tema visual y eran muy surrealistas pero presentar no presentaban mucho.

Eran dos hombres y dos mujeres. El melenitas no me caía bien y hay una voz en mi cabeza que me susurra que si lo veis sonreír no será una visión agradable. Creo recordar que el otro chico era el que tenía la voz cantante en el grupo.

La musiquilla era de esas que se te metía en la cabeza y no te la podías sacar ni liándote a cabezazos con una encimera de mármol. Pese a todo, trataban al público infantil como personas y no como retrasados, cosa que siempre era de agradecer.

Espacios - PinnicDe los dibujos que salían aquí me acuerdo especialmente de «Los Muppets Babies»René! ¡a Gustavo lo llamaban René!). Lo que no consigo recordar es si también echaban en este contenedor «Los Simpsons». No, no me vuelto loco. Al principio salían en TVE. Me acuerdo que lo emitían por las tardes un día que me tocaba clases de kárate pero no consigo ubicarlo dentro o fuera de Pinnic.

Otra serie que me encandiló fue «Ultraman». Como agobiaba cuando le empezaba a parpadear la lucecilla que indicaba que se estaba quedando sin energía. Mis momentos favoritos era cuando hacía una cruz con los brazos y le salía un rayo y cuando saltaba gritando «SUECHHH» y echaba a volar.

Club Disney (1990-1998)

Quiero aclarar que no voy a comisión con Nestlé. Toda la semana estaba esperando a que llegase el sábado para ver este contenedor infantil. No sé si es porque todavía no odiaba al mundo pero los tres presentadores me caían bastante bien. En esta época Disney no estaba en decadencia y la marca era sinónimo de calidad.

Aunque la intro no pasará a la historia por su espectacularidad a mi me gustaba. Especialmente la parte en la que salían los presentadores en Disneylandia porque parecía un mundo mágico de verdad, sobre todo por la poca información que teníamos porque en esas fechas, internet era ciencia ficción y no podías comprobar la triste realidad con un clic: que Mickey Mouse y compañía no eran más que unos trabajadores semiesclavizados con disfraces llenos de piojos.

Los dibujos que salían aquí eran un lujo. Con «Chip y Chop, guardianes rescatadores» me pasaba algo curioso. Consideraba la canción de la intro «de niñas» por lo que me daba mucha vergüenza que alguien estuviese cerca de mi cuando se oía, así que siempre me inventaba alguna excusa para irme hasta que terminaba la canción y ahí es cuando yo volvía a aparecer «casualmente».

Espacios - DonaldDesde el día que conocí a Donald se convirtió inmediatamente en mi favorito del universo Disney. Por Mickey siento una total indiferencia pero por Donald soy capaz incluso de aguantar oir como canta. Al fin y al cabo se trata de «un caballero». «El pato Darkwing» me suena que fue bastante posterior a los inicios. Además de alguna otra serie que ya os recordaré otro día mi favorita era, sin lugar a dudas, «Patoaventuras».

Lo tenían todo: eran patos, eran familia de Donald, vivían aventuras, tenían al Tío Gilito (que en mi ranking personal está ahí ahí con Donald) y, sobre todo, ¡tenían a Patoaparato! ¡Por las plumas de mi abuelo! ¡Su propio superhéroe! El único «pero» que le pondría era la patita del lazo rosa. Era un lastre para la serie.

Bueno ya hemos acabado… con este canal (No os vais a librar tan fácilmente de mi). Vamos a pasar ahora a Antena 3.

Club Megatrix (1995-Presente[2013])

Sé que sigue existiendo en la actualidad por los periódicos pero la última vez que lo vi fue el verano de hace unos años y al ponerlo me sorprendí al ver a una rubiaca espectacular en bikini. Nada que objetar con los cambios, pero me quiero centrar en los inicios de este contenedor. Como consuelo, también aparecía una rubia.

Los presentadores eran: Ingrid Asensio (la hija del director de la cadena, si esto no es enchufismo no sé qué es), un adolescente pavisoso (no me caía bien), una adolescente pavisosa (no me caía bien) y un adorable niñito con gafas y pelo alborotado (me caía fatal y cada vez que le veía la cara era como si me suplicase recibir una paliza).

Espacios - MáximoPero estos no eran todos, he dejado para el final el premio gordo: Máximo. Máximo era un extraterrestre y hacía las veces de mascota. Incluso tenía su propio espacio donde vivía junto a los demás presentadores aventuras gilifantásticas de esas que tanto nos gustan. Os pongo una foto del monstruo alienígena. Es el de la derecha, que igual os confundís.

Si todo esto no fuera poco, nos sorprendieron sacando un disco (joer, no me acuerdo si por estas fechas seguíamos con los casetes o ya eran habituales los CDs). Alguno dirá «Bueno, si tan malo era pues no te lo comprabas y ya está.». ¡Ay, que poco sabes de marketing! A cada rato te metían a la fuerza a la pandilla ésta no sólo cantando sino ¡bailando! Se inventaron unas coreografías aún más patéticas que las propias canciones.

Para que podáis valorar la calidad os obsequio con otro momento musical: «Somos reyes del recreo, eso pienso, eso creo. Nuestro único deseo es ir al patio a hacer jaleo.». Ahora me siento sucio, por favor no me obliguéis a volver a hacerlo.

Con todo, el Club Megatrix hizo algo muy grande para todos los niños de mi generación: ¡recuperaron «Dragon Ball»! ¡Dios mio, DRAGON BALL! Si no llega a ser por el manga hubiese creído que no fue más que un bonito y psicotrópico sueño cuando lo veía todas las tardes en Canal Sur hasta que la «Asociación de Padres» (que sepáis que os odio con toda mi alma) la condenó al ostracismo. Espectacular, chapó Antena 3.

Desesperado Club Social (1999-2002)

Este espacio estaba enfocado más a un público adolescente que infantil así que no entraré mucho en detalles. No me gustaba. Las series que echaban sí. Las presentadoras también. Pero lo demás era basura. El plantel de presentadores fue aumentando poco a poco. Teníamos a Kira Miró (¡bien!), a una morena con cara de muerta (regular) y a una morenita espectacular (¡muy bien!) que me parece que se hacía llamar Esther.

De «los» presentadores apenas me acuerdo… Bueno, había uno que me caía especialmente mal. Se hacía llamar Borja. Sólo recuerdo de forma clara dos series que emitían, pero tenían una calidad por encima de la media a lo que estábamos acostumbrados. «Futurama», ¿quién nos iba a decir que había vida más allá de «Los Simpson»? Me sorprendió por lo mucho que me gustó.

La otra era «Malcolm in the middle». Acostumbrados como estábamos a «El Príncipe de Bel-Air» y «Cosas de casa», Malcolm supuso un soplo de aire fresco a la comedia familiar. Me gustaban especialmente las idas de olla que tenía Heisenberg, perdón, quería decir Hal (el padre de Malcolm).

Tras 3 Tris: (1993-1994)

Espacios - Tras 3 Tris

Yo no soy de la generación de «Los payasos de la tele» así que no tengo ese «factor nostalgia» que me predisponga de ver con buenos ojos a estos payasos. Conozco alguna canción porque nos la metían con calzador desde bien pequeños una y otra vez. Por todo esto, este espacio no me gustó un pelo desde el principio (no incluyo los dibujos que echaban).

Los presentadores eran Rody Aragón y Fofito. Más que para entretener parecía que estaban para hacer caja promocionando su disco. Me suena que solían hacer un teatrillo pseudocómico, pero lo que recuerdo más vívidamente es que se pasaban el día cantando.

Una y otra vez cantando las mismas canciones. Lo que hacían podría ser considerado tortura infantil. Estaba del «Tírame la pelotatá otatá otatá. Tírame la pelotatá, tiramela otra vez» hasta las narices y luego había otra que solía cantar Rody de una vecina que estaba muy buena «Está muy buena pero que muy buena. ¡Pero que muy buena! ¡Pero que muy buena!». No sé qué era peor, si lo repetitivo de las letras o lo de inculcar a los niños sutilmente que las mujeres son un objeto sexual.

Lo mejor eran las series, porque aquí se juntaron tres japodibujos que son míticos para mí: «Chicho Terremoto», «Sailor Moon» y «Ranma 1/2». Qué decir del salidorro de Chicho que no sepáis ya. Sólo mencionaré que me desconcertaban a veces las traducciones que se sacaron de la manga. Me suena que una vez comentaron que los abuelos de Chicho vivían en Salou.

Espacios - AntifazReconozco que veía Sailor Moon y era por una sola razón, ¡las secuencias de transformación! Eso y la cancioncilla del principio era lo único que me llamaba la atención. Lo demás era demasiado «culebrón». No podéis verme pero estoy descojonado de risa porque me acabo de acordar de Armando alias «El Señor del Antifaz». ¡Que tonta era la prota que no se daba cuenta de quien era en realidad! Mi favorita era Patricia, la Guerrero Júpiter, por sus grandes «cualidades».

Pero la que se llevaba la palma era Ranma. Es que no sólo era buena y hasta había peleas chulas sino que además ¡se veían tetas! Algo inconcebible en los dibujos de aquella época. Sobre todo en la primera emisión porque en posteriores emisiones le metieron la tijera. Recuerdo como si fuera ayer cuando Ranma estaba tomando un baño, se metió una gata en la bañera y de pronto apareció Shampoo en toda su gloria y esplendor.

También recuerdo vagamente otro contenedor anterior pero la verdad es que aquí la memoria me falla. Era «La merienda». Igual alguno se acuerda mejor que yo.

Bueno, ya hemos acabado… con Antena 3. Ahora le toca el turno a Telecinco.

Birlokus Klub (2004-2007)

Me he planteado seriamente si lo ponía o no porque… ¡ASCO! ¡Asco me daba este espacio! No sé si era sólo cosa mía pero daba una sensación a cutrerío espectacular. El teatrillo que montaban los presentadores era patético. Los efectos especiales, ridículos. La morena me daba grima y si hubiese podido los habría metido a todos en un pasapurés gigante y no habría dejado de girar la manivela hasta quedarme sin fuerzas.

El único motivo por el que pudo tener algo de audiencia era por las series que echaban. Y, como no creo que «Hamtaro» ayudase mucho, sería por la reposición de «Los Caballeros del Zodíaco» o «Pokémon».

Club Disney (1998-2003)

A lo mejor tenéis una sensación de «déjà vu». El Club Disney cambió de cadena como el que cambia las sábanas de la cama o unos calzoncillos sucios. Pero para darle una seña de identidad propia se inventaron todo el rollo pirata. Personalmente, como espectador no me sentía cómodo con que me llamasen «pirata».

Una novedad rompedora fue la inclusión de un niño presentador negro. Nunca lo había visto antes en la televisión española. No había visto en mi infancia un solo niño negro. Quizás cuando echaban algún reportaje de África por la tele. Pero en vivo y en directo nunca.

Los presentadores, blancos y negros, no me caían especialmente bien. Las series no estaban mal pero ya se empezaba a oler la decadencia de Disney. «La Banda del patio» era probablemente mi favorita, al menos las primeras temporadas.

La tele es tuya, colega (1993-1994)

La verdad es que sólo recuerdo que una de las presentadoras estaba tremenda y la otra era Sofía Mazagatos. El yin y el yang, señores. Lo echaban por la tarde.

Había series que han pasado sin pena ni gloria como «Goleadores», alguna más conocida como «Bateadores» y la potentísima «Batman TAS», que era cojonuda.

Xuxa Park (1992-1993)

Alguno pensará que como Xuxa estaba buena y tenía acento extranjero seguro que me encantaba. Negativo. Xuxa no me gustaba por varios motivos. El primero era que cantaba demasiado. El segundo, que había algo en ella que me hacía desconfiar. El tercero, que me daba mucha envidia ver a los niños pasándoselo pipa mientras se tiraban por los toboganes y hacían el juego ése estilo gincana que hacían y mientras tanto ahí estaba yo, muerto de asco en mi casa.

Pero sin lugar a dudas, el motivo por el que me provocaba repulsión era por esto:

Nunca hay a mano un bidón de gasolina y una caja de cerillas cuando te hace falta.

Desayuna con alegría (1991-1994) y A Mediodía, alegría

Me vais a disculpar que meta en el mismo saco dos contenedores distintos pero es que eran como hermanos gemelos y retrasados. Eran básicamente lo mismo y estaban presentados por el mismo monstruo televisivo: Leticia Sabater.

Ya he tenido que hablar de ella antes y todavía no me he recuperado. Os pongo el vídeo por excelencia de Leticia Sabater:

Series para el recuerdo eran «Lupin III», «El Show de Super Mario Bros» y la todopoderosa «Oliver y Benji».

Superguay (1991-1993)

Los presentadores eran Miliki y Rita Irasema. Es extraño pero me caían fenomenal. No puedo explicar por qué pero les tengo una gran simpatía a estos dos. Y lo mejor es que ni siquiera puedo recordar si cantaban o no. Así que no me traumatizaron la infancia como los demás gañanes.

Ésta creo que fue la edad dorada. Teníamos por un lado dibujos como «Los Pitufos», «Cazador» o «G.I. Joe». Y por otro lado la «WWF» (más conocido como el «Pressing Catch») y «Humor Amarillo» (el original).

Como me caían bien os pongo otro vídeo.

Magia Borrás. Todavía tengo las ganas de denunciarles por publicidad engañosa. Vale, tenemos otro canal despachado. El próximo va a ser rápido: Canal Plus.

Wake, Rattle & Roll (1992-1993)

Juraría que lo ponían tal cual y ni se molestaron en traducir el título. Era un espacio americano con el que hicieron corta y pega los del Plus. Yo lo veía por el robot. Hacía poco que había visto «Cortocircuito», así que ya estaba sugestionado para que me gustase. Tenían un robot, ¡un puñetero robot! ¡Y con camisa hawaiana!

Los protas/presentadores principales eran el chavalillo de las melenas del vídeo y el robot. Solían estar en el garaje y conforme les pasaban cosas iban poniendo las series. Había una niña odiosa que les hacía la vida imposible y también estaba una amiguita que era el típico personaje de color que tenía que haber en todas las series yankis.

Iban cambiando las series de vez en cuando pero para mi la serie estrella era «Los autos locos». ¡Como me gustaban Los autos locos! Paradójicamente, Pier Nodoyuna era mi favorito. Si se hubiese dedicado a competir y no a pararse a cada momento a poner trampas seguro que hubiese ganado todas las carreras pero ¿y lo bien que nos lo pasábamos?

Y ya para acabar voy con mi canal autonómico: Canal Sur / Canal 2 Andalucía.

La Banda del Sur (1994-Presente[2013])

Obviamente, os podéis hacer una idea de que en casi 20 años de emisión el formato ha cambiado más de una vez. De hecho a partir del 2001 cambió el nombre por «La Banda». La última vez que vi el programa lo presentaban dos chavales y dos chavalas. Una de las chicas era calidad, se hacía llamar Tutti y fue por lo que me reenganché de nuevo.

Hablar de La Banda es hablar de auténticas maratones de dibujos animados. Había veces que te ponían serie tras otra hasta que al niño televidente le daba una embolia o sufría un derrame cerebral (estoy hablando de horas y horas ininterrumpidas) y otras veces hacían juegos y concursos con los niños entre las series.

Me quiero centrar en el origen. Al principio eran tres: La Jefa (me caía bien), Víctor V (no me caía mal) y Bubú (me caía mal). Todas las tonterías las hacían en un plató sin niños espectadores. De pronto, un día La Jefa abandonó el programa. El día que se despidió fue el día que perdí la inocencia porque la explicación que dio… Según ella, había recibido un mensaje para ser La Jefa en ¡La Banda de La Luna!

Ni el niño más retrasado que conocía se hubiese creído esta explicación (sí Alfonsito, va por ti). Ante el hueco dejado ficharon a una tal Marfario, que también me caía mal. Pero la siguiente incorporación me caía fatal, un tal Diego Sastre. Estoy generoso, os presento a la siguiente generación:

Hablar de las series típicas de este contenedor sería un suicidio por la enorme cantidad que ha pasado por aquí. Siempre que os hable de alguna serie que saliese en Canal Sur hay un 97% de probabilidades de que haya salido dentro de La Banda.

Despedida y cierre

Y ya está. Aquí lo dejo por hoy. Hay algunos contenedores que he omitido a posta y otros que se me habrán olvidado seguramente. Sin contar los que no veía (que me veo ya a alguno preguntando por qué no he puesto el de su comunidad o país). Si tenéis algún apunte o rectificación que hacer… ¡COMENTAD MALDITOS, COMENTAD!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorías: Cine-TV

18 comentarios

  • Mrs Knook
    24/04/2013 | 9:41

    Dios mío cuántos recuerdos!!!!! Grande!!!! Me he acordado hasta de «La merienda» viéndolo. Y Picnic me requetencantaba!!! Sobre todo porque las letras de Picnic eran muchas veces pasteles gigantes xDDD Enhorabuena por el post, me ha encantado!

    Responder a Mrs Knook
  • RED-LENIN
    24/04/2013 | 10:00

    ¡Dios! , cuantos recuerdos, la merienda empezo con Rita y Miliki, pero se fueron poco despues a T5 con super guay, y la Banda empezo con un robot(un tio disfrazado) con su partenaire femenina que duraron poco,¡ y echaban Doraemon!. En la 1 tambien estuvo Cajon Desastre con Miriam Diaz Aroca que sustituyo a la mitica Bola de Cristal. Y en Canal plus tambien hubo el -Programa mas o menos multiplicado o dividido- con parte en abierto y otro en codificado,con unos presentadores bizarros con pelucas de vinilo, donde echaron Carmen Sandiego y Gargoyles .Un ultimo comentario es el loro de la leti Sabater, a dia de hoy sigo creyendo que su nombre ( olvidado incluso para sus creadores) era «Proxeneta».

    Responder a RED-LENIN
  • Vero
    24/04/2013 | 10:09

    Wow!!! me acuerdo de casi todos!!!

    Me encantaba Pinnic. Por cierto, que sepas que ése que dices que llevaba la voz cantante era Pere Ponce, que ahora no sé qué estará haciendo porque yo le perdí la pista cuando dejó de salir en Cuéntame.

    Y del club Disney inicial, uno de los tres presentadores también sigue en la tele hoy día. Juanjo Pardo. Tiene un programa en La2 (vamos, supongo que lo sigue teniendo). También es actor. Y Luis Miguel Torrecillas estuvo trabajando en telemadrid bastantes años. Y de la chica que salía con ellos nunca más se supo.

    De La Merienda me acuerdo de la musiquilla básicamente: «Si sales del cole cansado de estudiar prepárate un bocata y ponte a disfrutar, los indis y la momia noséquénosécuál. La tele es una fiesta y no puedes faltar. la merienda…la merienda…». Lo de los indis y la momia era por un concurso creo…

    Y Miliki y Rita sí que cantaban. Lo sé porque un día se pusieron a cantar «abuela, abuela dame tu corazón, que como te quiero tanto te canto esta canción» y «si algún día no estuvieras yo nunca te olvidaré» cuando mi abuela estaba en el hospital para una operación de corazón. A mí ilusión, lo que se dice ilusión no me hizo.

    Del Desesperado Club Social, además de Kira Miró salió también Christian Gálvez.

    Y sí, lo de las aventuras de Máximo clamaba al cielo.

    Y creo que ya no me queda nada que comentar xD

    Responder a Vero
  • eduideas
    24/04/2013 | 10:33

    Vaya trabajo de documentación, enhorabuena. Y eso que no te has pasado por las autonómicas porque en catalán había y sigue habiendo contenedores que dan mucho que hablar. De las mencionadas, sin duda la peor presentadora Leticia.

    Responder a eduideas
  • El Crazy Xabi
    24/04/2013 | 10:56

    Mimaaa…. que recuerdos…

    Como dicen Miriam Diaz Aroca tambien tenia un programa de estos.

    En «La Merienda» juraria que fue la primera vez que vi Caballeros del Zodiaco

    Y que decir de Picnic… eso si que era pa ver puesto de acido xDD

    Responder a El Crazy Xabi
  • Angus Beat
    24/04/2013 | 12:50

    ¿Cómo qué no te gusta Xuxa? Era la leche, yo aún guardo un vinilo suyo. Además de entretenernos de pequeños, nos puede seguir entreteniendo de mayores, no se si me entiendes…

    Responder a Angus Beat
  • Donhurtado
    24/04/2013 | 13:15

    Por meter dos datos más a tu ‘peazo’ post:

    1) TPH Club fue un apaño de TVE con D’Ocon, los creadores de atentados audiovisuales como Los Fruitis o Delfy. Nadie sabe como llegaron ahí, ni mucho menos como se mantuvieron tres años con vida. «Digimon», que les llegó casi regalada, fue su mayor pelotazo. Aunque también recuerdo la infame «Simba en los mundiales de fútbol», que de tan mala que era te divertías.

    El caso es que TPH Club no terminó muy bien, porque en TVE se cansaron, cancelaron el contrato y entre las dos partes acabaron a juicios.

    http://www.expansion.com/2011/02/23/catalunya/1298418413.html

    2) De Canal+ se recuerdan pocos espacios, pero «Programa más o menos multiplicado o dividido» fue el más popular. Estaba hecho por los creadores de Pinnic, era todavía más raro (aunque el espíritu era el mismo) y las series no estaban mal. Es una pena que no haya videos en Youtube.

    Y por lo demás, tremenda máquina del tiempo. Bravo.

    Responder a Donhurtado
  • Elaine
    24/04/2013 | 14:51

    Qué recuerdos! yo veia todos, pero tengo un especial cariño a Superguay. Me dio una pena terrible la muerte de Miliki. De su programa superguay tengo muchos recuerdos! me encantaba cuando hacían el concurso del mejor gorro entre los niños del público! se curraban unos hechos a mano impresionantes! Además, aunque no fuera para partirse de risa, las bromas y chistes de Miliki eran entrañables. Ahora ya no existen apenas espacios infantiles, además que los dibujos animados de ahora son prácticamente todos digitalizados.

    Responder a Elaine
  • El Chachi
    24/04/2013 | 15:42

    Mrs Knook: a mi los sketches de Pinnic en los que proyectaban una especie de cinexin en la cara de los presentadores me daba un mal rollo que no soy capaz de entender a día de hoy.

    RED-LENIN: juraría que el loro se llamaba Loro o Lorito. Pero si se llamaba Proxeneta entonces Leticia Sabater era…

    Vero: uno de los del Club Disney inicial me lo encontré hace unos años anunciando puestos de trabajo en un programa de La 2. No creo que siga haciéndolo con el panorama laboral de hoy día.

    eduideas: Leticia es el MAL.

    El Crazy Xabi: hace mucho, mucho tiempo, Los Caballeros del Zodíaco lo echaban los fines de semana en TVE bastante temprano. Justo después del ciclo de cine mudo.

    Angus Beat: te entiendo (guiño, guiño, pisotón, codazo, pisotón), pero la maldita rata me cortaba el rollo. De todas formas, si tengo que elegir a una rubia con acento de mi infancia me quedo con Rafaella Carrá.

    Donhurtado: ¡África, África, África! ¡África vencerá!

    Elaine: objetivamente hay más o menos la misma proporción de dibujos basurillas que había antes, (la parte subjetiva de cada uno ya es otra cosa) de vez en cuando aparecen pequeñas joyas que valen la pena ver y justifica cualquier aberración contemporánea que pueda existir. Y yo siempre defenderé a Pocoyó con pasión por muy digitalizado que esté..

    Responder a El Chachi
  • David laich
    24/04/2013 | 16:18

    Pensaba que era el único que veía el programa de canal plus por las mañanas, que por cierto, si tradujeron como «despierta peque, y al rollo». De hecho, la versión de los 90 de los autos locos me gusta aún más que la original, lástima que sólo haya algunos sueltos en Youtube.

    De presentadores españoles me quedo con miliki y Rita, supieron tratar a los niños como personas, y hacer programas divertidos sin sentir vergüenza ajena,

    Destacable decir que uno de los de pinnic es el actor que hace de cura en cuéntame.

    En telecinco te olvidas de max clan, horroroso, pero donde apareció Daniel diges.

    Responder a David laich
  • Anonimatus
    24/04/2013 | 16:37

    Me acuerdo que en los inicios de Antena 3 tenían un programa por las mañanas presentado por Rita Irasema llamado la Guardería. Una de las series que más me llamaba la atención era una que se llamaba Bizcocho, protagonizada por un superheroe calvo cuya cabeza literalmente estaba hecha de bizcocho (en la versión original era pan de pasta de judias rojas)

    https://www.youtube.com/watch?v=BDVsi7_m0dA

    Responder a Anonimatus
  • ditman
    25/04/2013 | 1:01

    El mejor contenedor de estos, el Xabarín Club de la televisión de galicia… La bombaca, con canciones propias (de grupazos gallegos) y… Dragon Ball, Dr. Slump, Doraemon… Vamos todo lo bueno!

    Responder a ditman
  • Petiso Carambanal
    26/04/2013 | 0:21

    Muchos recuerdos. Por orden
    Al ser del 86 recuerdo unos cuantos. De los que más recuerdo es de TPH, del club disney y de megatrix. Pinnic tambien pero es más lejano. de desesperado club social tambien

    Grandes recuerdos de una infancia televisiva
    🙂

    Responder a Petiso Carambanal
  • mastercaba
    26/04/2013 | 20:53

    MAG-NÍ-FI-CA entrada!!! Yo recuerdo que veía, especialmente (aunque muchos me suenan con más o menos precisión) Superguay – con Miliki y su hija – y Megatrix, club del que, por cierto, llegué a ser Megasocio (es decir, que, como no había crisis, si un amigo te invitaba a serlo, te mandaban a casa un carnet, una revista y descuentos en muchos sitios).

    Por otra parte, yo soy de Madrid y en la tele de aquí (de nombre extremadamente currado: Telemadrid) hubo una época en que ponían una cosa (y sí, he dicho «cosa», porque eso no sé cómo considerarlo) llamada «Ciberclub», que se desarrollaba en una nave especial y que protagonizaban Ciber-Celia, Roco Alicates (que, derrochando patriotismo, comía bocatas de chorizo) y, posteriormente, otros seres. Podríamos clasificarlo, en general, como trágico, pero ahí nos lo tragábamos los niños inocentes.

    Un saludo a todos!!

    Responder a mastercaba
  • kei
    27/04/2013 | 22:38

    La adolescente pavisosa creo que se llamaba Ela.

    El programa ese del robot, Despierta peque y al loro, como recordaron hace poco en un en un podcast.

    Dejenme añadir: por el levante, Babalá Club.

    Responder a kei
  • Akiles
    29/04/2013 | 18:46

    Esto es un señor articulo. El melenas de Picnic se llamaba Cualquiercosa aun me acuerdo de el momento en el que le ponen ese nombre y eso que tenia 5 años, traumatizado me quede.

    Responder a Akiles
  • El Chachi
    2/05/2013 | 0:24

    David laich: tienes razón, «Despierta peque y al loro». Lo de Max Clan, si eran unos gañanes que salían disfrazados como pordioseros, alguna vez lo vi.

    Anonimatus: si no hubieses puesto el vídeo habría pensado que vives en una realidad paralela pero el caso es que después de verlo ¡me suena horrores!

    ditman: que envidia me dais los gallegos, valencianos y catalanes que habéis catado series que no se han visto en el resto de España.

    mastercaba: saludos de otro megasocio. ¿Roco Alicates no eligiría el nombre por…?

    kei: sí, y los otros dos eran David y Jorge.

    Akiles: a mi lo que me traumatizaba era ÉL. ¿Qué le costaba ponerse una máscara o algo que le tapase la cara?

    Responder a El Chachi
    • mastercaba
      2/05/2013 | 11:48

      Creeme, prefiero no pensar los motivos por los que le llamaron «Roco» (lo escribo intencionadamente con una sola «c»). Debo añadir que, haciendo algo más de memoria, los personajes que se incorporaron fueron «Trasto» (que era un bicho que se convirtió, a su vez, en el emblema del Parque de Atracciones de Madrid) y el «Capitán Lapa», que sale en la tele en un anuncio de seguros. Saludos de nuevo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.