Nov
4
2009

Tales of Monkey Island (IV)

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Tales of Monkey Island IV - Portada

A la vista del insignificante número de comentarios que recibió mi análisis del tercer episodio de «Tales of Monkey Island», imagino que el artículo de hoy os la bufará a nivel cuasi cósmico; pero, ¿sabéis qué?, me da igual. El cuarto episodio salió la semana pasada y yo soy más pesado que una vaca en brazos.

Su título es «The Trial and Execution of Guybrush Threepwood», y juicio y ejecución es lo que encontraremos.

Tras ser metafóricamente apuñalado por la espalda por Morgan LeFlay, Guybrush es conducido de vuelta a la Isla Flotsam para ser entregado al marqués De Singe, que cree haber encontrado el secreto de la vida eterna en la maldición de LeChuck. Sin embargo, nada más llegar al muelle una turba enfurecida arrastra a Guybrush al juzgado, acusado de los crímenes más inverosímiles.

El regreso a Flotsam, como todo en esta vida menos los Drakis, tiene su lado bueno y su lado malo. La parte positiva es que la vuelta al punto de partida de nuestra aventura dota de mayor cohesión al conjunto del juego, lo que no resulta fácil cuando cada episodio sale con un mes de diferencia, como poco, respecto del anterior. Lo malo es que hay mucho material reciclado, y, lógicamente, se repiten muchas localizaciones del primer episodio.

No obstante, encontraremos algunas diferencias importantes. Para empezar, esta parte de la historia se desarrolla de noche, lo que propicia una atmósfera más piratesca (¡Yaaaar!), y, por otro lado, algunos lugares han cambiado ligeramente y podremos visitar otros que no vimos antes, como el juzgado o el Club 41. El segundo es especialmente atractivo porque no solo es un bar donde las bebidas se cargan a la cuenta de los parroquianos, las chicas se enzarzan en peleas de gatas sobre la barra y los dardos rasgan el aire, sino que, además, la música que suena de fondo aprovecha las primeras notas de la famosa melodía del SCUMM Bar, lo que devuelve a los más nostálgicos veinte años atrás en el tiempo.

Tales of Monkey Island IV - Pelea de gatas

Por la misma razón que se repiten escenarios, se repiten también los personajes clónicos que vimos en el primer y segundo episodio: don Alto y Delgado, y don Bajo y Rechoncho. Afortunadamente, hay un par de personajes nuevos que rompen ese esquema y son los que tienen más protagonismo.

Asimismo, los fans de la saga recibirán con una sonrisa a nuestro viejo amigo Stan, recién salido de la escuela de Derecho. Su chaqueta sigue desafiando la realidad y sus diálogos le pegan, pero no puedo evitar pensar que el personaje se ha desdibujado bastante desde «The Secret of Monkey Island». Creo que hace ya un par de juegos que no transmite esa sensación abrumadora de un vendedor de coches usados del que no puedes deshacerte ni a tiros.

Tales of Monkey Island IV - Stan

Un mal menor es que, aunque los chistes siguen siendo muy buenos, al menos a mi juicio no pueden compararse, ni en número ni en calidad, con los del episodio anterior, en el que incluso los créditos finales eran un gag. No obstante, y si bien es cierto que me he reído menos con este episodio, he disfrutado tanto o más a otro nivel, dejándome envolver por la historia y sus protagonistas, que nos llevan por caminos inexplorados por LucasArts.

En este sentido Telltale ha dotado a los personajes de unas emociones que apenas se habían intuido hasta ahora, atreviéndose a tratar temas que nada tienen de cómico: traición, muerte, redención… Y lo increíble es que han conseguido introducirlos en la narración sin perjudicar su carácter esencialmente burlesco. Así, en un momento podemos ver a Guybrush lamentando una triste pérdida y jurando venganza, y al minuto bromeando acerca de una bolsa de piernas amputadas.

Un gran punto a favor del juego es que tras las reiteradas, aunque discretas protestas acerca del irrisorio nivel de dificultad, los puzzles por fin se han vuelto más complicados, y gracias a ello el episodio es algo más largo que los dos anteriores, alcanzando, según nuestra pericia, unas cinco o incluso seis horas de duración.

Dicho esto, las sorpresas y revelaciones llegan en el último tramo de «The Trial and Execution of Guybrush Threepwood», que nos dejan con el cliffhanger más sonado de cuantos hemos visto hasta la fecha. El final promete ser alucinante.

Etiquetas:

Categorías: Videojuegos

12 comentarios

  • Siegfried
    4/11/2009 | 8:45

    Recuerda que un mal articulo no se mide por los comentarios que no llegan, sino por el numero de anonimos amenazantes que si llegan. XD

    Por otra parte el Monkey Island a mi parecer creo que es una franquicia ya algo explotada y aunque a mi me gusta muchisimo (tanto que hasta que no salga el ulimo episodio no voy a empezar el primero para no quedarme colgado) la gente parece que empieza a estar un poco harta de tu tocayo.

    En fin para gustos los colores jejejjeje

    Responder a Siegfried
  • Cloro
    4/11/2009 | 9:44

    Yo voy a seguir la estrategia de Siegfried, esperaré a que estén todos los episodios y entonces me pegaré el gran atracón. De hecho hago lo mismo con las series de televisión, los cliffhangers destrozan mi ya de por sí deteriorada salud mental.

    Responder a Cloro
  • irisar
    4/11/2009 | 12:38

    No hombre, al menos a mí me están encantando los artículos que estás haciendo sobre el Tales of, el problema es que no los leo hasta que no me juego el capítulo para no tragarme ningún spoiler por lo que con el tiempo se me pasa comentar.

    Pero que sepas que aquí andamos y que están geniales XDD

    pd: Los tres primeros capítulos de Tales of… han superado mis expectativas , así que espero que este y el quinto mantengan el mismo camino.

    Responder a irisar
  • Manuel
    4/11/2009 | 14:04

    Tengo instalado el 1er capítulo, pero en Inglés sin subtítulos, así que de momento no me ha enganchado lo suficiente para dedicarle más tiempo.

    Responder a Manuel
  • bitarin
    4/11/2009 | 14:31

    @ El Tipo de la Brocha
    Si en esta web se midiera la audiencia igual que lo hacen en la televisión ya estarías fuera XDDDDDDDD.

    P.D: No hay nada más satisfactorio que meter presión al personal 😛

    Responder a bitarin
  • El Tipo de la Brocha
    4/11/2009 | 20:28

    Observo que mi apunte acerca de la parca acogida que recibió el análisis anterior ha generado una respuesta mayor que el artículo en sí. Interesante.

    @ Siegfried: ¿Cómo va alguien a cansarse de Gubrush Threepwood? Es como cansarse de respirar, del sexo o de la tortilla de patata. ¡Imposible!

    @ Cloro: Esa no es mala idea. No obstante, por episodios el juego se disfruta de otra manera. Es como esperar a la secuela de una película estupenda que dejó la historia a medias. Iba a poner «Piratas del Caribe 2» de ejemplo, pero mejor me callo.

    @ irisar: Gracias, hombre, aunque también está bien oír vuestras voces de vez en cuando.

    @ Manuel: Creo que por la red rulaba ya alguna traducción al español. Solo de los subtítulos, por supuesto.

    @ bitarin: Audiencia no sé, porque los artículos leerse se leen. Eso sí, si mi permanencia aquí dependiera de los comentarios, creo que andaba listo.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • bitarin
    4/11/2009 | 22:49

    @ El Tipo de la Brocha.

    1./ ¿Porque me parecerá a mí que los comentarios de este individuo superan en humor casi siempre a sus propios artículos? XDDDD, ¿será por eso de que el articulo lo escriben sus monos y……..

    2./ Sobre la respuesta a Cloro.
    Lo siento, pero estoy totalmente de acuerdo con Cloro. Habra ejemplo de que me equivoco (y espero que muchos), pero es que lo del episodio 3 de half-life ya clama al cielo. Me parece a mi que me suicido yo antes de que se publique el dichoso episodio. ¡NO! a la espera, los juegos se deberían jugar todos de un tirón, como antiguamente, y dejarse de tanto capitulo y episodio que solo vale para poner a prueba el aguante del personal XDDDDD

    P.D: Si quieres respuestas más cortas intenta no responder a tanta gente en un mismo mensaje jajajajajajaja.

    Salu2 a tod@s.

    Responder a bitarin
  • hahajejeje
    5/11/2009 | 3:07

    me sumo al tiron de juegos de Tales of pero cuando haya subtitulos XD
    Tipo de la Brocha:Tus articulos son de por si hilarantes,recuerdo las risas que me dio cuando lei «los 10 mandamientos» y no tendrias que preocuparte (si es que te preocupas) sobre la cantidad de comentarios que dejen en el articulo,a veces no hay màs que comentar ademas de los que otros dijeron(uff,siento que me voy por las ramas)
    Aun que eso si,es un poco corto el articulo aunque claro entiendo la situacion de los spoilers pero si pusieras una imagen de un puzzle o una foto de la ciudad..quedaria màs pintao el articulo…bah….creo no?
    …^_^!
    Bye!

    Responder a hahajejeje
  • El Tipo de la Brocha
    6/11/2009 | 8:13

    @ hahajejeje: El artículo es más corto de lo que suelo hacerlos porque hay muchos elementos que ya he comentado al tratar los episodios anteriores. También porque tiene menos palabras (¡badabum dish!).

    En cuanto a las imágenes, no te digo que no tengas razón, pero tampoco tenía muchas ganas ni tiempo para andar haciendo capturas de pantalla.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • La Lengua del Calamar
    7/11/2009 | 16:14

    Has hecho bien en callarte los spoilers brutales que se pueden sacar de este capítulo (hace diez minutos me lo acabo de pasar xD), pero por eso mismo se queda fuera de juego lo que más debate podría generar… lo cual es una pena.

    A mí, personalmente, me ha dejado un poco frío el final. Creo que han echado a perder la mayor baza del argumento. Otra pena.

    En fin, ánimo para el análisis del último capítulo 🙂

    Responder a La Lengua del Calamar
  • Amat
    8/11/2009 | 0:20

    Oh dios mío! Stan! solo he jugado el primero y solo de ver las imágenes ya me estoy tragando spoilers xDD
    Cuando tenga tiempo juego los demás episodios

    Responder a Amat

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.