Jul
14
2009

Mis cinco discos de ‘heavy metal’ favoritos

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Top 5: Discos de heavy metal - PortadaPregunta: ¿Qué es el heavy metal?: a) un viga muy pesada; b) un género musical derivado del rock; o c) un kilo de lentejas. Tic-tac, tic-tac…

Si habéis escogido la opción b), habéis acertado. Aproximadamente para el año 2034, si no hay problemas con el reparto, recibiréis vuestro premio en casa (últimamente estamos teniendo problemas con los bandidos nazis de Urano).

El heavy metal es, en efecto, un género musical que tiene sus raíces en el rock de finales de la década de los 60, y que alcanzó su apogeo entre finales de los 70 y los sobreexplotados años 80 (yo crecí en esa época, ¿cuál es vuestra excusa?). Su cualidad más reseñable es el volumen, o lo que mi abuela llamaría sencillamente ruido. En mi opinión, sus factores clave son cuatro: ritmos potentes, guitarras distorsionadas, teatralidad y machismo.

Sin embargo, no pretendo que este artículo sea una lección sobre la historia del heavy metal; para eso no tenéis más que acudir a la Wikipedia o hacer la pertinente búsqueda en Google. No, tal y como dice el título, hoy voy a hablaros de mis cinco discos de metal favoritos. ¿Estáis listos? Entonces gritad ¡Yeah!… Y luego pulsad en “Leer el resto del artículo”. Por favor.

Reglas de juego

Como seguro que muchos de vosotros sabéis, podemos distinguir tantos tipos de heavy metal como sudafricanos tratan de venderme periodicuchos de camino al trabajo: thrash metal, power metal, glam metal, gothic metal, death metal… Las diferencias entre ellos son suficientes como para que despreciemos varios de ellos y adoremos otros tantos. Así pues, para que mi selección sea un poco más variada y, al mismo tiempo, evitar que aparezcan tres o cuatro álbumes del mismo grupo en la lista, me he limitado a escoger un único disco por grupo.

Top 5: Discos de heavy metal - Thor

También debo advertiros que, en la mayoría de casos, hasta que comencé a preparar este artículo no tenía ni la más repajolera idea sobre qué decían las letras de las canciones. No es solo que sea un negado para entender canciones en inglés, es que, además, normalmente solo escucho música mientras escribo, y no puedo seguir la letra y pensar en estas gilipolleces que leéis al mismo tiempo. Con esto quiero decir que existe la posibilidad de que alguno de los álbumes que he escogido se caguen en mis muertos y en la madre que me parió, de modo que podéis ahorraros los comentarios de “Oh, Dios mío, ¿cómo puede gustarte un grupo que canta a la extinción del gorgojo de los cardos?”.

Dicho esto, ¡que empiece la marcha, troncos!

‘Rising’, de Rainbow (1976)

Top 5: Discos de heavy metal - Rising¿Recordáis que más arriba mencionaba la palabra “machismo”? ¿No? Pues eso es que estabais poco concentrados, porque es una palabra increíble. Maaa…chismo. Maaaaa… chismo. A lo que iba, este disco no solo tiene el dibujo de un arco iris en su carátula, sino que el nombre del grupo es “arco iris” en inglés. Tienes que estar muy seguro de tu propia virilidad para meterte en un grupo así.

Aunque Rainbow no son muy conocidos por el público general (que está formado por tu amigo “el normalito” y la vecina del quinto), en sus comienzos tuvo entre sus miembros a dos auténticas leyendas del metal: Ritchie Blackmore, que había sido guitarrista de Deep Purple, y Ronnie James Dio, vocalista de Elf que luego se uniría a Black Sabbath reemplazando a Ozzy Osbourne (ahí es nada) y que en 1984 formaría su propio grupo bajo el nombre de Dio. Los restantes miembros de la banda tampoco son mancos. Aunque probablemente el batería Cozy Powell hubiera podido apañarse con unos garfios. Es así de bueno.

El álbum consta de seis canciones y todas son absolutamente increíbles. Si hubieran metido más pistas, a lo mejor la hubieran cagado; pero no fue el caso. Es un disco redondo.

El primer tema, “Tarot Woman”, comienza con minuto y medio de Toney Carey al teclado antes de que el resto de la banda se incorpore a la pista. Si solo hubiera entrado el batería, ya hubiera sido la leche, pero la voz de Dio es lo que hace que la canción vaya más allá, y Blackmore y el bajista Jimmy Bain ponen la guinda al pastel.

“Run With the Wolf” tiene un ritmo un poco más lento, casi cercano a un blues, pero es igualmente impresionante, y su estribillo es muy pegadizo. “Starstruck” cuenta con una entrada triunfal de Blackmore a la guitarra, y “Do You Close Your Eyes” solo por el “Ooooh, nanananaaaaa” del principio ya merece la pena. Así es; estas canciones son tan alucinantes que con escuchar sus primeros veinte segundos ya sabes que te harán vibrar.

En la penúltima pista, “Stargazer”, participó la Orquesta Filarmónica de Munich, y todo el mundo sabe que las filarmónicas son sinónimo de calidad musical (por eso, yo siempre contrato una cuando libro batallas gloriosas contra monstruos nucleares japoneses o guerreros cósmicos; sin ellas, todo sería menos épico). Por último, el álbum se cierra dando caña con “A Light in the Black”, que es una magnífica bajada de telón, aunque, por otro lado, te deja con ganas de más.

Después de escuchar este disco tantas veces que he perdido la cuenta, tiendo a pensar que el mismo está más cerca del hard rock que del heavy metal, pero es difícil hacer esta clase de distinciones cuando tu educación musical se reduce a haber cantado “Eres alta y delgada” delante de toda tu clase y tocado “El himno de la alegría” con la flauta dulce en la E.G.B. Quizá por esta razón no me contrataron como redactor de la revista “Rolling Stone”. Aunque no enviar ninguna candidatura también pudo tener algo que ver.

‘British Steel’, de Judas Priest (1980)

Top 5: Discos de heavy metal - British SteelLos entendidos ven en Judas Priest uno de los grupos más influyentes del heavy metal, y “British Steel” es precisamente el álbum que dio a conocer a este grupo inglés al gran público. En ocasiones, se ha criticado el ánimo eminentemente comercial del disco, lo que influyó en el tono de sus temas y en el propio talante de la banda; pero siendo el sexto álbum en el que trabajaban, puedo comprender que ese fuera precisamente su objetivo. Al fin y al cabo, ya iba siendo hora de ser acosados por las groupies y de que les pagaran las cervezas cuando tocaban en un garito en lugar de descontárselas del jornal.

Así las cosas, podríamos llegar a la conclusión de que Judas Priest tienen discos mejores o, al menos, más genuinos; pero ninguno cuenta con ese pe’azo de tema que es “Breaking the Law”, un canto sacude-cabezas a la rebeldía, con sonido de sirenas de policía incluido, y que es, además, mi tema favorito de toda su discografía, quizá porque yo, como Ned Flanders, siempre he respetado las normas, incluso aquellas que contradicen a otras normas. En Inglaterra se lo tomaron más en serio, y se convirtió en el himno de la clase obrera, siempre tan oprimida y mal parada. Ah, el drama social de los 80… Cuánto me la pela.

Para mí también es muy significativo que “British Steel” fuera uno de los primeros discos de heavy metal que entró a formar parte de mi colección, si no el primero. Y esto fue después de haber escuchado “Forbidden” hasta la saciedad. Sabiendo que el decimoctavo disco de Black Sabbath salió al mercado a mediados de los 90, os daréis cuenta de que mi afición por el metal no viene de muy lejos. Yo de pequeño más que nada escuchaba los vinilos de Enrique y Ana, y de Barrio Sésamo. Menudos temazos eran “Erizo como yo” y “Trogloditas”.

Volviendo a lo que estábamos, creo que, pese a las críticas desfavorables que podáis leer sobre este disco por parte de pretendidos expertos, “British Steel” marcó un hito en el panorama del heavy metal, así como en la carrera de los Judas Priest. En él, el vocalista Rob Halford encontró su estilo a dos niveles; por un lado, el musical (Scott Ian, guitarrista de Anthrax, dijo que este fue probablemente el álbum que definió el heavy metal, al desprenderse de los últimos vestigios de blues que salpicaban el género) y, por otro lado, el visual, ya que aquí fue donde Halford comenzó a vestir en plan bondage.

La otra canción famosilla del disco junto a “Breaking the Law” es “Living After Midnight”, un tema que cosecharía gran éxito en los Estados Unidos y que a mí, por algún proceso de asociación que se me escapa, siempre me hace pensar en el canal MTV, el cual no veo desde el 99. Es cuestión de gustos, pero, en mi opinión, “Metal Gods” y “Steeler” tienen más garra.

En cuanto a la carátula, en alguna parte he leído que la mano que sujeta una cuchilla sin cortarse simboliza que el heavy metal es duro, pero no pernicioso. Ya sabéis, niños: menos Pocoyó y más Marilyn Manson, que así creceréis sanos y fuertes.

‘Powerslave’, de Iron Maiden (1984)

Top 5: Discos de heavy metal - PowerslaveCreo que puedo afirmar sin temor a tener que corregirme un minuto más tarde que Iron Maiden son mi grupo de heavy metal favorito. Solo podrían gustarme más si la banda estuviera compuesta por diosas del metal en lugar de bigardos melenudos; pero entonces me preocuparía que la voz de la vocalista sonase como suena.

Así las cosas, los álbumes que los heavy-troncos suelen citar entre los mejores del grupo son “The Number of the Beast” (la canción “Run to the Hills” es realmente sublime) y “Piece of Mind”. Yo, personalmente y en su conjunto, me quedo con el quinto álbum de la banda: “Powerslave”.

El disco empieza fuerte con “Aces High”, que narra la historia de un piloto británico que se enfrenta a la Luftwaffe durante la II Guerra Mundial y que es una de las canciones más populares de la banda. Le sigue “2 Minutes To Midnight”, otra obra maestra que menciona algo de matar a los no natos cuando aún están en el vientre materno (un álbum educativo, vamos); y luego viene el tema instrumental “Losfer Words (Big ‘Orra)”, con unas guitarras y una batería brutales; si tenéis ocasión, escuchadlo a partir del 2:07; no os arrepentiréis.

Las pistas restantes son tan buenas que jamás me canso de escucharlas, especialmente la que da nombre al disco, con unos solos de guitarra de Dave Murray y Adrian Smith que rompen el molde. Y, por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de “Back In The Village”, que tiene un estribillo tan pegadizo como el del tema “Run to the Hills” que mencionaba antes. En realidad, todas las pistas son increíbles, porque Iron Maiden son los putos amos.

Como curiosidad, la última canción del disco, “Rime of the Ancient Mariner”, es la más larga que ha grabado el grupo hasta la fecha, más de 13 minutos de alucinante metal con letras inspiradas en el poema homónimo de Samuel Taylor Coleridge, y que trata sobre un marinero que lleva un albatros muerto colgado del cuello. Muy inspirador.

La carátula, de evidente temática egipcia, también mola. Es lo que tienen la mayoría de discos de metal, que aunque no te guste este tipo de música, al menos siempre te quedará la portada.

‘Keeper of the Seven Keys Part I’, de Helloween (1987)

Top 5: Discos de heavy metal - Keeper of the Seven KeysSe dice que este álbum sentó los cimientos del power metal, que es un subgénero melódico del heavy metal, con vocalistas a los que a veces parece que les hayan pegado una patada en los testículos y temáticas que abandonan la crudeza del mundo real para evocar historias de corte fantástico-mitológico (Blind Guardian, por ejemplo, dedicó todo un disco al petardo de “El Silmarillion”; con eso os digo todo).

Siguiendo los designios de la discográfica, que lógicamente quería sacar cuanta más pasta mejor, “Keeper of the Seven Keys” se vendió en dos álbumes separados, aunque Helloween hubieran preferido sacar un álbum doble. Yo, si tuviera que elegir (que tengo), me quedaría con la primera parte, porque es la que nos dio a conocer la magia de Helloween. Además, al ser el primer disco que escuché de este grupo alemán, sus melodías se me quedaron grabadas a fuego. No obstante, casi todos sus seguidores coinciden en que los temas de la segunda parte son mejores; pero, ¡eh!, ¿qué sabrán ellos?

“Keeper of the Seven Keys Part I” supuso el gran debut del alemán Michael Kiske, que pasó directamente de cantar en la banda del “cole” a reemplazar como vocalista de Helloween a Kai Hansen, quien prefería dedicarse en exclusiva a tocar su guitarrita; ya sabéis que los hombres no sabemos hacer dos cosas al mismo tiempo (al contrario que las mujeres, que incluso pueden colocarse el rimel mientras conducen sin, emm, apenas poner en riesgo la seguridad del tráfico). Este cambio favoreció enormemente a la banda, que alcanzaría con este álbum el mayor éxito de su carrera musical.

La primera pista es enteramente instrumental y marca el tono épico del resto del disco, empalmando directamente con “I’m Alive”, donde Kiske se luce con sus vibratos mientras el coro repite el título de la canción y los instrumentos crean escuela. Mi tema favorito, no obstante, es justo el siguiente: “A Little Time”, en el que, a partir del minuto dos aproximadamente, después de que Kai Hansen y Michael Weikath desgarren el tejido del espacio-tiempo con sus cuerdas, se produce un paréntesis en la canción, el volumen desciende y comienza a sonar el tictac de un reloj; luego, ¡el momento alucinante!, suena un despertador y el estribillo y los coros retornan con fuerza. Y, en vivo, el “despertador” es el propio Kiske. Demasiado bueno para ser cierto, pero lo es.

“Tale That Wasn’t Right” es la balada del disco y, aunque los ritmos lentos no son santo de mi devoción, al menos este tema tiene un solo de Weikath que hace que merezca la pena. El resto de pistas sigue un patrón de brillantez sin parangón, del que yo destacaría “Future World”, con un estribillo tremendo, y “Halloween”, de casi cuarto de hora de duración.

Imprescindible.

‘Metallica’, de Metallica (1991)

Top 5: Discos de heavy metal - MetallicaSuele mencionarse a Metallica como los precursores del thrash metal, el subgénero donde lo melódico cede su asiento un ritmo más agresivo, los vocalistas comienzan a usar estropajo para frotarse la garganta y adquirir ese tono gutural propio de los orcos de Mordor, y el sonido de las guitarras se distorsiona todavía más. Aunque quizá la palabra que mejor define este estilo es “agresividad”.

Los fans de Metallica se pronuncian de forma casi unánime al señalar “Master of Puppets” como el mejor álbum de la banda. Yo no voy a decir que no sea bueno, porque es un clásico; pero no es mi preferido. Quizá si lo hubieran llamado “Master of Muppets” y hubiera salido la rana Gustavo en la carátula…

Por delante de “Master of Puppets”, yo colocaría “… And Justice For All” y el disco que finalmente he incluido en mi lista: el rebautizado “The Black Album”, que no solo es el más vendido del grupo, sino también el más variado en cuanto a temas.

El disco comienza con “Enter Sandman”, cuya letra trata sobre pesadillas, aunque Freddy Krueger no aparece por ninguna parte. A nivel instrumental, el tema es un riff relativamente simple del guitarrista Kirk Hammet al que se van incorporando distintos elementos que hacen de él una pieza compleja y única. Por otro lado, la letra incluye líneas como la siguiente: “Silencio, pequeño, no digas ni una palabra y no te preocupes por el ruido que escuchaste; es solo la bestia bajo tu cama, en tu armario, en tu cabeza”. Solo añadir que si tenéis hijos pequeños, jamás les digáis nada parecido, salvo que queráis que duerman en vuestra cama hasta que se vayan de casa.

“Sad But True” tiene como peculiaridad que las guitarras tocan en D, un tono más bajo al que Hammet y el bajista Jason Newsted estaban acostumbrados. La pista número cuatro, “The Unforgiven”, es una balada con sabor a spaghetti western, y no me cuesta imaginar su riff inicial en un filme de Sergio Leone.

Justo a continuación, y siguiendo con los comienzos que tratan de evocar una determinada atmósfera, tenemos “Wherever I May Roam”, que incorpora un riff tocado con un sitar eléctrico, cuya cadencia de corte oriental se mantiene a lo largo de la canción, si bien el sitar es rápidamente reemplazado por las guitarras y la batería.

“Nothing Else Matters” es un poco como el “Beth” de Kiss, en el sentido de que es la típica balada roquera. La letra trata sobre estar siempre en la carretera y el palo que ello supone para las relaciones sentimentales (puf, qué duro debe de ser eso de acostarse cada día con una chica distinta, o incluso dos o tres, ¿verdad?). Como nota curiosa, señalar que hay covers de este tema para aburrir, incluyendo una versión con cantos gregorianos.

“Holier Than Thou”, “Through The Never” y “Of Wolf And Man” son las pistas pesadas del disco, donde el thrash metal se realza y el batería Lars Ulrich se responsabiliza de buena parte del volumen.

En “The God That Failed” escuchamos una de las canciones más intimistas del vocalista James Hetfield; la letra trata sobre cómo la madre del artista, adepta de la Ciencia Cristiana, murió de cáncer, cuando el tratamiento que negaba con motivo de su fe podría haberla curado.

El disco termina con “My Friend of Misery” y “The Struggle Within”, ambas con unos solos de guitarra increíbles que le ponen la guinda a un álbum perfecto.

Y hasta aquí, mi lista. Probablemente si tuviera que volver a redactarla dentro de uno o dos meses, cambiaría un par de discos, porque me fastidia haber excluido a bandas tan emblemáticas como Black Sabbath o Mötley Crüe. Pero casi es mejor así. De lo contrario, hubiera acabado incluyendo a Poison. Solo de pensarlo me entran escalofríos.

Lo que sí es indudable es que este artículo no estaría completo si no aprovecháramos para intercambiar impresiones y recomendarnos álbumes los unos a los otros. El escenario es todo vuestro.

También en ion litio…

La magia de Michael Jackson
Los videoclips de ‘El Informal’
Los Pitufos Makineros
El año que bailamos el ‘Chiki-Chiki’

Etiquetas:

Categorías: Análisis, Música

33 comentarios

  • Un heavy-tronco
    14/07/2009 | 7:41

    Echo en falta Reign In Blood de Slayer. No sé si lo has escuchado pero te lo recomiendo si te gusta el trash metal.

    Responder a Un heavy-tronco
  • Huinen
    14/07/2009 | 9:58

    No está mal la selección. Yo no podría quedarme solo con 5 😛

    Responder a Huinen
  • metalzombie
    14/07/2009 | 10:04

    Sin duda, estos discos han sido una gran erección… digo elección!! xD

    Aparte de esos, también me quedaba con estos, todos buenísimos de principio a fin:

    Led Zeppelin – IV
    Deep Purple – Machine head
    AC/DC – Highway to hell
    Guns’n’Roses – Appetite for destruction
    Ozzy Osbourne – Blizzard of Ozz
    KISS – KISS
    Van Halen – 1984
    Motley Crue – Dr. Feelgood
    Slayer – Reign in blood
    Sepultura – Roots
    Rammstein – Mutter
    .
    .

    Responder a metalzombie
  • Samu
    14/07/2009 | 10:10

    Elegir sólo cinco es difícil y has cogido varios impepinables…

    aunque sólo discrepo ante el de Metallica, si bien es el más reconocido por los medios generalistas… ;p

    Pero lo que me curioso es que te decantes por el primer Keeper cuando casi todos lo hacen por el segundo…

    Pienso que el primer keeper es mejor, que conste …. 😛

    Responder a Samu
  • Calintz
    14/07/2009 | 10:19

    En mi caso, cambiaría el Black Album por el Ride the Lightning y el Powerslave por el Seventh son of a seventh son. Sobre los Keeper of the Seven Keys, nunca he sido capaz de decantarme por ninguno de los dos, así que para no mentar a ambos diría mejor el Walls of Jericho.

    Responder a Calintz
  • belushy
    14/07/2009 | 10:24

    Uff… difícil elección… sólo cinco?? En principio me quedaría con los LIVE de cada grupo… ahí donde se escucha el verdadero sonido de la banda… saludos..

    Responder a belushy
  • Deka Black
    14/07/2009 | 12:21

    Yo añadiria Kings of Metal de manowar

    Responder a Deka Black
  • DREED
    14/07/2009 | 12:23

    Led Zepellin IV of course

    Seven song of a Seven Song de Iron Maiden (Live After Death Directo)

    The Thriumph of Stell de Manowar

    El resto de acuerdo salvo que prefiero el Ritchie Blackmore´s Rainbow que el Rising
    Higway to Hell de AC/DC (Live at Donington Directo)

    Made in Japan de Deep Purple (IMPRESCINDIBLE DIRECTO)

    Responder a DREED
  • Dani
    14/07/2009 | 12:38

    Mis elecciones serían:
    – Iron Maiden: The Number of the beast
    – Judas Priest: Painkiller
    – Helloween: The keeper of the seven keys (Part II)
    – Manowar: The Thriumph of Stell
    – Blind Guardian: Imaginations from the other side
    – Sonata Arctica: Winter heart´s guild
    – Metallica: Master of Puppets

    Siento que no sean 5… de hecho, seguramente podría añadir más. Qué complicado es seleccionar entre tanto.

    Responder a Dani
  • MeriLET
    14/07/2009 | 12:57

    ¡¡Grandes erecciones eleccciones!! Me ha sorprendido ver el “Powerslave” en vez del “Namber of de bist”. 😀

    Responder a MeriLET
  • TioVania
    14/07/2009 | 13:52

    Pasando por alto el tema subgéneros, me parece que está usted un poco apolillado. Para mí los imprescindibles del metal son posteriores: Sepultura, Slipknot, Machine Head o (los primeros discos de) KoRn, por ejemplo.

    Responder a TioVania
  • Dirk Angry
    14/07/2009 | 14:19

    Sip. Los grupos es bastante de cajón cuáles van a ser, creo que si fueran 10 grupos habría 8 que todo el mundo elegiría.

    Lo único que cambiaría sería el disco de Rainbow por el Long Live Rock’n’Roll o por el disco en directo cuyo nombre no recuerdo (vaya fan que estoy hecho), el Powerslave por el Seventh Son (aunque esto ahora no lo tengo tan claro como hace 10 años), y el de Judas por el Painkiller. El keeper… que les den a la discográfica, es un disco doble, lo publicaran como lo publicaran.

    Saludos y gracias por todos los buenos ratos que pasamos leyéndote. Sigue así!

    Responder a Dirk Angry
  • Keroberos
    14/07/2009 | 14:19

    Señor, tiene usted un gran gusto musical ^^

    Responder a Keroberos
  • gmassa
    14/07/2009 | 15:06

    Aunque algunos no los conozco porque soy mas de Led Zeppelin o Deep Purple, me ha gustado que incluyas a Rainbow!!

    Un artículo casi digno de la Rolling Stone xDxD, seguro que si Bisbal lo leyera se dejaría los rizos mas largos, se teñiria de negro el pelo i empezaria a beber más cerveza para agravar la voz.

    We must be over the rainbow!!!

    Responder a gmassa
  • crea
    14/07/2009 | 15:57

    Son buenas elecciones, pero a mi me gusta el metal para hombres, motley crew

    …………….ppff, no mentira, me gusta el thrash (que por cierto escribiste mal en el artículo, es THRASH con “h” despues de la “t”, significa azote. Trash sin la “h” significa basura y mi metal no es basura)

    Reign in Blood de Slayer, un discazo parteculos.

    Master of Puppets de Metallica (¿cómo podiste haber elegido el Black Album?)

    Vulgar Display of Power de Pantera, la guitarra de Dimebag habla

    En fin, todo lo de Kreator, Violator, Obituary (el primer disco es muuuy thrash), Metal Church, Sodom, Testament, Overkill, Annihilator, etc.

    Si quieres escuchar algo sin tener que preocuparte de las letras en inglés, te recomiendo cualquiera de los 3 discos de Hermética, banda thrash de mi país (Argentina) que tiene las liricas más reales y chocantes.

    Responder a crea
  • RUSSO
    14/07/2009 | 19:38

    Bueno entre ellos conozco a lo de Judas Priest y a Metallica obviamente, aunque de estos ultimos mi favorito venga a ser el album “Black”…
    La verdad que soy de esos que escuchan y si les agrada bien sino no soy mucho de filosofar si es rock, heavy metal o hard rock o lo que venga……

    (pensaba que eran lentejas) xD…….

    Responder a RUSSO
  • idlos
    14/07/2009 | 22:21

    Joder tío! excelentes gustos, es muy similar al top 5 que hubiera hecho yo, con la excepción de Metallica, que nunca fui muy adepto a ellos, y si hubiera puesto alguno de ellos sería el Master of Puppets.

    Metal is my religion and Judas is my fucking Priest!!!!!!!

    Responder a idlos
  • El Tipo de la Brocha
    15/07/2009 | 8:09

    A un heavy-tronco: Con Slayer lo he intentado, pero nada, que no hay manera de hacerme a su música. Definitivamente es demasiado agresiva para mí. Y lo mismo digo de Pantera.

    A Calintz: Uy, mira que ni siquiera mencionar “Ride the Lightning”. Un despiste por mi parte, porque lo tengo ahí en el panteón de Metallica junto a los otros tres discos que he citado.

    A TioVania: ¿Solo un poco apolillado? Yo diría que bastante. Pero los clásicos son los clásicos, y puestos a elegir cinco álbumes nada más…

    A crea: Pues sí que he escrito mal “thrash”, y tan contento además. Como no es el género que más me atrae, siempre he pensado que era “trash” de basura, en plan “underground” y sucio. Pero ya lo he corregido.

    En general, habéis mencionado muchos discos que me costó descartar (“Machine Head” y “Appetite for destruction” solo son dos de ellos), pero también otros que no he escuchado nunca, así que muchas gracias por las recomendaciones. Las tendré en cuenta.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • DREED
    15/07/2009 | 10:48

    Pues a mi me pasa igual con los Slayer PEEEEEEEEEEEERO en concierto son ACOJONANTEMENTE BUENOS

    Responder a DREED
  • crea
    15/07/2009 | 16:08

    A El Tipo de la Brocha: Pues no pasa nada, hay muchos que yo conozco que se ponen el cartel de “yo soy thrasher” y bien que no saben escribirlo correctamente. Pero fuera de eso, es un error muy común.
    Sabes, después de leer el artículo me dieron ganas de escuchar el Powerslave de Iron Maiden nuevamente, me había olvidado lo bueno que era, así que gracias por eso macho, jaja
    Realmente debería darle una oportunidad a Pantera, si realmente quieres escuchar lo mejor de ellos te recomiendo que no salgas de estos dos discos: “Cowboys From Hell” y “Vulgar Display of Power”, son agresivos, pero de una manera muy accesible al oído no acostumbrado a lo ultra hardcore. Luego de esos dos discos Pantera se volvió muy brutal, hasta un punto que ni yo llegué a soportar, la voz de Phil se fué al tubo, cuando antes solía ser melódica o ronca en partes iguales cuando se la necesitaba; pasó a ser un grito gutural más cercano al death metal. Todo esto causado por la adicción a la heronia del señor Anselmo.
    Y anterior a esos dos discos que te mencioné, Pantera solía ser una banda de glam metal (no es joda) y sacaron como 5 discos, los cuales solo recomendaría escuchar una vez por los solos de Dimebag (triste, pero cierto…………….como la canción de Metallica, asfkasgfqwigf……………. O_O )

    Responder a crea
  • KidNova
    15/07/2009 | 18:46

    Gran articulo si señor, de Metallica pillaria el “and justice for all” .

    When a Man Lies He Murders
    Some Part of the World
    These Are the Pale Deaths Which
    Men Miscall Their Lives
    All this I Cannot Bear
    to Witness Any Longer
    Cannot the Kingdom of Salvation
    Take Me Home

    Responder a KidNova
  • TOMAPEPINO
    15/07/2009 | 21:07

    Muy bueno el articulo!!
    pd. Soy el único que le gusta Stratovarius????

    Responder a TOMAPEPINO
  • Dolph
    15/07/2009 | 23:04

    Solo diré que a mi de Helloween me pone mucho mas el Keeper II, Eagle Fly Free y I Want Out son himnos en mi casa.

    Responder a Dolph
  • HelterSkelter
    16/07/2009 | 0:11

    Buen artículo, desde luego estña muy bien conocer sobre los “clásicos”, desde luego serían canciones impresionantes para la época y aun hoy siguen siendo buenas, aunque yo soy mas de Power Metal y Metal Sinfónico, pero de vez en cuando está bien el metal “normal” para variar xD

    Responder a HelterSkelter
  • Anonimatus
    23/07/2009 | 10:30

    Gods of War, de Manowar, uno de los discos mas epicos que se hayan hecho jamas.

    De acuerdo 100% con la calidad de las portadas, nada de retratos del cantante de moda sonriendo en una postura rara.

    Responder a Anonimatus
  • angel
    29/07/2009 | 6:33

    Estan buenos los dicos, es cuetion de criterios, mis cinco favoritos son los siguientes:
    Paranoid- Black Sabbath
    Painkiller- Judas priest
    Piece Of Mind- Iron Maiden
    master of puppets- metallica
    Ace of Spades- Motorhead

    Responder a angel
  • Mauro Picotto
    31/07/2009 | 17:22

    Metallica, Megadeth, Kreator, Slayer, Destruction, Sepultura, Carcass, Cannibal Corpse, Morbid Angel, Vader, Deicide, Obituary, Immortal, DarkThrone, Mayhem, Burzum, Satyricon, Carpathian Forest, Behemoth, Nile, Dying Fetus, Origin, Entombed, Hate Eternal, Krisiun, Sinister, Disgorge, Deeds of Flesh, Cryptopsy, … y los Judas, claro XDD

    Responder a Mauro Picotto
  • Sereldotar
    5/08/2009 | 17:24

    … pues Nightfall in Middle Earth es para mí uno de los mejores discos de Blind Guardian… claro que para mi el Silmarillion no es un petardo ni mucho menos jejeje

    Responder a Sereldotar
  • Julio Cesar
    7/08/2009 | 2:16

    buena seleccion pero yo kitaria a helloween y pondria a slayer o testament son muy buenos rapidos y pesados el rising de Rainbow es un discaso no se como otros prefieren el Ritchie blckmores raibow pero en fin es cuestion de gustos escucha tambien a marduk, deicide,darktrhone,emperor y ya no sigo porque no acabo pero nuevamente felicidades por tu seleccion.

    Responder a Julio Cesar
  • Urza
    3/09/2009 | 15:56

    Imposible quedarse sólo con 5, sólo con Blind Guardian, Iron Maiden, Gamma Ray…ya es dificil coger sólo 5.

    Responder a Urza
  • antares
    14/12/2009 | 22:10

    Los 5 discos son unos discazos, aunque yo de esos grupos prefiero los siguientes.-

    Rainbow.- Difficult to cure
    Judas Priest- Sin After Sin
    Iron Maiden- The number of the beast
    Metallica- Ride the lightning
    Helloween- Keeper of the seven keys part 2

    Responder a antares
  • Fran B
    28/12/2009 | 10:21

    Tío que buena selección tienes gustos muy buenos.
    Yo te recomendaría que escuchases Pantera (Cowboys From Hell, Vulgar Display Of Power) tambien W.A.S.P. (WASP, The Crimson Idol) una banda que es poco conocida por europa pero que son la leche son LIZZY BORDEN (Appointment With Death, Love You To Pieces) Acabo de descubrir el blog y me gustó la entrada un saludo tio.

    Mi seleccion sería:

    – Metallica: Master Of Puppets.
    – Iron Maiden: The Number Of The Beast.
    – Judas Priest: Defenders Of The Faith.
    – Lizzy Borden: Appointment With Death.
    – W.A.S.P.: WASP.
    – Annihilator: King Of The Kill.
    – Guns N’ Roses: Appetite For Destruction.
    – Ugly Kid Joe: America’s Least Wanted.
    – Motörhead: Bastards.
    – Led Zeppelin: Led Zeppelin.

    Te recomiendo que los escuches

    Responder a Fran B
  • Eiqa
    4/04/2014 | 1:26

    Simile / ye amr naam er meaning o kintu Upoma!!!! jai e hok!!!!! reivew ta atoi shundor hoise mone hocche akhony chute jai movie ta dekhte!!!! r reivew er majeh majhe j pic gula disen oigula reivew ta k r o akorshoniyo kore tulse!!! r ai model moin k to ami age kokhono dekhini!!! chele ta to dekhte khub e shundor!!!!!!!

    Responder a Eiqa

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.