Nov
6
2020

International Soccer Challenge

Compartir en... Twitter Facebook Menéame Whatsapp

International Soccer Challenge - Pantalla de título

Dado que es un deporte que no me interesa en absoluto, creo que el total de juegos de fútbol que a los que he jugado se podría contar con los dedos de una mano. Y los que me han enganchado han sido incluso menos. Solo dos títulos han conseguido llamar mi atención como para permanecer en mi memoria: «PC Fútbol 4.0», que fue un auténtico fenómeno a mediados de los 90 al que no fui ajeno, dedicándole unas cuantas horas, y «Nintendo World Cup», de la NES.

Si tenemos en cuenta que el primero es un simulador de gestión más que un juego «de fútbol», y el segundo es un título totalmente arcade, realmente el número de «simuladores» a los que he jugado tiende a 0. Y sin embargo, hay otro título al que solo jugué unas horas, hace ahora unos 30 años, que todavía recuerdo con bastante claridad.

Se trata, como podréis deducir por el título de este artículo, de «International Soccer Challenge». Pero con un nombre tan ambiguo seguramente os hayáis quedado igual, así que voy a intentar profundizar un poco más.

Fútbol en tercera persona

El juego en cuestión salió al mercado en 1990 de la mano de Red Rad Software y, a pesar de las limitaciones de los ordenadores de la época, es pionero en un par de aspectos. Por ejemplo, es uno de los primeros títulos futbolísticos en intentar conseguir la semi-tridimensionalidad, algo que no llegaría hasta muchos años después a nivel general del género.

Para ello, el campo y la grada estaban formados por polígonos. 4 polígonos en total en el caso de la grada, pero polígonos al fin y al cabo, algo que se encargaban de mostrarnos al empezar cada partido con un plano en el que la cámara se movía (a 5 fotogramas por segundo) desde una perspectiva aérea hasta otra a pie del campo. Podéis verlo en el vídeo que os pongo a continuación.

Durante el desarrollo del partido permanecía esta sensación de tridimensionalidad, ya que la cámara se situaba en todo momento a la altura del jugador que controlaba la pelota, dando la impresión de que estabamos metidos dentro del campo.

De hecho, el juego tenía la opción (que a mi personalmente me encantaba) de poder controlar a un solo jugador del equipo, mientras el resto los manejaba la máquina. De ese modo, podemos desentendernos por completo de cualquier estrategia de alineaciones, pases y demás, dedicándonos únicamente a «chupar balón». Evidentemente, para un verdadero aficionado al fútbol esto no tiene ninguna gracia, pero como he dicho al principio, a mi el fútbol me interesa entre poco y nada en absoluto.

Gráficos de primera, jugabilidad de segunda

Si bien los gráficos del juego podrían considerarse de primera división (para la época, evidentemente) la jugabilidad no lo es tanto. Aparte de la poca fluidez que muestra en movimiento, lo cierto es que el reto planteado por el juego es prácticamente inexistente, e incluso un jugador no muy hábil, como era mi caso, podía llegar fácilmente a ganar la copa del mundo.

Para marcar gol, bastaba con hacerse con el balón con cualquier jugador de nuestro equipo y luego, sin hacer un solo pase, recorrer todo el campo, entrar al área pequeña en diagonal y hacer un quiebro para regatear al portero en el último momento. Con esta técnica podíamos meter gol cada vez que llegaramos hasta la portería, ganando todos los partidos sin esfuerzo. No hace falta ni chutar, es más fácil entrar a la porteria con el balón todavía en los pies.

International Soccer Challenge - En pleno partido
Ahorrando recursos, pero con disimulo

Un detalle curioso, del que en su momento no me daba cuenta pero ahora me parece evidente, es que durante los partidos la acción se desarrolla dentro de la «pantalla» del videomarcador, reservando parte del cuadro para el nombre de los equipos, tiempo de juego, tanteo, etc.

Esto probablemente se hace para ahorrar recursos, de modo que en lugar de tener que renderizar los fotogramas del juego a 320×200 píxeles (la resolución total de toda la imagen), basta con hacerlo en un área de unos 208×144 píxeles, poco más que la resolución de una GameBoy. Y aun así, el juego se mueve a trompicones.

En cuanto a modos de juego, también es un título bastante simple. Tenemos dos opciones: jugar la Copa del Mundo, o bien una especie de Superliga. En ambos casos, el reto es inexistente por culpa de la técnica comentada (cruzar el campo corriendo, entrar al área en diagonal y regatear al portero).

El hecho de que después de casi 30 años recuerde este detalle creo que dice dos cosas sobre mí, y ninguna buena: la primera, que soy un manta en los juegos de fútbol, y la segunda, que tengo memoria selectiva para auténticas chorradas.

Fuentes:

«International Soccer Challenge» en MobyGames

Etiquetas: , , ,

Categorías: Videojuegos

4 comentarios

  • FoRTu
    7/11/2020 | 0:12

    Desconocía la existencia de este juego. La tácticas de los programadores para jugar con la verdadera resolución del juego es de elogiar. Cierto es que en aquella época el ingenio a la hora de programar tambien es de admirar.

    A mi tampoco es que me entusiasmen los juegos de deportes. Pero en su momento le metí muchas horas al primer Actua Soccer. Que recuerdos…. Estaba lleno de bugs ?

    Responder a FoRTu
    • q256
      7/11/2020 | 16:57

      El Actua Soccer tenía GRAFICAZOS para época, recuerdo que las capturas de pantalla me llamaban la atención precisamente por eso. Al juego en sí, no debí de dedicarle más de 5 minutos en casa de algún amigo.

  • agente007
    11/11/2020 | 10:11

    Yo , el único juego de futbol que tenia era en demo y también si lo jugaba era en casa de un amigo. Recuerdo que tenía un juego de deporte que se llamaba track field sino recuerdo mal …

    Responder a agente007
  • Denequin
    12/11/2020 | 2:23

    el único juego de soccer que jugué por mas de 5 minutos fue el Mega Man’s Soccer, juegazo

    Responder a Denequin

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.