mar
31
2010

‘Furia de Titanes’ (1981)

por

Furia de Titanes (1981) - PortadaHoy se estrena “Furia de Titanes”, una película de acción, aventuras y mucho ruido (esperemos que no pocas nueces) dirigida por el pipiolo Louis Leterrier y protagonizada por el actor de moda Sam Worthington, a quien casi todos recordaréis de “Avatar”.

Los más jóvenes probablemente acudirán al cine atraídos por las imágenes entrecortadas de monstruos (¿ese Kraken no salía en “Cloverfield”?) y quizá la música machacona de los tráileres; pero casi ninguno sabrá que hace veintinueve años se estrenó una película con el mismo título en la que la magia no era fruto de los efectos digitales, sino del sudor de un hombre con mucha maña e infinita paciencia: el maestro Ray Harryhausen, quien fue capaz de pasarse 16 meses capturando figuras de látex fotograma a fotograma para el que sería su último proyecto cinematográfico.

Aunque a mucha gente el nombre de Ray Harryhausen le suena a chino, cuando yo era pequeño, sus películas eran lo mejor que podían poner en la televisión junto con “El Retorno del Jedi” (¿qué pasa?, me gustaban los ewoks). El problema es que si uno no creció con sus películas y las ve ahora que el cine es más show business que show art, los mismos efectos que a algunos nos parecieron mágicos le pueden parecer hasta cutres, sobre todo si no es capaz de valorar el esfuerzo que exige la animación stop-motion, una tecnica artesanal que cimentó Harryhausen y que dejó de tener sentido en el Hollywood de los ochenta.

En el caso de “Furia de Titanes”, hay opiniones para todos los gustos. Yo mismo me debato entre el respeto que siento hacia Harryhausen, cuya técnica alcanzó el cénit en esta película (la interacción entre modelos y actores es increíble), y el sopor que me entra a la media hora de estar sentado delante del televisor. Ya sabéis que para entretenerme no son necesarios unos efectos especiales impresionantes; pero si el guión flaquea, mal vamos.

Nuestra odisea comienza con el rey de Argos arrojando al mar a su hija Danae y a su bebé Perseo metidos en un ataúd flotante.

En el Olimpo, Zeus (un descafeinado Laurence Olivier, que estaba muy pachucho por aquel entonces) tacha este acto de “despiadado y cruel, ¡una blasfemia!”; palabras que no dejan de ser sorprendentes viniendo del dios que, según la mitología griega, se comió a su primera esposa, se casó con su hermana y sedujo a innumerables mujeres transformado en bestia. De hecho, Perseo es el fruto de la metamorfosis de Zeus en lluvia de oro. Y no me estoy inventando nada, es que los griegos eran unos depravados.

Furia de Titanes (1981) - Zeus

Como represalia contra el rey, Zeus ordena a Poseidón, dios de los océanos, que libere al Kraken, el último de los Titanes, para destruir Argos (en realidad, el Kraken es un monstruo escandinavo; pero a él, mientras le den de comer, como si lo confunden con Gamera), y también le pide que conduzca a Danae y a su hijo a un lugar seguro, preferiblemente donde ella pueda pasear desnuda por la playa.

Varios años más tarde, Perseo (el televisivo Harry Hamlin, aunque en la fase de preproducción se llegó a barajar el nombre de Schwarzenegger) ha crecido hasta convertirse en un mozo bien plantado, y disfruta de una vida apacible en una isla remota, aunque, eso sí, parece que la ropa le gusta tan poco como a su madre.

Furia de Titanes (1981) - Perseo

Mientras Perseo luce su torso desnudo en la playa, Zeus condena a Calibos, hijo de la diosa Tetis (Maggie Smith, que estaba casada con el guionista del filme), a vivir en los pantanos como un monstruo.

Tetis decide vengarse de Zeus transportando a Perseo a Joppa, donde éste conoce a su mentor Ammon, un pintoresco anciano (Burgess Meredith), y se enamora de Andrómeda, una guapísima Judi Bowker, que a sus veintisiete años parecía recién salida de la pubertad.

Furia de Titanes (1981) - Andrómeda

Si la historia hubiera terminado aquí, habría sido la peor venganza jamás contada; pero Tetis lanza un ultimátum: en treinta días, el Kraken destruirá Joppa si no encadenan a Andrómeda a una roca y la ofrecen al monstruo como sacrificio. Y, digo yo, ¿no le sentará mejor un poco de plancton?

Para salvar a su amada, Perseo debe emprender un viaje repleto de peligros en busca del arma capaz de detener al Kraken.

Lamentablemente, este interesante planteamiento se limita a servir de vehículo a las creaciones de Harryhausen, y cuando éstas no están en pantalla, la película se resiente por culpa de un guión embrollado y unas actuaciones que van de lo apático a lo acartonado.

Con todo, hay dos cosas que casi todo los espectadores que vieron esta película siendo niños recuerdan: la primera es Bubo, el búho de hierro que los dioses regalan a Perseo para ayudarle en su viaje (según muchos, una desventurada mezcla de C-3PO y R2-D2 que sería mejor olvidar); y la segunda, la escena en la que Perseo se enfrenta a Medusa. Cuando era un crío, la parte con la Gorgona exigía un esfuerzo considerable por mi parte para no taparme los ojos.

Furia de titanes (1981) - Medusa

Aparte de que la escena está muy bien rodada, con una iluminación que nunca revela más de lo necesario y una música que aviva el suspense, creo que lo que peor llevaba de pequeño era la forma de arrastrarse de la Gorgona, utilizando los brazos para impulsarse, tal y como hacía el tullido de “La parada de los monstruos”. Incluso ahora me sigue dando mal rollo.

Otro personaje que también me impresionó bastante, aunque no recordaba que saliera en esta película hasta que la vi de nuevo, es Caronte, el barquero que conduce a la gente al Averno a cambio de una moneda (“Viaje ahora y llévese gratis esta magnífica maleta de primerísima marca. Una oferta única y exclusiva de Grupo Caronte. Llame ahora al 877-GO-CARON”). Es imposible equivocarse con un esqueleto cubierto con una túnica negra.

Otras criaturas memorables son Pegaso, la montura alada de Perseo; el Buitre, mascota del deforme Calibos (supongo que no podía tener un canario o un loro como los demás); Dioskilos, el can de dos cabezas, que hubiera tenido tres de haber sido menos grotesco y más fácil de animar; y los escorpiones gigantes, nacidos inexplicablemente de la sangre de Medusa.

La única creación de Harryhausen que no he tragado nunca, y no me refiero solo en esta película, era el propio Calibos, que unas veces es un modelo animado fotograma a fotograma, y otras, principalmente cuando hablo, un actor maquillado. Los cambios entre uno y otro son tan bruscos que hubiera sido preferible utilizar únicamente el modelo.

Furia de Titanes (1981) - Calibos

De todos modos, las criaturas son lo que salva a la cinta del Hades. Es curioso que una película con tantos actores de renombre no consiga sacarles provecho. Ahí tenemos, por ejemplo, a Ursula Andress, la primera chica Bond, que parece tan aburrida interpretando a Afrodita como si estuviera viendo un telefilm de tarde.

El resto del reparto también muestra una expresividad digna de un bloque de granito, y solo Burgess Meredith, a quien recordaréis como el Pingüino de la vieja serie de Batman y el entrenador de Rocky, consigue insuflar algo de vida a su papel.

Uno puede reírse con una mala actuación, pero cuando ésta solo es aburrida, los bostezos están asegurados.

Furia de Titanes (1981) - Ammon

A todo lo anterior hay que sumar que la película dura dos largas horas y que la trama se mueve a trompicones y nunca termina de arrancar. Sabiendo que Harryhausen hizo bien su trabajo, culpo de todos los defectos de la película al director Desmond Davis y al guionista Beverley Cross, que parece que hubieran aunado esfuerzos en pro de la incoherencia y la irregularidad.

También debemos tener en cuenta que en 1981 ya se habían estrenado películas como “El Imperio Contraataca” (1980), “Alien, el 8º pasajero” (1979) o “Encuentros en la tercera fase” (1977), y, lamentablemente, los mitos de Harryhausen, que revolucionaron la forma de hacer cine fantástico en los años sesenta, parecían fuera de lugar en los modernos años ochenta.

En definitiva, esta es la primera vez en mi vida que estoy convencido de que el remake será mucho más entretenido que la película original.

Actualizado: Evidentemente, cuando predije que la nueva “Furia de Titanes” sería mejor que la antigua, me había chutado Optimizin®. El remake de Leterrier es el típico filme palomitero e insustancial, y está más cerca del cine de superhéroes que del fantástico. Nada que perviva. Harryhausen forever.

Tráiler:

Fuentes:

The 7th Voyage.com

Sobre El Tipo de la Brocha:

Aunque mi verdadero nombre no se puede leer sin perder la cordura, por aquí se me conoce como el Tipo de la Brocha.

Durante el día trabajo en una oficina, y por la noche... también. El poco tiempo libre que tengo lo dedico a celebrar bacanales decadentes con grandes ollas de queso fundido y a enseñar a escribir a los monos. En realidad, todos los artículos que he publicado en este blog los han escrito ellos, así que si no os gustan, ya sabéis a quién dirigir vuestras quejas.

Ver más artículos de El Tipo de la Brocha

16 comentarios

  1. Dato curioso: Harry Hamlin volvió a interpretar a Perseo hace poco. Pero poniendo su voz al personaje en God of War II. :)

    Responder
  2. Nardo

    Para nada de acuerdo. Me parece una gran película.

    Responder
  3. Yo me la puse hace poco y puede que si se haga un poco larga pero me parecia igualmente entretenida.

    La ultima imagen de Ammon parece que vaya a decir: “FASTER FASTER Rocky”.

    Iré a ver el remake a ver que tal esta.

    Responder
  4. Cloro

    Guardo un buen recuerdo de ella, aunque hace lustros que no la veo

    Responder
  5. Jesús Castizo Mantas

    Jues, que recuerdos, además coincido contigo, la escena de la gorgona en aquella epoca me daba canguelo del bueno … :), jeje, ahora mismo acabo de poner a bajarla y a pasar una tarde de recuerdos :)

    Responder
  6. Anonimatus

    Yo adoraba esta película. Vi el trailer de pequeño en una cinta alquilada y no pude esperar hasta que por fin pude verla.

    Como ya se mencionó antes, el trabajo de Harryhausen fué increible, me gustó especialmente Pegaso.

    A mí esta película no me decepcionó en absoluto aunque siempre me pareció que Perseo en realidad no era hijo de Zeus.

    Si era un semidios… ¿qué poderes tenía? Todas sus ventajas sobre el resto de los mortales venían de los objetos mágicos que le fueron regalados por los dioses y que va perdiendo casi con negligencia a lo largo de la aventura.

    Responder
  7. yeyo

    Hace años que no la veo, y de hecho creo que nunca la terminé. Por tanto, no puedo opinar sobre el guión o las actuaciones. Lo que sí puedo decir, como bien apunta TB, es que la maestría y buen hacer de Harryhausen ya se habían quedado desfasados en 1981: la técnica de stop-motion que antes se utilizaba en infinidad de efectos especiales, comenzaba a verse desplazada por otras más novedosas y con mejores resultados como los animatronics o la muy utilizada Dykstraflex (primer acercamiento en serio entre el cine analógico y los efectos digitales).

    Responder
  8. Ayer vi el remake y he actualizado debidamente el artículo.

    Sam Worthington necesita urgentemente clases de interpretación, y la escena de la gorgona, aunque impresionante, no tiene ni una cuarta parte de la mística o el suspense de la original.

    Responder
  9. ome_gak

    Pues a mi el remake me ha dejado bastante indiferente por no decir que me aburrí un poco.

    Los diálogos en muchas ocasiones rayan lo absurdo. Y por muy épicos que pretendan ser algunos, dejarse convertir en piedra por gusto no es heróico. Pero bueno, era un soldado de relleno buscando algo de protagonismo para la eternidad, se le perdona.

    Y ya con la guinda del 3D (7€ de entrada) hace la experiencia del todo amarga. Eso sí, las letras estaban chulísimas, pero ya no vuelvo a picar…

    Responder
  10. Me pasa un poco lo mismo que a todos vosotros , hace tanto tiempo que vi la pelicula , la primera vez fue un Sabado por la mañana en la 2 de Tve , que ya no se distinguir entre el recuerdo del filme y entre lo que realmente es . Del argumento no recordaba practicamente nada , pero los efectos del bueno de Ray se me quedaron en la retina grabados a fuego , sobre todo la medusa , pegaso y ese buho mecánico .

    Aun asi estoy convencido que el tiempo ha demostrado que es una buena pelicula por varias razones ; estamos hablando de ella ahora mismo ; cada vez que alguien saca a la medusa en una película (como es el caso reciente de esa mierda que es Percy y el ladrón del rayo) todo el mundo la compara con el muñeco de Ray y creo que ese tipo de animacion sigue fascinando todavia a los cinefilos , desde luego no ha pasado a la historia por su guión o su dirección , pero será recordada siempre por su tecnologia aunque en el momento de su estreno estuviese un poco añeja .

    Por lo menos a mi me molan todavia

    Responder
  11. Jajajaja taba viendo una película tan intragable en la tele, en antena 3 para ser más exactos… y que he hecho? Pues coger el portátil para pasar el rato, cnd entro en ion litio y que es lo primero que leo?? Un artículo sobre la dichosa película…. cosas del destino..

    Responder
  12. @ jOsE: Ni pensar quiero en lo que debe ser ver esta película con anuncios.

    Responder
  13. Mariano Polanco Esteban

    Creo que para criticar esta pelicula hay que leer la mitologia griega, las peliculas tratan de meterse en la imaginación de los antiguos griegos, es algo dificil plasmar la imaginación, estamos hablando antes de crito, en lo personal a mi me facino de niño y deseaba enormemente verla pero nunca la vi, espero que la nueva version me deje satisfecho,
    Recordemos que es la imaginación de los antiguos Griegos y no algo mediaval.

    Responder
  14. BrownieOmar

    No puedo opinar mucho, pero no logré aguantar con ella más de 15 minutos, aunque podía achacar esto a mi cansancio; sinceramente queda desfasada, porque no es tan vieja para considerarla un clásico (adecuada a la técnica que utiliza, claro) y como bien señalas, había una nueva oleada en el cine de ciencia ficción que le hacía buena competencia, la verdad :P

    En cuanto a lo de Schwarzeneger, supongo que se barajó su nombre porque “estaba curtido” por “cosas” como Hércules en New York… ajajajajjaa aunque la verdad, solo por la coña de ver al Arnold en su primer intento de peli “seria” hizo que la viera entera (y de una sentada, ojo!); eso sí, creo que no pudimos mantenernos callados ni dos minutos seguidos sin hacer comentarios o pegarnos una risotada, porque no veas si se las traía la peliculita… xDDD

    Responder
  15. LUIS ANGEL

    no mames la pinche vieja que le hizo de shun perdon de andromeda mejor le hubiera hecho de E.T. perro cuello de la vieja pezcuecuda hacen collarines especiales para ella jajajajaja o mejor se hubiera ido a africa a las tribus de matriarcado donde se elongan el cuello con anillos ahi seria super bellisima mas de lo que es jajajajajajaja

    Responder
  16. Yo adoraba esta película. Vi el trailer de pequeño en una cinta alquilada y no pude esperar hasta que por fin pude verla.

    Como ya se mencionó antes, el trabajo de Harryhausen fué increible, me gustó especialmente Pegaso.

    A mí esta película no me decepcionó en absoluto aunque siempre me pareció que Perseo en realidad no era hijo de Zeus.

    Si era un semidios… ¿qué poderes tenía? Todas sus ventajas sobre el resto de los mortales venían de los objetos mágicos que le fueron regalados por los dioses y que va perdiendo casi con negligencia a lo largo de la aventura.

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.