Mar
6
2013

¿Te acuerdas de esto? (III)

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Te acuerdas de esto III - Cabecera

Gracias a la magia de la programación de artículos no lo habéis notado pero he estado ausente una temporada por un asuntillo. Como guinda al pastel, cuando volví a casa encontré al portátil de mis amores destruido. Después de perder más tiempo comprando y poniendo a punto al nuevo «Cerebro de la Bestia», he vuelto.

Si tenéis curiosidad por saber cómo elijo las series de las que hablo os lo resumo en una palabra: «azar». Tengo una listilla, confeccionada por un servidor, en txt y voy eligiendo aleatoriamente. Si pensabais que realizaba un extraño y arcano ritual, entraba en una especie de trance y escribía estos artículos con los ojos en blanco mientras echaba espumarajos por la boca es que habéis visto demasiadas películas.

Como tiendo a enrollarme, lo mejor es que empecemos ¡YA!

Misterio Nº1: Inadaptados con poderes

Esta serie americana con actores reales la echaban los fines de semana en Canal Sur, pero me consta que la emitían en varias autonómicas de España. Transcurría en la época actual pero con un matiz: existía gente con poderes.

Los protagonistas formaban un grupo de lo más variopinto: un «electrizante» chulito rockero, una telequinética pavisosa cuyo único objetivo en las tramas era tontear con el personaje anterior, un negrazo (no es racismo, es que el hombre media más de dos metros) que podía encoger y un científico que hacía de líder.

Los efectos especiales eran malos con avaricia. Y el dato definitivo es que su vehículo habitual era la típica furgoneta de los helados americana.

Y la serie es…

Misfits of Science

He puesto el título original porque buscando el título en español he visto esta serie titulada como «Los Rebeldes de la Ciencia», «Los Científicos Rebeldes» y «Héroes Sobrenaturales». Recuerdo que empecé a verla con mucha ilusión pero a los dos episodios la dejé de lo cutre que era. El que mejor recuerdo es el episodio piloto en el que se encontraban un vikingo congelado con la habilidad de congelar todo lo que tocaba y que no paraba de gritar «¡AMELIA!».

El gobierno yanqui quería usarlo para congelar el Mar Negro e invadir un país caminando por la capa de hielo formada. Pero como esto provocaría la muerte de nuestro nórdico amigo, los demás inadaptados se unen para rescatarlo. Por el camino roban la furgoneta de los helados (que se convertiría en el vehículo habitual del grupo) y ahí es donde el frígido vikingo se aficiona a los bombones helados. Era probablemente el mejor personaje y ya no volvió a aparecer más.

Los aficionados de «Friends» habréis reconocido seguramente a la telequinética.

La Corona Mágica

Esta serie la echaban en TVE. No me gustaba nada, a pesar de la legión de seguidores nostálgicos que posee. Generalmente las series de dibujos españolas (salvo contadas ocasiones) me han producido cierto rechazo desde niño. Me sonaba vagamente la musiquilla y al único personaje que recordaba realmente era al de la bruja verde por razones evidentes. Siempre estaba dando por saco para conseguir la corona de las narices.

Se suponía que con ella podría conquistar la galaxia, cosa que habría conseguido si el tiempo que le dedicó a intentar robarla lo hubiese dedicado a realizar una invasión tradicional. Supongo que mi mente infantil no asimiló tan bien esa mezcla rara de brujería y tecnología espacial como lo hizo con el amigo He-Man.

Misterio Nº2: Espías y agentes secretos

La echaban en TVE por las tardes. Era una comedia con actores reales sobre el mundo del espionaje. Uno de los puntos fuertes era el doblaje con el que lo emitían en España: mexicano. El protagonista era un torpe agente secreto que siempre salía airoso de todo tipo de adversidades. Le solía ayudar otra agente en sus misiones contra una organización criminal. Otro personaje recurrente era su jefe y una escena típica y mítica era cuando le contaba al prota en qué consistía su misión.

Los zapatófonos estaban a la orden del día.

Y la serie es…

Super Agente 86

Si digo que fue una de las grandes de mi infancia me quedaría corto. Otra que veía siempre junto a mi padre y me encantaba (títulos de crédito incluidos). Maxwell pertenecía a una agencia llamada «CONTROL» que se dedicaba al contraespionaje de otra agencia llamada «KAOS» integrada básicamente por asesinos y demás gentuza de mala calaña. Igual, técnicamente, más que comedia era parodia.

Maxwell además era bastante cortito y tenía que ayudarle la «Agente 99». Cuando le daban algún aparato de espía ya era de traca porque siempre tenía dificultades en usarlo pero, aunque al principio parecía que fallaba, la jugada le salía bien y solía tener éxito cuando lo utilizaba contra algún agente de KAOS.

La escena mítica que comenté antes con «El Jefe» era cuando bajaban el «Cono del Silencio» a la hora de darle las instrucciones para la misión. Además de la serie, hicieron dos películas y un remake.

Sigue soñando

La emitía Canal Plus por las tardes en abierto. Contaba el día a día de un hombre divorciado que se pasó toda su infancia viendo televisión, por lo que era muy normal que ante diversas situaciones se paraba el tiempo y se veía una escena de televisión clásica americana.

No recuerdo bien el argumento pero el prota siempre estaba intentando ligar. El motivo por el que la veía no era porque fuese una maravilla audiovisual sino porque de vez en cuando se veían tetas.

Misterio Nº3: Alienígenas promiscuos

Serie de actores reales que echaban a la hora de la comida en TVE. La trama era que un extraterreste vino a nuestro planeta hace quince años y en el transcurso de su visita se casa y deja preñada a una terrestre. Luego volvió a su planeta y deja en La Tierra a la mujer que tuvo una niña medio alienígena. En el presente la niña es una quinceañera aparentemente normal, salvo porque tiene ciertas habilidades como la de parar el tiempo juntando la punta de sus dedos.

Y la serie es…

De otro mundo

Si tengo una imagen grabada es la del alien con la marca del beso en el casco del traje espacial. Esta serie me gustaba bastante. La tontería esa de parar el tiempo me llegó al alma y confieso que probé unas cuantas veces a juntar los dedos para ver si yo podía hacerlo.

Conforme la niña cumplía años iba desarrollando nuevas habilidades. En un episodio el padre le dice a la hija que cuando para el tiempo no tiene efecto en su planeta (el cual sigue girando), os parecerá una tontada pero la idea de que una parte del universo se parase mientras la otra seguía moviéndose fue lo que hizo que empezase a desconfiar y mirar con lupa las explicaciones que se daban en las series.

El nuevo mundo de los gnomos

Con que veáis el despropósito de la canción de la intro ya os podéis hacer una idea de la calidad de la serie. Antena 3 no pudo estarse quieta y tuvo que mancillar el bonito recuerdo que nos dejaron David y el Juez Klaus en nuestra memoria. Recuerdo que anunciaron esto a bombo y platillo como si fuera una revolución en el mundo de la animación.

No he visto ni un solo episodio (ni pienso verlo) de esta aberración pero si he tenido la mala suerte de ver alguna escena de pasada. Me sorprende que tantos colorines no provocasen ataques epilépticos a los niños. ¿Os sigue extrañando que le tenga tanto asco a las producciones españolas?

Misterio Nº4: Comedia espacial

La echaban en Canal Sur (y otras autonómicas) todas las tardes. Era una comedia británica con actores reales. La trama se desarrollaba en una nave espacial que iba a la deriva a través del espacio. Los tripulantes de la nave son tres más el ordenador de a bordo. Eran un humano, un gato evolucionado y un holograma. Por cierto, la nave era roja.

Y la serie es…

Enano Rojo

Se trata de un auténtico peso pesado en el mundo de las series. A pesar de no pillar todos los chistes con mi limitada mente infantiloide nunca me perdía un episodio y disfrutaba como un niño chico (um, esto es literal). Recuerdo que al ver la intro me invadía una sensación de pena al pensar que el pobre hombre había pintado él solo toda la nave.

Mi personaje favorito era el holograma y el que peor me caía era el gato. Más adelante se les acoplaba una especie de androide que me recordaba a un «Crash Dummie». Un episodio que se me quedó grabado a fuego fue uno en el que iban a un planeta donde el tiempo transcurría de forma inversa. La escena en la que salían comiendo (o descomiendo) me impactó bastante.

Mortadelo y Filemón

No, no me refiero a la abominación que hicieron los de Antena 3. Seguramente los más viejos del lugar recordarán esto:

¡Los Festivales del Humor! Eran un compendio de historietas generalmente autoconclusivas. También existían unas pocas que sí tenían cierta correlación y tenían en común a un primo de Filemón llamado Chiflágoras y su mayor invención: el armario del tiempo. Estos episodios son previos al Profesor Bacterio y al Súper.

Ya eran antiguos cuando los vi de pequeño, así que la animación no es ninguna maravilla pero mira, es escuchar las voces y me pongo a sonreír como un lelo.

Misterio Nº5: Serie en Stop Motion

La emitían todos los días a la hora de la comida en La 2, aunque hubo una temporada que la echaban a la hora del desayuno. Era una serie en «stop motion» con muñecos de plastilina. La acción se desarrollaba mayormente en la habitación de un niño, aunque solían salir partes de toda la casa. El protagonista era un ser muy guarro que se alimentaba de calcetines sucios. Su mejor amigo vivía en la taza del váter y su novieta era una muñeca de trapo con muchos remiendos.

Si todavía no os suena a lo mejor os refresco la memoria canturreando: «¡Hache dos o, déjala correeeer…!».

Y la serie es…

Bumpy el travieso

Os pongo la versión original porque es la que mejor calidad tenía pero ahora que tenéis el nombre podréis ver un par de episodios en YouTube (aunque la calidad deja un poco que desear).

Esta serie la tengo catalogada como mítica. Nunca me la perdía. El señor Bumpy tenía principalmente dos enemigos mortales: el robot destructor y el monstruo del armario. Me encantaba el monstruo del armario. Estaba formado por todas las cosas que tenía el chico desordenadas en el armario y siempre intentaba coger a Bumpy para comérselo. Squishy era el amigo azulado de Bumpy y su pulcritud rozaba lo enfermizo. Molly era la muñeca de trapo y tenía bastante envidia de las Barbies por su atractivo aspecto.

Cazador

Es curioso pero mucha gente suele confundir esta serie con «Lupin III». La echaban los fines de semana por la mañana en Telecinco. La chica de los «martillacos» de varios cientos de toneladas siempre estaba dando por saco al prota. Me acuerdo de un episodio en el que un hombre detiene una bala (dirigida a su hija, pero ella no podía saber que él era su padre por absurdas razones que ya ni recuerdo) tensando los músculos.

En otro episodio un francotirador quería matar a un boxeador disparando durante un combate una bala hecha con una aleación de oro ya que, según su explicación, esta aleación no provocaba un orificio de salida en el cráneo y parecería que el luchador habría muerto por un golpe recibido en el transcurso de la pelea.

Misterio Nº6: Faraones y máquinas del tiempo

Serie de dibujos española que emitían en TVE. El argumento era que un antiguo faraón era transportado junto a dos de sus seguidores al presente mediante un artefacto. El problema era que no sabían cómo volver a su época, por lo que el protagonista de la serie decide ayudarles para conseguir su objetivo. Lo malo es que el artefacto es objeto de deseo de terceras personas que tratarán de robarlo por todos los medios posibles.

De vez en cuando hacían funcionar la máquina pero en vez de al Antiguo Egipto les transportaba a otras épocas.

Y la serie es…

Las auténticas aventuras del profesor Thompson

El faraón se llamaba Apestofis, con eso os digo todo. No me gustaba nada. Siempre estaban volando en un globo cada vez que ponía la serie. Había dos alemanes, Otto y Frida, que siempre estaban intentando robar el cacharro (el Carro de Osiris, creo que se llamaba). Me ponían muy nervioso cada vez que hablaban con ese acento alemán tan forzado. Además, Otto era un auténtico calzonazos y me daba mucha rabia que un hombre, por enano y calvo que fuese, se dejara ningunear de esa manera por una gordaca.

Apestofis tampoco ayudaba mucho ya que, debido a su desconocimiento sobre nuestra época, siempre la estaba liando haciendo cosas que no haría ni un subnormal profundo.

Las Mil y una Américas

No sé, que hoy me ha dado por las españoladas. Otra serie de TVE que me repugnaba hasta tal punto que, cuando salieron los Phoskitos y las Tosta Rica con merchandising de la serie, dejé de comerlos. El motivo de este despropósito fue la celebración del quinto centenario del descubrimiento de América. No sólo la animación era pésima sino que el tema educativo, en lugar de introducirlo de manera sutil para que los niños aprendiesen sin darse cuenta, estaba completamente metido con calzador.

No me gustaban nada las pintas homosexuales del protagonista (Chris, ¡encima se llamaba Chris!) y el perro tampoco ayudaba. Pero lo que más rabia me daba era que al final todas sus aventuras no eran más que un sueño, ¡un maldito sueño! Qué queréis que os diga, me sentía estafado.

Misterio Nº7: Plantas monstruosas

Serie de dibujos que primero emitía Canal Plus y luego La 2 a la hora de la comida. El prota iba viajando de planeta en planeta buscando a su padre. Le ayudaban un mago, un chulito de playa, una niña y… ¿una mascota robótica? Lo importante es que a la hora de moverse por los planetas lo hacían en unos vehículos muy chulos y bastante útiles, ya que tenían que enfrentarse a una raza de monstruoplantas que creaban vehículos orgánicos con la misión de acabar con ellos y conquistar el universo.

Y la serie es…

Jayce y las monstruoplantas

La versión española era un redoblaje de la versión francesa, me acuerdo por lo del «homoplato» (no sé francés, así que nunca sabré qué significa) de la canción. Mira que la serie era mala y las monstruoplantas se repetían hasta la saciedad (la de la sierra era mi favorita) pero tenía ese «nosequé» que te enganchaba. Si no recuerdo mal, fue el padre del prota el que creó al jefe de los malos (la planta cabezona).

Los episodios solían consistir en: los protas llegan a un planeta donde podría estar el padre. Paralelamente, caen en el planeta unas semillas que empiezan a germinar y crean las monstruoplantas. Se produce el enfrentamiento entre las plantas y los protas. Los protas se marchan del planeta porque no estaba el padre y se dirigen a otro donde podría estar.

Sylvan

Será que soy masoquista, pero aquí va otra serie patria.

Os aclaro que el cantante no es Sergio Dalma. La echaban en TVE por las tardes y era claramente un vil plagio de Robin Hood con algunas pinceladas de El Rey Arturo. Todavía recuerdo con estupor cuando me salió en las Tosta Rica la figurilla de la princesa, las arcadas aún me duran a día de hoy. Otra figurilla que me salió fue la del caballero chungo que salía de vez en cuando, pero en mis juegos fingía que su origen era otro y fui más feliz viviendo esa mentira.

Misterio Nº8: Una de ninjas

Serie de dibujos que echaban en Canal Sur y otras autonómicas. Iba de un ninja que le echaba una mano a un niño japonés en su vida diaria. Para ayudarle solía recurrir a sus «trucos ninja». Por si no fuera suficiente un ninja en su vida, más adelante aparecen el hermano pequeño del ninja y su perro y un rival y su gato (todos ninjas). Obviamente, tanto ninja suelto provocaba todo tipo de problemas.

Al prota le asustaban mucho las ranas.

Y la serie es…

El ninja Hattori

Había tres cosas que me encantaban de pequeño: los dinosaurios, los robots y los ninjas. Así que cuando cambiaron Doraemon por esta serie estuve encantado porque aunque Doraemon era un robot no lo parecía y Nobita es probablemente el personaje de dibujos al que más odio.

La pena es que Hattori no duró mucho y volvieron a poner Doraemon, que todavía conservaba su doblaje original (os parecerá una tontería pero este primer doblaje le daba mil vueltas al actual, que es una cagarruta, ¡una cagarruta!). Desde entonces Hattori desapareció de mi vida y ninguno de mis amigos recordaba la serie, así que quedó aletargada en mi memoria hasta que pasé por Cataluña de viaje de estudios y al poner la autonómica catalana ¡ahí estaba Hattori! La alegría inicial pronto se tornó en frustración cuando me percaté que no me enteraba de lo que decían porque estaba doblado en catalán.

¡Destino cruel! ¿Por qué me hiciste esto?

Sasuke, el pequeño ninja

Otra de ninjas de Canal 2 Andalucía. Esta se la dedico a todos los que pensaban que «Naruto» era 100% originalidad. Ya veis que por el año «la polca» ya había series de ninjas que hasta hacían sellos con las manos y todo. Podéis ver en youtube un episodio entero en castellano pero os aseguro que es un redoblaje porque si tengo un recuerdo nítido es que la voz de Sasuke la doblaba la misma mujer que nos doblaba a Goku de pequeño (y a Gohan, también de pequeño).

Para realizar los sellos invocaba la magia ninja «Koga». Me acuerdo también que alguna vez se vio a una chica en bolas bañándose en el río. Ay, os acordáis de cuando antes te metían en cualquier japonada una escena de una mujer en cueros (normalmente bañándose) y no pasaba nada. Hasta en Doraemon lo hacían ¡y con niñas!

Misterio Nº9: ¿Mitos alienígenas?

Serie de dibujos que emitían en Canal 2 Andalucía. La idea de la trama era la siguiente: todos los seres míticos (vampiros, hombres lobo, etc…) que conocemos en realidad son extraterrestres infiltrados y una agencia americana (cómo no) se encarga de capturarlos antes de que provoquen el pánico en la población.

El prota, al igual que su padre, es capaz de detectar cuando alguien es un alien y por eso lo fichan en la agencia. Suele acompañarle en sus misiones una chica muy gritona.

Y la serie es…

La conspiración Roswell

Tengo que reconocer que la serie, sin ser una maravilla, me gustaba bastante. La chica que acompañaba al prota era una banshee que siempre estaba dando por saco anunciando que iba a morir en X segundos. Salían vampiros, hombres lobo, zombies, pies grandes, hormigas alienígenas y un montón de razas más.

El personaje que más me gustó fue el agente asiático que tenía una relación simbiótica con la babosa espacial, una pena que saliese tan poco. Tengo que decir que el jefazo me dio mala espina desde el principio.

Locos por el basket

Con el único objetivo de torturarme psicológicamente, TVE creó esta bazofia. Mirad, a mi me gustaba «Sherlock Holmes», así que un universo habitado por perros antropomorfos lo podía tolerar y hasta me parecía más o menos normal pero el saltamontes me chirriaba de una forma espectacular. Aunque repitiesen hasta la saciedad que era «extranjero». Este estilo de animación nunca me ha gustado. Muy cutre, muy español.

Si pensáis que soy un antipatria que echa bilis sobre cualquier producto nacional estáis equivocados. «Pocoyó» es español y me gusta. Generalmente, si algo está bien hecho me gusta y si no lo desprecio y no paro de ponerlo a parir hasta quedarme ronco.

Misterio Nº10: Samuráis a la Power Rangers

Serie anime que echaban en Telecinco los fines de la semana por la mañana. Era estilo super sentai. Los protagonistas eran unos samurais que tenían que pararle los pies a un todopoderoso malvado que quería conquistar Japón y el mundo.

Como ayuda tenían unas armaduras muy chulas que tenían asignado el poder de un elemento: fuego, tierra, agua, aire y ¿luz?

Y la serie es…

Los cinco samurais

Os lo vuelvo a aclarar, el cantante no es Sergio Dalma. Es que luego hay confusiones por los derechos de autor y tal. ¿Por dónde empiezo? Esta serie me gustaba mucho de pequeño. No me gustó un pelo que hispanizaran los nombres (nombres japoneses típicos: Héctor, Toni, César, Pedro y Tristán) pero bueno… El caso es que revisioné esta serie hará un par de años.

Recordaba esta serie como mítica y cuando empecé a verla me di cuenta de lo poco selecto que era de pequeño y que la memoria a veces nos juega malas pasadas. Lo que iba a ser un festival de recuerdos y nostalgia se convirtió en una larga y terrorífica agonía que se me hizo eterna.

Incluso recurrí a uno de mis trucos de perro viejo al reproducir los episodios a 1.5x para que acabasen antes. Al final los veía a 2x. Era un bodrio infumable bastante predecible.

Momias

Esta la echaban en La 2 por las mañanas. Habré visto unos pocos episodios pero os puedo decir que es una serie normalita del montón. Ya me vais conociendo, así que no os sorprenderá cuando os diga que el componente femenino sobraba. Me llamó la atención que a uno de los protas le faltase un brazo (los minusválidos también pueden luchar contra el mal, qué os creíais).

Me gustaría preguntaros si os pasa lo mismo que a mi y al escuchar la cancioncilla os viene a la mente el rap que se marcó Ron Ashman («Hollywood Monsters») para abrir la cámara de la Momia.

Continuará…

Bueno. Ya está bien por hoy. Ahora tengo que enfrentarme a un dilema moral y ético para mi próximo artículo. No sé si hablaros de una peli protagonizada por Hulk Hogan o de otra protagonizada íntegramente por monos. ¡Dioses, mandadme una señal!

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categorías: Cine-TV

12 comentarios

  • El Tipo de la Brocha
    6/03/2013 | 8:01

    Entras ya en terreno desconocido, a saber qué incluirás en la próxima entrega.

    Sobre La Corona Mágica he estado yo a punto de escribir un par de veces, pero el horror visual que es la animación me ha echado siempre para atrás.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Diego
    6/03/2013 | 11:13

    Grandísimos los de Mortadelo y Filemón, estuve buscándolos hace poco y sólo encontraba los de Antena 3, pero finalmente encontré a un usuario de youtube (¡gracias!) que ha colgado unos cuantos.

    Responder a Diego
  • El Chachi
    6/03/2013 | 12:52

    El Tipo de la Brocha: a mi ya me echaba para atrás siendo niño. Yo la llamo «animación ortopédica», y en eso somos unos cracks en España.

    Diego: yo tenia uno grabado en VHS que ya ni se veía de las rayas que tenía. Pero tuve la suerte de encontrarme por el eMule todos los festivales con una calidad muy buena. Échale un ojo.

    Responder a El Chachi
  • Terminento
    6/03/2013 | 23:52

    Shaila estaba extrañamente buena para una serie de dibujos española, hasta el punto de hacerme sentir raro con seis putos años.

    Y los cinco samurais molan, no me joda, hombre. Me encantaba la frasecita que se gastaba Diavolo Rasta: «¡Bienvenidos al maravilloso mundo venenoso!»

    Responder a Terminento
    • El Chachi
      10/03/2013 | 14:43

      «Y los cinco samurais molan,»

      Eso mismo pensaba yo hasta que empecé el revisionado. La clave está en el tiempo verbal: es «molaban», no «molan». Y si no me cree le invito a que se vea un solo episodio.

  • Mr. Karate
    8/03/2013 | 4:00

    Saludos desde latinoamérica!

    El Chachi, reconocí a «MIsfits of scienc» (en latinoamérica: los científicos rebeldes). No era tan mala, pero fue bastante corta eso si….
    Curiosidades de esa serie: Courney Cox (de FRiends) salía como has mencionado, salía quien sería Willy Tanner de ALF mucho despues, y el negrata gigante Kevin Peter Hall, fué quien vistió el traje del «Predator» en sus 2 pelis….

    Responder a Mr. Karate
  • PNG
    9/03/2013 | 17:52

    El cazador! nunca vi esa serie por esos lados, pero la conoci por una pelicula homonima de el gran Jackie Chan. La peli es una bazofia, pero es bastante conocida por la escena dond jackie chan pelea a lo Street Fighter:

    http://www.youtube.com/watch?v=UA_ATLFxIA4

    Responder a PNG
  • Quark
    10/03/2013 | 7:19

    ¿Estás seguro que conseguiste las figuras de Sylvan en las Tosta Rica? Juraría al 99’9% que eran regalos de los yogures Danone. Tenía un amigo que consiguió todas las figuras, pero yo sólo conseguí a la princesa.

    «Samurai Warriors» me gustaba mucho (y hasta compré un par de figuras de los personajes), pero me pregunto si mi opinión cambiaría si la revisionase también.

    Responder a Quark
    • El Chachi
      10/03/2013 | 9:42

      Ostras, pues me has roto. Yo estaba convencido de que salían en las Tosta Rica. Si una de las figuras era una catapulta tienes razón. Si no, es que sacaron figurillas en un montón de productos.

      Si quieres haz la prueba, al ver el primero te sentirás desconcertado, al segundo defraudado y al tercero te querrás tirar por el balcón de tu casa. Nota: es posible que te quieras tirar nada más ver el primero.

    • Quark
      11/03/2013 | 0:31

      Estoy segura de que la catapulta (y las figuras de tamaño algo menor al de un dedo anular: Sylvan, la princesa y el caballero malote) estaba incluida en la promoción de Danone. Otra cosa es que quisieran hundirnos en el merchandishing, algo no muy descabellado.

      Quizás haga la prueba. Menos mal que vivo en un primero. Calculo que, de tirarme por el balcón, sólo me rompería un tobillo a lo sumo. Pero por el bien de mi saludo mental no lo haga. En este caso creo que ni puedo tirar de nostalgia, ya que aún entonces tenía la impresión que lo del asunto de Hariel (que, según leo en Wikipedia, ni existía en la versión original) se me hacía largo cual cinco minutos namekianos.

  • Vero
    10/03/2013 | 12:09

    Joder…no me suena nada xD vamos, me sacas de La Corona Mágica, Las mil y una Américas y Locos por el basket y nada de nada…bueno, la de los gnomos me suena pero creo que nunca la vi. Qué desastre…yo que siempre presumo de buena memoria xD

    Responder a Vero
  • Anonimatus
    11/03/2013 | 20:31

    La de la Corona Mágica estaba bien, a diferencia de el resto de series españolas tenía un buen guión y tenía una sola trama, nada de capítulos autoconclusivos. Tengo que señalar que la mala consiguió la Corona en los primeros episodios y que gracias a ello consiguió el control de la galaxia y los heroes tienen que buscar un objeto de poder similar para contrarrestala.

    La del ninja Sasuke me encantaba, la mejor manera de definirla sería ‘Naruto antes de Naruto’ con los ninjas luchando principalmente con más magia que Gandalf. Pesé a esa introdución infantil resultaba ser una serie en la que los malos eran competentes y el héroe no tenía ningun problema para matarlos.

    Responder a Anonimatus

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.