Feb
22
2008

‘DuckTales’, el videojuego

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Este artículo es una continuación de: PatoAventuras

DuckTales - CarátulaAyer hablábamos de “PatoAventuras”, serie que pasará a la historia por dos razones: popularizar la figura del Tío Gilito y sus baños en la piscina de monedas de oro (lo que tenía que doler eso) y por dar lugar a uno de los mejores plataformas de la NES: “DuckTales”.

Ya desde la propia carátula del juego se nos prometían grandes aventuras. Miradla con detenimiento: el Tío Gilito huyendo en el helicóptero pilotado por Joe McQuack, mientras los malvados Golfos Apandadores blasfeman al borde de un precipicio.

Sí, la carátula prometía. Y el juego, al contrario que “Solstice”, no defrauda en absoluto. “DuckTales” es uno de esos escasos ejemplos de un juego basado en una serie de animación/película que no defrauda en absoluto.

Y es que el juego cumplía absolutamente con todo lo que uno esperaba: presencia de los personajes de la serie, entornos variados, y una dificultad aceptable para el jugador medio. Quizá era demasiado corto, pero teniendo en cuenta que por aquel entonces no existía aquello de “guardar la partida”, no podría decirse que esto fuera una desventaja.

Haciendo honor a la serie

DuckTales - Consola de selección de nivelComo ya he dicho, una de las grandes ventajas de este título es que era bastante sencillo acabárselo. Y creedme, en una época en la que era imposible no frustrarse al ser incapaz de acabar cualquiera de las entregas de “Super Mario Bros.”, “DuckTales” resultaba un soplo de aire fresco.

En apenas una horita podíamos terminarnos el juego y sentirnos realizados pero, a pesar de ello, siempre apetecía volver a jugarlo. Además, dado que cada nivel esconde múltiples secretos, es importante explorar cada rincón de los mismos.

El objetivo del juego es sencillo: el Tío Gilito debe emprender un viaje alrededor del mundo, recopilando diferentes tesoros para convertirse en el pato más rico del mundo. Vamos, lo que cabría esperar de él.

DuckTales - El Amazonas

Todo comienza en la consola del superordenador del Tío Gilito, que actúa a modo de menú del juego. En dicha consola, podíamos seleccionar cualquiera de los cinco niveles disponibles, lo que era toda una novedad y muestra de no linealidad para aquel entonces. Estos cinco niveles eran los siguientes:

El Amazonas: El nivel en el que todo el mundo solía comenzar. Una jungla tropical con enemigos como gorilas y serpientes, y un antiguo templo que explorar.

DuckTales - El HimalayaTransilvania: Una mansión encantada en el país del Conde Drácula. Es el nivel más laberíntico del juego, y está conectado a través de ciertas zonas con otros niveles del juego.

Las minas africanas: Una mina subterráneas, repleta de pasadizos secretos que deberemos explorar, ya sea a pie o montados en una vagoneta, al estilo “Indiana Jones”.

El Himalaya: Como no podía ser de otra forma, un escenario nevado con resbaladizas cavernas subterráneas totalmente heladas.

La Luna: Tras recorrer la superficie lunar (sin traje espacial ni nada, los patos no deben necesitarlo) accederemos al interior de una nave alienígena.

Como véis, a pesar de contar con pocos escenarios, eran muy variados entre sí, lo que lo hacía la aventura de lo más entretenido.

Viejos conocidos

DuckTales - Helicóptero de Joe McQuackA lo largo de los niveles nos iremos encontrando a los distintos miembros de la familia McPato: los sobrinos del Tío Gilito nos entregarán mensajes que nos ayudarán a completar la aventura, la señora Beakley nos dará un helado que recupera toda nuestra saluda, Joe McQuack nos transportará en su helicóptero…

Como ya he dicho, podíamos visitar los niveles en cualquier orden, y rejugarlos tantas veces como quisiéramos. Además, en algunos niveles existían pasadizos secretos que nos llevaban a encontrar dos tesoros ocultos (aparte de los cinco tesoros principales).

Si encontrábamos dichos tesoros, al terminar el juego veríamos un final alternativo, que muestra el mismo periódico que se ve al final del juego (con la noticia del triunfo del Tío Gilito) solo que en esta ocasión lleva una corona sobre su cabeza.

DuckTales - TransilvaniaEn cada uno de los niveles nos enfrentaremos a enemigos diferentes, en ocasiones provinientes de la propia serie, como Magica De Spell, Isidoro Dorado o los Golfos Apandadores; y en otras ocasiones creados especialmente para el juego, como ratas gigantes o extraterrestres.

Tras finalizar todos los niveles y acabar con los jefes de cada escenario, seremos trasladados de nuevo a Transilvania para el enfrentamiento definitivo (bastante sencillo, por otra parte) y el ansiado final del juego.

Un juego redondo

En cuanto al control, el juego se basa en un único movimiento: el pogo-salto, consistente en que el Tío Gilito se mueve a saltos, rebotando sobre su bastón, lo que le permite alcanzar grandes alturas y eliminar a los enemigos saltando sobre ellos. Es cierto que también podemos golpear a los enemigos con el bastón, trepar por lianas, y otro tipo de acrobacias impropias de un pato de su edad, pero la base del juego es este curioso movimiento.

En definitiva, se trata de un juego simple pero brillante en todos sus aspectos: gráficos a la altura de la consola, buen control, dificultad justa y un magnífico aprovechamiento de la licencia en que se basa. Sin duda, uno de los mejores juegos creados para la NES.

DuckTales - Recorriendo el mundo

Al igual que ocurrió con “Chip’ n Dale: Rescue Rangers”, el juego contó con una segunda parte, “DuckTales 2”, que era una vez más muy similar a la primera entrega, reutilizando incluso sprites y texturas del juego anterior.

Ambos juegos contaron con versión portátil para GameBoy, que eran muy similares en niveles y desarrollo a las versiones de sobremesa (excepto por las limitaciones de la portátil, claro está).

Si nunca habéis probado el juego o, si por el contrario, os han entrado ganas de echar una partidita nostálgica, os dejo con el enlace para jugar a “DuckTales” en vNES. Yo, por mi parte, tengo la suerte de poseer una copia del cartucho original que guardo como oro en paño.

Jugar | DuckTales

Fuentes

DuckTales (video game) (Wikipedia en inglés)
DuckTales (videojuego) (Wikipedia en español)
“DuckTales” En Mobygames

También en ion litio…

PatoAventuras
Solstice
Chip ‘n Dale: Rescue Rangers
Las Tortugas Ninja (II)

Etiquetas: ,

Categorías: Análisis, Videojuegos

26 comentarios

  • Manu
    22/02/2008 | 7:27

    Ya me olía yo que ibas a comentar los juegos 😀

    ¡Clasicazos!

    Responder a Manu
  • drugo
    22/02/2008 | 7:45

    Un plataformas de aquellos guapos, guapos!!

    Responder a drugo
  • luipermom
    22/02/2008 | 9:24

    Me encanta el sabor de los títulos clásicos.

    Si nos fijamos en todas y cada una de las capturas que has puesto en el artículo, el “sprite” del tío Gilito es siempre el mismo (sólo que girado a un lado u otro) pero esas carencias técnicas no evitaban que salieran al mercado auténticas maravillas capaces de tenernos meses enganchados a la videoconsola.

    ¡Un saludo! ^^

    Responder a luipermom
  • Flapy in Japan
    22/02/2008 | 9:27

    Jugué un par de veces en la NES de mis primos y me gustó bastante, pero me falto tenerlo a mí para poder exprimirlo.

    No recuerdo lo del golpe del bastón, como se hacía, de hecho lo he intentado en el emulador y no tengo ni idea!!…

    Un saludo !

    Responder a Flapy in Japan
  • Mrs. Knook
    22/02/2008 | 9:52

    Adoro este juego!!! Yo también tengo el cartucho original y no hace mucho que lo jugué, mi vieja NES aún funciona jeje. Es un vicio!! Me estoy acordando de la musiquilla, qué recuerdos…

    Responder a Mrs. Knook
  • Dolph
    22/02/2008 | 9:55

    Flapy: Salta y pulsa abajo para caer con toda la fuerza de tu bastón sobre los enemigos.

    Qué gran juego, qué de tardes eché jugando. Recuerdo que en la fase de la mina, había una parte en la que, junto a tus sobrinos, te montabas en la típiza vagoneta de la mina. Al final de la parte de la vagoneta, ésta caía por un pozo, teniendo que estar al loro para hacer saltar a Gilito y salvar tu vida. Gilito salataba y seguías jugando pero… ¿Y los sobrinos? En ningún momento se les ve salir de la vagoneta. ¡¡Gilito cabrón, has matado a Juanito, Jorgito y Jaimito!!!

    Responder a Dolph
  • Flapy in Japan
    22/02/2008 | 13:04

    DOLPH : Gracias !! Ahora mismo que acabo de llegar a casa me voy a echar unas partiditas 😉

    Responder a Flapy in Japan
  • Wiz!
    22/02/2008 | 15:42

    ¡Que ganas de jugar un juego como ese!
    Esos juegos de plataformas, aunque sencillos, divertían muchos (y no te tenías que preocupar de hacia donde esté mirando, ya que el juego es en 2d xD)
    Buen artículo! ^-^

    Responder a Wiz!
  • Orion el pastor
    22/02/2008 | 16:48

    Muy grande este juego!! me lo pase en incontables ocasiones en Game Boy… La verdad es que la mecanica del salto del Tio Gilito era cojonuda. Es curioso que en aquella epoca no importara demasiado jugar y rejugar un mismo titulo, y ahora en cuanto acabas un juego lo metes es la estanteria y no quieres verlo en mucho tiempo.

    Responder a Orion el pastor
  • kenneth
    22/02/2008 | 18:06

    yo tenia el de game boy y era una puta mierda.

    además lo tenia repetido. vaya tela, tenia 4 juegos y 2 eran el mismo…

    Responder a kenneth
  • El Tipo de la Brocha
    22/02/2008 | 18:11

    Y no nos olvidemos de la música. Yo aún la tengo clavada en el cerebro.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • RICARDO
    22/02/2008 | 22:47

    Recuerdo haber jugando con este videojuego; fue hace mucho, mucho tiempo……………

    Responder a RICARDO
  • cryblue
    23/02/2008 | 9:25

    Tan solo recordar el pogo-salto y las musiquillas me entra una nostalgia (que raro mirando este blog xDD)

    Recuerdo que este juego estaba repleto de pasadizos ocultos donde había joyas, y había enemigos que no podías matar con el bastón… La música de escoger pantalla y la de la pantalla “The moon” son buenísimas, alguien sabe como sacar estos midis?

    Responder a cryblue
  • Deckard
    23/02/2008 | 14:20

    No sé si lo jugaste, pero aparte de este magnífico juego creo que también hay otro maravilloso ambientado en estos dibujos, el mítico Quackshot de Megadrive.

    Responder a Deckard
  • majin_antonio
    25/02/2008 | 14:49

    Los juegos Disney para 8-16 bits solían tener una calidad bastante elevada, sobre todo los Castle of Illusion de Mega Drive y Master System, que eran unos juegazos. Los del Pato Donald (Quakshot, The Lucky Dime Caper) eran también notables, así como algunos juegos basados en largometrajes, como el Aladdin de MD.
    Éste que nos ocupa lo alquilamos en casa de un colega y también me pareció un juego enorme, aunque apenas llegué a jugar poco más de una hora.
    Lejos, muy lejos quedan los tiempos de licencias Disney bien aprovechadas.

    Responder a majin_antonio
  • enmax
    28/02/2008 | 2:35

    orion pastor tienes razon es que antes como los juegos traian atajos de todo tipo de diverciones adicionales ahora los juegos te proporcionan un nivel de dificultad diferente que ya cuando los terminas te cansas y no lo vuelves a jugar es que los juegos de ahora ya son muy tediosos

    Responder a enmax
  • ficticio
    5/03/2008 | 0:04

    La pregunta es, Desde entonces ahn sacado juegos comparables a estos, o los niveles de diversión que se alcanzaron con estos son insuperables como me parece a mi??? jejeje

    Responder a ficticio
  • Varhall
    27/03/2008 | 17:34

    Yo todavía lo conservo en buen estado, la verdad me enganchó su tiempo hasta que dije que era hora de cambiar xD

    Responder a Varhall
  • La Lengua del Calamar
    31/10/2009 | 0:26

    Qué grande! Yo lo tenía para la Game Boy clásica.

    Curiosamente, lo recuerdo bastante difícil o_o

    Responder a La Lengua del Calamar
  • jan
    7/12/2009 | 21:11

    Excelente clasico de la consola NES yo lo tube cuando aun transmitian la serie y me emociono mucho llegar al final cuando se enfrentaba con el pato vampiro

    Responder a jan
  • The F
    18/04/2010 | 18:54

    hola, es la primera vez que comento por este blog, soy un mozuelo joven y a pesar de ello conozco muchos juegos de los que publicais por aquí, este en concreto lo jugue en su versión de game boy y como ya dijeron yo lo recuerdo un tanto dificil aunque creo que logré pasarlo, un saludo buen articulo!

    Responder a The F
  • Snufkin
    16/08/2010 | 14:55

    Que grande es la franquicia Patoaventuras!!!!
    Me encantaba el juego de Game Boy, voy a tener que jugar al de NES por lo que parece.

    Ojalá Warren Spector haga el juego de Ducktales después del Epic Mickey

    Responder a Snufkin
  • JosephPorta
    25/07/2011 | 15:54

    Un plataformas excelente para NES sin duda, yo tuve NES y Supernintendo de estos de Disney tengo que reconocer que me tiraban tb mucho el Quackshot y el Castle of illusion de Megadrive.

    Responder a JosephPorta

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.