Oct
5
2007

El CD-i de Philips

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Unidad Philips CD-i 450El origen del CD-i se encuentra en el proyecto de creación de un CD-ROM para Super Nintendo, del que hablé en esta web la semana pasada.

Tras ser rechazada también por la gran N, Philips, como hizo Sony, decidió desarrollar el formato en solitario. De este trabajo de I+D surgiría el CD-i, un reproductor que sacaba partido de un proyecto conjunto de Sony y Philips iniciado a mediados de los 80 para crear un formato de CD-ROM multimedia. A finales de los 80, Sony se había desentendido de dicho proyecto para seguir su propio camino (materializándose en la PlayStation antes mencionada) pero Philips decidió seguir adelante con el mismo.

A pesar de su escaso éxito, el CD-i pasará a la historia como una de las primeras consolas de 32 bits, debido a que incorporaba dos procesadores de 16 bits.

En cuanto a potencia, por tanto, el CD-i era una auténtica máquina para la época. Por desgracia los juegos, el elemento fundamental a la hora de competir en el mercado de los videojuegos, no le acompañaron. Philips no estaba interesada en venderlo como una máquina de videojuegos, sino como un centro multimedia. Debido a ello, el apartado jugable de la máquina estaba, por decirlo suavemente, bastante descuidado.

Posibilidades multimedia:

El CD-i era una máquina muy completa, que soportaba multitud de formatos de disco entre los que se incluían:

  • Reproducción de películas (en el formato VCD, un estándar MPEG-1 que permitía meter hasta una hora de vídeo en calidad VHS en un CD-ROM)
  • Reproducción de CDs musicales.
  • Reproducción de Photo-CDs de Kodak, un formato de revelado digital que en España ofertaban algunas casas de revelado. En esencia, se nos entregaban las fotografías de nuestro carrete en un CD-ROM en formato digital.
  • Enciclopedias interactivas.
  • Y por supuesto… reproducción de videojuegos.

Unidad CD-i de Philips con gamepad controlador y mando a distancia

Existían cuatro series diferenciadas de producto:

Serie 200: La serie más económica, diseñada para el consumo masivo. Era el modelo más básico.

Serie 300: Se trataba de reproductores portátiles más enfocados al mercado profesional de las presentaciones multimedia.

Serie 400: Esta es la serie que nos interesa, ya que fue la que intentó introducirse en el mercado de los videojuegos. En concreto, el modelo CD-i 450 fue el que intentó hacer sombra a Sega y Nintendo.

Serie 600: Creada para el mercado profesional y el desarrolo de software, se acercaban más al mercado de los PCs que al de los reproductores multimedia, incluyendo soporte para unidades floppy, teclados de ordenador y otros periféricos.

A pesar de sus bondades, la máquina fue un fracaso absoluto en lo que a videojuegos se refiere.

Tocata y fuga

Las causas del fracaso del CD-i son diversas. En el ámbito que nos interesa, el de los juegos, simplemente no eran gran cosa. Los primeros títulos del CD-i estaban enfocados al ámbito educacional y el de la música y el resto… digamos que no mejoraron demasiado los primeros lanzamientos.

El CD-i, al igual que el Mega-CD, se creó en una epoca en la que estaban de moda los juegos “prerenderizados”, en los que, aprovechando la enorme capacidad de almacenamiento del CD-ROM, los programadores creaban juegos que eran auténticas películas interactivas. El problema de este formato era la poca interacción del jugador, limitado a pulsar un botón o elegir una acción de vez en cuando. Y los juegos que no eran así, eran meras conversiones de juegos de 16 bits, o adaptaciones de juegos de tablero.

Zelda: The Wand of Gamelon para CD-iSin embargo, fruto de la colaboración para desarrollar una unidad de CD-ROM para Super Nintendo (que nunca vería la luz) Philips contaba en su haber con el permiso de la gran N para desarrollar juegos basados en las franquicias de Zelda y Mario Bros, de una calidad tan ínfima que son tema para un artículo aparte…

Con estas premisas, sumadas al elevado precio del dispositivo y al repentino ascenso de la informática en años posteriores, junto al abaratamiento de los equipos informáticos y el auge de Internet, es comprensible la paulatina caída de ventas del CD-i, hasta el fin de la fabricación en 1998.

El sector de los videojuegos es un mercado exigente y caprichoso. Las dos compañías que negociaron con Nintendo para crear la unidad de CD de Super NES acabaron intentándolo en solitario. Sony triunfó, y creó el sistema de videojuegos más vendido del mundo: PlayStation. El invento de Philips, por contra, quedó relegado al mercado asiático, sostenido gracias al incipiente mercado de piratería de películas en formato Video CD, hasta ser totalmente desbancado por el DVD.

Fuentes

CD-i (Wikipedia en español)
“CDI” en Infoconsolas
Philipscdi.com

También en ion litio…

El Amiga
Apple Pippin, la videoconsola perdida

Categorías: Tecnología, Videojuegos

12 comentarios

  • Calintz
    5/10/2007 | 7:37

    Si en lugar de formato VCD para pelis y juegos educativos y Zeldas cuiya existencia es mejor mantener en el olvido, Philips hubiera puesto toda la carne en el asador a la hora de hacer su consola, muy posíblemente estuvieramos hablando de otro ahora…

    Claro, que esto mismo es aplicable a Sega con la gran Dreamcast, cambiando el tema de los juegos educativos por el del apoyo en nuestro país y en Europa entera en general.

    Responder a Calintz
  • Drugo
    5/10/2007 | 7:45

    Que grande es el mundo de los videojuegos, eh?

    Responder a Drugo
  • Dani
    5/10/2007 | 10:36

    Como siempre, poco importa la potencia y prestaciones de la máquina, sino cumples dos cosas, te dan la patada (y si no, que se lo digan a la PS3, pero también a unas cuantas más: CDi, 3DO…):

    – Tener juegos buenos, entretenidos, exclusivos, innovadores… que destaquen en algo, desde luego.

    – Tener un precio asequible y competitivo en comparación con el resto de ofertas.

    Y, aún así, después las consolas pueden fracasar, pero supongo que eso ya son motivos diferentes como el marketing o la suerte.

    Responder a Dani
  • Desde Japon...
    5/10/2007 | 10:55

    Me suena haber visto un vídeo del Zelda del CdI y creo que era muy distinto al estillo de Zelda que estamos acostumbrados…

    Responder a Desde Japon...
  • Dani
    5/10/2007 | 12:45

    Sí, es diferente pero, mira este vídeo, con el primer minuto de juego: es todo tan… No sé si canta porque es ahora y entonces la cosa sorprendía pero… vaya secuencias…

    http://es.youtube.com/watch?v=9mHw5g55oC4

    Y en esta página hay vídeo también de gameplay:

    http://www.quebecgamers.com/impressions/cdi/wand_of_gamelon/index.html

    Responder a Dani
  • Jarkendia
    5/10/2007 | 15:50

    Yo fui un “afortunado” poseedor de ese sistema y no le aproveché nada. Cogió todo el polvo de la casa y atrayó el de los vecinos. Una patata de sistema, vaya.

    Se lo vendí hará casi un año a un colega por 100 bonachos.

    Responder a Jarkendia
  • Calintz
    5/10/2007 | 18:10

    Si, hay una cosa curiosa acerca del revender una de estas máquinas ahora, y es que las pagan bien caritas, cosas del encarecimiento del material retro que está habiendo por culpa de los apestosos especuladores de Ebay.

    Responder a Calintz
  • Upatseb
    6/10/2007 | 12:42

    Dios, que recuerdos, la máquina es verdad que no tenia mas que 4 juegos buenos (siendo generoso) y un montón de morralla increible pero gracias a ella en su epoca pude disfrutar de esa pedazo de joya llamada Burn Cycle (creo que era así) y alguno que otra rareza entretenida como el Inca.

    Me hago viejuno XD

    Responder a Upatseb
  • polyphony
    8/10/2007 | 0:25

    Pues tengo uno en casa que le colaron a mis padres los de Planeta Agostini. Un verdadero fracaso. Tan caro como inútil.

    Responder a polyphony
  • el Chavalin
    8/10/2007 | 16:35

    yo flipaba cada vez que veia alguna demostracion del pack ese que vendian de catedrales, en el que podias “navegar” a traves de ellas, perfectamente modeladas en 3D y con su musiquita y todo…

    Supongo que si viera ahora esas imagenes me sorprenderia la falta de calidad, pero ya sabemos que la memoria juega malas pasadas en ese sentido.

    Responder a el Chavalin
  • The-RockeR
    15/10/2007 | 9:17

    Cada vez que veo en algún sitio ‘ese’ Zelda me dan unas ganas de vomitar que no veas…xD

    Responder a The-RockeR
  • Diego Silva
    21/03/2008 | 3:47

    He visto que en youtube hay unos videos de remix de esos juegos de CD-i que se burlan de ellos y le llaman ”Youtube Poop”, se lo merecen por hacer estupidos juegos como ese.

    Responder a Diego Silva

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.