Jun
17
2011

‘Duke Nukem Forever’, análisis

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Duke Nukem Forever - CarátulaTodavía no me creo que esté escribiendo este artículo. Un artículo en el que comento mis primeras impresiones después de jugar (¡jugar!) a la versión final de “Duke Nukem Forever”. Un juego que ha llegado por fin a mis manos (y a las de millones de fans en todo el mundo) después de entre 12 añitos de desarrollo, que se dice pronto.

Así pues, llega el momento de responder a la gran pregunta ¿Responde “Duke Nukem Forever” a las expectativas? Bueno, depende de cuales sean estas, pero si lo que buscamos es un digno sustituto de “Duke Nukem 3D”, lo cierto es que, en líneas generales, el juego cumple. Aunque no es, ni mucho menos, lo que podría haber sido.

Antes de continuar, apunto que en uno de los artículos que escribí hace un par de meses sobre “Duke Nukem 3D” uno de los lectores, Anonimatus, me pedía que hiciera un repaso al desarrollo de “Duke Nukem Forever”. Bien, lo cierto es que ya escribí un artículo al respecto hace un par de años en Vidaextra. Y aunque falta la última parte del culebrón (el rescate por parte de Gearbox) creo que mi artículo “Duke Nukem Forever: historia de un desarrollo eterno” describe bastante bien el calvario por el que ha pasado este juego. Si no estáis al día con la historia, os sugiero echarle un ojo antes de continuar.

Una vez hecha esta pequeña introducción, desgranemos punto por punto lo que supone este lanzamiento, todo un hito en la historia de los videojuegos, aunque más por el culebrón que arrastra que por el juego en sí. Por cierto, la versión analizada es la de PC, que como todo el mundo sabe es la auténtica y verdadera.

Argumento

Supongo que si ya conocéis a Duke no esperaréis un argumento especialmente elaborado. Y lo cierto es que ese es el caso aquí. La historia nos sitúa 12 años después del primer juego. Duke es ahora un héroe mundialmente reconocido y tiene todo el dinero, fama y mujeres que pueda desear. Sin embargo, los alienígenas a los que derrotó pateo el culo en el pasado han vuelto con ansias de venganza, y esta vez, es personal.

Tan personal, que el principal objetivo de su visita es secuestrar a todas las mujeres de la tierra (y destruir un poco el lugar, de paso) precisamente para darle a Duke donde más le duele. Algo que Duke, por supuesto, no puede permitir.

Gráficos y jugabilidad:

El mundo de los videojuegos ha cambiado mucho desde 1996. A día de hoy, es cierto que Duke es un héroe “fuera de lugar”. Demasiado políticamente incorrecto para los tiempos que corren. Y sin embargo, ese no es el mayor problema de este juego y, de hecho, es precisamente lo que lo salva: el carisma de Duke.

En mi opinión, “Duke Nukem Forever” implementa, y de forma bastante correcta, algunas de las mecánicas jugables de hoy en día, como la regeneración de vida automática o el hecho de poder llevar solo dos armas a la vez. Por mi parte no tengo ninguna queja en este aspecto y la jugabilidad es, en general, bastante buena, salvo el hecho de quedarnos a veces sin munición. De hecho, me gusta especialmente como se ha implementado todo lo relativo al medidor de ego, que es la barra que marca la cantidad de disparos que puede recibir Duke antes de morir y que se “regenera” automáticamente si nos ponemos a cubierto.

Duke Nukem Forever - Me duele el Ego

Dicha cantidad irá aumentando a medida que realicemos acciones que eleven nuestro Ego, como hacer pesas frente al espejo del gimnasio o rematar a un enemigo final. De este modo se introduce un cierto toque “rolero” ya que a medida que avancemos en el juego Duke se irá volviendo más resistente.

Otro de los puntos más criticados por los usuarios de la versión de consola, los tiempos de carga, son mucho más reducidos en la versión de PC. Podían serlo aun más, es cierto, pero al menos no llegan a desesperar.

Sin embargo, hay otros apartados en los que “Duke Nukem Forever” peca de ser un juego excesivamente anticuado o poco pulido, siendo el más visible el apartado gráfico.

A nivel visual, “Duke Nukem Forever” es un juego de hace cinco años. Efectos como el agua o el fuego (especialmente este último) no pasan de correctos, y algunas texturas del juego tienen una calidad tan baja y están tan borrosas que recuerdan a las de un juego de Nintendo 64. Aunque por lo que he leído, esto no solo tiene que ver con el juego en sí sino con un fallo en la carga de texturas que afecta al motor Unreal Engine. En todo caso, queda muy cutre.

Duke Nukem Forever - Texturas de Nintendo 64

Este bajón gráfico en ciertas zonas sería incluso perdonable si no fuera porque, para más inri, el juego ni siquiera está correctamente optimizado. En mi caso, cumpliendo de sobra con lo requisitos recomendados (y con la configuración que aplica el juego por defecto), he tenido que bajar la calidad de las texturas a “medio” para evitar las molestísimas ralentizaciones que sufría cada 5 minutos. Ralentizaciones que no tenían que ver con el juego en sí, ya que no se producían en ningún área concreta y se solventaban simplemente minimizando el juego al escritorio de Windows y volviendo a maximizar ¿¿??

Un punto bastante triste en un juego cuyo apartado gráfico no es de última hornada y que, después de 12 años de desarrollo y estando ya desfasado, debería estar al menos optimizado para correr sin problemas en ordenadores de hoy en día.

Duke Nukem Forever - Battlelord

Por último debo añadir como otro punto negativo el hecho de que los combates con los enemigos “rasos” como liztroops o pigcops resultan bastante repetitivos, debido a la poca variedad de los mismos y a una inteligencia artificial bastante simple. Mención aparte merecen, no obstante, los enemigos más poderosos y los combates contra jefes finales. Es en ese momento cuando Duke saca pecho y la situación se vuelve, por momentos, épica. La lucha contra el primer Battlelord que encontraremos es un buen ejemplo de ello, y es uno de esos momentos en que el juego asombra y divierte. Y es bastante difícil para los estándares de hoy en día, algo que se agradece.

Interactividad:

Uno de los grandes puntos del “Duke Nukem 3D” fue, en su día, la interactividad en todos sus escenarios. En “Duke Nukem Forever” esto se mantiene, y veremos como en algunos enfrentamientos las paredes vuelan por los aires o las columnas van perdiendo hormigón hasta quedarse prácticamente en la estructura (como ocurría en la famosa escena del lobby en la primera entrega de “Matrix”).

Duke Nukem Forever - Pinball

No obstante, a día de hoy hay muchos juegos que han alcanzado un buen nivel de interactividad y la cosa ya no destaca tanto. Por poner un ejemplo, me quedo con el momento en que entramos en un edificio de oficinas en “Counter-Strike: Source” o “Left 4 Dead” y descubrimos como, si disparamos la CPU de un equipo informático, esta se descompone en piezas y llegamos a ver en su interior los diferentes componentes del PC.

Resumiendo, “Duke Nukem Forever” es interactivo, pero dentro de la media, y el hecho de jugar a las máquinas de pinball o poder beber cerveza pulsando un botón no salva otros defectos de los que sufre el juego, pero es cierto que los compensa en parte.

Escenarios y diseño de niveles:

Otra de las grandes ventajas del juego original fueron sus escenarios. Por primera vez huíamos de aburridos pasillos espaciales para explorar ciudades “reales” (o que al menos intentaban aparentarlo con los medios de la época), lo cual supuso un soplo de aire fresco respecto a los shooters de la época.

Este detalle se mantiene en “Duke Nukem Forever” y, en general, hay escenarios muy buenos en el juego, destacando especialmente el primer nivel del mismo, el Estadio, en el que recrearemos la lucha contra el enemigo final de “Duke Nukem 3D”; y otros escenarios simplemente discretos, en los que se nota un poco el collage que han supuesto tantos años de desarrollo, llevando a un corta-pega de niveles brillantes junto a otros del montón. Asimismo, el juego también ha sido afectado por el efecto “nueva generación” y, para mi gusto, muchos de los escenarios pecan de ser demasiado grises, faltos del colorido y personalidad propia que tenían los niveles de “Duke Nukem 3D”.

Duke Nukem Forever - The Hive

En cuanto a la variedad, no obstante, no hay ninguna queja, ya que el juego hace un esfuerzo especial en presentarnos niveles y situaciones lo más variadas posibles, pasando de recorrer un casino a toda velocidad en un coche de radiocontrol en miniatura a despejar las calles de Las Vegas de enemigos a tiro limpio, ya sea a pie o montados en un contenedor que una grúa desplaza de un lado a otro. En este apartado es de agradecer el esfuerzo, a pesar del bajón de calidad que suponen algunos de los niveles.

A todo esto hay que sumar que el componente de exploración prácticamente ha desaparecido. Estamos ante un shooter “de pasillo” en el que la mayoría del tiempo solo habrá un único camino a seguir, sin bifurcaciones. Algo que los que tendemos a perdernos fácilmente agradecemos, pero que no deja de ser triste en comparación con excelente diseño de niveles de su predecesor y la multitud de secretos que estos escondían (aquí también los hay, pero menos). Nada como retomar una famosa imagen, adaptada para la ocasión, para definir la diferencia en entre este juego y su predecesor:

Duke Nukem Forever - Diseño de niveles

Por último, aunque no es un aspecto del diseño de niveles en sí, los Quick Time Events resultan más molestos que otra cosa, especialmente el que realizamos para forzar una puerta atrancada y que tendremos que repetir una y otra vez en los primeros niveles.

Salvado por la nostalgia:

A lo largo de este pequeño análisis he criticado bastante duramente a “Duke Nukem Forever”. Una crítica como la que solo podría hacer un auténtico fan del juego. Y es que si exijo a “Duke Nukem Forever” más que nadie es precisamente porque soy un gran fan del juego original.

No obstante, “Duke Nukem Forever” no es un mal juego, si te gustaba el original. Pero tampoco es un título destacable. Si destaca es, única y exclusivamente, por el carisma de su protagonista, capaz de salvar las carencias del juego, y por la nostalgia que provoca el verlo por fin en las estanterías.

Duke Nukem Forever - General Graves

Si algo no ha cambiado es el humor ácido de Duke, lo cual era de hecho otro de los puntos fuertes de la anterior entrega. Sus comentarios lo salpican todo y están llenos de referencias a películas de acción como “Commando” de Arnold Schwarzenegger o la más moderna “300”. El personaje de Duke ES el juego, y de hecho sin él no estaríamos más que ante un shooter del montón.

Conclusiones

Ante la pregunta ¿Consigue el carisma de Duke Nukem salvar el juego? la respuesta es un rotundo sí. Y a pesar de ello, es un juego que no me atrevo a recomendar a todo el mundo, ya que solo los fans del título original sabrán apreciarlo. Para el resto pasará sin pena ni gloria como “ese juego que tardaron tantos años en hacer” aunque yo, a pesar de mis críticas, lo estoy disfrutando bastante. No es ni mucho menos un juego redondo, y de hecho, si no tenéis especial cariño por el personaje, no os llamará la atención especialmente. Pero tampoco es un despropósito, como algunos críticos se han empeñado en calificarlo.

Un último consejo si os váis a hacer con el título. Aunque el doblaje al español es más que correcto, aprovechad la posibilidad que ofrece Steam de cambiar fácilmente el idioma del juego y jugadlo en inglés, para disfrutar de la voz de Jon St. John (el mismo que doblaba a Duke en “Duke Nukem 3D”). Yo lo estoy haciendo así y, realmente, el juego gana un par de puntos gracias a ella.

Lo que podría haber sido…

No quiero terminar este análisis preliminar sin remontarme 10 años atrás, al E3 de 2001, para recordar el que es, para mi, el mejor vídeo promocional de “Duke Nukem Forever”. Por aquel entonces, lo mostrado en este teaser estaba a años luz de los juegos de la época. Y si bien la primera versión del juego, cuyo desarrollo comenzó en 1998 usando el motor de “Quake II”, era un juego del montón, esta segunda versión, recomenzada desde cero usando la primera versión del motor Unreal engine, tenía muy buena pinta.

Es una pena que los retrasos, disputas internas y, sobre todo, la obsesión de George Broussard por introducir cambios continuamente que impedían finalizar el juego, evitaron que llegara a buen en 2002 o 2003 como habría sido deseable. Estoy seguro que de haber sido así estaríamos hablando de un juego totalmente distinto. Veamos este viejo tráiler, una vez más:

Y, para comparar, os dejo ahora con el tráiler final de “Duke Nukem Forever” con el que se ha promocionado el juego actual:

Evidentemente, hay una mejora gráfica más que notable (al fin y al cabo, una década los separa) y también es verdad que el tráiler en cuestión vende muy bien el producto. Pero el juego de 2001 era, para la época, una auténtica bomba. Es una pena que no llegara a buen puerto, ya que jamás sabremos cuanto de aquel “Duke Nukem Forever” hay en el juego actual.

Etiquetas: , , ,

Categorías: Análisis, Videojuegos

15 comentarios

  • fallen
    17/06/2011 | 10:25

    Excelente artículo. Pienso lo mismo que tu, ya que soy uno de los mayores fans de REY. Aunque podría haber sido mucho mejor con algo más de pulido.

    saludos!

    Por cierto, no has hablado nada acerca del (olvidable) multijugador que tiene el juego.

    Responder a fallen
  • ELOY
    17/06/2011 | 11:48

    No me lo puedo creer.
    Un juego que tarda 15 años en salir no debería tener ningún fallo, o por lo menos no debería tener esos fallos de gráficos (que para mí nunca son importantes pero en los tiempos en que estamos, que cada juego es más avanzado que el anterior en este aspecto…), ni ese problema con los tiempos de carga.
    Por cierto, esa imagen de los escenarios que has puesto se parece muchiiiisimo a las primeras pantallas de Legacy of Kain Defiance.

    Responder a ELOY
  • q256
    17/06/2011 | 17:10

    fallen, es que el modo multijugador… aún no lo he probado 😀 Pero lo haré en breve, lo prometo (y pondré algún tweet al respecto)

    Responder a q256
  • Feno
    17/06/2011 | 19:31

    muy buena critica y todo pero le faltan apartados como el sonido y la música, también mencionar el apartado multijugador, lastima que este producto no lo hayan vendido hace unos 5 años, con lo que me gusta duke

    Responder a Feno
  • reyham
    18/06/2011 | 3:54

    despues de esto y del comentario sobre el multi(por lo q compro los juegos..) duke keda desterrado de mi estanteria.
    una pena por q el personage me mola(akien no??) pero para jugar una beta de hace 8 años(o eso parece) no pago.

    Responder a reyham
  • Anonimatus
    19/06/2011 | 0:32

    Un gran artículo, con eso del E3 y de la nueva consola de Nintendo casi ninguna página de videojuegos se ha molestado en analizar este juego.

    Es una pena que no hubiesen sacado el juego hace una decada por culpa del perfecionismo del tipo al cargo. ¿Qué más daba que el juego no fuese lo último tecnologicamente?
    Lo cierto es que les habría ido mejor con un motor gráfico menos potente que el más moderno de aquella época, la mayoría de los usuarios de PC no habrían podido correrlo. Duke Nukem 3D no era precisamente el más moderno tecnológicamente cuando salió pero eso permitió que más usuarios pudieran disfrutarlo.

    Rompo una lanza a favor de los chicos de Gear Box por terminar el juego, hay que tener en cuenta que han tenido que trabajar como base con lo que les dejó 3D Realms.

    En esta generación en la que hay FPS hasta en la sopa es muy difícil que uno destaque sobre los demás por suerte este juego a diferencia de los otros shooters dispone de un protagonista carismático, sentido del humor y mucha interactividad, algo que le permitirá competir con otros títulos más avanzados técnicamente.

    Responder a Anonimatus
  • Feno
    19/06/2011 | 2:24

    la ultima historieta de ctrl+alt+del, es un poco pasada pero tiene algo de razón http://www.cad-comic.com/cad/20110613

    Responder a Feno
  • gmassa
    19/06/2011 | 10:11

    Aunque no soy muy fan de la saga (soy más de Half Life) has destacado perfectamente los puntos clave.

    El juego viene con demasiado retraso, lo que provoca unas espectativas aún mayores del juego que a la hora de la verdad se quedan siempre en menos (no porque sea malo, sino porque siempre se espera más).

    No tengo ni idea de lo que hay que hacer para que un shooter destaque por encima de los demás (quizás mejorar el argumento y la jugabilidad), el carácter de Duke aporta puntos a favor pero quitar la exploración de los escenarios no me parece que mejore nada del juego.

    Los gráficos. Que no sean lo más, a mi personalmente no me importa demasiado, ya que sino cada vez que sale un título destacado tendrías que cambiar el ordenador para poder jugarlo. Pero es imperdonable que aparezcan estos fallos en un juego con tanto tiempo de desarrollo.

    Por último felicitarte por esta magnífica saga de artículos repasando la historia de todo un clásico de los videojuegos!

    Responder a gmassa
  • Calintz Jerevian
    19/06/2011 | 13:46

    Problemas de tener un hype mantenido durante 12 años, que por muy buen juego que hubiera resultado, nunca habría contentado a todos. A mí lo poco que he visto del juego me ha gustado, poco más o menos como el Duke Nukem 3D, aunque entiendo perfectamente que los más acérrimos seguidores de Duke se hayan visto algo defraudados.

    Por cierto, huelga decír que hay que jugarlo con el doblaje en inglés SÍ o SÍ, ya que el doblaje castellano es PÉSIMO.

    Responder a Calintz Jerevian
  • El Tipo de la Brocha
    19/06/2011 | 20:02

    Los tiempos de carga en mi PS3 duran alrededor de un minuto. ¡Un jodido minuto! ¿Se creen que tengo todo el tiempo del mundo? Hay gente que tarde menos en hacer el amor. ¡Dos veces!

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Hotamol
    21/06/2011 | 15:33

    Puntos a tener en cuenta:

    1 ) DNF es peor que Duke3d en diseño de niveles y jugabilidad. Lo del pasillo es …. pfffffff, mejor dejárselos al Half Life.

    2) Que por el trailer del 2001 se pueda decir que hubiera sido mejor juego me parece una calentada. Creo que hay mucha represión con el hecho de que la version unreal 2001 no llegara a salir al mercado. Viendo los trailers, me parece mejor juego el del 2011.

    3) Las pegas que tiene el DNF yo considero que se les puede perdonar, mas que nada, porque hablamos de 13 años de despropósitos, y por fin tenemos algo jugable.

    4) Esperemos que gearbox haga los deberes y saque o parches que lo mejoren, o DLCs o expansiones. Queremos un DNF GOTY que sea cojonudo.

    5) Mientras tanto, vuelvo a centrarme en la idea de recuperar el DN3D con JFDuke, HR textures, polymer y dukeplus. Eso si que lo vale.

    Responder a Hotamol
  • Jacinto
    21/06/2011 | 16:45

    Que triste que un juego con tantos años de desarrollo no cumpliera las espectativas, aunque por un lado esto se veía venir, es como lo que pasó con la película de Little Nemo.

    Nunca he jugado ningun Duke Nukem pero me encantaría, y como opinion personal me gustaría que el juego estuviera hecho en Source.

    Responder a Jacinto
  • Anonimatus
    22/06/2011 | 13:15

    Ahora hay un grupo de aficionados que está haciendo un remake del Duken Nukem 3D con la tecnología actual y lo mejor es que tienen el beneplácito de la propia GearBox.

    Responder a Anonimatus
  • Fruktose
    25/06/2011 | 1:33

    A mi lo que no me convence del juego lo que llevo jugado es la linealidad entre niveles. Eso de “casino 1, casino 2″… no le va a Duke. A ver, dentro de lo que cabe, el episodio 1 de DN3D era algo “lineal” (hollywood-desierto) pero cada nivel era reconocible y unico. Ya no hablo de exploracion o de secretos (aqui, como mucho, busqueda de “ego”) si no que busco cosas sorprendentes como en su dia fue aparecer de repente en la luna, ir a un restaurante de sushi y al completarlo NO volver mas o el cosquilleo que me producia a los 12 años encontrar una secret room con algun easter egg o secret level. Ya se que hablamos de factor nostalgia.. pero bueno.. aun asi, lo estoy disfrutando. Poco a poco, que el ritmo de juego es muy extraño, no se si esta hecho para jugar de un tirón o que.

    Responder a Fruktose

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.