Ene
14
2009

Cortos publicitarios

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Cortos publicitariosHace ya un tiempo (mucho tiempo, tanto como más de dos años) publicaba en esta web un artículo en el que hacía un análisis de como utilizar un cortometraje de forma publicitaria, elegantemente y sin prostituir ni el valor artístico ni el meramente comercial de la obra.

En aquel entonces presenté unos cuantos ejemplos de lo argumentado, una tendencia que despuntaba en el mundo de la publicidad, pero no era ni mucho menos una novedad. Hoy voy a hacer lo propio con otros tres cortos que usaré como ejemplo, en lo que podría ser (o no) el inicio de una nueva serie de artículos.

Windows 386

Para empezar la recopilación, un vídeo especialmente friki, sobre todo visto con la perspectiva del tiempo. Este es el estilo de spot al que Microsoft tenía acostumbrados a sus clientes a finales de los ochenta: pequeños cortos de unos 10 minutos que mostraban las bondades de su sistema operativo en la oficina. Por supuesto, estamos en los ochenta, así que el toque de videoclip cutre nunca podía faltar. Avanzad hacia el minuto 8 si no queréis esperar, y contened vuestra vergüenza ajena lo máximo posible.

Soberano, el rey canalla

El segundo puesto de esta recopilación va para un corto netamente español: «Soberano, el Rey Canalla», un cortometraje filmado en 2001 por Miguel Bardem para la marca de brandy Soberano y que ya comentamos en su momento al hablar por primera vez del fenómeno de los cortos publicitarios. No obstante, como primera parte de esta recopilación, no podemos evitar recordarlo. Os dejo aquí el corto, en dos partes:

Como suele ocurrir cuando prima el contenido cinematográfico sobre el publicitario, el mensaje final queda difuminado. Y es que aunque la marca anunciada se recuerda perfectamente, la historia de un animal nocturno como este «Soberano» podría aplicarse para publicitar cualquier bebida alcohólica. Asimismo, aunque la técnica del corto publicitario se ha utilizado en múltiples ocasiones en nuestro país, este es quizá el más famoso y uno de los pioneros.

Pantene Chrysalis

Y por último, la historia de una chica sorda que quería tocar el violín. Un corto especialmente conmovedor, aunque hay que reconocer que gran parte de la culpa de las sensaciones que transmite la tiene el fantástico uso que hacen del Canon de Pachelbel. Una historia de superación personal sobre como la música no solo se puede oir, sino que también se puede sentir.

Siendo críticos, lo cierto es que el vídeo busca la fibra sensible utilizando todas las armas a su alcance: por una parte, el ya mencionado Canon, un tema clásico que tiene la extraordinaria capacidad de sobrecoger a cualquiera que lo oiga y otorgar una fuerza vibrante a las imágenes.

Y por otro lado, los planos artísticos como el de la mano rozando las briznas de hierba a lo «Gladiator» o el uso extremo del travelling circular también buscan un mismo objetivo: provocar una reacción emocional en el espectador. Pero al fin y al cabo, en eso consiste la publicidad. Y si está tan bien hecho como es el caso, bienvenido sea.

También en ion litio…

Los videoclips de ‘El Informal’
Los vídeos de Hobby Consolas
El corto como medio publicitario

Categorías: Cortos, Marketing-Publicidad, Vídeos

15 comentarios

  • PIPP0
    14/01/2009 | 7:46

    Me ha encantado el último, con tanto violín. Eso sí, es una joven sorda, no ciega.

    Eso sí, tanto Pachelbel me ha recordado el genial Pachelbel rant

    Responder a PIPP0
  • drugo
    14/01/2009 | 7:48

    Muy guapos los 3. El de soberano ya lo habia videado.

    Responder a drugo
  • q256
    14/01/2009 | 8:57

    Cierto PIPP0, es sorda, no ciega. Ha sido un lapsus que ya he corregido.

    Responder a q256
  • BiG_FooT
    14/01/2009 | 9:58

    Desconocia el de Pantene… Buenisimo si señor..

    Y esa cancion es una maravilla…

    Responder a BiG_FooT
  • AIK
    14/01/2009 | 10:55

    El último es absolutamente genial. Es una obra maestra.
    Me encanta cómo usan el ritmo, el montaje en función de la música, todo. Es super sensorial. Emocionalmente está muy bien llevado.

    Discrepo contigo en que la publicidad consiste en emocionar. La publicidad consiste en convencer a alguien de que haga algo. Es decir busca vender o conseguir una acción del espectador.

    Responder a AIK
  • León
    14/01/2009 | 14:23

    El de Windows 386 es una obra maestra.

    Responder a León
  • Retroyonki
    14/01/2009 | 14:53

    Vaya cutrez de vídeo el de microchof, da vergüenza verlo.

    P.D: En el texto del corto del violín, al principio sigue apareciendo que la niña es ciega. Luego se vuelve sorda de repente, vaya desgracia.

    Responder a Retroyonki
  • Ignacio
    14/01/2009 | 15:11

    si si son muy lindos,excepto el de microsoft,awww que miedo!!
    i have turuputuo386turupypuymicrosoftturopuiyuipoyoi
    hombre hasta will smith sabe raper mejor
    : )
    Saludos!!!!

    Responder a Ignacio
  • q256
    14/01/2009 | 17:39

    Cierto, ahora había dejado a la chica sordomuda!! Maldita sea, la pobre debía estar odiándome.

    Responder a q256
  • Nando
    14/01/2009 | 18:22

    Brillante el corto de la niña sorda… sinceramente creo que la imagen de pantene al final no tiene nada que ver y que la caga, pero bueno como bien dices, si hacen un buen anuncio bienvenido sea. Estoy pensando subirlo al blor porque es realmente genial el corto.

    Responder a Nando
  • El Tipo de la Brocha
    15/01/2009 | 18:33

    Creo que la anécdota de la niña ciega sordomuda vale tanto o más que los anuncios en sí.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Lobacho
    16/01/2009 | 13:24

    Pero es apra un anuncio de champu xDDDDD
    Ma tocao y me ha llegado,pero..siento la enorme necesidad de ducharme y labarme el pelo xDDD

    Responder a Lobacho
  • Dani
    16/01/2009 | 15:09

    Ahora no me carga el de Microsoft, pero si es el que creo, desde luego que da cosica…

    Responder a Dani
  • Templario
    16/01/2009 | 21:39

    Coincido con AIk en que el fin de la publicidad es el de vender, no el de crear una emoción, en ese caso la emoción es una herramienta más que se usa para vender, no un fin en sí.

    Los dos primero cortos no me gustaron para nada, son muy largos, tediosos y como bien apuntas da pena ajena…

    El de pantene es cosa muy distinta, me gusta la historia, el desarrollo que le dieron y todo, excepto un par de cosas: ¿Porque siempre debe haber un antagonista para que alguien triunfe? y la manera exagerada en que volaron los cabellos de la protagonista en todas dirección, sin ese efecto hubiera quedado perfecto.

    En fin, así es esto… un saludo y muy buen artículo.

    Responder a Templario
  • Hades
    25/01/2009 | 17:07

    El de windows no tiene precio!!

    Responder a Hades

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.