Sep
12
2006

El corto como medio publicitario

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Los que me conocen, saben que soy una persona contradictoria en muchos aspectos. Quizá uno de los más destacables sea mi pasión por dos mundos tan similares y a la vez tan opuestos como son la publicidad y el cine. Me explicaré: adoro la publicidad, especialmente la parte creativa de la misma. Soy de los que opinan que una buena creatividad vale su peso en oro. Por otro lado, también adoro el cine, el encontrar nuevas formas de contar historias y la vuelta de tuerca a los sistemas de narrativa tradicionales.

Sin embargo, mezclar ambas pasiones es realmente peligroso, ya que es muy fácil caer en el error de pervertir el mensaje. Ejemplos flagrantes los hay a patadas. Por ejemplo, quien no recuerda la película “Godzilla”, una aberración fílmica a base de product placement de diversas marcas comerciales como la omnipresente Kodak.

Product placement del iPod en Blade IIIY, por supuesto, como no hablar del sangrante caso de “Blade 3” en el que uno de los personajes protagonistas se marcaba todo un monólogo explicándole a Blade como la chica que los acompañaba (Jessica Biel) se estaba preparando una lista de reproducción de canciones en su iPod para escucharlas mientras iba a cazar vampiros. Desde luego, parecía que la película estuviera completamente producida por Apple.

Y sin embargo, de vez en cuando me encuentro con cosas bien hechas, agradables de ver y que no ocultan su intención publicitaria, trabajos brillantes que me hacen recuperar la confianza en un medio como el publicitario que, desgraciadamente, me desencanta la mayoría de las veces.

En concreto, hoy quiero hablar de los cortometrajes publicitarios. Esos cortos que son patrocinados por una marca comercial pero que no venden totalmente su mensaje a ésta, sino que saben emplearla dentro de la acción sin perder la libertad creativa. En definitiva, excelentes formas de unificar lo mejor de los dos mundos.

Soberano, el rey canallaEn España tenemos un precedente muy interesante en esta iniciativa: “Soberano, el rey canalla”, dirigido por Miguel Bardem y patrocinado por el brandy Soberano. Era la primera vez que se hacía algo así en nuestro país, el patrocinio de una obra audiovisual por parte de una marca comercial

Este tipo de cortos, como todo en esta vida, tienen sus defensores y sus detractores. Yo, personalmente, soy de la opinión de que se trata de una buena táctica comercial, mientras la venta del producto no comprometa la expresión artística del cortometraje (es decir, que la acción no esté supeditada al producto, sino a la inversa). Vale que pretenden vendernos algo, pero si lo hacen tan bien como el ejemplo que os voy a mostrar, bienvenidos sean.

La llamada

“La llamada” es un corto realizado por Ron Cacique para promocionar su bebida. La pieza parte de una enigmática frase -aprovecha las confusiones que se producen en la noche- para, a continuación, construir un relato interesante e intrigante. Interesante por la estética, con la narrativa propia de un comic que ya hemos podido ver brillantemente realizada en películas como “Sin City”, pero que no por ello deja de ser agradable y visualmente atractiva. E intrigante, por todo lo que hace bueno a un corto como éste, además de la historia, claro está: buena música, buen montaje, buenos actores de doblaje… una calidad que, desgraciadamente sólo se compra con dinero. A pesar de todo, es de agradecer que, de vez en cuando, los anunciantes se preocupen de entretener al espectador además de simplemente meternos el producto por los ojos.

En definitiva, una propuesta que me hace recuperar la esperanza en la posibilidad de hacer buena publicidad sin insultar ni engañar al espectador.

Fuentes

Escucha la llamada

También en ion litio…

GTA al estilo Coca Cola
Publicidad japonesa (II)
Aquarius – Me lo prometiste

Categorías: Cortos, Marketing-Publicidad, Vídeos

5 comentarios

  • El Tipo de la Brocha
    12/09/2006 | 7:52

    “La llamada” hubiera ganado bastante con actores reales. Y la voz del protagonista no acaba de convencerme; demasiado lineal. La historia, en cambio, es interesante y está bien narrada. 7/10.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • FRG
    12/09/2006 | 13:20

    No he visto “La llamada”, pero el que dicen que es una birria es el de Pirelli en el que Naomi Campbell hace de demonio (por lo menos el casting está logrado).
    El emplazamiento de producto muchas veces es muy entretenido, como en las películas de Bond. En otras lo entretenido es contar el número de marcas que aparecen o jugar a ver quién se acuerda de más. Los casos más sangrantes que he visto “Yo Robot”, la inteligente película de Alex Proyas que se despacha con la poco avispada frase “unas Converse retro, cosecha de 2004”, o “La Isla” una película muy interesante a pesar de haber sido producida por Jerry Bruckheimer, que salga Ewan “estenoesobiwanquemelohancambiao” MacGregor, y que tenga más anuncios que un corte en Telecinco.

    Responder a FRG
  • Javato
    12/09/2006 | 14:57

    “Si una noche acabas a 5000 kilómetros de donde empezaste…” es que te pillaste un pedo de Cacique apoteósico XD

    Muy bueno el corto, ya podían currárselo tanto las demás compañías.

    Yo por mi parte veré si ecnuentro al chamán el finde que viene.

    Responder a Javato
  • Wii
    12/09/2006 | 21:09

    jajaja, muy bueno javato.
    a mi no me ha hecho mucha gracia, no me gusta el estilo de sin city y nunca me gustara la verdad, aunque de corto no le veo nada, esto lo ha hecho una agencia de publicidad, srta rushmore, con lo que para mis ojos es simplemente un anuncio mas, algo mas largo y trabajado eso si jeje

    Responder a Wii

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.