Jul
19
2010

La era pre-móvil

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Móviles - Microsoft Kin¿A qué hora quedamos? Ah, vale, te doy un toque cuando salga de casa. Voy a mandar un sms a los demás para avisarles. Venga, pues hasta dentro de un rato.

¿Qué? ¿Os suena? Los teléfonos móviles están completamente asentados en nuestra sociedad, y hoy día se han convertido en un elemento de uso tan cotidiano como los ordenadores o la televisión (y de hecho, con frecuencia, llegan a sustituirlos). No en vano en ion litio ya contamos incluso con una versión para móviles de la página web. De este modo, lo que en sus inicios para muchos no era más que una pijada propia de yuppies con aires, pronto se popularizó entre prácticamente todos los estratos de la población.

Pero… ¿alguien recuerda cómo era la vida sin estos aparatos?

Móviles - Fijo

Para empezar, muchas personas, al igual que hoy, tenían lo que podríamos denominar una «necesidad tecnológica». Así, esta especie de geeks de la época habían de calmar de algún modo su ansia de portar aparatos electrónicos capaces de realizar multitud de funciones (de utilidad bastante relativa en algunos casos), lo cual multiplicó el consumo de determinados artilugios cuya presencia hoy día ha descendido notablemente. Veamos algunos ejemplos.

Sin duda, los que más destacaron fueron los relojes «especiales» (es decir, aquellos que no se limitaban a dar fecha y hora). Entre sus infinitas y demandadas funciones destacaban el cronómetro hacia atrás, la posibilidad de registrar los tiempos de varios corredores, mando a distancia, transformación (robots, aeronaves…), resistencia al agua (mínimo 50 metros, aunque sólo fuéramos a usarlos en la piscina del vecindario)… Eran igualmente muy de agradecer las esferas, de utilidad meramente ornamental, pero sin las que el peluco no era cool.

Móviles - Reloj

Aunque con algo de menos fuerza, las calculadoras tuvieron también bastante éxito, por supuesto científicas, y a poder ser programables. Cuantos más botones mejor, aunque no tuviéramos ni idea de la utilidad de la mayoría. Otro producto de la época fueron las agendas electrónicas, aunque su coste de adquisición dificultó su popularización masiva. Por supuesto es imposible dejar de nombrar los míticos Game & Watch, que años más tarde desembocarían en videoconsolas portátiles de todo tipo (Tamagotchi, Barcode Battler, Tiger Game…).

Pero la era del teléfono móvil no sólo cambió hábitos de consumo, sino también multitud de comportamientos de nuestro día a día. Así, antes de su llegada había veces en las que era necesario hacer una auténtica labor detectivesca para poder hablar con una determinada persona. Recuerdo una ocasión en la que un amigo me localizó cuando me encontraba en una papelería comprando (me quedé de piedra cuando la dependienta dijo mi nombre y me pasó el auricular).

Móviles - Calculadora

Otra costumbre que hoy día sería completamente innecesaria era la de quedar en un sitio principal a una hora, y dar una serie de alternativas posteriores. Nos vemos a las 10:00 en el garito A, pero los que lleguéis más tarde tened en cuenta que si está muy lleno iremos a la opción B, y si no a la C… (esto era especialmente común en las «quedadas nocturnas»).

En cuanto a los números de teléfono, todos teníamos en la cabeza multitud de dígitos de nuestros contactos más habituales, y aparte contábamos con la típica chuleta en el cajón de la mesita de noche que venía a sustituir la función de agenda de los terminales actuales. Así, hoy apenas nos sabemos el móvil de nadie, y sin embargo seguro que somos capaces de recordar muchos de esos viejos teléfonos fijos que memorizamos hace ya tantos años.

Móviles - TARDIS

Finalmente, otra práctica cada vez más en desuso es la de los recados. Antes llamábamos a casa de alguien y, si no estaba, pedíamos al familiar de turno que cuando lo viera le dijera que nos llamara. Esto siempre generaba tensiones si la respuesta tardaba en producirse, pues uno nunca podía saber con certeza si la falta de noticias se debía al desinterés de nuestro contacto, o al despiste del recadero. Por supuesto, si el objetivo de la llamada era de corte romántico, la angustia se multiplicaba.

Recapitulando un poco, resulta evidente que los teléfonos móviles han cambiado muchas cosas de nuestro día a día y, en general, nos han hecho la vida un poco más fácil. Así, en muy poco tiempo han logrado convertirse para la gran mayoría en una necesidad poco menos que imprescindible. A veces me pregunto cómo la humanidad logró sobrevivir antes de su advenimiento.

Etiquetas: ,

Categorías: Tecnología

22 comentarios

  • Edgar B.
    19/07/2010 | 7:13

    Recuerdo muy muy bien::
    – Las «llamadas perdidas» para joder al compañero en turno (en la era pre-call ID)
    – Los mensajes SMS vacíos
    – El intercambio vía IR (y jugar al Snake con infrarrojo)
    – El boom de los primeros móviles con carátulas intercambiables
    – La -pobre- personalización con imágenes y tonos
    – Los primeros celulares MP3 (apenas y le cabía alguna canción)
    – Los juegos en Java
    – Las primeras fotos desde el celular (que no se notaba absolutamente nada bien, pero era cuestión de presumir)
    – Cuando te daba su número aquella persona que te hacía suspirar y, sobre todo, cuando te marcaba.

    Es una maravilla de nuestro siglo =)

    Responder a Edgar B.
  • Britait
    19/07/2010 | 8:10

    Sigo viéndolos como un trasto que llego a entender a medias, pero claro, un adicto a los ordenadores no puede echarle en cara a los chicos de ahora que se la pasen pegados a los móviles.

    Mi mujer se compra uno nuevo cada año. Cuando aun apenas empiezo a entender como funciona uno, se compra otro aun mas extraño con mas tonterias. Lo que pasa uno para simplemente descolgar el puñetero auricular con las pantallas tactiles y los botones que no sabes para que sirven.

    Recuerdo muy bien esa epoca, la pre-movil, el quedar en itinerarios, el dejar recados… de hecho decidme carcamal, pero yo sigo haciendolo asi… no he tenido un movil habitual hasta el año pasado, y de todos modos me lo dejo casi siempre en casa y se queda sin bateria y sin saldo y pasan semanas antes que me acuerde de el… solo lo uso para mantener el contacto con la parienta cuando nos hace falta quedar en alguna parte.

    Un saludo para todos los iones, rafa, el tio de la brocha y los demas.

    Responder a Britait
  • Alter
    19/07/2010 | 8:14

    Esos relojes no están anticuados, se siguen vendiendo (aunque ahora suelen ser de peor calidad) y son igual de prácticos que antes.

    Las calculadoras científicas no eran una «frikada», eran una necesidad para clase de Física y de Química en el instituto (y supongo que lo seguirán siendo). Aunque en ese nivel no se sepa para qué sirven la mayoría de los botones, se va aprendiendo para la universidad; lo que está claro que algunos de esos botones eran totalmente imprescindibles y por eso se compraban. Por ejemplo, el logaritmo.

    El resto del artículo está muy bien 🙂

    Responder a Alter
  • adobo
    19/07/2010 | 8:24

    Creo que lo peor de la era pre-móvil eran las esperas: ¿te habrían dejado tirado o estaban tardando más de lo normal? Hoy podemos llamar o dar un toque para saberlo, pero recuerdo más de una y más de dos veces haberme quedado esperando muuucho tiempo, para finalmente volverme a mi casa.

    A lo mejor pasaban varios días hasta que te enterabas del motivo del plantón. En ese sentido, viva el móvil!

    Responder a adobo
  • Hotamol
    19/07/2010 | 10:38

    Para los amantes de los relojes muy completitos, en deal extreme tenemos esto

    http://www.dealextreme.com/details.dx/sku.33641

    Yo tengo este y funciona de lujo

    http://www.dealextreme.com/details.dx/sku.31634

    Lastima que en España ya no tenemos TV analogica 🙁

    Responder a Hotamol
  • Terminento
    19/07/2010 | 13:20

    ¡Wuhuuuu!
    ¡Yo tengo un relojaco gigante gforce de esos!

    Responder a Terminento
  • Neuromante
    19/07/2010 | 13:29

    Yo sigo sin usar casi nada el móvil, soy un anticuado.
    Me comunico por internet, quedo con los colegas en un sitio y que yo recuerde casi nunca nadie llega tarde, y si llegan tarde suelen saber hacia donde vamos…

    No se, vale que es un cacharro que nos «simplifica» la vida, pero es que sigo sin verlo como una simplificación «real».
    Otra cosa es que la gente no sepa organizarse y necesite estar comunicada siempre para pedir socorro, claro xD.

    Responder a Neuromante
  • svodoba
    19/07/2010 | 15:09

    Muy bueno. Clavado, jejeje.

    Yo recuerdo parodiar los moviles abriendo la cartera. Pensaba que no lo necesitaba al principio, y en realidad, no lo necesitabas, porque casi nadie tenia y por tanto no podias mandar mensajes ni nada.

    En tan solo unos pocos años he tenido un monton de telefonos y ahora tengo dos, uno de ellos iphone, que por supuesto es tambien vital para sobrevivir, jejeje.

    Responder a svodoba
  • Anonimatus
    19/07/2010 | 18:15

    Los chicos de hoy en día no comprenden la libertad que teníamos en aquellos tiempos en los que era difícil tenernos controlados ya que éramos más difíciles de localizar.

    Responder a Anonimatus
  • chicatano
    19/07/2010 | 19:04

    pues yo me siento como un desinadaptado al no tener celular en lugar de eso me compre un nds xD ya que yo no soy una persona que le guste mucho conversar ademas de que no soy muy sociable xD (por algo no tengo novia a mis 22 años me siento viejo xD)pero bueno tarde o temprano me conseguire uno

    Responder a chicatano
  • yeyo
    19/07/2010 | 20:15

    Yo sin iPhone no podría sobrevivir, jajajaj… Ahora en serio, creo que el movil es muy útil para según que cosas. Desde luego que la era premovil te daba más libertad en algunos sentidos, pero también era un coñazo por lo que ya han comentado: plantones, cambios de planes, localizar a alguien de forma urgente… En esto no podemos caer en la nostalgia y decir que hace unos años era mejor, porque no lo veo así.

    P.D.: ¿como pudo evolucionar y sobrevivir la humanidad sin iPhones? xDDDDD

    Responder a yeyo
  • DGC
    19/07/2010 | 20:54

    Yo también recuerdo reirme de ellos y decir que nunca tendría uno y ahora… pues como «todo» el mundo, nos han creado una necesidad que hemos asumido y sin ella no podemos vivir. Que recuerdos de aquella epoca en la que podías perderte sin que nadie te encontrara….

    Responder a DGC
  • McQueen
    19/07/2010 | 20:55

    Pues yo pocas veces me siento tan bien como cuando «me olvido» el movil en casa…

    Será que a veces tengo que estar 24 horas localizable por culpa del trabajo, que más bien los odio 😉

    Responder a McQueen
  • Alphos2000
    19/07/2010 | 23:16

    Aunque nos haya reportado muchas ventajas, creo que el movil ha hecho que la vida de todo el mundo sea mas estresante. Dependemos de él, estamos siempre pendientes de él, si no nos llama nadie sentimos una especie de necesidad de que nos llamen, llamamos sin motivo alguno…

    Se que no todo el mundo se sentirá así, pero por norma general es eso lo que pasa. Yo no es que lo use demasiado, pero la verdad es que cuando era mas pequeño me sentía mucho mas libre con el telefono solo en casa y sin depender de un movil como ahora. Pero bueno, tambien puede deberse a la edad esa sensacion de libertad…

    Responder a Alphos2000
  • momos
    20/07/2010 | 5:14

    Las calculadoras científicas siempre han sido una necesidad en mi carrera, aunque admito que nunca la llegué a dominar completamente. Por otro lado, me sorprende cómo en esta época de tantas ventajas y facilidades tecnológicas, mis alumnos de universidad no son capaces de organizarse para un simple trabajo en grupo; mientras que cuando yo estudiaba, mis compañeros y yo hacíamos verdaderos malabares para mantener la comunicación, y aun así lográbamos sacar adelante el trabajo… Los súper artilugios, por muy ultra que sean, si no tienes sesos para manipularlos, es igual que poner a jugar Pong a un galápago.

    Responder a momos
  • Sephil
    21/07/2010 | 1:17

    ( ¬ ¬) <Si, recuerdo los primeros "Ladrillos" de celular. Justamente recordé con este artículo una frase que decía:

    "La tecnología mejora y crece conforme su tamaño se reduce"

    Actualmente tengo un celular "mini" con 3 Gb de espacio y múltiples funciones… XD

    Responder a Sephil
  • Makata
    22/07/2010 | 18:14

    Lo primero que dije cuando entendi que las cabinas telefónicas ya no nos eran útiles fue «Qué hará Superman?» XD

    Responder a Makata
  • Luis
    23/07/2010 | 22:51

    Vamos lo mismo que pasa ahora con los smartphones y los neetboks, q te venden el oro y el moro y al final no sirven para nada de lo que dicen, ya que quien no tiene el amigo que quiere tener un pc portatil para viciarse a megajuegos y lo q se compra para eso es un netbook de ultima generacion q al final siempre acaba quejandose d q porque no va esto si es el ultmio pc portatil del momento.
    Pues eso. Que siempre nos sacan el dinero los mismos mierdas.

    Responder a Luis
  • Kondenao
    27/07/2010 | 11:34

    Hombre, lo de que pierdes libertad… siempre puedes apagarlo y decir que te quedaste sin batería (yo alguna vez lo he hecho). Yo también he tenido que estar 24h localizable con móvil de guardia y hay ciertos tonos (Sony Ericsson, Nokia) que me ponen los pelos de punta cuando suenan…

    Responder a Kondenao
  • RUSSO
    30/07/2010 | 3:46

    Pues si, como por ahi dicen, tengo algun par de amigos que se reusan aún a andar con movil por el simple hecho que sus papás no los controlen o no sepan donde andan, peor ahora que hay esto del gps.
    Tan solo de ver series antiguas y recordar que tenías que ir siempre a algun lugar para comunicarte via teléfono fijo, o los famosos beepers.

    Por cierto que hay por ahi en youtube una parodia de «Cómo sería la serie 24 si hubiese sido hecha en los 90s», y obviamente nada de celulares, y el internet con sonidito de fax conectandose y todo eso. Una risa total.

    Responder a RUSSO
  • Turru
    10/08/2010 | 0:56

    Parecéis abuelos. Hace tan solo 12 años era raro que alguien tuviera móvil. ¿Cómo no nos vamos a acordar? Quizá para la gente de 20 años el artículo resultaría interesante pero aun así es la típica cosa de relleno, se puede hacer mejor. Lo siento.

    Responder a Turru
  • Finalfo
    24/08/2010 | 9:39

    yo soy joven, pero la verdad odio estar comunicado y accesible a todo momento, por eso es una de las cosas que mas disfruto en este momento «estar inhubicable» muchas veces el msn me cansa pero me cayo para no herir susceptibilidades… en fin tengo un cel viejo que prácticamente esta de adorno porque casi nadie tiene mi numero…
    en fin, no me gusta esta cosa… jajaja

    Responder a Finalfo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.