Abr
13
2006

Publicidad japonesa

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Entre las muchas cosas que me llaman la atención de Japón, la publicidad es una de ellas. Los anuncios realizados en Japón no tienen nada que ver con lo que estamos acostumbrados a ver los occidentales, lo que los hace aún más diferentes a nuestros ojos.

Esta diferencia se debe no sólo a la distinta identidad cultural de los países orientales, sino también a razones empresariales. Cuando hablamos de publicidad, existen en el mundo seis grandes grupos empresariales que agrupan a casi todas las agencias importantes. Uno de estos seis grandes grupos ejerce el control de más del 90% del mercado japonés, donde realiza la mayor parte de sus operaciones.

Su nombre es Dentsu, y si veis algun anuncio japonés que os llama la atención, probablemente haya sido creado por alguna de las agencias de este grupo. Este grupo empresarial controla el 40% de los medioa de comunicación japoneses y cuenta con una cartera de más de 6.000 clientes habituales. Además, la agencia de publicidad que lleva el nombre del grupo (Dentsu) es, asimismo, la más grande del mundo.

Dentsu - Gráfico de porcentajes de mercado

En el gráfico podéis ver el porcentaje de lo que supone Japón para Dentsu: Un 93,7% de su mercado, reportando unos ingresos de 2,67 billones de dólares.

Que la publicidad japonesa es diferente es algo que salta a la vista. Uno de sus rasgos identificadores más claros son la sobreactuación de los actores, llegando hasta extremos cómicos. Este dato tiene mayor importancia si tenemos en cuenta que la personalidad de los japoneses es en general comedida y buscando «guardar siempre las formas».

Pero hay más, mucho más en la publicidad japonesa. Música estridente, proliferación del color y efectos de vídeo que buscan llamar la atención, kanjis de colores que saltan por todas partes, informándonos de características del producto, precio, modelos, o subtitulando simplemente lo que dicen los actores, algo al parecer bastante común en la televisión japonesa.

Otro de los recursos típicos utilizados por la publicidad japonesa es la utilización de actores occidentales, en su mayoría viejas glorias del cine estadounidense, para anunciar cualquier producto. Así, hemos podido ver al gobernator de California, Arnold Schwarzenegger, anunciando tallarines, a Ewan McGregor anunciando café en lata Root listo para beber o incluso a Andy Warhol anunciando cintas TDK. Perturbador, cuanto menos. Esta característica de la publicidad japonesa aparece fielmente representada en la película Lost In Translation, en la que Bill Murray interpreta a una vieja gloria del cine estadounidense que pasa una semana en Japón debido a un contrato para publicitar un marca japonesa de whisky de arroz. Recordad, «Un momento de relax es un momento Santori».

Y por último, pero no menos recurrente, el tema del sexo y de las chicas ligeritas de ropa es ampliamente explotado, desde el pervertido que intenta verle las braguitas a un chica a… bueno, a cosas peores y que a nosotros nos resultan, cuando menos, chocantes. Si se hicieran anuncios así en España, serían vetados incluso antes de salir, ya sea por sexistas o, simplemente, por ridículos. Aunque los anuncios de Puleva con gatos vestido de rapero que hacemos aquí también tienen tela…

En fin, como un vídeo es mejor que mil palabras, vamos a ver un par de ejemplos de publicidad japonesa para concluir esta artículo.

Anuncio de Kentucky Fried Chicken en Japón:

Anuncio de braguitas Wacoal:

Anuncio de una extraña bebida ¿energética? llamada Namakatekin:

Me ha costado elegir sólo tres, pero, por si os habéis quedado con ganas, os prometo más posts sobre anuncios de TV japoneses, ya que es un tema que no tiene desperdicio 😉

Fuentes

Dentsu.com
Dentsu (Wikipedia en inglés)
Ad Age Family Tree 2005 – Árbol de las agencias (PDF)

Categorías: Japón, Marketing-Publicidad, Vídeos

7 comentarios

  • telemarkado
    13/04/2006 | 12:17

    Muy cachondos, sobre todo el de las bragas.
    Los anuncios chinos (creo que orientales en general) son muy originales y extremadamente coloridos. Desde que descubrí la tele p2p anda que no he visto anuncios chinos y con algunos me parto de la risa….

    Responder a telemarkado
  • Alex
    15/05/2006 | 16:40

    El tema del sexo es flipante, quitando que la prostitucion este legalizada. Cuando estuve en Tokyo hace cosa de un mes, te choca lo difusa que es la linea que separa las ninnas de las adolescentes.

    Si paseas por Akihabara, te chocaras continuamente con locales que venden revistas, dvds, donde aparecen chicas en las que apenas eres capaz de diferenciar la edad, 11? 12? 16? …

    De todas formas, en el metro fue donde me encontre con esta publicidad de una marca de ropa, que aqui seria vetada de inmediato:

    http://www.flickr.com/photos/gravstar/127549695/

    Donde se puede leer «no es barata» haciendo alusion a la chica que aparece.

    Responder a Alex
  • RICARDO
    17/05/2008 | 4:59

    Se nota que son anuncios de bajo presupuesto…

    Responder a RICARDO
  • carnby
    10/09/2009 | 2:34

    me pregunto que tendra que ver gente casi en cueros con una bebida energizante…

    Responder a carnby
  • Aníbal
    24/04/2010 | 5:08

    Solo un apunte, cuando en el grafico habla de «billion» en español seria mil millones, ya que este último no existe en el inglés

    Responder a Aníbal
  • payador
    21/08/2013 | 0:06

    https://www.youtube.com/watch?v=lnVAQSuc6Mo&feature=youtube_gdata_player
    Anda que se pueda pedir paella a domicilio en Japón y no en España…

    El vídeo del pollo frito me dice que es privado, lo intento ver desde un teléfono android

    Responder a payador

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.