Ene
14
2008

HD Killed the Cinema Star

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Televisor HDTVParafraseando la famosa canción de The Buggles, hoy quiero hablar de como ha cambiado el negocio de las salas de cine de unos años a esta parte. El caso es que hace unos días, la vieja televisión de 21 pulgadas que mis padres tenían dijo basta. Paralelamente, otra televisión de edad similar (aunque de 19 pulgadas) elegida para sustituirla también dijo «hasta aquí hemos llegado» y decidió ponerse en huelga de pantallas caídas.

Así las cosas, y con una pantalla de 14 pulgadas (la última TV disponible en casa) como única ventana al mundo, mis padres decidieron que iba siendo hora de hacerse con una tele nueva de pantalla plana. Y así comenzó un periplo por tiendas de electrónica, mirando una y mil pantallas y comparando contrastes, resoluciones, conexiones y, por supuesto, precios.

Pero no he iniciado este artículo para hablar de televisores. Simplemente, al verme entre tanta pantalla, y de tanta calidad, me dio por reflexionar sobre porque el cine está abocado a un cambio irremediable en su modelo de negocio. Lo que hoy pretendo es comprender porque cada vez cierran más salas de cine por falta de rentabilidad. Y no, no es solo por la piratería.

La piratería de películas

Como he dicho, no es la única razón, pero es una razón importante. Y si bien es verdad que aún hay muchos (entre los que me incluyo) que preferimos ver según que películas en pantalla grande y rodeados de aroma a palomitas, es igual de cierto que hay otros tantos a los que solo les importa conseguirlo gratis.

Es una vez más el paradigma de nuestro propio caracter. El «yo soy más listo que tú porque la he visto sin pagar». Claro, la has visto en tu casa, en la pantalla del ordenador, con una calidad lamentable y un sonido que parece provenir de dentro de una lata. Pero ¡hey!, la has visto gratis, así que, sin duda, eres mucho más listo.

DVD-RPodría ponerme a disertar sobre este hecho. Podría, por ejemplo argumentar que, en semejantes condiciones, hasta la mejor de las películas parece un telefilme de sobremesa protagonizado por alguno de los hermanos Baldwin.

Podría asimismo hablar de la peculiaridad de ver ciertas escenas en una pantalla mayor que toda tu casa les otorga mayor espectáculo. Pero serían, sin duda, palabras vacías, en una cabeza en la que sólo resuenan las palabras «6,50 euros la entrada».

En otro grupo separado se encuentran, por ejemplo, las personas que, con el auge de la piratería, ya solo van al cine a ver ciertas películas, grandes estrenos que valen cada euro que se paga para verlos en pantalla grande. Sin embargo, otras cintas menores, que les llaman la atención, pero no terminan de convencerles, simplemente terminarán viéndolas en la pantalla de su ordenador. En el pasado, habrían ido a verla porque no les quedaba más remedio. Pero hoy en día, pudiendo conseguirla gratis, simplemente no están dispuestos a tirar el dinero en una película que puede que no les guste en absoluto.

Pantallas grandes

Bien, la piratería es sin duda uno de los problemas, pero el que ha resultado definitivo es el auge y abaratamiento de las pantallas de muchas pulgadas. Hoy en día, a partir de los 600 euros, es posible acceder a una pantalla de 32-37 pulgadas de alta definición (que no Full HD, pero eso es otra discusión).

Cuando uno ve una película en alta definición (Blu-ray o HD-DVD) en uno de estos sistemas, se da cuenta de que es casi como estar en el cine. Y ante la posibilidad de tenerlo en la comodidad del salón, pocas alternativas pueden competir con ello.

Home Cinema

A esto hay que sumar que, sabedoras y en cierta parte, motivadoras de esta tendencia, las productoras cada vez dejan pasar menos tiempo entre el estreno de una película en el cine y su lanzamiento en DVD, tiempo que oscila actualmente alrededor de los seis meses.

Antiguamente, con las viejas cintas VHS, uno sabía que transcurrirían por lo menos dos años hasta que pudiera ver la película «cómodamente» en su casa. Y entrecomillo «cómodamente» porque la calidad de una cinta VHS dejaba bastante que desear, y raro era el que tenía una pantalla de televisión de más de 25 pulgadas.

Sin embargo, como ya he dicho, hoy en día, si uno se lo propone, puede montarse un auténtico cine en casa por unos 2.000 euros. Y si de verdad queremos la experiencia cine completa, no hay que olvidar el abaratamiento de los proyectores, que proporcionan la verdadera experiencia cinematográfica en pantalla de proyección.

Palomitas para MicroondasSumemos a esto la popularidad de las palomitas para microondas y su precio asequible, frente al elevado desembolso que supone comprar palomitas o un refresco en el cine, y comprenderemos porque cada vez menos gente acude a las salas.

Esto explica en gran medida el auge de las series de televisión en los últimos años. Son productos orientados a ser consumidos en el hogar, con una calidad cada vez mayor en términos de guión, actores, y rodaje, y con rentabilidad más que probada.

Y es que, por un lado, evitamos el engorro de las colas, las entradas numeradas, los comentarios de la gente que te destripa la película, y un largo etcétera. Y por otro, podemos ver las películas en el sofa de nuestro salón, a un paso de la nevera y con control absoluto de la hora de la sesión.

El fin de un modelo de negocio

Es por ello por lo que, pese a quien pese, las salas de cine son un negocio en decadencia, al igual que las tiendas de discos. Para las segundas, la alternativa ya está clara: la distribución de temas a través de internet, un modelo de negocio exitoso como ha demostrado Apple con su iTunes.

La tienda podría convertirse en el lugar donde gestionar esta transferencia. Un sitio al que los consumidores acudieran con su reproductor mp3 para, previo pago, descargar los temas necesarios a su reproductor. Y quien diga que esto no tiene futuro, que repase las cifras de ventas de politonos para móviles, con una calidad muy inferior y que, en muchas ocasiones, no llegan a los 20 segundos.

En cuanto al cine, es evidente que hay muchos factores que influyen en su alto precio. Uno de ellos es, sin duda, las cuotas de distribución. Es evidente que con la entrada a 3-4 euros, se atraería a más gente a las salas, pero los intermediarios, como siempre, encarecen el proceso.

Bobina cinematográficaLo que necesitamos es una plataforma de distribución de contenidos en alta definición con formato digital. Con el sistema actual, el cine tiene que solicitar las películas que desea estrenar. Dichas películas ocupan unas seis bobinas de media, de un tamaño y peso considerables, que deben ser empalmadas, proyectadas y rebobinadas múltiples veces y, por último, devueltas al estudio.

Si esto se realizara por medios digitales, el cine solo tendría que conectar su ordenador central a una red privada y, previo pago de una cuota, descargar la película que desea proyectar.

No obstante el problema del cine no creo que sea exclusivamente el precio, que tampoco es tan caro (al fin y al cabo, la gente paga mucho más por entrar a una simple discoteca) sino que simplemente, cada vez preferimos más la comodidad del hogar al hecho de tener que desplazarnos hasta una sala que, en muchas ocasiones, se encuentra en un centro comercial de las afueras.

Por tanto, este mismo proceso debería aplicarse también a los hogares. Porque, seamos serios, la emisión de TDT es de una calidad lamentable. Y esto es todavía más patente cuando se ve en una pantalla de alta definición, en la que los artefactos de compresión aplicados a la imagen se notan mucho más que en una tele convencional.

En definitiva, ahora que ya tenemos pantallas de gran calidad, necesitamos contenidos a medida de las mismas. Emisiones en HD, ya sea previo pago por visión o en abierto, como ocurre en Estados Unidos. Y verán como sube de nuevo la cuota de audiencia del cine… claro que no todos los visionados tendrán lugar en las salas.

También en ion litio…

Bee Movie
Microsoft 3D creador de películas
Curso de cine en 10 minutos

Etiquetas: , , ,

Categorías: Cine-TV, Tecnología

32 comentarios

  • Manu
    14/01/2008 | 7:15

    Bueno, pero también hay que tener en cuenta la gente que no puede permitirse el cine en una casa de 25 m2 😉

    En cualquier caso, estoy contigo, y está claro que el modelo tiene que cambiar. No sé si con distribución de contenidos digitales… pero seguro que dentro de unos años no viviremos igual las películas. Ni dentro ni fuera de nuestras casas.

    Responder a Manu
  • El Tipo de la Brocha
    14/01/2008 | 7:17

    Buena reflexión, a la par que cierta.

    Yo, desde luego, ya no ayudo a la supervivencia de las salas de cine. Normalmente espero al DVD.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Hawwa
    14/01/2008 | 7:40

    Si, eliminando los intermediarios se supone que se reducirían los precios, peor eso no es así, mira la plataforma Steam, lo que ofrece es rara vez mucho más barato que el mismo producto comprado en una tienda física. Parecido con itunes… la distribución digital interesa a las compañias porque reducen gastos bajando muy ligeramente los precios y así, trincan más..

    Responder a Hawwa
  • Huinen
    14/01/2008 | 8:59

    Yo soy de los que solo va al cine a ver las películas que creo lo merecen. Miro primero en rottentomatoes.com e imdb.com la nota media, y además pido referencias antes de ir. Además recientemente me he comprado una Panasonic TH-42PZ70 de 42 pulgadas y ya no desmerece ver el resto de lso estrenos, con seis meses de diferencias, en TV. Con la aparición de nuevos formatos HD-RIP (Blueray o HDDVD) la calidad que se consigue en estas televisiones en alucinante.
    Por cierto, es de preveer que Mr. Jobs anuncie mañana algún tipo revolución en el alquiler de películas vía AppleTV.

    Responder a Huinen
  • Melkor
    14/01/2008 | 10:07

    Aunque estoy muy de acuerdo con lo que dices, sigo pensando que el encanto de acudir el cine, la emoción del apagado de luces, el sonido y el tamaño de pantalla y, en general, el espectáculo de la gran pantalla, no tienen igual en los sistemas de cine en casa, que más bien veo como complemento más que como alternativa al cine.

    Esto claro no es más que una opinión personal 🙂 .

    Responder a Melkor
  • The-RockeR
    14/01/2008 | 10:16

    Pero el problema es que cada vez irá menos gente al cine, y entonces los ‘intermediarios’ aumentarán los precios, y entonces irá menos gente al cine, y los ‘intermediarios subirán los precios y…

    Responder a The-RockeR
  • Calintz
    14/01/2008 | 11:09

    Muy acertada la reflexión, en mi caso si no voy tanto al cine como iba hace años es precisamente por el temor a dejarme una pasta en ver un verdadero truñazo, que cuando estás metido en más gastos es asqueroso tener que controlar hasta el último maldito céntimo que tienes.

    Responder a Calintz
  • Manuel
    14/01/2008 | 11:24

    Me encanta el cine… y me encanta ver una buena película a pantalla grande, con un sonido tremendo, a oscuras y sentado en una butaca cómoda…

    Pero la verdad, desde que fuí a ver ‘300’, no he vuelto a pisar el cine…

    ¿Y por qué?… pues por varios motivos. El primero, que no creo que la mayoría de las películas lo merezcan… películas anunciadas como el ‘no va más’, se quedan en penosas producciones fantásticas, faltas de calidad y argumento…
    El segundo, el precio… 6-7€ la entrada, más otros 6€ por un vaso de coca-cola aguada y palomitas rancias…
    Luego, la poca educación de algunos, que parece que van al cine a hacerse notar, en lugar de a ver una película…

    Así que prefiero quedarme en casa, aunque sea con mi tele de 25″, y planificar lo que me gustaría poner en el futuro.
    A una futura tele de 37″ le sumaría el Home-Cinema que ya tengo (5.1), o incluso un proyector HD (que ya los hay, aunque muy caros) que con una buena pantalla y el salón a oscuras daría muchísimo juego a la hora de ver las películas…

    Sobre la plataforma digital… ya existe. De hecho en UK ya hay muchos cines con proyectores digitales, que se ahorran intermediarios descargando las películas a través de una red privada.

    Lo malo, es que aquí la cultura del intermediario está muy afianzada, forman lobbys de interés muy fuertes que se niegan a desaparecer, y no hay nadie con un par para pasar de ellos y adentrarse en la era digital.

    Responder a Manuel
  • Saruman
    14/01/2008 | 11:30

    Yo soy de los que antes iba cada semana al cine pero desde que los precios han subido tanto solo voy para los estrenos principales como American Gangster que si se ve mil veces mejor en el cine pero para ver pelis que ni fu ni fa te las bajas con la rana en unas horas y eso que dices que se ven fatal era antes ahora casi todas son dvdscrenner y se ven de coña y de verlas en el monitor nada en el comedor y con un pantallón de 50″ y home cinema a toda leche .

    Responder a Saruman
  • Saruman
    14/01/2008 | 11:39

    Una cosa que se me ha olvidado comentar el cine aparte que esta carísimo (yo voy con mi mujer y entre unas cosas y otras se te van más de 20 €) las películas que se hacen últimamente son muy muy malas ejemplos: «La Brújula Dorada», «Soy Leyenda», «Spiderman 3», «Piratas del Caribe» etc., así que si encima que tienes que tomarte la molestia de ir al cine gastarte un dinero y luego te tragas un truño de estos se te queda una cara de gilipollas que se te quitan las ganas de volver al cine .

    Responder a Saruman
  • Laguna Loire
    14/01/2008 | 12:12

    Yo creo que Manuel a tocado uno de los problemas principales. No hay películas que valgan la pena dejarse 7€. Las grandes producciones el 90% de las veces suelen ser un gran despliegue de efectos especiales y demás, pero sales de la sala con la sensación de que te han tomado el pelo de mala manera.

    Yo soy de los que odia a muerte del Cine-rips esos y de los que hace años iba al cine una vez a la semana o incluso a veces 3. Pero no estoy dispuesto a pagar para salir cabreado de una película (dios que han hecho con el libro de Richard Materson «Soy leyenda», merecen la muerte).

    Responder a Laguna Loire
  • Cryblue
    14/01/2008 | 12:42

    No tiene nada que ver la piratería (comprar películas en el topmanta), el problema principal es que en este país no se llega a final de mes, y por lo tanto es un privilegio poder ir al cine y comerse unas palomitas.

    Solo recordar que bajar películas y música es totalmente legal en este país, y que eso beneficia mucho a la distribución/proyección de las mismas, así que creo que el planteamiento que haces sobre que lo perjudica está totalmente equivocado.

    Yo sigo pasándomelo bien en el cine quedando con la novia y/o amigos, pero para mi como para la mayoría es un lujo, y muchas veces se queda en ir a tomar un café o dar una vuelta por ahí 😛

    Responder a Cryblue
  • Calintz
    14/01/2008 | 13:04

    Completamente de acuerdo con Cryblue, al menos en mi caso no solo se trata de la pasta que supone el combo entradas + palomiteo/refresco, sino que además le tengo que sí o sí añadir gasolina y en ocasiones cena, con lo cual la cosa se me pone en 25-30€ ó 40-50€ si hay la anteriormente citada cena.

    Responder a Calintz
  • aik
    14/01/2008 | 14:17

    Maravilloso análisis!!!

    Te cuento: se habló hace tiempo de organizar un gran «armario contenedor» de las películas que se proyectaban en los cines, de forma que en vez de proyectarlas, se emitiesen desde el satélite, y el cine las pudiera emitir de forma normal, como mucho vemos la tele desde satélite. Problema: de nuevo, la piratería. Hecho el cambio, pasaría poco tiempo hasta que algun listo se hiciese con el enorme poder de acceder de algún modo al «contenedor» y redistribuir las películas libremente sin pudor. Y por tanto la idea perdió fuerza.

    Otro factor a tener en cuenta a la hora de analizar porque se cierran tantas salas es en primer lugar el factor del precio de la entrada. Obviamente no es lo mismo pagar 3 euros en el minicine al aire libre de gandia que 6 en Madrid…. según el estudio de Facua, los cines más caros del país son los de Madrid, que cuestan 5,71 euros de media un día normal.

    En segundo lugar debo decir que lamento muchisimo que la gente deje de ir al cine. Creo en la magia de una tarde de cine. En las parejas que se habrán convertido en parejas gracias a una cita en el cine…. Creo en la magia de la luz apagada, de la música de la productora que comienza, la excitación que produce ver explosiones y efectos en silencio a oscuras, en una pantallota… Creo en el cine. PEEERO no creo que sea justo juzgar a quienes prefieren adquirir un dvd ( pirata o no) ya que ultimamente con el pago del canon parece estar medio justificado, y además hay en salas en als que se cargar todo el climax de una buena obra por una mala proyección, por mal acondicionamiento de la sala, porque no ponen bien la lente, porque no empalman bien los rollos.

    En fin, pensaba en alto, me encanta el tema, y no pude conformarme con un «buena entrada!»

    un bso

    AIK

    Responder a aik
  • kenneth
    14/01/2008 | 14:17

    coño, estoy viendo las noticias mientras leo este post y hablan de lo mismo!!!

    Responder a kenneth
  • aik
    14/01/2008 | 14:45

    por cierto, para que hablemos todos con conocimiento:

    de lo que pagamos por una entrada…cuanto se lleva cada cual??
    Por ejemplo:una entrada que cuesta 5.5 Euros
    se le quita el iva y cuesta 5.14

    de esos 5.14 el 40% es para el exhibidor
    o sea 2.06euros

    a los autores les toca un 2% (0.10euros)

    y lo que queda se llama parte pelicula que es lo que se dividen productor y distribuidor segun hayan acordado: normalmente 70% y 30%

    Responder a aik
  • Luis
    14/01/2008 | 18:17

    Soy un exhibidor y creo que en este como en los demas negocios, para tener èxito se debe tratar bien al cliente.
    En la mayorìa de los cines, no tratan bien al cliente en cuanto que no ofrecen calidad de imagen (un operador para 12 pantallas)nadie vigila malos comportamientos en sala, poner los pies en la butaca delantera, hablar en voz alta incluso fumar(se ha eliminado el acomodador).
    Las palomitas a precio abusivo y pasadas etc…
    Esto es debido a la irrupciòn de muchas empresas nuevas (sobre todo constructoras) en este negocio, obligando a cerrar a los cines existentes.
    Si solo buscas beneficio ràpido dificilmente podràs cuidar estos aspectos, que son fundamentales: calidad de imagen y sonido, buen trato al pùblico y contenciòn de precios.
    La culpa de la calidad de las pelìculas no es nuestra sino de Hollywood ò de los productores españoles.
    Os animo a ir a los cines en los que os traten bien y seleccionen una buena programaciòn, para eso hace falta cultura, sensibilidad y amor al cine.
    Los demas cerraran inevitablemente

    Responder a Luis
  • carlosjaen
    14/01/2008 | 19:58

    yo paso de gastarme 5€ en ver pelis en el cine que, para mi gusto, se ven borrosas y no se escucha bien lo que dicen los protas… a parte de los caraduras que molestan en medio de la peli, y del tio que se te sienta delante y no te deja ver ná, y claro está, que la peli puede ser un truño. prefiero esperar a que la saquen en el videoclub en dvd, que en las teles de tubo se ven de lujo, y la ves cuando quieras y como quieras y por menos precio

    Responder a carlosjaen
  • q256
    14/01/2008 | 22:41

    Efectivamente Luis, como bien dices en más de un cine he tenido que levantarme a avisar al proyeccionista porque, o bien la película estaba desenfocada, o bien no tenían puesta la lente anamórfica y se veía estirada. Eso sin contar los petardazos de sonido y demás chapuzas que se ven en muchos cines.

    Por desgracia, normalmente uno elige el cine por proximidad, y no por calidad de la proyección.

    Yo, personalmente, espero que el ritual de ir al cine nunca pase de moda…

    Responder a q256
  • Chame
    15/01/2008 | 2:03

    Pero en el cine puedes ir a ligar y a convivir con los cuates, aunque yo tengo mucho que no voy TOT

    Responder a Chame
  • tooty
    15/01/2008 | 7:27

    Yo dejé de ir al cine no por el precio, ni por la calidad de las peliculas, ni por poder verlas gratis en casa. El motivo fue que en el cine NUNCA pude ver una peli comodamente. Es decir, que gracias a la falta de educación de la gente que se sentaba a mi alrededor, era imposible disfrutar de la pelicula. (Los putos moviles sonando, ruido de comida hasta que acaba la pelicula, los que te van comentando la pelicula, los que no se enteran de nada y no paran de preguntar, el cabezón que se sienta delante, los que no paran de reirse, los que salen a mear, etc.)

    Responder a tooty
  • Floppy
    15/01/2008 | 8:58

    Pues yo las veo gratis en DVD 😛 …me he de esperar los 6 meses correspondientes, pero el cine lo guardo para ocasiones contadas…en la ciudad donde vivo (Barcelona) 6,5€’s no vale la entrada…cuesta más…y como quieras añadirle palomitas y bebida…te sale más barato comprarse la peli original en algún formato de alta definición…además, está la lotería de quien se sentará al lado y la educación que tenga.

    Responder a Floppy
  • Pseudo
    15/01/2008 | 10:19

    Estoy con tooty, y como soy aficionado al cine de animación, mi caso se multiplica por mil con los padres idiotas que llevan a niños de 3 años a ver una peli de 2 horas… Claro, los niños se aburren. Gritan. Lloran. Corren por entre los pasillos de butacas.

    Y aunque no sean tan niños. Ir a ver Ratatouille (obra maestra) y tener que aguantar las risitas y los continuos comentarios estupidos de los prepubescentes de la fila de atras (le juro que les saltamos 3 o 4 de mi fila al cuello para que se callasen) me hace pensarme muy seriamente el volver al cine.

    Y no, no me gustan los screener. Se ven mal. Pero 6,50 euros la entrada, por lo menos para mi, son muchos euros. Y ultimamente la espectacularidad de las pantallas de cine no aporta nada a las peliculas que solo son eso efectos especiales, sin una historia coherente. Clama al cielo que el pestiño de Piratas del Caribe 3 se quede 3 meses en los cines y haya que ir corriendo a ver la puta maravilla que es Stardust antes de que la quiten porque no la han promocionado lo suficiente (o mejor dicho, nada).

    Que agustico me he quedado. Venga, peloteo: ¡Felicidades por el blog! Lo leo con frecuencia. (de verdá!)

    Responder a Pseudo
  • Dani
    15/01/2008 | 11:19

    Efectivamente, creo que el modelo está acabado, o por lo menos deberían de revisarlo para sobrevivir, aunque no creo que el agente principal de la caída sea la HD, porque había muchas más cosas, como bien comentas.

    Aunque ciñéndonos al título y a lo que significaba la canción para mí, sí que mata a algunas estrellas enseñándonos muchas de sus imperfecciones, 😛

    Responder a Dani
  • agu2v
    15/01/2008 | 20:20

    El negocio cambiará en los próximos años sin duda. lo q no se vislumbra todavía es a q…

    lo gracioso es q hasta hace pocos años las multinacionales de los cines estaban expandiéndose a lo bruto, creando multicines de 20+ salas al por mayor; yendo en contra de su esencia en definitiva.. y ahora se las tienen q comer con papas.

    Responder a agu2v
  • FRG
    15/01/2008 | 23:08

    Lo que yo no entiendo es cómo a los que les parece cara la entrada de 7€ y se compran un equipo Home Cinema HD digno de la casa de 50 cent por un ojo de la cara.

    O los que se compran ese mismo equipo y luego le ponen pelis bajadas en DivX.

    Los cines se terminarán adaptando a los tiempos: salas digitiales, salas en las que no se permita introducir comida (¡palomitas nunca mais!), salas con reestrenos para públicos específicos (en Madrid un cine para frikis se llenaba día sí y día también)…

    Si lo puedes ver en un buen cine y a buen precio y sin tener que esperar colas no lo verás en tu casa. Lo que hace falta es mejorar las salas y no habrá amenaza real.

    Responder a FRG
  • Flapy in Japan
    16/01/2008 | 6:29

    Sigue habiendo muchas películas que merece mucho la pena verse en cines por mucho «aparato jon pawer cinma paradiso» que tengas en casa. Además el cine sigue siendo un clásico en las tardes «de pareja».

    En Japón las entradas oscilan entre 9 y 12 Euros, así que,para mi ir al cine en España me parece muy asequible, además, algunas salas ofrecen bonos de varias visualizaciones y cada una te sale a 6Euretes, que creo que esta bastante bien.

    Por otro lado, es cierto que el modelo de negocio está en decadencia, pero de esto han sabido aprovecharse muy bien los grandes del sector, o, sino, intentad aparacar en el Kinepolis de Ciudad de La Imagen un sabado por la tarde.

    Un saludo a todos !!

    Responder a Flapy in Japan
  • cryblue
    22/01/2008 | 14:01

    Cuando se darán cuenta:
    20 entradas * 6 euros = 120€
    50 entradas * 3 euros = 150€

    Aparte de que hay que aguantar que nos llamen ladrones, con el anuncio de la SGAE.

    Responder a cryblue
  • Eberhard
    8/03/2008 | 6:31

    Pues q buen aticulo, por q aca en México la situacion es bastante similar…creo q agregaria el hecho de q al menos aqui,q nos llega toda la mierda gringa, la calidad d las peliculas tampoco es algo q llame mucho al espectador con ganas d consumir buen cine….no sé como esté alla por la peninsula, pero de veras q la cercania con el imperio se deja sentir hasta en aspectos como ese….

    Responder a Eberhard
  • Repelüs
    15/01/2009 | 12:37

    Coincido con quienes han dicho que no se trata bien al público en cines.

    Hay que j*d*rs* con la cantidad de veces que me he tragado malas proyecciones, sal con palomitas (y agua con Coca-Cola) a precio de oro (¿de oro? de especia de Arrakis, por lo menos. XD ), notorios retrasos en la proyección… todo ello aderezado con gente que no muestra el menor respeto hacia el Cine y su cultura: léase los que no apagan el móvil (aunque no hablen ni les llamen: a mí me molestan especialmente las lucecitas), los que se levantan en mitad de la proyección (¿por qué no ponen un anuncio para que la gente haga pipí tras el de apagar los móviles?), y toda la niñatada cani haciendo gala de su comportamiento ritual.

    Pero, en fin… si tienes suerte, y estás en un buen cine, el precio de la entrada se compensa nada más oír la canción de ¡¡¡Moooo… Vi Réeecord!!!

    No cabe duda de que el Cine sigue conservando su magia, por mucho que lo hayan relegado a los grandes «malls» del extrarradio.

    …En cuanto al tema de la bajada de pelis para ver films que ni fú ni fá… yo creo que es un poco exagerado culpar a las descargas de que la gente no vaya al cine a ver estrenos que no les interese, por la sencilla razón de que antes se recurría al VIDEOCLUB (y a este negocio sí que han hecho daño el P2P y las plataformas digitales … Qué interesante sería un artículo sobre el auge y caída de estos entrañables establecimientos… 😛 )

    Responder a Repelüs

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.