Dic
1
2008

La cancamusa 2.0

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Cancamusa Beta

No me malinterpretéis, me gusta la web 2.0. Creo que ha dado a internet una nueva dimensión, y estoy seguro de que servicios como YouTube o Menéame sobrevivirán a ella. Pero detrás de esta explosión de tecnología aparecen, como siempre, los vendedores de humo. Los especuladores del mundo digital.

La cosa es que la sensación de que esto no da para más nos recorre a todos los que estamos más o menos metidos en el mundillo. Ya no es solo la sensación de que hemos asistido impasibles, e incluso alimentado el crecimiento de la burbuja de la web 2.0 (del que los blogs son una parte importante), sino el cansancio de tanto proyecto que va a revolucionar el mundo sin tener muy clara su fuente de financiación.

A día de hoy, y aunque me pese decirlo, YouTube, como muchas otras webs 2.0, no es rentable. No ha encontrado aún una fuente de financiación rentable, y de no haber sido comprados por Google, no se cuanto tiempo podrían seguir pagando las facturas de su enorme consumo de ancho de banda. No obstante también está claro que YouTube es una web llamada a triunfar. La base de usuarios ya la tiene, y si consigue introducir la publicidad de forma correcta, rentable y sin ser molesta (y de esto Google sabe un rato) será un negocio redondo.

Pero por cada proyecto como YouTube existen otras 200 webs supuestamente revolucionarias que quedaron en nada, fundiéndose unos cuantos miles de millones de capital riesgo en el camino. Uno de los casos más sonados en el último mes fue el de Mobuzz.tv, que echó el cierre tras tres años de emisión, y sobre cuya campaña de recaudación de fondos Dandel expresó su más que fundamentada opinión. Sobre su contenido no opinaré, ya que no era seguidor de su programación.

El tema de discusión de hoy, por tanto, es hasta que punto uno puede “jugárselo todo” para montar una startup de esta envergadura. Hay alguien que ha expuesto todas estas ideas de forma bastante acertada. Una crítica mordaz y de lengua afilada, pero tan bien argumentada que es imposible no descubrirse ante ella. Compartáis o no la opinión de Alfredo de Hoces, seguro que al menos os arranca una sonrisa:

Esto ya es blanco y en botella. La web 2.0 es un circo y Enrique Dans el bombero torero. Lo llevo sosteniendo no sé cuanto ya, lo que me ha valido no pocas críticas; ídem por mis más que fundadas sospechas sobre FON y recientemente por ironizar acerca del cierre de Mobuzz. Que si algunos sólo sabemos criticar, que si somos unos hijos de puta con mucho tiempo libre a los que habría que coser la cara a bofetadas, que si España es el país de la envidia.

Esto de la envidia del éxito ajeno es la carta de órdago de todos los charlatanes sin excepción. Además es un argumento falaz que constituye en sí mismo un farol del ocho y medio: a cualquier cosa le llaman éxito.

En 1977, Larry Ellison fundó Oracle con 2000 dólares de su propio bolsillo (no encontraba financiación para su idea, nadie apostaba por aquello del modelo relacional). Hoy es una de las 10 personas más ricas del planeta y su empresa paga las nóminas de 80.000 empleados en todo el mundo: esto es éxito. En 2004, Anil de Mello fundó Mobuzz.tv y cuatro años después, tras fundirse cientos de miles de euros, se declara insolvente y deja en la calle a 14 empleados que han trabajado unas semanas sin cobrar: esto es una etiqueta de anís del mono. Y no, no nos da ninguna envidia.

El resto, en el blog de Alfredo de Hoces: “Mobbuz, Dans, y la economía de la cancamusa”

Vía | Menéame

También en ion litio…

El fin de la euforia
Twitter, la nueva chorrada 2.0
FON y sus acólitos

Etiquetas:

Categorías: Blogosfera, Internet

11 comentarios

  • drugo
    1/12/2008 | 7:47

    Esos 14 empleados que se pongan a la cola del inem, que hay para rato.

    Responder a drugo
  • Palcraft
    1/12/2008 | 9:11

    Alfredo se lució con el texto, desde luego. Ese hombre escribe poco, pero cuando lo hace….

    Responder a Palcraft
  • The-RockeR
    1/12/2008 | 9:48

    Leí hace tiempo su post, y es buenísimo, porque realmente dice las cosas como son. Me quedo con la frase “Las buenas empreas son capaces de devolver lo invertido por los inversores y además conseguir más beneficios”

    Responder a The-RockeR
  • Leon
    1/12/2008 | 9:50

    Un tio grande Fuckowski, de los primeros blogs que conoci y me gustaba leer, de hecho hasta me compré su libro hace años.

    De los que mejor escribe y sabe expresarse sin caer en un lenguaje rimbombante, ya me gustaría a mi poder criticar las cosas con esa claridad.

    Sobre el petardazo de las Web 2.0 … no nos queda nada, yo aun no entiendo de donde sacan la pasta todos estos sitios nuevos que son todos clones unos de otros, lo peor es que cuando se encuentran en apuros los usuarios acceden a esas donaciones que comentais, dinero que irá para el creador del portal que ya se encargará de dejar tirados a los esclavos que tenga en su empresa mientras el se marchará en su Mercedes a intentar encontrar financiacion para otro negocio suicida.

    Responder a Leon
  • Ataparu
    1/12/2008 | 14:17

    No me preguntéis porque pero siempre he odiado el término “Web 2.0”. No me parece un nombre apropiado.

    Responder a Ataparu
  • Manuel
    1/12/2008 | 15:44

    Alfredo de Hoces es un tío serio que en su momento, como nos pasó a otros, vivió la primera burbuja de internet…

    En aquellos momentos, al igual que ahora con la Web 2.0, también surgieron miles de charlatanes que vendían humo y más humo con trajes caros y bonitos PPTs que asombraban a personas que no tenían ni idea de internet.

    Aunque uno, llegado un momento, empezara a pensar que aquello no se sustentaba porque todo lo que se ofrecía era gratuito y no veía cómo podían rentabilizarlo, estos charlatanes seguían cantando sus excelencias y hablaban del valor (en cientos y miles de millones) de webs que no cobraban nada por sus contenidos.

    Por eso, los que vivimos aquellos momentos y vimos cómo se hundió el sector, hemos sido siempre muy reticentes a todo ese ‘vaporware’ que se ha generado alrededor de la web 2.0.

    Desde hace 3 años, parece que cualquiera que monte un blog puede hacerse rico, o con cualquier servicio que integre Adsense para rentabilzarlo.

    Pero proyectos como Mobuzz, como FON (que menciona Alfredo y del que yo escribí en su momento en mi blog) y otros, generan serias dudas sobre cómo y cuándo conseguirán beneficios.

    Ahora, con la caida de Mobuzz, muchos de esos charlatanes que con palabras rimbombantes nos justificaban su ‘viabilidad’ se han quedado con el culo al aire y han mostrado su total desconocimiento del tema.

    Y este, es solo el primer caso…. a partir de ahora, y con la crisis económica paseándose a nivel mundial, veremos cómo caen muchos otros proyectos. E incluso veremos como más de uno de sus dueños, se arrepiente de no haberlo vendido en su momento por escuchar las voces de ‘expertos’ que le aseguraban que su negocio valía mucho más.

    Responder a Manuel
  • Retroyonki
    1/12/2008 | 16:05

    Zas, en toda la boca de Anil de Mello!

    Responder a Retroyonki
  • Collin
    2/12/2008 | 1:28

    Me encantó el post de Alfredo, genial, y estoy totalmente de acuerdo con ello aunque haga una pequeña critica al amigo Kirai, jeje, salu2!

    Responder a Collin
  • Ranma
    2/12/2008 | 17:11

    buenisimo el articulo

    Responder a Ranma
  • Flapy in Japan
    3/12/2008 | 9:10

    A mi me parece mucho más complejo… todas las partes tienen parte de razón, pero ninguno la tiene al completo.

    Simplemente porque esto es nuevo, y no sabemos muy bien hacia donde tiende ni a donde nos dirigimos, pero a mí, personalmente, esa incertidumbre me gusta… 😉

    Responder a Flapy in Japan
  • Dani
    4/12/2008 | 12:06

    Grande Alfredo de Hoces: siempre habla muy clarito.

    Responder a Dani

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.