Jul
12
2017

Grandes bebedores de la historia (III) Borrachines made in Spain

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

genarin-procesion

En los artículos anteriores de esta serie os hemos contado las proezas etílicas de Iron Mike (Irlanda) y de André el gigante (Francia), posiblemente los dos mayores bebedores documentados de la historia.

Hoy, en esta tercera y última entrega, vamos a indagar en la vida de un par de borrachines patrios. Porque, de todos es sabido que aquí el tema de empinar el codo no se nos da nada mal. Sin embargo no hay constancia escrita de ningún español que haya destacado realmente en esta materia.

Así que tras mucho investigar, he encontrado a un personaje leonés llamado Genaro, que vivió y murió haciendo lo que más quería: beber. Es cierto que la poca información que hay sobre él es prácticamente irrelevante, y que hay más leyenda que verdad. No obstante, consiguió pasar a la historia en gran medida gracias a su cuadrilla de amigos, que decidieron homenajearlo corriéndose una juerga anual en su honor.

Por otro lado, también os voy a contar un par de hazañas de mi colega “Gumy”. Efectivamente, se trata de ese amigo que todos tenemos, que es un gran bebedor, y que hace que el alcoholismo de los demás no sea tan preocupante. Es una de esas personas que se apunta a un bombardeo, y que nunca dice que no a una cerveza.

Genarín y la procesión de los borrachos

genarin-genaro

Genaro Blanco

Genaro Blanco (más conocido como Genarín) fue un pellejero (curtidor/vendedor de pieles) leonés que vivió a principios de siglo XX. Fue un hombre sencillo y despreocupado al que le gustaban mucho los vicios. Siendo más concretos, era un gran aficionado al vino, al orujo, las partidas de tute y a las prostitutas. Es por ello que era bien conocido en los bares, prostíbulos y bajos fondos de la ciudad en general, lugares que frecuentaba de manera habitual.

Una fría noche (el 29 marzo de 1929), mientras orinaba al lado de la tercera torre de la muralla, este singular personaje fue atropellado por el primer camión de la basura que tuvo la ciudad.

Tras su muerte sus cuatro amigos, posteriormente conocidos como los “cuatro apóstoles” (o los “cuatro evangelistas”), Francisco Pérez Herrero (dentista y poeta), Luis Rico (aristócrata bohemio), Nicolás Pérez “Porreto” (árbitro de fútbol) y Eulogio “El Gafas” (taxista), decidieron crear la cofradía de Genarín y le elevaron nivel de santo (atribuyéndole incluso milagros). A partir de entonces le homenajeaban una vez al año comiendo y bebiendo en su honor.

De este modo cada jueves santo peregrinaban por todas las tascas y mesones de la zona para rendir culto a su amigo. Según fueron pasando los años cada vez más gente se iba uniendo a esta peculiar celebración (llegando a 3.000 personas), hasta que en 1957 el gobernador civil decidió prohibir los actos.

genarin-evangelitas

De izquierda a derecha: Francisco Pérez Herrero, Luis Rico, Nicolás Pérez “Porreto” y Eulogio “El Gafas”

Sin embargo, en 1974, cuando de aquel grupo inicial de amigos ya solo vivía Francisco Pérez Herrero, se volvió a recuperar la tradición y la cofradía. Poco a poco volvió a tener repercusión, siendo hoy en día una de las procesiones paganas más conocidas y multitudinarias del mundo, contando su propia y particular liturgia.

De acuerdo con la tradición, la hermandad comienza la celebración (que recordemos que se realiza los jueves santos) con una cena en el restaurante Rancho Chico, a base de sopas de ajo, entremeses , bacalao y por supuesto orujo (que es lo solía comer y beber el pellejero). Todo ello aderezado por poesías en honor del difunto.

Después comienza una procesión en la que se portan imágenes de los evangelistas, de Genarín, de la muerte y de “La Moncha”, su prostituta preferida y la que lo encontró tras el atropello. Al llegar a la calle de la Sal (antigua calle de los treinta pasos), varios cofrades andan treinta pasos mientras que los demás los enumeran a coro.

genarin-paso

Paso procesional de la imagen de Genarín

Mas tarde, en la plaza de la Regla (enfrente de la catedral) se reza un credo y se reparte orujo y pastas a modo de eucaristía. En este punto se supone que Generín vendió la catedral a un turista ingles después de que le invitara a varias copas de orujo. El recorrido continúa por el convento de las Carbajadas, donde se lle una poesía en honor a La Moncha.

Posteriormente, la comitiva llega a la tercera torre (donde Genarín murió atropellado), allí el hermano trepador sube a lo alto de la muralla, donde deja a modo de ofrenda pan, queso, naranjas, orujo y una corona de laurel. Por último los devotos se dirigen a la plaza del Grano, donde se leen poesías y se hace un último brindis.

Mi colega Gumy

Llegados a este punto os voy a contar tan solo algunas de las aventuras de mi amigo R.R.G. conocido como Gumy. Ante todo es un personaje bastante peculiar, mide casi dos metros de altura, pero es realmente delgado (pesará unos 60 Kg). Como antes comenté nunca dice que no a una cerveza, y tiene una extraordinaria tolerancia al alcohol.

Ya me imagino que todo lo que vais a leer es poco comparado con ese tipo que conoce vuestro cuñao, y que una vez salió de tranqui a tomarse una cerveza con unos amigos, pero que al final se lió y acabó despertando al día siguiente sin saber como, en Zimbabue vestido de Ronald McDonald.

Inicialmente Gumy era bastante reacio a beber… Hasta el día que decidió probarlo, desde entonces la bebida y él son amigos inseparables. Uno de los primeros recuerdos que tengo sobre una de sus gloriosas borracheras es de hace unos 15 años.

genarin-barney-inicios

Aquel día R.R.G. salió de su casa a primera hora de la mañana para asistir a clase. Se supone que debía llegar a casa a medio día para comer, pero no lo hizo. En su lugar estuvo bebiendo durante horas en el parque de al lado, con los compañeros hasta la noche. Su pobre madre, que no estaba avisada de que llegaría tarde, lo estuvo esperando preocupadísima hasta que llegó a las tantas con una borrachera considerable.

Durante aquella época estudiantil le ocurrieron cosas realmente inverosímiles. Una noche volviendo ya para casa (en un estado bastante lamentable) tropezó accidentalmente y cayó encima de un mendigo que estaba durmiendo. El vagabundo se levantó sobresaltado en actitud violenta. Gumy, lejos de asustarte o salir corriendo, empezó a hablar con él y ambos acabaron compartiendo conversación y medio cartón de vino.

Fueron pasando los años y Gumy finalizó los estudios y empezó a trabajar. Sin embargo esta nueva situación nunca cambió su filosofía de vida. De este modo una vez, según salió del trabajo un sábado sobre las 16:00h, cogió un autobús para Valencia, donde había quedado con unos amigos para irse de fiesta durante las fallas.

genarin-barney-cerveza

Allí llegó sobre las 21:00h, y nada más llegar la policía le detuvo casi una hora por tener aspecto sospechoso. Después de ese incidente estuvo de juerga ininterrumpida durante más de 24h. Durante esta corta estancia, le dio tiempo a pelearse con un guiri en los baños de un pub, a robar durante media hora el carro de limpieza a un barrendero, e incluso a hacerle el amor a un flotador de piscina en forma de orca.

El domingo ya de madrugada (y sin dormir) cogió de nuevo un autobús hacia Madrid, donde llegó el lunes a primera hora directo a trabajar, como si nada hubiera pasado.

Por último os contaré algo que le ocurrió hace un par de meses, concretamente las Navidades pasadas. Volviendo de trabajar en coche le paró la policía en un control rutinario. El agente se asomó por la ventanilla y vio los asientos repletos de latas de cerveza vacías. Seguidamente le hizo abrir el maletero y pudo ver dos neveras de camping grandes, llenas hasta los topes de botellas de alcohol, refrescos y demás.

Lógicamente le hicieron la prueba de alcoholemia, dando como resultado 0,24 mg/l, librándose por los pelos de la sanción. El policía le advirtió de la suerte que había tenido y le recomendó que se fuera a casa en lugar de al bar. Mi colega siguió el consejo que le había dado, eso si, rápidamente nos llamó a todos para que fuéramos a su casa a tomar unas copas.

genarin-barney-amigos

Fuentes

Genarín (Wikipedia en español)
Genarín, más vivo que nunca en leonoticias.com
El entierro de Genarín en barriohumedo.net

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Comida-Bebida, Historia

3 comentarios

  • Vero
    12/07/2017 | 9:38

    Lo de la procesión de Genarín me parece una ida de olla importante…. Está claro que cualquier excusa es buena para beber.

    Responder a Vero
  • Saydon
    12/07/2017 | 9:58

    No tenía ni idea de la procesión de Genarín, que interesante.
    Me ha gustado mucho esta serie de artículos, enhorabuena DGrumpy.

    Responder a Saydon
  • Álvaro Fernández
    6/08/2017 | 18:21

    Como leonés conozco la procesión y es un gusto ver el nombre de tan insigne compatriota al lado de otros grandes bebedores. Me han gustado mucho estos artículos.

    Responder a Álvaro Fernández

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.