Oct
19
2016

El naufragio del Valbanera (II)

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Este artículo es una continuación de: El naufragio del Valbanera (I)

El naufragio del Valbanera - Barco

En el post de la semana pasada mencionamos muy brevemente la catástrofe del Titanic, un naufragio por todos conocido que nos sirvió para empezar a hablar del vapor español Valbanera.

Como todos ya sabéis, se trataba un humilde barco que salió de Barcelona (10 de agosto de 1919) repleto de emigrantes (la mayoría canarios), que ansiaban una nueva vida al otro lado del Atlántico. Tras casi un mes de travesía y soportar condiciones deplorables, el navío llegaba a Cuba, donde realizaría varias escalas antes de finalizar su travesía.

Inexplicablemente, buena parte del pasaje decidió bajar en Santiago de Cuba (5 de septiembre de 1919). El resto continuó hasta la Habana, puerto al que nunca llegarían. Durante la navegación entre estos dos puertos, fueron sorprendidos por un huracán que les obligó a intentar capear el temporal mar adentro

Hoy vamos a ver las claves de su desaparición y posterior naufragio. Asimismo, conoceremos el empeño de D. Fernando José García Echegoyen por reconstruir las últimas horas de Valbanera y sus pasajeros, y que sirvió para entender mejor su trágica historia.

La desaparición

La tempestad azotó las aguas caribeñas desde el día 9 al día 12 de septiembre, y durante todo ese tiempo nuestro barco no dio señales de vida. Posiblemente había perdido las antenas de telegrafía. Sin embargo, el día 12 a las 23:15h, en la estación de radiotelegrafía de Key West (Florida), recibieron un mensaje en morse procedente del Valbanera. El navío preguntaba si había algún mensaje para él. Diez minutos después responden a dicho mensaje, pero el buque ya no contesta. Había aparecido y desaparecido fugazmente.

La desaparición del vapor movilizó a la marina de guerra nacional de Cuba y a la guardia costera de Estados Unidos, que rastrearon la costa norte cubana y todos los cayos de la zona. Por fin, el 19 de septiembre, el cazasubmarinos US SC203 localizó los restos sumergidos del Valbanera, a unas 5 millas al este del faro del Bajo de Rebbeca, en una zona de poca profundidad llamada Half Moon Shoal (Bajo de la Media Luna), muy cerca de los cayos marquesas (cayos de Florida).

El naufragio del Valbanera - Periodico

Noticia del hallazgo del Valbanera en la prensa cubana. Extraído de naufragios.es

No había rastro de sus 488 pasajeros, ni siquiera de sus cuerpos. Además, se pudo comprobar que los botes salvavidas estaban sin arriar. El cazasubmarinos regresó de nuevo al lugar el 21 de septiembre, llevando a bordo iba al contraalmirante Decker, uno de los jefes de la estación de la guardia costera de Key West. En su informe telegrafiado detalló lo siguiente:

“El pecio en el bajo de la Media Luna situado a 6,4 millas al 94º verdadero del bajo de Rebecca, ha sido identificado en este día sin ningún género de dudas como el vapor español Valbanera de la compañía Pinillos. El casco está bajo el agua con el extremo de babor de la cubierta de botes sobre la superficie del agua.

Los pescantes indican que no se hizo ningún esfuerzo para arriar los botes salvavidas. El pecio está orientado hacia el Oeste a una profundidad de tres o cuatro brazas. Excepto una cabeza no han sido vistos restos humanos o restos flotando del naufragio, durante los días que los cazasubmarinos han pasado cerca de la zona. Los registros de radio indican que a las 23:15h del día 12 el Valbanera telegrafió y preguntó si había algo para él.

Nuestra estación fue incapaz de captar sus señales diez minutos después. No hubo respuesta. El comandante de un cazasubmarinos ha declarado que vio el naufragio aproximadamente a las 23h del mismo día. Parece probable que el buque naufragase durante el huracán de la noche del nueve al diez, por lo que los registros de radio son contradictorios y todo rastro del buque desapareció antes del día 12“.

El naufragio

Llegados a este punto hubo dos hipótesis que estuvieron vigentes muchos años, y que explicaban las últimas horas del navío, las dos con argumentos a favor y en contra. Una fecharía su hundimiento la noche del día 9, mientras que la otra consideraría el desastre la noche del 12. En ambas partimos de que el Valbanera fue visto por última vez el 8 de septiembre en las costas de Caibarién navegando a toda máquina.

Según el primer supuesto, tras pasar por Caibarién, el capitán se dio cuenta de que no podía llegar a la Habana a tiempo, y por tanto decidió meterse mar adentro. De acuerdo a este planteamiento, el barco naufragó el 9 de septiembre. Esta fecha coincide con la que indica el contralmirante Decker en su informe, pero suscita las siguientes dudas:

– ¿Cuál era el buque que se vio en La Habana el día 9?
– ¿Cómo explicarla llamada del día 12?

El naufragio del Valbanera - Hundimiento hipotesis 1

Hipótesis 1 del naufragio del Valbanera. Fecharía su hundimiento el 9/9/1919

La segunda hipótesis plantea que la embarcación vista en La Habana el día 9 era el Valbanera, y que tras negarle práctico intentó capear el temporal mar adentro, hundiéndose tras 3 días de lucha. Durante ese tiempo quizá la antena estaba averiada, pero puede que la consiguieran reparar el día 12, mandando un mensaje justo antes de encallar.

Esto explicaría por qué 10 minutos después ya no se pudo establecer comunicación con el vapor. Sin embargo esta conjetura también deja preguntas sin responder.

– ¿Por qué el mensaje emitido fue “hay algún mensaje para mi” en lugar de comunicar su situación desesperada?
– ¿Por qué el general Decker concluyó en su informe que el hundimiento fue el día 9? ¿Quizá se equivocó en su testimonio?

El naufragio del Valbanera - Hundimiento hipotesis 2

Hipótesis 2 del naufragio del Valbanera. Fecharía su hundimiento el 12/9/1919

Estas dos suposiciones han sido refutadas hace un par de años como veremos más adelante

A partir de aquí todo es un misterio. No obstante, viendo los restos del pecio se pudo concluir que el Valbanera iba navegando, con casi toda seguridad, en dirección sur cuando de repente se dieron cuenta que estaban entrando en un banco de arena. Al notar que estaban empezando a encallar el capitán giró al máximo el timón a babor para intentar zafarse.

Pero ya era demasiado tarde, la embarcación quedó clavada en las arenas movedizas, atravesada al mar y recibiendo el oleaje de costado. La succión de la arena unida al peso del agua que caía sobre las cubiertas, lo fueron hundiendo más y más, hasta que pasados unos minutos terminó por quedar prácticamente sepultado a 6 metros y sin supervivientes.

El naufragio del Valbanera - Hundimiento

Representación artística de lo que pudieron ser los últimos minutos del Valbanera

El gobierno español nunca realizó una investigación oficial, y las noticias llegaron a nuestro país con cuentagotas y a veces de forma contradictoria. Muchos de los desembarcados de forma anticipada en Santiago de Cuba, tras enterarse de la noticia, intentaron comunicarse con su familia para decirles que estaban vivos.

La compañía Pinillos por su parte desapareció temporalmente (hasta 1923). En cualquier caso, las rutas transatlánticas habían finalizado para ellos. Actualmente sigue existiendo, y en 1997 fue adquirida por el grupo Boluda donde continúa su labor mercante en la ruta de las Canarias.

Recuperando la historia

Pasaron los años y el desastre del Valbanera cayó en el olvido. Los palos quedaron fuera del mar marcando el lugar del accidente hasta que en 1924 terminaron por desaparecer bajo las aguas.

Sin embargo las historias en torno al naufragio empezaron a trasmitirse de boca en boca. Según los lugareños de los cayos de Florida el barco transportaba a un grupo importante de prostitutas, razón por la que no se le dejó entrar en La Habana. Es más, se habla de que pudieron “distraer” a la tripulación.

Nada más lejos de la realidad. Es cierto que las prostitutas también pasaban hambre y que en ocasiones decidían emigran camufladas como artistas de variedades, pero de ahí a que fueran las responsables del hundimiento hay un abismo.

El naufragio del Valbanera - Restos naufragio

Los restos del naufragio sobresalieron del mar durante años marcando el lugar de la tragedia

También es conocida una leyenda, popularizada por Hemingway en su relato “Después de la tormenta”, que habla del saqueo de los restos del pecio por parte de unos pescadores griegos. Falso también, como se pudo demostrar en varias expediciones dirigidas por el marino y escritor D. Fernando José García Echegoyen.

Entre 1992 y 1996, él y su equipo realizaron tres expediciones a los restos sumergidos del Valbanera, en las que concluyeron que el buque no había sido expoliado. En realidad se encontraba muy enterrado y sin rastros de pillaje, es más, consiguieron recuperar algunos objetos como varios ojos de buey y fragmentos de madera de la cubierta. Por si esto fuera poco, en la actualidad se están recaudando fondos para llevar a cabo una cuarta expedición.

El naufragio del Valbanera - Pecio

Restos del Valbanera. Foto tomada en una de las expediciones de D. Fernando José García Echegoyen

Los restos recuperados fueron mostrados en una exposición itinerante que recorrió América y España, y que sirvió como pequeño homenaje a todos lo que perdieron su vida en la tragedia. Todo ello gracias al empeño de este grupo de historiadores, que con su trabajo han conseguido dar voz a los casi 500 fantasmas que aun hoy yacen en el fondo del mar.

Para terminar os recomiendo este programa de cuarto milenio (a partir del minuto 45) donde se trata el tema del naufragio del Valbanera, y donde gracias a las últimas investigaciones, consiguen fechar con exactitud el desastre.

Según estos últimos indicios, el hundimiento habría tenido lugar el día 10 de septiembre de 1919 entre las 8 y las 11 de la mañana. Este dato está basado en informes meteorológicos cubanos que hasta ahora no habían estado disponibles, y que describen el ciclón, su trayectoria y las comunicaciones que el observatorio del colegio de Belén mantuvo con el barco.

De este modo y según el Sr. Echegoyen, se cree con casi toda seguridad, que el barco visto en La Habana era el Valbanera. Al no poder entrar a puerto intentó buscar aguas más tranquilas al norte, naufragando el día 10 de septiembre. Por tanto la llamada del día 12 no procedía de este vapor y el general Decker se equivocó en un día al fechar el desastre el día 9. Podéis escuchar su intervención en este programa de radio.

Fuentes

“El Valbanera” en Naufragios.es

Etiquetas: , ,

Categorías: Historia, Viajes-Lugares

2 comentarios

  • Vero
    19/10/2016 | 12:06

    Qué interesante y qué misterioso todo…

    Responder a Vero
  • borekon
    22/10/2016 | 9:50

    Menudo cambio de temática del blog. Echadle un vistazo al naufragio del Sirio, en costas de Cartagena (la de España)

    Responder a borekon

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.