Oct
15
2014

La ciudad radiactiva de Pripyat

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Pripyat - Coches de choque

Después de casi nueve años de andadura de ion litio, el archivo de entradas, temas y categorías que hemos ido tratando a lo largo de todo este tiempo, es de lo más heterogéneo. Aunque es una página centrada en la nostalgia y lo viejuno, se cuentan por cientos los post que se alejan de ese punto de vista, y se centran en curiosidades o gustos personales de los editores.

De este modo q256 siempre ha tenido un especial interés por la publicidad y los videojuegos, El Tipo de la Brocha se ha decantado por el cine y la literatura, y yo por mi parte, he intentado aportar mi granito de arena con artículos relacionados con el turismo y lo tenebroso, temas que me apasionan.

Es por ello, por lo que durante los tres años que llevo como colaborador de esta página, he aprovechado las fechas cercanas a Halloween para hablaros de diversos lugares del mundo, que por unas razones u otras están llenos de fascinación y misterio.

En esta ocasión, el sitio elegido es la ciudad Pripyat, una espectacular metrópoli cercana a la central nuclear de Chernóbil, que tuvo que ser evacuada rápidamente tras el accidente atómico en tan solo un par de horas. En esta precipitada huida, sus casi 50.000 habitantes tuvieron que abandonar sus casas y todos sus objetos personales de forma apresurada, dejando atrás su vida y todos sus recuerdos.

Desde entonces, esta urbe ha permanecido congelada en el tiempo y abandonada a su suerte, siendo a día de hoy un excepcional testigo mudo de la última etapa del comunismo soviético, y de una tragedia que a día de hoy debe seguir siendo recordada.

Origen y crecimiento de Pripyat

La ciudad de Pripyat se encuentra situada al norte de la actual Ucrania, en la región de Kiev, muy cerca de la frontera con Bielorrusia, y a tan solo tres kilómetros de la tristemente famosa central atómica.

Su origen se remonta a 1970, cuando las autoridades decidieron construir una ciudad dormitorio, para los trabajadores de la central y sus familias. Desde sus inicios se concibió como una urbe moderna y agradable, bien comunicada, con recursos naturales y zonas de ocio y cultura.

Pripyat - Antes

De este modo, entre sus múltiples infraestructuras contaba con un centro cultural, cines, escuelas, un hotel, cafeterías e incluso zonas deportivas y de picnic. Fue tan innovadora que se ganó el sobrenombre de la ciudad del futuro.

Inicialmente contó con unos 10.000 habitantes, con una media de edad cercana a los 25 años, y una elevada tasa de natalidad, lo que propició que su población aumentara de forma exponencial, hasta multiplicar casi por cinco su número en el momento del abandono.

No obstante estaba previsto que la ciudad siguiera creciendo hasta llegar a los 80.000 habitantes, así como la mejora de algunas zonas y la construcción de varios centros comerciales, una torre de televisión y un palacio de la cultura. Todo ello en un entorno en el que no existía la delincuencia.

El abandono de Pripyat

Sin embargo, la idílica vida de sus ciudadanos, se vio bruscamente truncada la madrugada del 26 de abril de 1986, cuando explotó el reactor número cuatro de la central vecina, causando la expulsión a la atmósfera de gran cantidad de material tóxico y radioactivo. Este vertido venenoso, fue 500 veces mayor que el liberado por la bomba atómica arrojada en Hiroshima en 1945, y afectó a trece países europeos.

En la mañana del día 26, el ejército cercó la ciudad y estuvo realizando mediciones de radiación, pero no informó de la gravedad del accidente, ni proporcionó medidas preventivas a la población, que continuó haciendo su vida cotidiana de forma habitual. Por la noche los niveles de radiación eran ya 600.000 veces superiores a los normales, de modo que a las 22:00 horas se tomó la decisión de evacuar Priypiat al día siguiente.

Durante la noche más de 2.000 autobuses llegaron al lugar. El día 27 de abril a las 13:10, se comunicó de forma oficial que se había producido “un excedente de fisión no requerida” una “situación insatisfactoria de radiación”, y que como medida de seguridad se iba a proceder evacuar a todos los ciudadanos por tres días, por lo que no era necesario llevar consigo ningún objeto personal, solo la documentación y comida para el viaje.

La evacuación comenzó a las 14:00, 36 horas después de la explosión, y a las 17.00 ya estaba finalizada. El 28 de abril la noticia llegó a la opinión pública, mediante un escueto comunicado que no reflejaba la dimensión del suceso.

No fue hasta el 14 de mayo cuando la URSS, ante la imposibilidad de seguir ocultando los hechos al mundo, decidió a través del secretario general Mijail Gorbachov, leer un completo informe que reflejaba la verdadera magnitud de la tragedia. Fue tal el calibre de este incidente, que estudios científicos creen que la radiactividad de la zona no desaparecerá hasta pasados 25.000 años.

Pripyat en la actualidad

Después del accidente se construyó un sarcófago de hormigón para aislar el reactor dañado. Asimismo se estableció una zona de exclusión en 30 kilómetros alrededor, que a día de hoy sigue siendo vigente y fuertemente vigilada.

En toda esta labor fueron clave los liquidadores, personas anónimas que con su esfuerzo y trabajo minimizaron las consecuencias del desastre, y que en muchos casos pagaron su coraje con la vida.

Desde entonces, Pripyat fue totalmente abandona a su suerte. En los años posteriores al suceso, la ciudad fue saqueada en gran parte y victima del vandalismo y de la falta de mantenimiento.

Pripyat - Piscina ahora

Pese a todo, la naturaleza se ha ido abriendo camino poco a poco. De este modo, la flora y la fauna del lugar han ido en aumento pese a la radiación, llegando a “invadir” numerosos edificios de la ciudad, e incluso asentándose jaurías de lobos en sus calles. Esto ha sido posible en gran medida gracias a la ausencia de humanos en la zona.

El caso más llamativo es el del llamado bosque rojo, un paraje cercano a Chernóbil que estaba repleto de pinos, que adoptaron un singular color rojizo tras absorber grandes niveles de radiación, y que hoy en día vuelve a albergar vida animal.

Por otro lado cabe destacar que a día de hoy se organizan visitas a la ciudad, durante esta peculiar excursión podemos ver antiguos símbolos comunistas como escudos y pinturas en los malogrados edificios. Además, es ineludible la visita a la antigua noria y la pista de coches de choque, que iban a ser inauguradas pocos días después de la explosión, y que actualmente son el símbolo esta moderna metrópoli, ahora suspendida en el tiempo.

El halo de misterio que envuelve todo este entorno es tal, que Pripyat ha sido escenario del libro El ciclista de Chernóbil, del videojuego S.T.A.L.K.E.R.: Call of Pripyat e incluso de una película de terror titulada Encerrados en Chernóbil.

Finalmente añadir que aunque la central cesó su actividad definitivamente en el año 2000 (hasta ese momento seguían en activo varios reactores), a día de hoy todavía hay cierto flujo de trabajadores que realizan labores de investigación, descontaminación y construcción de un nuevo sarcófago.

Fuentes

Ciudad de Pripyat
Pripyat (Wikipedia en español)
El accidente de Chernóbil (Wikipedia en español)
Pripyat: la ciudad envenenada. En Diario de una superviviente
Los liquidadores de Chernóbil

Etiquetas: , , ,

Categorías: Historia, Viajes-Lugares

4 comentarios

  • Elmer Homero
    16/10/2014 | 0:31

    Una fuente más: fotografías de Chernobyl tomadas por una chica que la ha visitado en su motocicleta: http://www.elenafilatova.com/

    Responder a Elmer Homero
  • mastercaba
    18/10/2014 | 13:31

    Una historia, a la vez, terrible y fascinante. Aunque no es lo mismo (obviamente) que estar allí, hay una misión en uno de los Call of Duty (creo que el Modern Warfare) que se desarrolla en Pripyat y que es espectacular. Igualmente me gustaría aportar una fuente. Dentro de su sensacionalismo, hay un documental tremendo de Iker Jiménez sobre esta ciudad y, especialmente, sobre el accidente de Chernobyl: “La noche del fin del mundo”. Os dejo el enlace (son dos horas, pero se pasan rápido): http://www.youtube.com/watch?v=9xrfkJN4W8g

    Un abrazo a todos.

    Responder a mastercaba
  • Anonimatus
    18/10/2014 | 19:11

    Que ironía que ese desastre haya acabado convirtiendo la zona en un santuario natural. La vida es más dura de lo que se piensa, incluso se han encontrado nuevos tipos de bacterias dentro del propio reactor.

    Responder a Anonimatus
  • Richard LP
    31/10/2014 | 23:50

    Puede alguien explicarme como siguio funcionando hasta el 2000?, no dice drossrotzan que a cientos de metros de la pata de elefante seria dañino aun?

    Responder a Richard LP

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.