Oct
26
2016

‘Impacto TV’, ‘Noche de impacto’ e ‘Impacto Total’

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Impacto Total - Logo

Hace ya algún tiempo, Retroyonki comentaba a propósito de “Humor Amarillo” que nos encanta ver a chinos dándose hostias (cito textualmente). Programas posteriores al protagonizado por el Chino Cudeiro han apoyado tan profunda reflexión: desde el concurso “Wipeout” (que es como “Humor Amarillo”, pero en occidental, con presupuesto, y todavía más doloroso) hasta “Vergüenza Ajena”, podemos hartarnos a ver tortazos. Para saciar estas ansias de ver a gente en situaciones comprometidas, el canal Antena 3 decidió ofrecer un programa que se quedaría marcado en la retina de los jóvenes de entonces: “Impacto TV”.

Un programa con muchos nombres

Este era el logo de la primera etapa, menos estilizado

Este era el logo de la primera etapa, menos estilizado

Lo primero que algunos habréis pensado es que este programa no se llamaba así… Y no andaréis desencaminados: en un primer momento se llamó “Impacto TV”, más tarde sería “Noche de impacto” (que es el nombre que aparece en IMDb) y, en el periodo final, se tituló “Impacto Total”. En cualquier caso, el programa es un producto de la NBC vendido en más de 140 países, lo que da buena cuenta de que la necesidad de adrenalina desde la seguridad del sillón es universal.

Si nos centramos en nuestro país, el programa se emitió entre los años 1997 y 2007 (con algunos parones, dando lugar a los cambios de nombre reseñados más arriba) y fue conducido por toda una pléyade de presentadores y co-presentadores: Silvia Jato, Liborio García, Vanesa Romero, Ximo Rovira (sí, el de “Tómbola”)… y muy especialmente por el que sería el gran rostro del espacio: Carlos García Hirschfeld, que con su peculiar voz y sus expresiones exageradas quedó en nuestra conciencia colectiva asociado a caídas, accidentes, persecuciones…

El desarrollo del programa

Dicho de manera muy rápida, el programa era una suerte de contenedor de vídeos en los que se mostraban escenas espectaculares, emocionantes y en ocasiones angustiosas, presentadas debidamente con frasecillas del tipo: “La feria del condado parecía un lugar adecuado para realizar una exhibición de paracaidismo; sin embargo, un error de cálculo y un golpe de viento pusieron la vida de Michael Filbuster en peligro extremo”. De este modo, el espectador podía ver desde accidentes en demostraciones aéreas a colisiones de coche, sin dejar de lado ataques de fieras que se escapan del zoo, embestidas de toros o tiroteos. También era recurrente que se emitieran demoliciones de edificios, aunque a mí esto era lo que menos me entusiasmaba porque si salía bien, no pasaba nada; y si salía mal, el edificio en cuestión se quedaba como estaba, es decir, tampoco pasaba nada. Para colmo, a veces las víctimas de los accidentes salían opinando sobre el particular, dando una visión en primera persona de lo acontecido.

Carlos García Hirschfeld y Silvia Jato (antes de salir en "Pasapalabra") condujeron el espacio durante una temporada

Carlos García Hirschfeld y Silvia Jato (antes de salir en “Pasapalabra”) condujeron el espacio durante una etapa. Fuente de la imagen: Televisionando

El origen de los vídeos merece una mención aparte. Era evidente que la mayoría de ellos estaban tomados de la versión estadounidense, que de algún modo accedía a cámaras de la policía (por ejemplo, cuando se trataba de persecuciones automovilísticas grabadas desde un helicóptero). Lo que hoy quizá sea más llamativo es que los propios televidentes podían mandar sus vídeos al programa sin coste alguno (creo que era la empresa MRW la que iba a tu casa a por la cinta en la que hubieras grabado lo que fuera). Naturalmente, esto está hoy prohibidísimo –por ejemplo, el ya mencionado programa “Vergüenza Ajena” indica al principio que los vídeos enviados por la gente no serán emitidos-, ya que la cosa podría derivar en un montón de descerebrados haciendo locuras por salir en el programa, poniéndose en riesgo a sí mismos o a otros. Sin embargo, en los noventa la sensibilidad era otra, y también la inocencia. Qué tiempos.

Portada del álbum (Fuente: Todocolección)

Portada del álbum (Fuente: Todocolección)

Hay que notar que, pese a su emisión nocturna en una época menos acostumbrada a trasnochar, el programa gozó de buena salud y bastante éxito. Tanto es así que, como acredita la imagen de aquí al lado, tuvo su propio disco de música (por aquel entonces, el espacio se llamaba “Impacto TV”). El eslogan, pretendidamente cañero, es tremendo: “Un choque frontal con la música más potente e impactante”. No cabe duda de que sabían captar el estilo de los noventa en una sola frase, haciendo además “ingeniosos” juegos de palabras con el nombre del programa y lo “impactantes” que eran las canciones. Para quitarse el sombrero.

Una muestra

Como podéis imaginar, en Internet hay un montón de fragmentos de estos programas. Yo os dejo aquí uno que me resulta particularmente curioso, pues reúne la cabecera tanto de “Impacto TV” como de “Noche de impacto”, con un avance de algunos de los vídeos que se mostrarán. No tiene desperdicio:

Fuentes

“Los regalos de Skéletor” (imagen de Noche de Impacto) en Iniciados
“Impacto Total” en Wikipedia
“Impacto total, ¿otra vez?” En VayaTele
“Carlos García Hirschfeld: fotos del presentador de punto pelota” en Televisionando
“Impacto TV 2xCD Audio” en Todocolección

Etiquetas: , , , , , , ,

Categorías: Cine-TV

6 comentarios

  • Gominoladelimon
    27/10/2016 | 21:14

    Pues sí, adrenalina desde el sofá con unas palomitas Eso sí, verdaderamente una demolición controlada de un edificio no debería de ocupar la categoría de impactante. Suele ser algo bastante frustrante. Nada que ver con el ataque de una fiera, dónde va a parar.

    Responder a Gominoladelimon
  • Saydon
    30/10/2016 | 9:17

    Wuau que recuerdos, yo lo veía cuando lo echaban por las tardes, justo antes de los Simpson.

    Responder a Saydon
  • Fatman
    30/10/2016 | 10:34

    Todavía me acuerdo de aquella vez que emitieron un video en el que un toro le arrancó la cara a un torero. Normalmente era un programa bastante light, pero tenía sus momentos…

    Responder a Fatman
    • mastercaba
      30/10/2016 | 15:44

      Efectivamente, por lo general los protagonistas se salvaban milagrosamente… pero alguna vez la cosa acababa en tragedia. Supongo que era con intención de aumentar la audiencia, pero en ocasiones tenía telita el asunto.

  • MaruChic
    6/11/2016 | 13:24

    Cuánta nostalgia y qué tiempos los 90; entonces el programa me gustaba, hoy no lo creo. La voz de Carlos García Hirschfeld no puedo dejar de pensar que sólo sirve para este tipo de programones con su tono inconfundible 🙂
    Me ha gustado mucho el artículo!!

    Responder a MaruChic
  • Javi
    7/11/2016 | 1:01

    Menudos recuerdos cuando me quedaba a verlo con mi hermana. Si no me equivoco, en este programa había una sección en el que un mago con sus ayudantes, siempre chicas de buen ver, hacían números que luego explicaban al final del programa.

    Responder a Javi

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.