may
12
2010

Star Wars: La aventura de los ewoks

por

Star Wars - La aventura de los ewoks - PósterGanar dinero es una de las mayores motivaciones de la vida adulta. Desafortunadamente, también es la manera más rápida de perderlo. Cuando mis padres me daban paga, administraba cada peseta con mucho cuidado: 150 pesetas para un cómic de Spider-Man, 25 para “chuches”, y de aquí a fin de año a lo mejor ahorraba lo suficiente para comprarme un juego de NES. Ahora, en cambio, me doy demasiados caprichos. Eso explica que haya un DVD con las películas de los ewoks en mi estantería. Y si creéis que la nostalgia que produce ver una cinta que adorabais de niños vale más de 10 euros, estáis chalados. Pero bienvenidos al club.

Hablando de dinero, tras el estreno de “El Retorno del Jedi”, George Lucas buscaba nuevas formas de expandir su franquicia, y, en algún momento, debió de parecerle que un spin-off televisivo protagonizado por los ewoks no era mala idea. Después de todo, a los niños les encantan las criaturitas peludas, ¿no?

Sí, George, a los niños puede que sí; pero yo doy gracias a quien se le ocurrió incluir el botón de fast forward en el mando.

Amigos, os presento al narrador, que nos acompañará durante toda la cinta:

Nuestra historia comienza hace mucho, mucho tiempo en las profundidades de un bosque encantado, en la lejana Luna de Endor.

¿Un bosque encantado? ¡Ni hablar! Aunque pasemos por alto que esto es California y no Endor, lo único mágico de Star Wars es que el “Holiday Special” llegara a emitirse.

Es noche cerrada, y el matrimonio Towani busca a sus hijos entre los árboles. Cerca de ellos, vemos un crucero estelar estrellado. Ya desde el primer momento se nota que esto es un telefilme, porque solo cuando el presupuesto es holgado te muestran cómo se estrella la nave. Es igual que en “El Coche Fantástico”, cuando los coches chocaban fuera de cámara y solo oías el ruido.

Al poco rato, los Towani encuentran la chaqueta de su hija entre unos arbustos y… ¡Aaaah, un monstruo! ¡Corred!

Star Wars - La aventura de los ewoks - Gorax va a por los padres

En un poblado ewok, en la Luna de Endor, Deej intenta llamar a dos de sus hijos, que se adentraron en el bosque y no han vuelto. Teme que se hayan perdido.

Deej utilizará su planeador para buscar a sus hijos desaparecidos.

¿Qué es esto?, ¿un documental? Si los ewoks no hablan cristiano, que les pongan subtítulos. ¿Y hace falta recordarnos que seguimos en Endor? Aún no llevamos ni cinco minutos de cinta. ¡Un poco de fe, narrador!

Star Wars - La aventura de los ewoks - WicketBueno, supongo que ahora debería presentaros a Wicket W. Warrick, el hijo pequeño de la familia Warrick, un valiente y curioso ewok que, en un futuro no muy lejano, compartirá un tentempié con Leia y ayudará a los Rebeldes a exterminar a los soldados imperiales para luego tocar sus cráneos como si fueran bongos. Los ewoks son un poblado salvaje.

Al igual que en “El Retorno del Jedi”, el actor que interpreta a Wicket es Warwick Davies, conocido sobre todo por sus papeles en “Willow” (sobrevalorada película de fantasía) y “Leprechaun” (cinta de terror de interminables y cada vez peores secuelas).

La verdad es que si te figuras que detrás de cada carita simpática y peluda hay un enano sudoroso y probablemente cabreado, empiezas a ver la película con otros ojos.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Ewoks entre tomas

Papá Ewok no tarda en encontrar a sus hijos y, de camino a casa, se detienen para investigar el crucero estelar, donde encuentran a Cindel, la niña a la que buscaban los Towani antes de que se los llevara el coco. Y si creíais que el mocoso que interpretaba a Anakin en “La Amenaza Fantasma” no sabía actuar, esperad a ver a Aubree Miller haciendo pucheros.

La niña es mona, pero tiene la capacidad interpretativa de un mejillón relleno, y la película mejoraría enormemente sustituyéndola por una chavala bien formada y ligerita de ropa. De hecho, he reflexionado sobre el tema, y de haber sido yo el productor, habría dado el papel de Cindel a Tanya Roberts, de “El Señor de las Bestias”, o a Valérie Quennessen, de “Conan el Bárbaro”. Por supuesto, también habría retocado el guión para incluir algún desnudo femenino y cambiado el título por uno que sonase más a cine fantástico de serie B, como “El amanecer de los ewoks” o “Clímax en la Luna de Endor”.

Debería dedicarme a esto.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Cindel

El hermano mayor de Cindel, una suerte de Luke Skywalker adolescente, no tarda en aparecer. Curiosamente, se llama Mace, como Mace “Moddafucka” Windu; nombre que también figuraba en los primeros borradores de la “La Guerra de las Galaxias”. Reciclar debe de ser importante para Lucas. Quizá por eso no ha trabajado en nada original desde el 77.

Temiendo por la vida de su hermana, Mace ataca a los ewoks, que lo reducen fácilmente y se llevan a los niños a su casa. ¡Ja! Ahora es cuando echáis de menos al robot gay, ¿verdad?

Para mi asombro, la choza de la familia ewok no está subida a un árbol como en “El Retorno del Jedi”, sino que se encuentra en el suelo, y también hay algunos animales aquí y allá que tienen un aspecto sospechosamente terrícola. Puede que el argumento fuera de George Lucas, pero la labor de producción es digna de la Cannon.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Mace capturado

Los ewoks abren las puertas de su choza a los niños, pero Cindel está demasiado pachucha como para fingir interés en los enanos peludos y se desmaya. ¡Explotación infantil! ¡Traedme la cabeza de la productora!

Mamá Ewok, que ignora las diferencias biológicas entre especies, da una medicina a la niña, con la cual, sorprendentemente, parecer mejorar incluso antes de que pueda haberle llegado al estómago. Sin embargo, el brebaje se agota antes de que Cindel se cure completamente, por lo que Mace y los ewoks salen a buscar más.

Un árbol del bosque primigenio contiene un fluido especial que solo conocen los ewoks. Lo han utilizado durante generaciones para curar.

Mientras los ewoks recogen el “fluido especial”, Mace intenta capturar una especie de roedor que ha visto asomarse por el agujero de un árbol. Ya sabéis, por joder. Pero el cazador se convierte en presa cuando se descubre que el roedor es en realidad… ¡la lengua de un depredador monstruoso que quiere comerse a Mace! ¡Ñam! ¡Ñam!

Los ewoks salvan al chico, y después vuelven juntos a casa. Me permito indicaros que esta escena no aporta nada a la trama. No se salva ni la marioneta.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Criatura del árbol

Gracias a la medicina de los ewoks, Cindel se recupera rápidamente, y como cualquier chiquilla de su edad, se hace amiga del primer niño que coge por banda, que en este caso es Wicket. Mace, en cambio, no ve con buenos ojos esta amistad, porque considera que los ewoks solo son animales. No penséis que Mace se dejara engañar por su estructura tribal, sus ropas de baja costura y su dominio de la ganadería. Él los ha visto limpiándose el culo con la lengua.

Así pues, al caer la noche, Mace se lleva a su hermana al bosque. Lamentablemente, esta elección demuestra ser desastrosa porque: 1) da pie a que Mace suelte un monólogo horrible sobre lo mucho que se arrepiente de haberse portado mal con sus padres y a que se ofrezca a ser “un papá y una mamá” para Cindel; y 2) expone a ambos hermanos al ataque de un enorme jabalí-lobo animado fotograma a fotograma.

Los niños se resguardan en el tronco un árbol y, a la mañana siguiente, los ewoks matan a la bestia, que lleva un collar adornado con el monitor vital de papá Towani. ¿Recordáis los monitores vitales de la trilogía original? No, ¿verdad? ¡Porque no había ninguno! Los trastos ni siquiera te permiten localizar a otra persona, solo saber si está bien, pocha o muerta. Hola, excusa argumental. Hola, narrativa pobre. Hola, deus ex machina.

Y una cosa más: ¿soy al único que le extraña que el jabalí-lobo se pase toda la noche en vela esperando a que los chavales salgan de su escondrijo? Probablemente ni siquiera había probado la carne humana. ¿Y si resulta que luego no le gusta? Yo me hubiera comprado un kebab en algún puesto pakistaní y me hubiera ido a la cama temprano.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Jabalí-lobo

Como la bestia estaba domesticada (de ahí el collar y que supiera dar la patita), los niños piensan que si encuentran a su dueño, encontrarán a sus padres. Pero como el collar no lleva una dirección, acuden al viejo Logray, el chamán del poblado ewok de “El Retorno del Jedi”.

Logray, que es un tipo importante (como demuestra que use un cráneo de pájaro por sombrero), se sirve de una peonza “mágica” para mostrar a los niños, en riguroso directo, imágenes de sus padres enjaulados en la guarida del gigantesco y cruel Gorax, que es como un don Pimpón nudista, en versión heavy metal y con cara de gremlim.

Para ayudar a los niños, los ewoks organizan una caravana: la Caravana del Valor. Con ositos semidesnudos montados en ponis. Si al menos tuvieran a John Wayne para conducirla…

Antes de partir, Logray entrega a cada miembro del grupo un tótem sagrado: para Papá Ewok, las Alas Blancas de la Esperanza; para sus hijos mayores, las Alas Rojas del Valor y las Alas Azules de la Fuerza; para Wicket, un cayado mágico; para Cindel, la Vela de la Luz Pura; y para Mace… una piedra (¡ja-ja!, que diría Nelson).

Naturalmente, Mace tira su tótem antes de salir, porque no va a estar cargando con una estúpida piedra durante todo el camino; pero Wicket, que se ha tomado la molestia de leerse el guión, sabe que esa piedra será un elemento crucial en su aventura, así que la recoge. Es lo que tienen los críos, que cogen cualquier porquería que encuentran por el suelo.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Logray

Al comienzo de su viaje, nuestros héroes reclutan a Chukha-Trok, un fornido leñador ewok, y a Kaink, la sacerdotisa ewok.

Ewok, ewok, ewok… Madre mía, he repetido ya tantas veces esta palabra que prácticamente ha perdido su significado. A ver, ¿qué es un e-wok? ¿No lo adivináis?

Una sartén oriental electrónica.

Matadme, por favor.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Chukha-Trok

Después vienen un par de escenas que la banda sonora de Peter Bernstein intenta colarnos como si fueran de acción. En la primera, Mace se queda atrapado bajo la superficie de un lago mágico (o, más bien, “fuerte con el Reverso Tenebroso de la Fuerza”, porque en el universo de Lucas ¡no existe la puñetera magia!); y en la segunda, el leñador ewok detiene al galope un caballo desbocado.

Tristemente, y salvando una honrosa excepción que mencionaré más adelante, nada de lo que haga un peluche resulta emocionante por muchos gruñiditos que suelte. Puede que los ewoks sean adorables, pero, ¿héroes de acción? No.

Por la noche, el campamento es invadido por un enjambre de Campanillas luminosas. A estas alturas, y ante la ausencia de un personaje que haga de “la chica”, mi libido se conformaría con la Julia Roberts de “Hook”, pero estas hadas están pintadas directamente sobre los fotogramas, y solo me hacen pensar en cambiar a otra película con un argumento más o menos igual de flojo, actores que tampoco llevan pantalones y, eso sí, más rubias de cabello oxigenado.

Una de las hadas se incorpora a la caravana y, poco después, descubren que se alimenta de la risa de los niños. Como el zombi de “Jacko”.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Campanilla

Los ewoks cruzaron el desierto de Salma, una tierra de charcas de ácido y lagos secos.

Y de pinturas mate, añadiría yo.

La caravana llega a la falda de un monte de paredes escarpadas que, por supuesto, nadie es tan imbécil como para intentar escalar. Por medio de gestos, la sacerdotisa explica a Mace que ha llegado el momento de utilizar su piedra. El chaval confiesa que la tiró, y la película desaprovecha esta ocasión para hacer un poco de comedia. No sé, podría haberse agachado a por otra piedra y que la sacerdotisa le hubiera dado un coscorrón con su bastón. De verdad, cualquier cosa sería más graciosa que… nada.

En serio, mirad los diálogos que tengo que escuchar para escribir este artículo:

Mace:¿Qué pasa, Wicket?… ¡La tienes! Habías recogido la piedra y la habías guardado. Gracias, Wicket.

No, gracias a ti por una explicación innecesaria.

La piedra apunta (mágicamente supongo) a una cueva oculta tras una roca, que conduce al grupo al último acto de esta aventura.

Tras deshacerse de una araña de goma con hilos, Mace y los ewoks mayores se adentran en la guarida del Gorax, a quien parece gustarle conservar humanos en jaulas colgantes como si fueran canarios.

Star Wars - La aventura de los ewoks - Gorax

Mientras uno de los ewoks distrae al gigante (ahora mismo no recuerdo cuál, y en movimiento son todos iguales), los demás bajan a los Towani de la jaula. Pero el Gorax acaba descubriendo el pastel, y el leñador ewok se queda atrás para ganar tiempo mientras sus compañeros huyen.

Francamente, creo que esta escena es lo único salvable de la película. Después de todo, estamos hablando de un osito bonachón enfrentándose a un bichazo de treinta metros salido del mismísimo Hades. Es como el momento Boromir de “La Comunidad del Anillo”, pero con más pelo.

Por desgracia, Mace debe de pensar que todavía puede hacer algo de provecho antes de que acabe la película y regresa para enviar a Campanilla contra el Gorax, que, molesto con este pésimo efecto especial, comienza a golpear las paredes de la gruta, provocando un desprendimiento que sepulta al leñador. Gracias, Mace.

Star Wars - La aventura de los ewoks - La muerte de Chukha-Trok

Al final, el Gorax se cae por un precipicio, y los Towani y los ewoks regresan juntos a casa.

Las familias por fin pueden disfrutar de volver a estar reunidas, habiendo comprobado lo que ya sabían: que el valor, la lealtad y el amor son las fuerzas más poderosas del Universo.

Sí, muy bonito… si no fuera porque en la secuela se cargan a los padres y a Mace nada más empezar la película.

Eres un enfermo, George Lucas.

Yo, en cambio…

Star Wars - La aventura de los ewoks - Clímax en la Luna de Endor

Vosotros la veríais, ¿o no?

Sobre El Tipo de la Brocha:

Aunque mi verdadero nombre no se puede leer sin perder la cordura, por aquí se me conoce como el Tipo de la Brocha.

Durante el día trabajo en una oficina, y por la noche... también. El poco tiempo libre que tengo lo dedico a celebrar bacanales decadentes con grandes ollas de queso fundido y a enseñar a escribir a los monos. En realidad, todos los artículos que he publicado en este blog los han escrito ellos, así que si no os gustan, ya sabéis a quién dirigir vuestras quejas.

Ver más artículos de El Tipo de la Brocha

13 comentarios

  1. Confieso que yo también compré los DVDs y que habitan mi estantería sin haber girado jamás en mi reproductor… Efectivamente, qué malo es tener dinero y ser friki…

    Responder
  2. Fearuth

    Yo hice el amago de volver a verla (de manera algo más ilícita), pero creo recordar que fuí incapaz de pasar del minuto diez,aproximadamente XD.
    Por cierto,digo yo que las películas se situan post-trilogía,porque sino no se explica que en el retorno los Ewoks se queden flipando con los humanos cómo si jamás hubiesen visto ninguno (bueno,sí,sí se explica,vaguerío sumo y soberana ignorada al concepto de continuidad).
    Ah! Y debiera estar penado ponerle la canción del leñador a un ewok,que luego le acabas poniendo los taconazos y la ropa interior femenina con el consiguiente deseo de sacarte los ojos XD

    Responder
  3. Angel

    No, se situan antes del retorno del jedi. No es que los ewoks flipen al encontrarse de nuevo con humanos, es que después de todas las putadas que tienen que sufrir tras su encuentro con los Towani, no me extraña que después se quieran comer a Luke, Han y compañía ;-)

    Responder
  4. También yo me doy demasiados pequeños caprichos, a menudo inneccesarios. Lo malo es que uno se da cuenta de ello después de haber pecado. Pero ¿y el placer de tener ese objeto en las manos y rememorar cualquier tiempo pasado) (maldito Peter Pan)

    Responder
  5. Anonimatus

    Un artículo magnífico, no he parado de reir mientras lo leía, los comentarios eran cojonudos.

    Sólo vi la segunda parte, que empieza con la muerte de Mace y los padres por lo que cuando tuve la oportunidad de ver esta, la dejé al saber que al final la cosa iba a acabar mal.

    Es una de las peores cosas que pueden ocurrir en secuelas de historias que ya estaba resueltas, que todo aquello por lo que se luchó en la película se anterior para justificar dicha secuela.

    Por ejemplo en Alien 3 matan a la niña, la razón por la que Ripley se enfrentó a la Reina Alien.

    En Terminator 2 el futuro es salvado sólo para que Skynet resulte ser inevitable y el Día del Juicio Final acabe por pasar igualmente en Terminator 3.

    La que más me dolió fué Rocky V donde debido a la ineptitud de su cuñado pierde casi toda su fortuna y se ve obligado a volver a su antiguo barrio sin posibilidad de seguir boxeando debido a los problemas de salud causados por su carrera de boxeador.

    Responder
  6. Las tengooo!!! las dos en el mismo Dvd…no ofrece demasiados extras….

    Responder
  7. Antonio

    En verdad la estrenaron en el cine. Fue la primera peli que mis padres me dejaron ir a ver yo solito. En aquella época debía de tener unos 8-9 años y ni me acuerdo si me gustó.
    Luego la vi en la TV y la verdad que vaya rollazo.

    Responder
  8. gmassa

    Buenísimo el artículo!! ya estoy esperando un análisis de la secuela: La Batalla de Endor!!

    Y encima cuando la veía de niño los sábados por la tarde me encantaba!

    Responder
  9. @Fearuth: Como dice Angel, las películas de los ewoks se sitúan cronológicamente antes de “El Retorno del Jedi”, pero eso no afecta a la maravillosa trama. Bien visto lo de la canción del leñador: http://www.youtube.com/watch?v=HooUO-PkG0Q.

    @Victoria A punto P punto: Yo, oficialmente, odio a Peter Pan.

    @Anonimatus: Lo de Rocky me hundió. Puñetero Paulie.

    @gmassa: Me llevará tiempo ponerme con la siguiente, así que poneos cómodos mientras esperáis.

    Responder
  10. Jajajaja! Muy buen artículo! Nunca he sido fan de Star Wars porque nunca me di la flojera de ver alguna peli, pero de lo que sé es que muchos fanáticos de Star Wars apuesto a que saben más que el mismísimo George Lucas xD

    ¡Gracias por comentar una serie que jamás pienso ver! XD En serio gracias que me ahorraste algunos dinerillos :3

    Responder
  11. Mis aplausos por semejante post! y más aún por la lucha de haber visto la película de “pe a pa”, todo un héroe Tipo de la Brocha… También me encontraba pensando en esa peli y de, tal vez, verla de aquí a un tiempo… pero me ahorraste la vida y me hiciste disfrutar de algo que obviamente iba a terminar renegando y maldición, una vez más, al tal Lucas.

    Pero ahora digo; ya que viste la segunda también, no sería bueno un post al respecto? XD

    Saludos y sigo aplaudiendo.

    Responder
  12. Truch

    Hoy tengo ganas de comentarte que estas películas, al igual que las series de dibujos animados son material que en su día vi y hoy consciente de la realidad y con mi pseudo.madurez reconozco haber perdido el tiempo totalmente….

    Pero lleva el sello STAR WARS y es material audiovisual, así que no dudé en comprarlo juas!

    Revisité la experiencia de ver este telefilme y sobreviví, apenas lo recordaba de una vez que lo vi en un canal autonomico catalán….y la verdad, en su día ante mi desconocimiento me pensaba que los niños eran Luke i Leia de jovencitos y sus padres, claro por esa regla de tres el padre era….en fin. Eso, claro que no fuí FAN FAN FAN de star wars hasta el re-estreno en 1997 en el que me quedó grabada en la memoria toda la saga.

    Nunca tuve el valor de aventurarme con el siguiente telefilme y veo que seguirá así por mucho tiempoooooo…

    Responder
  13. Hola, realicé una menuda comparación entre la película y tu interesante post y definitivamente ¡Me quedo con el post! jajaja..me has quitado el aburrimiento de ver este remedo de secuela..gracias..muchas gracias

    Un saludo
    Alejandro

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.