mar
17
2011

Los periféricos que (afortunadamente) nunca verás

por

Periférico que nunca verásTodos nos hemos reído alguna vez imaginando juegos absurdos que nunca veremos en la realidad. ¿Te imaginas un juego de cuidar sardinas, de oficinistas vagos o un solitario multijugador? Ya, supongo que no. ¡Pero no importa! Para extender esta idea, y cual bar de comistrajos variados, hagamos un refrito junto con los periféricos absurdos que las compañías nos ofrecen para acompañar a nuestras consolas. ¿Qué obtenemos? Bueno, aparte de una idea que puede llevar a la bancarrota a IBM y a Google juntas, también tenemos muchos artilugios hilarantes a la par que innecesarios.

El auténtico joystick americano

En los U Ese A todo es más grande. Las hamburguesas, los refrescos, la ropa. Hasta los mandos de consola y joysticks son más grandes. Microsoft fue pionera en ese sentido, pues intuyó que el diminuto tamaño de las manitas de los japoneses bien merecía una revisión de su mando para Xbox, conocido por ser el único control de consola que incluía remolque para llevarlo de viaje.

Joystick americano

En Japón, por supuesto, van a contraatacar y han dispuesto un joystick más grande que el habitual para las grandes manos americanas. La filial americana de Sony, la SCEA, en una rueda de prensa en una nave industrial con aparcamiento para 300 Hummer H1, ha presentado el American Pride Controller, el mando definitivo para hombres americanos de verdad.

El mando mide más de metro y medio de alto, lo que lo convierte en el segundo mando más grande del mundo, haciéndolo no apto para chinos, pigmeos o mexicanos, los cuales todo el mundo sabe que de todas formas se dedican a tocar la guitarra y a hacer la siesta.

En la presentación, que ha contado con personalidades como André el Gigante, Kobe Bryan o Richard Kiel, hemos podido comprobar que el joystick sólo se puede mover por americanos de verdad. Chuck Norris, al que los porteros no se han atrevido a preguntar si tenía pase, ha declarado allí: “Pues no me parece tan grande la verdad”.

¿Move? ¿Nunchuck? ¿Kinect? ¡Pero si yo odio moverme!

El Kinect de Microsoft arrasa en las tiendas. El detector de movimiento de la empresa de Redmond revoluciona la forma de jugar convirtiéndote en el control pero… ¿qué hay de la gente vaga? ¡Se han olvidado del mayor sector de jugadores del planeta! Este hueco en breve va a ser subsanado gracias a investigaciones de Muellesdeguita Studios, dado que en breve (aún están viendo si se levantan o no de la cama) decidirán cuándo van a presentar su nuevo invento: El detector de quietud.

Paco, campeón mundial de quietud

Este aparato no detectará nada que se esté moviendo, por lo que la forma de controlar los videojuegos será hacer… absolutamente nada. Muellesdeguita Studios ya tiene pensados (que no realizados, porque les ha dado pereza) al menos dos títulos, uno basado en el esondite inglés y un triple A titulado “Funcionarios: The Game”. “Es un juego genial, consiste en que el primero que se mueve pierde”, declaró Oswaldo Casas, director general de la compañía.

Otro título que se está desarrollando es nada menos que la quinta parte de la saga “Metal Gear Solid”, que hará uso del periférico dado que Hideo Kojima ha decidido que de perdidos al río: el juego sólo incluirá vídeos.

Ultimate Driving Simulator

Los simuladores de conducción cada vez son más realistas. Sin ir mas lejos esta mañana se pudo leer en el diario El Mudo que un joven de 25 años ha sacado la cabeza por la ventana de su casa para gritarle a los viandantes mientras jugaba al “Gran Turismo 5″. Lo que no parece avanzar demasiado son los periféricos para controlar estos juegos, que llevan consistiendo en un triste volante y una suerte de pedales mucho tiempo.

Vendo Opel Corsa

Esto se acabó: La casa alemana de automóviles Opel lanza al mercado el Opel Corsa. Un periférico singular, que pese a su elevado coste (unos 12.200 euros) simula a la perfección un coche real. No sólo tiene un volante, pedales, caja de cambio o asientos, sino que tiene controles de aire acondicionado, luces, intermitentes e incluso un motor y ruedas. Es tan real que necesita su propia energía para funcionar, suministrada en forma de gasolina en un depósito que incluye. Por fortuna, el aparato trae su propio juego, aunque parece que de momento no pude ser sustituído.

Pese a todo, se han encontrado importantes fallos: En primer lugar, el sistema de micropagos del juego incluído es carísimo, pasarse de velocidad un poco cuesta unos 100 euros. Luego, a veces el periférico resulta incómodamente fidedigno, tanto que te puedes partir los dientes si te estrellas. Pero lo peor es que para poder adquirir el vehículo y usarlo no basta con leer unos kilométricos “Términos de Servicio”, sino que hay que usarlos y hacer un examen.

Game Boy Camera

Perdón, esto ya existe.

El mando mando

Mandos espada, mandos escudo, mandos volante… para cualquier uso, hay un artilugio ortopédico de plástico para que el mando de la Wii se transforme en otra cosa. Pero, ¿qué hay de los que preferimos jugar de la forma tradicional o no nos gustan los juegos casual? Para llenar este hueco existencial, la empresa Pastel Inc. nos oferta el mando mando, un artilugio para convertir el mando de la Wii en… un mando.

El mando mando, que imita la forma de un mando de verdad, permite controlar (más o menos) los juegos tradicionales desde el mando de la Wii, cosa que, de forma un tanto extraña, ya podía hacer de todos modos.

Multifire Pad

En las primeras guerras de las consolas, existió un problema curioso: los mandos tenían muy pocos botones. Atari insistía que un sólo botón era suficiente, Master System sólo ofertó dos, Mega Drive tres al principio, y sólo la Super Nintendo hizo algo lógico al incluir 6 botones (mas otros dos) en el mando. Pero poco a poco, los juegos son cada vez más complejos y los mandos no se han quedado atrás. Muchos botones, sensores de movimiento, vibración, cepillo de dientes, linterna, mechero, compartimento para guardar monedas, etc.

Multifire Pad

Ante la carencia del mercado de un mando que pueda suplir la demanda de los jugadores más ávidos de aporrear botones sin piedad, Broma Factories ha realizado lo que parecía un sueño para algunos: el mando con más botones de la historia. El único problema al que nos hemos enfrentado hasta ahora es obvio: es imposible agarrar el artilugio sin accionar alguno de sus botones, de modo que es preciso que algunos queden sin uso a la hora de configurar los controles.

Aún con todos los defectos que el aparato pudiera tener, nos ha sido grata la experiencia de configurar una función para cada botón. De hecho, pudimos asignar una tecla a algo que hasta ahora desconocíamos del “Street Fighter IV”: Seth tiene un botón para un movimiento que se llama “Yo gano”.

Powersocket

Si en 1989 Nintendo nos obsequió con el, posiblemente, controlador más absurdo del Oeste, trece años después alguien lo ha vuelto a hacer. ¿Un guante mando? ¡No, mejor! ¡Un calcetín mando!

Calcetín mando

Pero, ¿quién querría controlar un videojuego con los pies aparte de los mancos? La gente más floja que un muelle de guita. Esto ha sido el principal reclamo de Noentiendo, que en su presentación anunció que varios juegos soportarían este periférico el día de su lanzamiento: Uno de dar saltitos, otro de pintar nubecitas sonrientes y otro de recoger frutitas.

Como cabría esperar debido a lo limitado de la movilidad del patulaje con respecto al pulgar oponible, jugar se convierte en un soberano coñazo que no se le aconseja a nadie.

Sobre Krusher:

Me llamo Hermenegildo Wenceslao Pantaleón y de mayor quiero ser princesa.

Ver más artículos de Krusher

13 comentarios

  1. Descacharrante artículo, Krusher. Espero que todo el mundo se lo tome con humor. Especialmente los pigmeos.

    Responder
  2. KaTGiRL

    Krusher me he desternillado de la risa!!! Y mira q a estas horas y sin desayunar eso no es facil jajajajaj. Muy bueno en serio!

    Responder
  3. Muy buen artículo tío, todavía me estoy riendo con el tema del “Metal Gear Solid”. Lo penoso es que es casi verdad.

    Responder
  4. Jimmy

    ¿Otro artículo de periféricos inútiles? Krusher, te repites más que el chorizo fríto. Tú antes molabas :P Si al menos tuviera un periférico con la forma de un rabo de goma negro…

    Responder
  5. Luthien

    Jejejej, me ha encantado, muy buen artículo :D :*

    Responder
  6. Anonimatus

    Muy divertido, en especial el mando calcetín.

    Responder
  7. Cemz

    que divertido, ojala que no salga un periférico con forma de caballo…no, espera ya existe XD.

    Responder
  8. […] en ion litio nos habla de los periféricos que afortunadamente nunca veremos. Una pena, porque el detector de quietud tendría su […]

    Responder
  9. Radioak

    Es cierto que te repites Krusher… pero todos sabemos que repetir lo bueno es muchas veces mejor que hacer algo nuevo que es una autentica mierda. Otros blogs saben de lo que hablo, y no, no me refiero a jugar al zelda en lugar del al Battlefield Bad Company 2. Eso sabemos todos que esta más que superado.

    Responder
  10. God of Archangels

    @Jimmy: Cómo cojones lográs ver tantos blogs, estudiar y escribir en tú propio feed en un solo día?

    Responder
  11. Tssssss, tu comentario de los mexicanos te va a traer muchas quejas de mexicanos ofendidos… puede que hasta salgas en cadena nacional y en horario prime por estos lares, jaja. Buen blog, Saludos

    Responder
  12. crea

    ^
    |
    |

    Ese negro tiene razón

    Responder
  13. RUSSO

    lo del “power socket” existe de cierta manera, y es un artilugio que traen algunas de las clónicas chinas del Wii (el wimi, miwi, vii y esos) y es una especie de “detector” que te lo colocas en el tobillo y sirve para los juegos de futbol. Supongo funciona.

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.