oct
28
2010

La Maldición del Exorcista

por

El Exorcista - Cartel“El Exorcista” es una de las películas de terror más valoradas de la historia de la historia del cine. No en vano fue nominada a diez Oscar, de los que se llevó dos (Guión Adaptado y Sonido), consiguiendo igualmente cuatro Globos de Oro, entre ellos el de Mejor Película. En ella se nos cuenta la historia de Regan McNeil (Linda Blair), una niña que a los doce años es víctima de una posesión demoníaca.

La calidad del film es, a mi juicio, indiscutible, y logra crear una tensa y opresiva atmósfera que mantiene al espectador en vilo a lo largo de prácticamente toda su duración. Sin embargo, hubo dos factores ajenos al propio metraje que contribuyeron a expandir aún más su popularidad: por un lado la historia supuestamente real en que se basaba, y por el otro los extraños acontecimientos que tuvieron lugar durante el rodaje.

El exorcismo de Robbie Mannheim

Así, la novela en que se fundamentó la película, escrita por William Peter Blatty, estaba a su vez inspirada en un caso acontecido en Washington en 1949, del que buena parte de la prensa se hizo eco, resultando especialmente popular el artículo aparecido en el Washington Post.

Según el mismo, el jovencito Robbie Mannheim tenía la sana costumbre de jugar a la Ouija con su tía Harriet. Sin embargo, cuando Robbie contaba trece años de edad su tía murió, así que el chico decidió tratar de comunicarse con ella a través de su particular juego.

Con la supervisión de Harriet nunca había ocurrido nada extraño, pero cuando Robbie se aventuró en solitario en el mundo de los espíritus, las cosas fueron diferentes. Su comportamiento se tornó cada vez más violento, su piel se llenó de estigmas, y en la casa comenzaron a producirse los típicos sucesos comúnmente aparejados a los poltergeist (ruidos extraños, pisadas, objetos que levitan…).

El Exorcista - Regan McNeil

Sus padres decidieron llevarle al médico, pero éste fue incapaz de determinar las causas del mal del pequeño. Ante este fracaso su siguiente paso fue llamar a la puerta de un psiquiatra, a quien le resultó igualmente imposible dictaminar la patología que le afectaba. Desesperados, los Mannheim acudieron al arzobispado de Maryland, donde pidieron que se practicase un exorcismo a su hijo.

Durante tres meses, seis religiosos acudieron hasta en treinta ocasiones al domicilio familiar para enfrentarse a lo que quiera que habitaba en Robbie. El chico hablaba en idiomas que no podía conocer, tenía poderes mentales y una fuerza anormal. De hecho, una noche logró escapar de las ataduras con que le inmovilizaban y golpear en el brazo con un muelle de la cama a uno de los religiosos, que tuvo que recibir cien puntos de sutura.

Finalmente, a base de crucifijos y medallitas de santos, el exorcismo tuvo éxito y Robbie logró recuperarse. Más tarde contaría que el día de su curación tuvo una visión en la que el Arcángel San Miguel, príncipe de los ejércitos de Dios, desterraba al demonio de su cuerpo.

Un rodaje de miedo

Pero si el caso de los Mannheim ayudó a popularizar la película, los extraños sucesos acontecidos durante el rodaje no le fueron a la zaga. Así, varios de los técnicos que participaron en el mismo sufrieron accidentes diversos, hubo rollos de la película que se velaron inexplicablemente, e incluso se produjo un misterioso incendio que destruyó buena parte de los escenarios, lo que obligó a paralizar la filmación durante seis meses.

Además, Ellen Burstyn (Chris McNeil, madre de Regan) se lesionó la columna durante el rodaje, y el actor Jack MacGowran (Burke Dennings) murió el mismo año del estreno. También se cuenta que Linda Blair sufrió graves traumas psicológicos de los que le costó mucho recuperarse. Finalmente, dos años después, en 1975, Mary Ure, la actriz encargada de dar vida a Regan en la versión teatral de la obra, se suicidó mediante una sobredosis de barbitúricos.

El Exorcista - Bendición

Para terminar con la cadena de luctuosos acontecimientos vinculados a esta historia, se cuenta que el 28 de octubre de 2010, un incauto colaborador de un prestigioso blog, murió desangrado tras arrancarse su propia mano a mordiscos, minutos después de escribir un post titulado “La Maldición del Exorcista”.

Fuentes

“El Exorcista” en Blogodisea
“El Exorcista” en Kruela.Ciberanika
“El Exorcista” (película) en Wikipedia
“El Exorcista” (novela) en Wikipedia

Sobre Cloro:

Tengo 3 años, soy de color blanco, y aunque me cuesta trabajo expresarme, entiendo un montón de palabras. Además me bañan con mucha regularidad y soy muy suave. Me gusta roer huesos, jugar a la pelota, dar la patita, que me rasquen detrás de las orejas, perseguir a los coches ladrando, robar comida del plato de mis amos... Y sí, aunque parezco un perro en realidad estoy como una cabra.

Ver más artículos de Cloro

8 comentarios

  1. GerardoMX

    Y quien es ese blogger que se mordio la mano? jejeje. Muy buen post, Buenisima la pelicula pero nose si volveria a verla, es una de las pocas peliculas que a pesar de que ya la vi, aun me causan miedo, y eso que soy fanatico del cine de terror y suspenso y me encantan ese tipo de peliculas.

    Responder
  2. Siegfried

    Todos cantaran las getas de cloro 5 dedos, el bloguero manco….

    Responder
  3. dacorchile

    jajaja…el bloguero manco.
    despues de leer “La Maldición del Exorcista”. y
    escribir este comentario ” dacorchile” mato a sus compañeros de trabajo con un lapiz y se quito la vida con un clip!!

    Responder
  4. De todos los rumores que se cuentan sé que la mitad son exageraciones y la otra mitad inventados. Igualmente cuando una película/novela lleva la frase “basado en hechos reales” no sé qué pasa que ya tiene que ser una obra maestra, como la chusma esa de Paranormal Activity (sí, NO me gustó). Me gustaría hacer un estudio; el mismo libro/película, uno con la dichosa frase y el otro sin ella, a ver quién se lleva la gloria…

    Responder
  5. DGC

    Hace no mucho una compañera que hizo marekting me contó que estudió esta pelicula en una asignatura de la carrera, ya que al perecer, introduce elementos subliminanales. Me contó que cuando la peli se estrenó en cine, la gente de fuera que vendía palomitas y tal, le entraban ganas de vomitar solo con escuchar la pelicua, por lo visto en determinados momentos se introdujeron sonidos “desagradables” como zumbidos de enjambres de abejas y alaridos de cerdos en la matanza. Por otro lado también se introdujeron imáganes terroríficas durante algunos frames, inperceptible para el o jo pero no para la mente. Todo un clásico. Yo creo que a finales de los 90 sacaron en vhs una cinta especial con imagenes nunca vistas, la más famosa era la niña bajando como “caminado de espaldas y tumbada” unas ecaleras.

    Responder
  6. Jabula

    Y además de lo de las escaleras la parte en que se masturba utilizando un crucifijo. Si la pelicula es buena, el libro lo es aun más para mi gusto. no obstante la adaptación es de miedo e influirá que el productor y guionista sea el escritor de la historia. Tenia gracia hasta el Tubular Bell sonando y Max von sydow fuera de una pelicula de Bergman haciendo de Merrin.
    La segunda parte es una cagada de serie b que trataba de un demonio llamado pasusu o algo asi y la niña pegandose viajes con luces estroboscópicas con su psiquiatra y un cura y todo el que pillaba.
    La tercera intento remontar y trataba sobre el espiritu del padre karras metido en un demente del hospital que mataba gente a traves de poseer catatonicos y manejarlos. Se basó en otra novela de blatti llamada Legión, como el demonio ese de los evangelios.
    Buen artículo, aunque me he quedado con ganas de mas historias para no dormir sobre el rodaje. Gracias Cloro.
    Saludos.

    Responder
  7. Anonimatus

    Una de las películas más terroríficas que existen.

    Un buen remedio para quitarse el mal rollo tras verla es ver “Reposeida”, la parodia reglamentaria.

    Responder
  8. bofifa

    Hola, hace poco vi un documental (o leí por ahí, ahora no me acuerdo) que la madre se lesionó la columna en la escena (que tuvo que repetir muchas veces, por cierto, puesto que el director le decía que no era suficientemente realista… al final creo que incluso la engañó diciéndole que había un colchón para protejerla, cuando no lo había) en la escena en que la niña la empuja en su habitación.
    Este tipo de cosas al final no suelen ser tan misteriosas, lo que pasa es que mola más que queden así, agrandan la leyenda. Seguramente hay muchas pelis en las que pasa lo mismo, pero no se habla de eso (por no hablar de especialistas que mueren en acto de servicio). Hasta puede que alguien se accidentase o muriese en Sonrisas y Lágrimas. Es el mismo rollo de Poltergeist.
    Por otra parte, la prota de la peli fue escogida, entre otras cosas, porque en su casting dijo conocer y practicar sin ningún pudor la masturbación, así que no creo que tuviera muchas secuelas después de la peli ni se escandalizara fácilmente.
    La escena en que la niña le dice al astronauta que morirá en el espacio y se mea encima me parece brutal, de lo más chungo que he visto en el cine.
    Y por último, es un claro y triste ejemplo de cómo hacer una muy buena película, que además es de terror. No se pudo llevar los Oscars a los que aspiraba porque ese año se estrenó otro gran peliculón como El Golpe, aparte de por ser una peli muy adelantada a su tiempo.
    El cine de terror desde hace más de una década da ganas de echarse a llorar, parece un insulto que se etiquete como el mismo género. En ese sentido Paranormal Activity me pareció una peli muy fresca y “original” (con perdón de la Bruja de Blair), después de tanta mierda de efectos y sangre, cómo te puedes cagar de miedo al ver una tía levantándose de la cama. Para mí lo que hace el miedo – no asco o el disgusto de ver a un tío rebanado por la mitad – es básicamente la atmósfera que genera la peli, con la ambientación y el ritmo, y es algo que hoy día raramente se cuida.

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.