Ene
23
2013

Chuck Norris y los Karate Kommandos

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Karate Kommados - PortadaCualquier cosa, por bizarra que parezca, puede hacerse realidad siempre que cumpla una condición: sacar pasta. Así que, allá por el 87, alguien debió pensar que hacer un cómic del héroe del momento sería un éxito de ventas. ¿Quién era el héroe por aquel entonces? Si habéis leído el título de la entrada ya sabréis que era ni más ni menos que Chuck Norris.

Alguno puede tener curiosidad y preguntarse si fueron buenas las ventas o si fue un estrepitoso fracaso. Aquí os pido que hagáis un esfuerzo para deducirlo vosotros mismos y os pregunto ¿Alguien tenía la más remota idea de que existiera este cómic? No, ¿verdad? Y de conocerlo, ¿lo habéis leído? Y de haberlo leído, ¿gastaríais 75 centavos en este despropósito? Y de hacerlo, ¿dejaré algún día de hacer preguntas?

Voy a exponeros este primer número que nos relata las aventuras del amigo Chuck y su supergrupo llamado los “Karate Kommandos”. No tengo uno sino cuatro de estos cómics. Hubiese jurado que no los tenía pero, según los datos de las carpetas, los tengo desde el 2009 y, no sé si consciente o inconscientemente, estuve dejando para el día de mañana su lectura… hasta hoy.

Ya ni recuerdo donde los conseguí y tiene toda la pinta de que algún “fan” hispanohablante se encargó de traducir los textos. Desde aquí quiero mandar un mensaje a este traductor anónimo: Te lo podías haber ahorrado. Menuda chapuza. Advierto que igual me paso un poco abusando de las imágenes pero, de verdad, valen la pena.

La historia se llama “El Super crucero”. En la primera viñeta aparece Chuck posando de forma chulesca y podemos leer los pensamientos de alguien “¡Chuck Norris es el mejor!”. Esto es realmente importante porque en este comicuverso es totalmente cierto.

El plano se abre y resulta que lo que veíamos era una foto que tiene un niño escondida entre sus apuntes durante una clase. El niño muestra una obsesión casi enfermiza por Chuck diciendo tontadas y demás cosas sin sentido acerca de su héroe y descubrimos que una de sus muletillas es “Groso” y ya podemos hacernos a la idea de que dirá esta palabra en todo tipo de situaciones y también se la dirán porque es su nombre. Estoy seguro que distinguiréis fácilmente a Groso de entre todos los demás niños:

Karate Kommandos - Niño obsesionado

Aquí podemos ver a la profesora, el único personaje negro que aparecerá en todo el cómic. A pesar de lo que podáis pensar, no está tratando de torear a los niños. Os resumiré un poco lo que dice por si no lo leéis bien. Comenta que al día siguiente irán de excursión a una conferencia. ¿Conferencia? ¿Niños de no más de diez años de excursión a una conferencia? Pues sí. Van a ir a una conferencia de “Lucha contra el Terrorismo”. ¡Di que sí! Tenemos que estar preparados para este tipo de situaciones desde bien pequeños. Ya puestos, que la siguiente sea de “Desactivación de explosivos”.

La profesora hace hincapié en que podrán ir gracias a “la conexión especial que tiene Groso con Chuck Norris”. Esto suena fatal pero tiene su explicación: Groso forma parte de los Karate Kommandos. Su papel es el de niño-mascota. La profesora también les cuenta que podrán ver “el Super Crucero”, que es “un vehículo anti-terrorista”. La profesora empieza a explicar algo realmente importante pero Groso vuelve a sus fantasiosos delirios con Chuck Norris.

Karate Kommandos - SuperninjaAdemás de explicarnos que “es el mejor luchador del mundo y no le tiene miedo a nada”. Nos presenta a su mayor enemigo: ¡el Superninja! El Superninja pertenece al “Culto de la Garra”, una organización criminal formada por ninjas. En sus fantasías, Groso aparece vestido como un energúmeno y comienza a golpear al Super Ninja con unos nunchakus que le enseñó a utilizar el mismísimo Chuck. De pronto, alguien grita su nombre y al salir de la ensoñación se encuentra con la triste realidad: una profesora cabreada y toda la clase riéndose de lo lerdo que es.

La profesora recuerda cuando conoció a Chuck durante una reunión de padres y maestros y amenaza al niño con contarle a su supuesto tutor legal que no presta atención en clase. Ante esto el niño se asusta y le suplica que no lo haga, que prestará atención (esto me huele a malos tratos). La profesora estaba explicando qué era el Super Crucero con un póster. Es una máquina con un arsenal espectacular, una obra de ingeniería de última generación, una, una… ¡una caravana! ¡El vehículo definitivo contra el terrorismo es una maldita caravana! Parece que se gastaron todo el presupuesto en el equipamiento y apenas quedó para un diseño molón estilo carro de combate o vehículo acorazado.

Karate Kommandos - Semblante inquietanteDespués de esto la profesora les manda la tarea para la próxima semana, que es leer un libro: “La historia de los niños” y hacer una redacción sobre el mismo. La educadora comienza a alabar el libro e incluso lo compara con el Super Crucero. Nadie le contó que algunas comparaciones son odiosas.

Como la maestra está absorta glorificando el Super Crucero, un niño le susurra a Groso si ha traído “eso”. Groso le dice que sí y le da la fotografía a color de Chuck. El otro niño se queda extasiado al ver lo fotogénico que es el bigote de nuestro Ranger de Texas y le pregunta si ha leído ya el libro. Groso responde que no, que si eso ya lo hará el fin de semana, pero lo más importante es la inquietante proposición que le hace al otro niño. Podéis observar lo siniestro de la situación contemplando el rostro de Groso, es como si el espíritu de un viejo pervertido lo hubiese poseído porque no parece la cara de un inocente niño normal y corriente.

Tanta perversión no pasa inadvertida a la profesora, que recrimina a Groso su actitud y le manda que se ponga delante de toda la clase porque va a tener que hacer una exposición oral. Mientras se levanta del pupitre Groso se pregunta si no podía caerse el techo o tragársele la tierra. Esto nos demuestra lo desinteresado y poco egoísta que es el chaval. Le da igual que el techo se desplome sobre todos sus compañeros o se abra un boquete en el suelo y se los lleve al mismísimo infierno porque ¿qué es más importante? ¿unos cuantos niños sepultados por los escombros o que haga el ridículo delante de todos? El caso es que mientras se levanta pasa esto:

Karate Kommandos - Entrada Ninja

Como podéis ver, el Culto de la Garra entra en escena. Por si no os habéis dado cuenta, esta gente son ninjas. Ninjas entrenados en el místico y milenario arte del combate con ametralladora. Me llama la atención la increíblemente sincronizada incursión de los que entran por las ventanas, deben haber estado practicando durante horas para poder hacer algo así y nadie les ha felicitado. A nivel personal, me encanta cuando la profesora les dice “Son niños inocentes. No pueden…” y los ninjas le responden “Podemos y lo haremos”. Decid que sí, que sois unos campeones.

Los ninjas les amenazan con que si se resisten no dudarán en disparar. La profesora les promete que no se resistirán pero, mientras, Groso se queda mirando al lector y piensa “Por ahora”. Uno de los ninjas se saca un transmisor y se pone en contacto con el Superninja, al que comunica que ya han tomado a los rehenes incluyendo al “niño especial”. A estas alturas todos nos podemos imaginar que se trata de Groso.

Karate Kommandos - El MaestroLa escena cambia al cuartel general del Culto de la Garra y lo que vemos es de traca. Resulta que el Superninja no es más que otro peón de un tipo al que llama “Maestro”. Pues bien, el Maestro es un hombre que está sentado y sólo podemos ver su perfil porque la oscuridad nos impide ver de quién se trata. Por si no fuera suficiente tópico, tiene en el regazo un gato con cara de malo al que acaricia con una especie de garra que tiene por mano. ¡Originalidad al poder!

El plan es bastante simple. Cuando el gobierno se entere de que uno de los Karate Kommandos está en su poder (no olvidéis que por alguna extraña razón sin sentido Groso es miembro) les entregarán el Super Crucero. Así, porque sí. Y una vez que tengan el vehículo lo usarán para destruir a Chuck Norris. Aquí el traductor nos deja otra perla cuando el malo dice “… nuestro más odiado enemigo, nuestro viejo amigo ¡CHUCK NORRIS!”. No sé, definir en una misma frase a alguien como odiado enemigo y viejo amigo a la vez me parece un poco bipolar, pero si hacemos como que el malo está loco lo arreglamos un poco.

Al final los malos quedan en que, si el gobierno no les da el Super Crucero, matarán a los rehenes. La escena vuelve a cambiar al cuartel general de los Karate Kommandos, donde conocemos a algunos de sus miembros. Dos que están entrenando mientras luchan con espadas y un luchador de sumo que está “atracando” la nevera. De pronto aparece Norris, acompañado de un enorme perro lobo, que les pone al corriente de lo que está pasando.

Karate Kommandos - Explicaciones

Lo cierto es que ante la explicación de Chuck yo también me pregunto “¿Pero cómo?”. Ya sabéis, si un día entran unos secuestradores armados en la clase de un familiar vuestro y estáis cerca, la policía os dejará encargaros de la situación. Lo mejor de todo es que eso de no negociar con secuestradores que tantas veces hemos oído en las series no tiene ninguna validez cuando Chuck está por medio porque el gobierno les ha dado el Super Crucero para que se lo entreguen a los malos malosos.

Otra vez en la escuela, los ninjas reciben la noticia de que han accedido al intercambio y ven llegar el Super Crucero, por lo que no pueden evitar gritar y alzar los brazos de alegría:

Karate Kommandos - Ninjas felices

Qué típico vender la piel del oso antes de cazarlo. Me encanta esa contraposición entre la felicidad de los malos y la tristeza de los niños. Mandan a dos desgraciados a por la maravillosa caravana y se encuentran con lo que es aparentemente una indefensa chica al volante. La chica, que parece estar aterrada y diciendo cosas sin sentido, es en realidad otro miembro de los Karate Kommandos. Cuando tratan de sacarla pasa esto:

Karate Kommandos - Monstruo canino

¡Un monstruo! ¡Dice que un monstruo! ¡Y el otro que no sabe qué es “eso”! Me sé de dos que tienen que ver más documentales de animales y menos de ninjas y artes marciales. La chica abre la puerta y neutraliza al otro ninja de una patada en el codo. Un ninja que lo está viendo todo desde una ventana de la clase apunta con su arma a la chica, pero Groso, contra todo pronóstico, lo evita lanzándole el borrador de la pizarra a la cara. Esto cabrea bastante al ninja que va a por él, pero aparece Chuck diciendo “¿Por qué no te metes con uno de tu tamaño?”. Ante esta manida frase la reacción es esta:

Karate Kommandos - Estamos fritos

Los niños gritan jubilosos como si estuviesen viendo a los reyes magos durante la cabalgata. Y los malos… Los malos todavía no estaban preparados psicológicamente para encontrarse con Chuck, porque esos pensamientos tan negativos y ese “¡Estamos fritos!” que me ha llegado al alma no les augura nada bueno.

En un alarde de valentía o temeridad, no lo tengo todavía claro, Norris les da la espalda a sus enemigos mientras les sugiere que se rindan “mientras aún estén conscientes” y sucede una de las escenas más surrealistas que hayáis visto:

Karate Kommandos - Dando la espalda

Leyendo esto comprobaréis que la leyenda de Chuck Norris ya venía de largo. Me gusta pensar que los ninjas que aparecen en la imagen están abrazados y temblando de miedo mientras susurran ese diálogo que nos aclara la inmunidad de Chuck a los disparos.

Karate Kommandos - SumoPor la ventana se cuelan los dos espadachines del Karate Kommandos y Chuck Norris les dice a los ninjas que les van a partir la cara pero que antes de eso, los rehenes se van a marchar. Todos los ninjas le obedecen quietecitos mientras los niños y la maestra salen de la clase excepto uno bastante valiente como para desobedecer una orden de Norris pero lo bastante ciego como para no ver a un luchador de sumo a su lado.

Después de que nuestro obeso deportista lance al ninja contra el techo y, de rebote, caiga sobre otro dejándolos a ambos incapacitados, los otros dos miembros del “KK” (ya va siendo hora de que abreviemos “Karate Kommandos” y si, encima, es una abreviatura graciosa mejor que mejor) viven su momento de gloria amenazando con una frase cada uno al grupo de ninjas y ya os podéis olvidar de ellos porque en las escenas de lucha sólo veremos a Chuck. La impresión que da es que Chuck Norris podría resolver todos los problemas él solo y los KK están de adorno.

Al grito de “¡Ellos son pocos! ¡Nosotros muchos!” la fuerza ninja ataca y, señores, comienza la función. Una función que consiste en Chuck repartiendo hostias a diestro y siniestro:

Karate Kommandos - Baile de tortas

Chuck se permite incluso el lujo de revelarnos su secreto marcial mientras pelea (que no pondré para evitar que caiga en malas manos) y si os fijáis en la última viñeta podéis ver como sonríe mientras deja tullidos a un par de ninjas. Sospecho que por sus venas corre la sangre de un supersaiyajin.

Ya al final aparece Groso que sorprendentemente no es tan inútil como pensaba y deja KO a tres ninjas. A uno le lanza un pupitre por la espalda, al segundo le lanza un libro, también por la espalda, y al último le hace la zancadilla. Aunque patético resulta bastante efectivo. Pero cuando todo parece estar bajo control (snif, snif… sí, empiezo a oler otro topicazo) aparece la profesora que ha vuelto a por Groso porque estaba preocupada. Y claro, un ninja aprovecha y la coge de rehén.

Ante esto Chuck le dice que la deje marchar y el ninja le hace caso mientras responde la siguiente frase: “Bien. El famoso Chuck Norris será un rehén más valioso que una desconocida maestra de escuela.”. Estoy completamente convencido de que ya sabéis que el ninja acabará inconsciente, pero… ¿cómo llegará a ese estado? Pues así:

Karate Kommandos - De libro

Pues sí. El Señor Norris le lanza el libro (que recibe un disparo) y Chuck aprovecha para desarmar y noquear al mismo tiempo al malvado ninja. Ante este espectáculo la moral ninja ha llegado a su límite:

Karate Kommandos - Volemos

Después de remarcar que “Chuck Norris es formidable”, ¡huyen como ratas! De pronto, aparecen la chica y el perro lobo por la misma puerta por la que se acaban de marchar los ninjas y debido, probablemente, a un agujero interdimensional no se han cruzado. Eso sí, la chica informa que la policía estaba llegando y que no podrán ir muy lejos.

Ya estamos acabando y Chuck Norris empieza a desvariar sobre que lo único que lamenta es el disparo que recibió el libro (“La historia de los niños”). Las ventanas rotas, el probable trauma que han desarrollado los niños por el secuestro, la posible muerte de algún inocente… no. Lo que realmente preocupa a nuestro héroe es el libro porque, según sus propias palabras, “Es un buen libro”.

El KK hace un corrillo y empiezan a contar lo realmente bueno que es ese condenado libro. Tanto lo ponen por las nubes que el único miembro que no lo ha leído se ve obligado a hacer lo siguiente:

Karate Kommados - Préstamo

Parece que en la ciudad donde viven los KK no hay bibliotecas. Aclaro que lo que se ve por la parte de abajo no son enanos asiáticos deformes sino niños riendo. Los componentes del KK le dicen a Groso que durante la cena conversarán sobre el libro y, cuando le preguntan qué le parece, Groso nos deleita con el siguiente comentario.

Karate Kommandos - Risas mil

Y es que, todos los que veíamos dibujos americanos de este estilo en los ochenta, sabíamos que la única forma en que podía acabar todo esto era con todos los personajes riendo estúpidamente ante cualquier chorrada pronunciada por uno de ellos.

Y cuando creíais que todo había acabado os vuelvo a sorprender. No sólo existe el cómic, sino que Chuck Norris y los KK tuvieron también una serie de dibujos animados. Como broche de oro a la recapitulación os dejo con el opening:

Etiquetas: , ,

Categorías: Cómic

12 comentarios

  • Konamiman
    23/01/2013 | 10:15

    Pues no… parece que no nos has dejado el opening. 😛

    Responder a Konamiman
  • El Chachi
    23/01/2013 | 11:25

    Estoy hasta los mismísimos del maldito fallo de los vídeos.
    http://www.youtube.com/watch?v=vybSGMkqWbQ
    A ver si se soluciona de una vez-

    Responder a El Chachi
    • q256
      23/01/2013 | 12:25

      Creeme que a mi también me está volviendo loco. Voy a realizar unas pruebas en local a ver si consigo corregirlo de una vez por todas.

      Al parecer, lo de los vídeos es un problema reconocido que será corregido en la próxima versión de WordPress:

      http://wordpress.org/support/topic/iframes-being-stripped-out-of-scheduled-posts

      Mientras tanto, ya he editado el post para corregir el problema.

  • DGrumpy
    23/01/2013 | 13:01

    Sencillamente genial. No tenía ni idea de la existencia de esos comics y mucho menos de la serie de televisión. Toda una joya de finales de los 80…

    Al principio, cuando mencionas el “super crucero”, me he imaginado un barco de recreo, en plan vacaciones en el mar.

    Me parece curioso, que los ninjas no se atrevan a disparan a Chuck (ya que puede parar las balas), pero si se atrevan a pelear con él a puñetazo limpio.

    El video no se puede ver porque Chuck Norris lo ha bloqueado,

    Responder a DGrumpy
  • destro
    23/01/2013 | 16:46

    si mal no recuerdo tambien estaban disponibles las figuras de accion de chuck norris y los karate kommandos.
    y no estaban malas eh…

    Responder a destro
  • Joss
    23/01/2013 | 20:25

    Muy buen artículo, también desconocía la existencia de esta saga, aunque no me sorprende ver a Chuck como superhéroe! jeje

    Responder a Joss
  • Carlito Bros
    24/01/2013 | 3:34

    Chuck Norris salva el día de nuevo…

    Responder a Carlito Bros
  • lord-J
    26/01/2013 | 1:48

    increible….desconocía este producto por completo…esto tiene que estar dentro del top-5 de frikismo. Enhorabuena por el artículo!!

    Responder a lord-J
  • Anonimatus
    29/01/2013 | 23:40

    ¿Alguien ha contado cuantas veces se repite el nombre de Chuck en la intro de la serie?

    Responder a Anonimatus
    • Thor-kemado
      30/01/2013 | 2:34

      8,gracias a Barrio Sésamo 🙂

  • digipure
    3/02/2013 | 6:13

    Genial articulo!
    Recuerdo haber alquilado un VHS con capítulos de KK cuando era un peque, que tiempos! Si hasta me gustaba, estaba al mismo nivel que la serie de animación de Rambo XDDD

    Responder a digipure
  • Aliens
    6/03/2013 | 2:17

    Joder, comentaría que Chuck Norris en la intro va vestido con el mismo traje rojo que los lagartos de V… Pero aún me estoy riendo del comic jaja

    Responder a Aliens

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.