Jul
13
2016

Santiago Urrialde y el personaje de Rambo

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Rambo - Tele 5

Si hiciéramos una pequeña encuesta sobre quién fue el humorista más icónico de los años 90, estoy seguro que todos coincidiríamos sin lugar a dudas en señalar a Chiquito de la Calzada. Su estilo inconfundible y su enorme carisma, le elevaron a la cumbre del éxito prácticamente de la noche a la mañana, siendo incuestionable su fama y trascendencia a día de hoy.

Su personal manera de contar chistes encandiló a toda una generación, que imitaba su forma de hablar y de andar. El fenómeno fue tal que llegó a tener su propio snack, los Fistros. Es más, sus famosas frases y coletillas aparecieron mezcladas en el recopilatorio de música dance “Bolero Mix 11. Fistro y… Pecador”, donde salía su cara en la portada en un cuerpo de culturista.

Sin embargo, cuando surge una estrella de este calibre, el problema es que eclipsa al resto de compañeros de profesión, dejando en un segundo plano a otros grandes cómicos. Este es el caso del personaje de Rambo, interpretado de forma desternillante por Santiago Urrialde, también a mediados de los 90.

No estoy diciendo que esta peculiar versión de Rambo “made in Spain” no sea recordada ni mucho menos, de hecho en su momento (bastante más efímero que el de Chiquito) también tuvo gran repercusión. No obstante, creo que el paso del tiempo no lo ha tratado tan bien como merecía. Es por ello que hoy vamos a ponerle remedio.

El periodista total y Rambo

Santiago debutó en 1989 como humorista en la televisión pública (el día por delante), y en los años siguientes pasó por diferentes programas en las privadas (Tutti Frutti, Telecinco ¿dígame?, Todo por la pasta…).

Pero la verdadera fama le llegaría en 1995 cuando fichó por el late nigth de Pepe Navarro esta noche cruzamos el Mississippi. En él interpretaba el personaje del reportero total y el de Rambo, siendo este último papel el que le daría la popularidad.

El reportero total nos dejó con grandes momentos que deben ser mencionados. Se trataba de un periodista caradura, que abordaba a la gente por la calle micrófono en mano. Les hacía preguntas comprometidas (sobre drogas, sexo…), buscando declaraciones cómicas y espontáneas de entrevistados.

Normalmente, al acercarles la alcachofa del micrófono para que contestaran, les golpeaba con ella de forma intencionada. También solía gritar indignado o les interrumpía mientras hablaban con el fin de buscar polémica. Aquí os dejo con un vídeo para que le podáis ver en acción.

Por cierto, años más tarde, repetiría la misma fórmula de periodista impertinente, en el genial programa “el octavo mandamiento”, emitido en la ya desaparecida Localia TV.

Pese a ser un personaje muy divertido, el papel por el que todos realmente recordamos a Santiago, es el de Rambo. Lo más curioso, es que la última película hasta esa fecha (1995) de la saga (Rambo III) fue estrenada siete años antes, es decir, no había una referencia o recuerdo cercano al veterano de guerra interpretado por Stallone.

Vestido de camuflaje, con el pelo largo y la voz rasgada, realizaba sketches o entrevistas en las que incluía de forma repetitiva algunas frases (muchas sacadas de contexto) de John Rambo: “Dios mío no siento las piernas”, “esto es un infierno”, “tengo miedo”, “coronel Trautman, que vienen los Charlies” y poco más. Recordemos su actuación en el siguiente video.

Un éxito rotundo pero fugaz

Sea como fuere, su extraordinaria forma de parodiar al perturbado militar corrió como la pólvora, y en poco tiempo todo el mundo imitaba sus frases (bastante limitadas por cierto). En mi colegio todos hablábamos de los “charlies” sin que la mayoría (entre la que yo me incluyo) supiéramos a ciencia cierta qué o quiénes eran.

Junto con Chiquito, fue el único que llegó a tener su propio snack. Además sus frases también aparecieron en un par de discos de música dance. Y es que viendo su repentino éxito, enseguida surgieron otras formas de seguir rentabilizando a la gallina de los huevos de oro.

Rambo - Snack no siento las piernas

Aperitivo no siento las piernas de Matutano

De este modo Matutano, empresa que nos lleva obstruyendo las arterias desde tiempos inmemorables, lanzó al mercado un aperitivo aprovechando el tirón del personaje. Para ello utilizaron una de sus frases para nombrar el nuevo producto. En concreto lo llamaron “no siento las piernas”, y como no podía ser de otra manera el snack tenía forma de piernas (más bien de botas).

Las bolsas entraban dentro de la gama precio joven y caricaturizaban la imagen de Rambo. Yo diría que su sabor era exactamente igual que el de los Cheetos de queso de toda la vida, o lo que es lo mismo, estoy casi seguro de que era el mismo producto que las bolitas amarillas pero con una imagen comercial y forma diferente.

Por desgracia el producto no estuvo acompañado de una colección de tazos, supongo que el escaso repertorio de frases no dada para mucho. Aun así, el hecho de tener un aperitivo propio es una proeza que muy pocos consiguen.

Las discográficas por su parte tampoco se quedaron atrás. El sello extinto Max Music publicó en 1996 el disco “Rambo total”, con Santiago Urrialde vestido de Rambo en la portada, y que incluía los temas dance del momento mezclados con las frases del personaje de moda. Por mucho que me cueste reconocerlo, yo también llegué a tener algunas de estas canciones grabadas en una cinta de cassette.

La compañía rival Blanco y Negro lanzó su propio recopilatorio, “Rambo Mix” con un doble de Santiago en la portada. Max Music los demandó por plagio, teniendo que retirar del mercado todas las copias de “Rambo Mix”.

Rambo - Rambo total y Rambo mix

Las discográficas también aprovecharon el tirón de Rambo

Conclusión

En este punto, me gustaría puntualizar que John Rambo jamás dijo la frase “no siento las piernas” en ninguna de sus películas. Esta frase apareció en verdad en la película (también sobre la guerra de Vietnam) “The deer Hunter” (El Cazador). En ella uno de los protagonistas la dice tras destrozarse las piernas al caer de un helicóptero.

Lo que en realidad ocurrió en la película “Acorralado” (Rambo I), fue que John Rambo le cuenta al coronel Trautman un episodio de la guerra, en el que una bomba le voló las piernas a uno de sus compañeros, Rambo intenta recuperarlas y dice “no encuentro sus piernas”.

Como podéis ver las carreras de Chiquito y Santiago guardaron algunos paralelismos, si bien es cierto que el fenómeno de Rambo fue mucho más pasajero. En un año el personaje había desaparecido por completo de puro agotamiento, al repetir la misma fórmula una y otra vez.

Habrá más de uno que piense, que a día de hoy, el humor de este personaje resulta cansino y repetitivo. Posiblemente no les falte razón, pero su mérito es innegable. Y es que hubo un tiempo en el que todos imitamos, cantamos e incluso nos comimos a Rambo. Algo irrepetible hasta la fecha.

Fuentes

Santiago Urrialde. Wikipedia en español

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Cine-TV, Humor

8 comentarios

  • Alejandro
    13/07/2016 | 13:26

    Amo estas notas porque, como soy de Argentina, no tengo idea de sus humoristas y por eso me encanta aprender sobre ellos.

    A por mas!

    Saludos y gracias

    Responder a Alejandro
  • mastercaba
    13/07/2016 | 18:59

    No nos engañemos: hubo una época feliz en la que tener sólo tres o cuatro frases era más que suficiente para alcanzar la gloria. La clave era encontrar “la” frase: “¿he sido yo?”, “hasta luego lucas” y, por supuesto, el “no siento las piernas”. Ese fue el meritazo de Urruialde, hasta el punto de que ha eclipsado a las otras tres o cuatro muletillas que tenía (sólo recordaba la de “¡que vienen los Charlies!”, y ni siquiera entera). Por otro lado, el “¡No siento las piernas!” era la forma en que se cerraba el anuncio de uno de los discos que indicas -no sé bien cuál-, haciendo aún más imperecedera su fama. Un magnífico artículo 😉

    Responder a mastercaba
  • Lord-J
    14/07/2016 | 0:45

    El artículo está muy bien y muy completo, pero si no se me ha escapado algún detalle, se te ha olvidado mencionar que Santiago Urrialde, antes de hacerse popular con el rambo del 95-96, a principios de los 90 formaba parte junto a otro humorista cuyo nombre no recuerdo ahora, puesto que tampoco el hombre no alcanzó mucha fama, un duo que se llamaba Ceda el paso, que creo recordar apareció en alguno de los programas de Pepe Navarro anteriores al Missisipi y también en Tutti Frutti, uno de los primerizos programas de la época inaugural de telecinco allá por el 90, y que se emitía la noche de los sábados, especio en el que también parecerieon Cruz y Raya, tras ganar fama en TVE con sus primeros trabajos en el programa Pero esto qué es. Recuerdo que Urrialde también imitaba a Pedro Reyes en una genial parodia que particularmente me hacía mucha gracia, y su compañero en el dúo Ceda el paso hacía una también estupenda imitación de Jose Luis Moreno. Urrialde fue uno de los grandes de la televisión de los noventa y el episodio de su Rambo, Stallone y Antonio Banderas es una de las mayores maravillas televisivas de mediados de los noventa. Merecido este artículo de reconocimiento a la trayectoria de Santiago Urrialde.

    Responder a Lord-J
    • jose luis santiago aizpuru
      9/03/2018 | 15:35

      hola yo soy el compañero de urrialde mi nombre es jose luis santiago aizpuru..saludos

  • Lord-J
    15/07/2016 | 0:44

    Creía que no, pero hay algo de su época del dío Ceda el paso en youtube, una de las intervenciones del dúo en el mítico programa de TVE1 de la noche de los viernes de finales de los 80, Pero esto que es https://www.youtube.com/watch?v=t_IiVjW-m_s

    Responder a Lord-J
  • Anonimatus
    15/07/2016 | 9:44

    Que recuerdos el Rambo.

    Otro artículos sobre humoristas podrían centrarse en los personajes creados por José Mota, ha hecho tantos y tan buenos que daría para varios artículos.

    Responder a Anonimatus
  • Adonay Barrientos
    15/07/2016 | 20:35

    Para mí el mejor comediante de los 90’s es Chespirito :’v

    Responder a Adonay Barrientos
  • Ochentero
    23/08/2016 | 21:04

    Os habéis olvidado de los Mega Agentes X 🙁

    Responder a Ochentero

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.