Ago
19
2015

Los Gublins

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Los-Gublins-bolsa-originalDe un tiempo a esta parte me he vuelto a dejar seducir por los aperitivos de snack, ya sé que su consumo en grandes cantidades pueden llevar a unos niveles de obesidad semejantes a los de Falete y que hace meses prometí que me ponía a dieta, pero soy un hombre débil que cae fácilmente en la tentación.

Además todos los que me conocen saben que mis promesas tienen el mismo valor que un kleenex usado.

Así que ayer, en un ataque de gula, decidí bajar al chino de la esquina, me situé estratégicamente delante del stand de las patatas fritas, y estuve reflexionando cuidadosamente durante algunos minutos con que guarrearía iba a obstruir un poco más, mis ya de por si maltrechas arterias.

Entre toda la cantidad de aperitivos allí presentes decidí escoger uno de mis favoritos, los Gublins, cuyo poder de adicción es similar al de tomaco, y que durante mucho tiempo me acompañaron entre carrera y carrera en el patio del colegio.

Los Gublins son un snack de color amarillento y con forma de nave espacial, elaborados a partir de la omnipresente sémola de maíz y con sabor a barbacoa con un toque de sal.

Los-Gublins-grefusaLa empresa que se encuentra detrás de este magnífico producto es la valenciana Grefusa, que principalmente vende frutos secos envasados bajo diferentes nombres, como El Piponazo o MisterCorn, pero también fabrica aperitivos, algunos tan famosos como los propios Gublins o las Papadelta.

Grefusa cuenta con más de ochenta años de historia, la compañía nació en 1929 como almacén de productos agrícolas, pero fue evolucionando hasta convertirse en toda una especialista en frutos secos y snacks, y a día de hoy produce más de 300 millones de bosas de producto.

Datos técnicos aparte, lo que hace único a los Gublins, que nos acompañan desde 1991, es su característico sabor que nadie ha sabido imitar, simplemente eso, no suelen regalar pegatinas, ni sortean premios, es más ni siquiera tienen mascota propia.

Se trata de ese tipo de productos que sin hacer demasiado ruido consiguen hacerse un hueco en el competitivo mercado de los aperitivos hasta convertirse, casi sin darse, cuenta en un clásico intemporal.

Por otro lado, no quería terminar este artículo sin hacer mención a las distintas variedades de este producto que actualmente podemos encontrar en el mercado, y que sinceramente no están nada mal.

De este modo tenemos los Gublins X-Treme, que son de mayor tamaño y con un toque picante, y los Gublins SuperCheedy, que saben a queso. Finalmente, también podemos encontrar los Gublins Minim´s, similares a los originales pero de menor tamaño y envasados en pequeñas bolsas alargadas de 30 gramos.

Solo me queda animar a los que no conocen este snack a probarlo, y a los que ya lo conocen, disfrutarlo con más frecuencia.

Fuentes

Grefusa

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Comida-Bebida

3 comentarios

  • Anderson
    20/08/2015 | 17:27

    Y aquí en Brasil no tenemos Gublins :'(
    Los echo de menos.

    Responder a Anderson
  • mastercaba
    22/08/2015 | 12:48

    Comparto tu punto de vista: están buenísimos, aunque… ¿soy el único al que se le pegan en los dientes? En cualquier caso, bien compensan los que yo llamo especiales: aquellos que traen una dosis extra de polvillos saborizantes. Y una última pregunta: ¿podría ionlitio (yo no lo he logrado) llevar a cabo una investigación sobre unos snacks de escaso éxito y anunciados por los soldaditos de Toy Story, llamados Quavers? Me ocurrió como a q256: lo que me gusta, lo quitan. Saludos!!

    Responder a mastercaba
  • Goldomenso
    21/10/2015 | 5:49

    A cómo se valora el Kleenex usado hoy en día? Cuántos Kleenex usados tendría que vender para uno poder vivir cómodamente?

    Bueno, tonterías aparte, está entretenido tu post.

    Responder a Goldomenso

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.