Feb
18
2015

Los Risketos

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

risketos-originalDesde que colaboro en este blog he engordado varios kilos. No se si os habréis dado cuenta, pero la mayoría de los artículos que he escrito hasta el momento tienen que ver con la comida.

Estoy empezando a pensar que tengo algún tipo de desarreglo mental relacionado con los subproductos alimenticios poliinsaturados, que me obliga a comer todo tipo de guarrerías para poder escribir después decadentes reseñas.

Será eso o que anhelo enormemente aquellas tardes, en las que mi madre me iba a buscar a la puerta del colegio con un Phoskitos en la mano.

En cualquier caso mi vida y mi aspecto se están empezando a parecer preocupantemente a las de un Snorlax.

Así que he decidido que a partir de mañana me pongo a dieta (lo se, no me lo creo ni yo), pero antes de empezar con ese calvario no he podido aguantar la tentación de darme un último capricho, y como habréis podido comprobar por el título de la entrada, mi última voluntad han sido unos Risketos.

Los Risketos son un adictivo snack con forma de bastón, creado a base de sémola de maíz y con sabor a queso. Pero lo más característico de este aperitivo es su vistoso color anaranjado, que además se queda fuertemente impregnado en los dedos después de comértelos. Vamos a ver con más detalle algunos de los secretos de este carismático alimento.

Proceso de elaboración

risketos-logo-risiLa empresa responsable de los riquísimos Risketos es Risi (la segunda productora de aperitivos del país), creadora de otros productos tan memorables como los Gusanitos, las Palomitas y los Trikis.

Esta compañía nació en 1970 y actualmente cuenta con dos centros productivos. Una fábrica de snacks situada en Daganzo de Arriba, y otra fábrica para la elaboración de patatas fritas situada en Loeches, ambas localidades situadas al norte de Madrid.

Este aperitivo está fabricado, como hemos dicho antes a base de sémola de maíz, una especie de grano triturado, que no molido, que se mezcla con agua antes de ser cocido. La masa mezclada se somete a temperatura en una máquina de extrusión, desde donde los Risketos van saliendo uno a uno al tiempo que una guillotina los corta.

En estos momentos el snack es amarillo e insípido aunque ya ha adoptado su peculiar forma y es comestible. Una vez cocido es introducido en una freidora-noria, a una temperatura de 190º C en aceite de palma. Después, el Risketo es rociado con aceite de girasol mezclado con queso en polvo, y a continuación se le espolvorea esencia de pimentón, lo que le da su característica personalidad anaranjada. Por último el producto es embolsado.

Todo el proceso de fabricación en Risi esta automatizado, por lo que la mayor parte de los trabajadores se encuentran en la sección de envasado. Allí las bolsas son introducidas una a una y a mano en cajas que serán distribuidas por toda España, desde un almacén dotado de las más nuevas tecnologías.

Finalmente decir que los Risketos, al igual que casi todos los productos de la compañía, no contienen gluten para que los celiacos también puedan disfrutar de estos aperitivos. Además Risi se ha sumado a las directrices de la estrategia NAOS, que trata de reducir paulatinamente la presencia de aceites y sal para cumplir los objetivos fijados por el Ministerio de Sanidad.

Claves del éxito y variedades

El caso de los Risketos es similar al de los Jumpers, la clave de su éxito es tan simple como que están buenísimos y que no hay otro snack en el mercado con un sabor parecido. Nada de mascotas carismáticas, ni de publicidad agresiva, su inconfundible sabor queso y los dedos pulgar e índice manchados de naranja, son suficiente seña de identidad para este producto que lleva engordándonos más de 20 años.

Este aperitivo lo podemos encontrar en tres tamaños diferentes para adaptarse a todos los públicos, desde los que solo quieren darse un capricho hasta los más glotones como yo, así encontramos bolsas de 40, 80 y 120 gramos. Todas ellas llenas hasta arriba siguiendo la estrategia llamada “bolsa llena”, que no permite que el género sólo cubra la mitad de la bolsa y el resto lo ocupe el aire, con ello se pretende reducir gastos y causar una sensación de mayor satisfacción en el cliente, al ver que el envase está lleno a rebosar.

risketos-chocoPor otro lado, con el paso de los años y como es normal en este tipo de alimentos, Risi ha diversificado su producto estrella, de manera que en la actualidad se comercializan distintas variedades de Risketos tales como sabor Ketchup, Light (con un 33% menos de aceite), Choco y, en los últimos tiempos, Ninja, variante que yo creo que ha desaparecido.

Antes de terminar dejar que me detenga un momento en los Risketos Choco, porque cuando los compré me decepcionaron enormemente. La verdad es que no están malos ni mucho menos, mi desengaño vino provocado al tener una expectativa diferente a la que el producto realmente ofrecía. Me explico.

Los Risketos choco son palitos de maíz inflado (como todos) con una triste cobertura de chocolate, es decir sustituyen la capa de queso por otra de chocolate y ni siquiera te ensucian las manos. Sinceramente yo me esperaba un Risketo naranja con sabor a queso y cubierto de chocolate.

Habrá quién piense que esta idea es una marranada, pero estoy seguro que si los inventara Ferran Adrià y los sirviera en El Bulli, hablaríamos de cocina fusión y habría largas colas para probarlos. De todas maneras no pretendo convencer a nadie, soy consciente de que mis gustos culinarios pueden llegar a ser realmente extraños.

Fuentes

“Risketos, del Corredor a toda España” en Global Henares
Risi

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: Comida-Bebida

6 comentarios

  • Vero
    18/02/2015 | 20:34

    Ahora por tu culpa me apetecen risketos 🙁

    Responder a Vero
  • mastercaba
    22/02/2015 | 21:14

    ¡Qué ricos! Aún recuerdo mi primera bolsa como si fuera ayer, aunque como bien dices hace unos veinte años. Debo decir que, aunque me encantan los originales, hace un par de años probé los Ninja y flipé; aunque, como el autor, creo que han desaparecido (comparto con q256 el mal de que las rarezas alimenticias que me gustan desaparezcan). Por último… ¿soy el único que se saca la costra risketera de los dedos con los incisivos inferiores? Es morbo gastronómico. Un abrazo.

    Responder a mastercaba
  • burgmaniano
    11/05/2015 | 20:28

    Confieso que soy adicto a los risketos……cuando abro una bolsa no paro hasta que la termino irremediablemente…es que no puedo parar.

    Responder a burgmaniano
  • Varoken_retro
    22/04/2016 | 14:38

    La verdad es que lo que más me gustaba de los risketos era comerlos de la bolsa de otra persona, porque una bolsa entera me cansaba mucho. Picar unos pocos era la gloria.

    Y por cierto, Loeches esta al sur este de Madrid 😀 solo como apunte.

    Responder a Varoken_retro
  • Marieugenia
    26/09/2017 | 10:44

    Yo comi unos Risquetos en Mexico. Claro era de otra marca pero los ingredientes eran Chile, Limon y sal. Son exquisitos y crujientes…Son buenismos a la hora de tomar cervecitas bien frias.. Tambien queria preguntar quien vende por online estos Risquetos para enviar alemania. Gracias

    Responder a Marieugenia

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.