Dic
3
2007

El problema de la prensa de videojuegos

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

El jueves de la semana pasada, Penny Arcade publicaba una tira cómica, que he traducido para vosotros:

Penny Arcade - El despido de Jeff Gerstmann - Miniatura

(Haced clic sobre la imagen para ampliarla)

Podría haber quedado en una mera broma crítica, sino fuera porque, unas horas después, surgía el rumor de que la noticia se había materializado. Gamespot acababa de despedir a Jeff Gerstmann, un redactor que llevaba más de 10 años en el portal. Las razones del despido no fueron reveladas, pero en los foros enseguida saltó la alarma, y no fue muy dificil atar los cabos.

Jeff había dado un 6 a “Kane & Lynch”, un juego que el consideraba del montón. El problema es que dicho juego estaba llevando a cabo una gran campaña de publicidad en el portal, con una personalización completa del mismo. Jeff creyó que eso no tenía porque afectar a su juicio del mismo, por lo que se despachó a gusto. Iluso.

¿El resultado del despido? Redactores que tienen miedo a puntuar cualquier gran título (el gran en este caso se refiere a la inversión publicitaria) por miedo a ser despedidos, como ya está ocurriendo en Gamespot, según los rumores que vienen de dentro de la empresa. A pesar de que aseguran que el despido de Gerstmann no tiene que ver con la review, el caso es que no podría haberse dado en peor momento. Gerstmann, por su parte, guarda silencio, ya que su contrato le impide hacer declaraciones al respecto.

En cuanto a su labor en sí, es cierto que Gerstmann es un redactor polémico. Igual le da un 10 al nuevo “Tony Hawk” que despacha a “Zelda: Twilight Princess” con un 8,8 aduciendo que es “más de lo mismo”, pero aun así, no es de recibo que sea despedido por ello. Al fin y al cabo, se trata de que dé su opinión, aportando otro punto de vista. Para ser claros: no me gusta Gerstmann, pero es una de las pocas voces críticas que hay dentro de la industria, y se atreve a decir lo que otros callan. Aunque, como todos, peca de excesivo favoritismo por algunos juegos. Pero eso no tiene porque ser malo. Al fin y al cabo, todos tenemos nuestros propios gustos e intereses personales. Para eso existe más de una publicación: para poder comparar y contrastar opiniones.

Definitivamente, si un redactor puede ser despedido por presión de los anunciantes, algo huele realmente mal en esta industria. Y es que si escribes sobre videojuegos, tu principal fuente de ingresos son los anuncios sobre videojuegos. ¿Cómo es posible mantener la independencia, si tienes que criticar los mismos juegos cuya publicidad en tu revista te da de comer? Simplemente, no puedes.

Pero no es solo del despido de Gerstmann de lo que quiero hablar, sino de lo que este significa. A diferencia de la crítica de cine, donde se presupone la libertad del crítico para poner a caer del burro a la película del año, en la crítica de videojuegos es una realidad velada que ciertos lanzamientos no pueden tener menos de cierta nota. De algún modo, existe un acuerdo tácito entre redactores y lectores que les obliga a leer entre líneas. Es de este modo como sabemos que un juego de 85 en algunas publicaciones es un juego del montón, y no un juego de notable. Porque, simplemente, si puntuaran más bajo algún que otro anunciante se sentiría ofendido y amenazaría con retirar la deseada (y necesaria) publicidad.

La crítica de videojuegos es un sector inmaduro e infantil, donde la presión de las casas editoras sobre los redactores motiva en gran medida los análisis: “si no me pones bien el juego, no te mando más títulos para analizar”, “si le das menos de un 8 al juego X, te retiramos la publicidad” etc. etc. Esto, no obstante, no es exclusivo de la prensa de videojuegos. En la prensa generalista se da también este fenómeno, aunque en mucha menor medida.

El problema de la prensa de videojuegos es precisamente que no hace honor a la palabra prensa en sí. Está demasiado influenciada por los anunciantes, y teme demasiado perder la publicidad (que al fin y al cabo es su única fuente de ingresos) para realizar análisis objetivos, veraces e independientes. Excepto honrosas excepciones, como la prestigiosa revista EDGE, y la japonesa Famitsu, cuya posición dominante les da derecho a libertades que las pequeñas publicaciones no pueden tomarse, la mayoría de los análisis están influenciados en mayor o menor medida.

La solución al problema es complicada. En gran medida, depende de diversificar las fuentes de ingresos, de modo que las revistas y medios online no tengan que financiarse exclusivamente con publicidad de videojuegos. Si esta publicidad no fuera su principal fuente de ingresos, sus opiniones no se verían tan coaccionadas (aunque fuera inconscientemente), y no sentirían esa presión de “no voy a hablar mal de este juego a ver si la editora X me va a quitar los banners del mes que viene”. Claro que la solución no es sencilla: depende de que anunciantes ajenos al sector se interesen por anunciarse en webs y revistas de videojuegos, una meta dificil para un mercado que es todavía muy endogámico.

En cuanto a Jeff, a la espera de que se aclaren definitivamente los motivos del despido, con una confirmación oficial, es un caso para reflexionar. Tanto redactores como consumidores, debemos defender nuestra independencia. Porque si no lo hacemos, habremos perdido la batalla por completo. Y desgraciadamente, este es el camino que siguen cada vez más muchas publicaciones. Se han convertido en meros folletos de marketing, donde la nota de un juego está directamente relacionada con el dinero que este haya invertido en su promoción. Y eso, señores, es muy triste.

Como decían en los comentarios de Menéame, con este despido, Gamespot acaba de despedir también a su credibilidad. Descanse en paz.

Vía | NeoGAF

Etiquetas: ,

Categorías: Cómic, Marketing-Publicidad, Videojuegos

23 comentarios

  • Dandel
    3/12/2007 | 7:27

    Por esta y otras razones, y como dicen en Akihabara Blues, ¡cómo me alegro de no dedicarme a esto profesionalmente!

    Yo creo que el problema no es de la prensa de videojuegos únicamente, sino de la prensa de este país en general. Que alguien me diga algún medio comercial que no esté vendido. A partidos políticos, empresas, personas poderosas o a quien sea. No hay libertad para informar, sino que son panfletos publicitarios, de campaña política o navideña.

    Cómo me gustaría tener pasta para montar un medio informativo que no tuviese que depender de las compañías para informar de la actualidad desde un punto de vista objetivo.

    Responder a Dandel
  • Sparrow Prince
    3/12/2007 | 7:41

    Espero que este juego no sea de EA…

    En fin, estas cosas suceden cada día en la prensa, ya sea en El Mundo o en Cuatro. La envergadura del propietario varia, no así las formas.

    Solo espero que el formato blog y su conexión directa con el usuario faciliten la objetividad de prensa de cualquier tipo, aunque el juego se tenga que analizar a su salida y no dos días antes, carajo (espero que entendáis a que me refiero con esto).

    Responder a Sparrow Prince
  • Guybrush
    3/12/2007 | 8:45

    Sea o no sea el caso lo que parece ser, lo cierto es que (y ya nadie se sorprende de ello, que es lo peor) en este mundo el caso de “vamos a ponerles nota que como se enfaden no me invitan al próximo evento” es el menor de los males de este tipo que hay hoy en día.

    Notas pactadas, e incluso análisis de juegos que tienen que ser pre-aprobados por la distribuidora están a la orden del día.

    Si, rumores, rumores… pero para algunas personas esto no son rumores, sino el pan nuestro de cada día.

    Responder a Guybrush
  • The-RockeR
    3/12/2007 | 9:27

    Por cosas como ésta cada vez les doy más crédito a los blogs y menos a los medios tradicionales 🙂

    Responder a The-RockeR
  • Dani
    3/12/2007 | 10:09

    Totalmente de acuerdo contigo y es que algo huele a podrido en el sector… Pero claro, como también dices bien, es un problema complicado. De todos modos, ahora tenemos algo que antes no teníamos, internet, donde los blogs opinan diciendo lo que piensan, donde cualquiera que se haya comprado un juego puede hablar de él y ponerlo a parir, y los demás no nos lo compraremos o lo pensaremos mucho si vemos que nadie habla bien de un juego, pese a que las revistas sí lo hagan.

    Un saludo.

    Responder a Dani
  • Calintz
    3/12/2007 | 10:44

    Sin embargo el olor a podrido viene de muy atrás, recuerdo perfectamente que la “gran” Hobby Consolas tenía el sistema de puntuaciones más absurdo y aleatorio que se pudiera encontrar en el kiosco. Cuando los RPGs eran un género minoritario y casi desconocido aquí, solo superaban la barrera del 85 de nota los que traducía Nintendo España, lo cual da que pensar.

    O ya más actualmente, casi cualquier cosa que no tuviera las palabras “Final” y “Fantasy” en el título pasaba a ser un juego del montón. Está clarísimo que todos los medios de publicación que tienen los videojuegos por temática deciden si un juego es bueno o malo a golpe de talonario, pero lo de llegar a despedir a alguien por dar su opinión me parece una censura a la verdad y un paso atrás para la libertad de expresión y prensa.

    Responder a Calintz
  • Sparrow Prince
    3/12/2007 | 12:02

    Pero si despiden a un analista y consiguen ofuscar la “verdadera” razón de ello, entonces lo máximo que se puede hacer es dejar de visitar la página en cuestión de forma masiva, a ver si pactan el mensaje. Que no volverá a su trabajo, es lo más probable. Que deje de filtrarse información de este tipo, también. Pero puede que reconsideren su posición si pierden visitantes y, por ende, dinero de su flamante publicidad.

    Responder a Sparrow Prince
  • MrPengo
    3/12/2007 | 12:11

    Es triste pero cierto. De todas formas mientras el 99% de los ingresos de las webs y revistas del sector esté en asociados a las distribuidoras la posibilidad de encontrar juicios independientes es escasa. Solo una duda ¿estariamos dispuestos a pagar por recibir verdadera información independiente o nos sigue saliendo a cuenta interpretar la interesada?

    Responder a MrPengo
  • johnnydement
    3/12/2007 | 13:00

    Los analisis de juegos NO tendrian que ir puntuados, yo nunca los puntuo a no ser que me obliguen…

    Un analisis te ha de decir lo bueno y lo malo del juego, objetivamente, y si puede ser ha de llevar una lista de ‘juegos similare’s

    A dia de hoy, los analistas, por regla general puntuamos en un baremo de entre 7 a 10 para no mosquear a las editoras que nos mandan los juegos… en raras ocasiones bajamos hasta un 6…

    No hay que decir, que yo esto, entre otras cosas, porque no creo en los analisis puntuados y nop me gusta hacerlo, hace un par de dias le casque un 4 al nuevo Sim City Societies… ique venga EA a decirme que no lo merece xD

    Para mi la solucion a las presiones pasa por no puntuar los juegos, se ha dicho a menudo, que la empresa lo que no le gusta, es que la nota bbaje de 7, lo que tu pongas en el analisis le da bastante igual…

    Responder a johnnydement
  • Dandel
    3/12/2007 | 16:32

    Efectivamente, estoy de acuerdo en que los juegos no deberían puntuarse. A mí en algún medio me obligan a puntuar, y ya me han insinuado que una nota por debajo de 6 es ser demasiado duro. Estoy de acuerdo con esa política porque es una política de la empresa, o la revista. Pero cuando escribo de forma independiente, si el baremo es de 1 a 10, o de 1 a 100, hay que ser éticos y puntuar un juego utilizando todo el espectro de puntuación posible. Porque hay revistas que puntúan de 80 a 100 para contentar a todo el mundo.

    Responder a Dandel
  • q256
    3/12/2007 | 17:42

    Precisamente por eso es mejor no puntuar los juegos. Es como lo de las estrellitas a las películas: no vale para nada.

    Es una pena, porque si las puntuaciones se emplearan bien, sería una buena referencia rápida de la calidad de un juego. Pero como ya está mas que demostrado, no puede uno fiarse de dichas puntuaciones.

    Responder a q256
  • Elman
    3/12/2007 | 18:19

    Muchisima razón. Sólo hay que ver las notas de juegos como Bioshock (En Meristation le dieron dos dieces), Oblivion (Más puntuación que Morrowind?) y demás. O el hecho de que absolutamente todas las publicaciones obvian el nivel del port del juego en los casos (También como Bioshock y Oblivion, por cierto xD) en que el juego se hace primero para consola (Generalmente Xbox, cómo no) y luego se pasa a PC.

    Yo las únicas reviews de las que me fío son las de http://www.escapistmagazine.com/articles/view/editorials/zeropunctuation (Aún no he visto una con la que no haya coincidido completamente, y encima tienen gracia XD). Luego también está Gamefaqs, pero tampoco puedes fiarte mucho (Diooos, hay un tío que le dio un 4 a Final Fantasy VII!!! XD).

    Responder a Elman
  • Elman
    3/12/2007 | 18:25

    Ehm, estoy pensando ahora y… Espero que postear ese link no se considere spam ^^’ Aunque supongo que no, si total puedo hasta poner una página web al postear el mensaje…

    Un saludo.

    Responder a Elman
  • Anonimouse
    3/12/2007 | 20:04

    Esto… no voy a decir mucho porque a parte de que no conozco el juego, tampoco me leído toda esa parrafada, pero solo pregunto una cosa: No hay ningún jefecillo o supervisor que revise dicha nota antes de publicarse? o mejor dicho, si tan importante era ese juego se lo podían haber avisado de antemano…

    Responder a Anonimouse
  • Anonimouse
    3/12/2007 | 20:05

    Por cierto, de todas formas sigue siendo un despido improcedente?

    Responder a Anonimouse
  • q256
    3/12/2007 | 23:25

    Lo curioso, Anonimouse, es que en Gamespot todos revisan lo de todos, así que dicha review teóricamente paso por las manos del resto de redactores antes de publicarse…

    Responder a q256
  • Sparrow Prince
    4/12/2007 | 3:30

    Siempre podemos creer que no fue despedido por sus análisis…

    De todas formas, si uno piensa dejarse entre 30 y 70 lerus en un juego, siempre puede bajarse la demo antes, o incluso el juego directamente antes de hacer el gasto. Es lo que hice (bajarme el juego) con Gothic, me convenció, y lo compré original (y a buen precio, además).

    Responder a Sparrow Prince
  • Kristian
    4/12/2007 | 15:31

    Dos cosas: Profesionalizar no significa carta blanca para despacharse a gusto. En Famitsu, por ejemplo, cuando se va a dar un palo a un juego se habla con los desarrolladores antes y se consensua si éstos permiten la publicación o no de la review ¿Es mejor el boicot informativo?

    En cuanto a la puntuación de juegos, desde el mismo momento que los decimales están tan extendidos uno ya puede darse cuenta que es un sinsentido ¿Qué diferencia hay entre un juego de 8.5 y 8.4? Por favor, no somos máquinas, los videojuegos no se valoran objetiva ni matemáticamente.

    Luego está lo que comenta Dandel, que ya se asume que cualquier cosa que no tenga un 8 es un truño… Anda que no me hacía a mi ilusión sacar 8s cuando estudiaba… Cuando conseguía sacarlos, claro.

    Responder a Kristian
  • Flapy in Japan
    5/12/2007 | 9:53

    Como han dicho un poco más arriba, lagente se ha aprendido esto y por eso, se está empezando valorar más la opinión personal de un blogger, que no está corrompida por el dinero(bueno, en la mayoría de los casos), antes que los medios de este tipo.

    Responder a Flapy in Japan
  • RaveN
    9/12/2007 | 1:01

    Siempre nos quedará IGN…

    Responder a RaveN
  • Chame
    10/12/2007 | 8:17

    Pues como dicen, solo viene siendo la opinion de una persona, al momento de comprar algo es mejor ver varias opiniones que basarse en una sola

    Responder a Chame

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.