Oct
14
2008

Consume o muere

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Lata aplastadaLo que viene a continuación es un pequeño texto autocrítico que escribí hace unos meses sobre la sociedad de consumo, en un ensayo de estilo sobre ese tono de discurso autodestructivo que popularizaron películas como «El Club de la Lucha» o «Trainspotting».

Inspirado tras ver el documental «La historia de las cosas» de Annie Leonard y sin saber muy bien que hacer con el texto una vez terminado, me he decidido a publicarlo aquí. Quizá os inspire, o quizá no. No obstante, cualquier crítica será bienvenida:

Trabajas más de lo que trabajaron tus padres por la mitad de su sueldo. Y todo para pagar los productos inútiles que has comprado y que la publicidad te hizo creer que necesitabas. Eso, claro está, si no decidiste comprarte una casa a un precio tres veces por encima de su valor real, hipotecando el resto de tu futuro y de tu libertad a una única cifra: el tipo de interés.

En los últimos 10 años el ritmo se ha acelerado. Ahora es más frenético, más imparable que nunca. Y sabes que si intentas apartarte del mismo serás rechazado por los que están dentro del sistema. Quizá te preguntes por qué debes cambiar de móvil, si el que tienes todavía funciona, y es una pregunta perfectamente válida.

Es más, puede que vayas más allá y te atrevas a plantearte para que necesitas un móvil, si hasta hace unos años vivías perfectamente (y más tranquilo) sin el mismo. Pero eso no importa. Han creado en ti una necesidad artificial, y tanto la sociedad como las estrategias de marketing de la industria telefónica quieren asegurarse de que siga siendo así.

Así que lo intentan con nuevas estrategias. Nuevos modelos con características todavía más superfluas. Planes de puntos, llamadas gratis, campañas veraniegas. Que lo necesites o no ya no importa, lo importante es que lo renueves cada año. Hazlo ahora. Hazlo antes de que tus amigos empiecen a mirarte raro y te den la espalda.

No eres un nombre, ni una profesión. Ni siquiera eres un individuo. Eres una estadística anónima, un número, uno más de la ingente cantidad de consumidores que deben sostener el sistema artificial que hemos creado, mientras nos vanagloriamos de a donde ha llegado la humanidad y de vivir en el primer mundo. Eres lo que posees. Nadie espera más de ti que el que consumas. Viste a la moda. Cambia de móvil. Comprate un coche híbrido y siente que estás salvando al planeta. Consume. O muere.

También en ion litio…

‘La historia de las cosas’ de Annie Leonard
La publicidad nos hace desear

Categorías: Citas, Marketing-Publicidad

22 comentarios

  • drugo
    14/10/2008 | 7:42

    Muy deacuerdo con esas lineas. Por cierto, este es el unico blog donde no se habla de crisis. Un respiro diario.

    Responder a drugo
  • Calintz
    14/10/2008 | 7:43

    Que decir, tienes toda la razón con este ensayo.

    Responder a Calintz
  • lum
    14/10/2008 | 7:47

    pues si bien es cierto, que somos altamente consumistas, dado que a veces compramos cosas que no necesitamos, tambien es importante mencionar, que no solo es el simple hecho de comprar, dado que es debido al miedo a ser excluidos por no ser parte de esta sociedad en la que nos toco vivir.

    y de hecho algunas cosas las compramos sin darnos cuenta si realmente la necesitamos, no recuerdo donde lei, que por ejemplo, un perfume, no es necesario adquirirlo, simplemente es una necesidad que nos han creado, para hacernos creer que seremos mejor aceptados.

    creo que este es un tema complejo, en el cual habria que ver cuales son las premisas de lo que se plantea y asi evitar caer en argumentos falaces o faltos de congruencia

    saludos.

    Responder a lum
  • BiG_FooT
    14/10/2008 | 10:22

    Por suerte tengo una conciencia anticonsumismo innecesario… En casa mi madre celebro el que me comprara un jersey el sabado pasado…. Creo que hacia 2 años q no me compraba nada nuevo de ropa…

    Responder a BiG_FooT
  • Deckard
    14/10/2008 | 11:27

    Parece de Tyler Durden 😉

    Responder a Deckard
  • BIKOTORU
    14/10/2008 | 13:17

    Sociedad consumista… si se deja de consumir… la sociedad a la mierda.
    Si no se compran pisos coches o pijadas te quitaran el dinero del agua, el pan y al final…
    ¿Os sueno todo esto?

    Responder a BIKOTORU
  • Alvin
    14/10/2008 | 13:49

    Estoy de acuerdo con lo que nos relatas en este articulo, pero la cuestion es que todo el mundo lo sabe, todo el mundo lo piensa, y casi todo el mundo alguna vez lo expreso en un papel o en un teclado, tambien es seguro que si buscas en google aparezcan muchos articulos parecidos a este, incluso que hablen de celulares nuevos cada año y de diferentes marcas de ropa y comida, pero la cuestion es:…… PORQUE CARAJO NO HACEMOS NADA????? yo tambien lo pienso y aun asi no hago nada. Es que aparte de hacerte consumista, te hacen ciego y te tapan los ojos para que no veas la realidad haciendote pensar que no hay otro camino, cuando si los hay y estan ahi, simplemente no los vemos.
    Un abrazo, nos vemos y gracias por volver a hacerme soñar en estos parrafos. URUGUAY NOMA!!

    Responder a Alvin
  • Alvin
    14/10/2008 | 13:50

    Ya se me ocurrio que hacer… si matamos gente y hacemos jabon?? le ponemos un nombre lindo y quizas britney spears lo compre jajaja, es tui grasa con la que te limpias GORDAAAAA!!!!

    Responder a Alvin
  • Leon
    14/10/2008 | 13:56

    Yo claramente soy consumista y me gasto mucho dinero en cosas que no necesito, pero claramente creo que el problema es cuando consumimos por encima de nuestras posibilidades, cuando la gente se compra una TV de 42 pulgadas y su casa se cae a pedazos o no tiene para pagar el alquiler, cuando un chaval con su primer sueldo se deja 30.000€ en un Seat Leon Cupra …

    Consumir si, pero con cabeza amigos, no vivais por encima de vuestras posibilidades y nunca os vereis agobiados.

    Responder a Leon
  • Lordvader
    14/10/2008 | 18:07

    Muy cierto, somos unos putos consumistas, pero lo malo es que el sistema está montado así y no quiero ni pensar lo que pasaría si realmente dejaramos de consumir lo que no necesitamos.

    Responder a Lordvader
  • Ignacio
    14/10/2008 | 18:45

    Muuuy de acuerdo con lordvader.Somos todos consumistas y tiene razon,¿que pasaria si dejaramos de consumir tanto como ya estamos acostumbrados?
    La respuesta es simple:una crisis economica para los mercados,para los productores y para la bolsas de comercio.
    Ademas,el carton de leche que uno toma todas las mañas fue parte de un arbol en las amazonas,en las selvas de misiones o en los bosques de mexico.
    Saludos!!!!!!

    Responder a Ignacio
  • alex_plc
    14/10/2008 | 20:00

    Esta buenisimo amigo, quizas peca de demasiado fiel al susodicho discurso de Tyler Durden, pero esta excelente

    Responder a alex_plc
  • Fernando
    14/10/2008 | 20:02

    No puedo estar de acuerdo con tu reflexión, Rafa. Olvidas en ella que no somos autómatas, sino que podemos libremente elegir si queremos entrar en «tener el móvil o no, o tener cualquier otra cosa supérflua o no».

    Es cierto que en algunos casos como la vivienda existe una distorsión grave y es que independizarse es un hecho natural y ahí no tienes tanta libertad, pero aun así puedes optar por compartir piso, alquilar, irte a vivir a una ciudad pequeña o quedarte a vivir con tus padres hasta los 40.

    Creo que la gente en general no es tonta. Si alguien te mira raro por no tener el último modelo de móvil el problema es suyo. Es posible que esa «presión social» exista en algunos grupos (no solo adolescentes…), pero ahí entra en juego tu libertad y tu inteligencia para romper con eso… O valorar si te compensa pasar X horas de trabajo para conseguir Y dinero que es el que vale tal teléfono y que te va a dar Z horas delante de tus amigos fardando con él.

    La decisión es tuya.

    Si todos decidimos no consumir, tranquilos que el mundo no se va a hundir. Pero está muy lejano el día en que eso ocurra, así que tampoco os preocupéis por ello.

    Responder a Fernando
  • Edgar
    15/10/2008 | 1:33

    Y esque uno no puede vivir sin un celular que no tenga bluetooth, camara, un teclado integrado, navegacion por internet, localizacion GPS, y demas «herramientas necesarias».

    Bah es una estupidez, cada semana sale un nuevo celular, nunca puedes tener uno «nuevo» y lo peor esque todos son lo mismo con una herramienta que nunca usaremos.

    Y yo nunca he sido un consumista del todo , hace como 3 años que no compro ropa , pero esque si crea una necesidad eso de estar «actualizado» como con las consolas de nueva generacion

    saludos!

    Responder a Edgar
  • NoX
    15/10/2008 | 1:39

    Me encanta!! Muy buen artículo

    Responder a NoX
  • Mazarbul
    15/10/2008 | 13:00

    El esfuerzo, para el estreñimiento, que no sé dónde lo leí.

    Un par de meses que estuve trabajando, fue para pagarme un ordenador nuevo, y no un modelo que te venden en cualquier tienda especializada, sino que compré las piezas para que me saliera más barato. Por no hablar de que móvil tengo sólo para llamar y apenas habré tenido 4 móviles en ocho años, y sólo me he comprado el último (los demás eran las sobras de otros). Compro consolas y videojuegos porque es un hobby que tengo desde niño y porque estoy en cierta medida metido en esto, así que la publicidad, nasti…

    No sé, pero creo que se puede vivir en la sociedad sin seguir sus reglas, ¿eh?

    Responder a Mazarbul
  • Dani
    15/10/2008 | 21:52

    Me hace gracia lo que comentaba Fernando de que no somos autómatas y podemos vivir libremente. Bueno, yo no estoy de acuerdo con eso: mientras vivamos en una sociedad basada en el dinero (no en una basada en los recursos, por ejemplo), y eso será mucho me parece, no podemos ser libres para hacer lo que queramos.

    Responder a Dani
  • manu
    16/10/2008 | 11:30

    Cierto, somos una sociedad consumista, y gracias a ella avanzamos en tecnología y en evolución… que yo sepa los aldeanos africanos aún no han llegado a a luna, no han descubierto la penicilina ni descubierto el poder del átomo.

    Pero lo mejor de todo es que, esta «maldita sociedad consumista» te da la LIBERTAD de ir con esos africanos si de verdad tanto odias este mundo. Pero en el fondo todo es de bocalla y lleno de incongruencias.

    Que es sino este post sobre el consumismo en un blog que habla de productos de nuestra infancia que no necesitabamos y que eran cien por cien inútiles. Si con un palo y un aro se divierte un crio, ¿no?

    Responder a manu
  • Templario
    17/10/2008 | 3:22

    Pues en lo personal yo me he quejado infinidad de veces de esta sociedad consumista y de como suelen comportarse las personas algunas veces por obtener más, más y más…

    También he querido muchas veces salir de mi ciudad natal e irme a vivir a un pequeño pueblo, pero la realidad es que dejaría de tener acceso a muchas cosas que HOY para mi son necesarias, como el servicio medico, acceso a internet para buscar información o leer blogs, ver peliculas o documentales, jugar ajedrez, etc; debido a eso aún no he podido abandonar mi ciudad.

    Yo creo que la comodidad es lo que nos impide abandonar nuestro estilo de vida actual, coincido mucho con las opiniones de Fernando y de lum

    Responder a Templario
  • soñadora
    22/11/2008 | 22:10

    Estoy totalmente de acuerdo con el post. No hacemos nada porque a la gente que opinamos esto se nos silencia. ¿Acaso has visto o leído algún comentario o artículo de este tipo en algún medio de comunicación masivo? ¿Pero verdad que sí has visto montones de anuncios, tanto en tv como en la radio como en los periódicos, revistas, etc? ¿Qué es la Cosmopolitan sino un catálogo asqueroso de marcas de ropas, perfumes, productos de belleza, etc.?
    Al gobierno, desde luego, no le interesa en absoluto oír este tipo de críticas, ya que si se cambiara esto tendría que cambiarse completamente el sistema social. Ahora mismo, lo que interesa en el «primer mundo» del que hablas es el maldito dinero y solamente eso.
    Es tan triste como cierto.
    Un saludo, amigo, y a seguir protestando a contracorriente 🙂

    Responder a soñadora

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.