Ene
21
2009

El Telepick y el Teletrébol

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Telepick y Teletrébol

A principios de los noventa, antes de que internet llegara para atraernos a los jóvenes de la casa a un mundo de perdición y llamadas locales de varias horas de duración, la televisión era el centro del hogar. Antes, por tanto, de que lo que se ha dado en llamar “la autopista dela información” llegara a nuestro hogares, el proceso de comunicación era eminentemente unidireccional: la tele nos hablaba y nosotros escucharamos, sin posibilidad alguna de respuesta, salvo esos abuelos con principio de senilidad a los que les daba por responder a los “buenas noches” de la chica del telediario.

En aquel entonces, las brillantes mentes encargadas de dos de las cadenas de difusión nacional de nuestro país idearon dos inventos que, aunque perdidos en la niebla de los tiempos, seguro que muchos de vosotros recordáis de manera subconsciente. Estoy hablando del Telepick y el Teletrébol. Ambos gozaron de una vida muy corta (no como el Teletexto, que ha sobrevivido hasta nuestro días) pero su afán de notoriedad e inutilidad patente los hacen merecedores de un hueco en esta web.

El Telepick

La idea del Telepick era bastante simple en su concepción: se trataba de un aparato del tamaño de un vídeo VHS que incorporaba una pequeña impresora, muy parecida a la que lleva cualquier caja registradora de supermercado, que debíamos conectar simultáneamente a la televisión y la línea telefónica.

El apartejo en cuestión, lanzado por TVE, prometía revolucionar nuestra forma de ver la televisión. No obstante, antes de que el aparato cumpliera su primer año de vida, la empresa que lo gestionaba, Interactive Television, se declaró en quiebra y dio por terminada su utilidad. Y ojo, que estamos hablando de un aparatito que valía 20.000 pesetas de la época y en el que picaron 13.000 compradores por aquel entonces. Veamos como intentaron vendérnoslo:

Básicamente el Telepick pretendía también ofrecernos una forma de interactuar con el televisor: participar en concursos, recibir sinopsis de las películas. Podíamos, por ejemplo, intentar adivinar el resultado de un partido de fútbol y recibir un premio si lo hacíamos (vamos, una apuesta deportiva en toda regla). Sin embargo muchas de estas ideas iniciales nunca llegaron a materializarse. El único uso que recuerdo del aparato era el de poder recibir impresas las recetas de Arguiñano cuando el cocinero vasco aun estaba en nómina de la cadena. Vamos, lo que cualquiera podía hacer con un bolígrafo y un papel pero en formato ticket de supermercado y desembolsando 20.000 calas. Una ganga oiga.

El Teletrébol

La propuesta de Telecinco para dotar de interactividad nuestra relación con la caja tonta fue algo más longeva que la de TVE, pero no mucho más. Por unas 4.500 pesetas de aquel entonces podíamos hacernos con un Teletrébol, un mando especial, parecido al mando a distancia de la televisión pero con un diseño más feo y tan solo cuatro botones. Dicho mando, que solo podía ser usado en algunos espacios de Telecinco, servía para participar en concursos televisivos, enviando nuestra respuesta mediante la pulsación de botones en el mismo. Aquí tenéis un ejemplo de ello:

¿No os recuerda poderosamente a lo de “Envía CONCURSO al 7777 para participar”? Y es que antes de existir los SMS, las cadenas de televisión ya hacían sus pinitos para encontrar formas imaginativas de desplumar a los incautos.

El Teletrébol era una idea importada directamente de Italia, en donde se lanzó en las cadenas Canale5 y Quizzy, y de Francia, en donde pudo verse en FR3 y Quizako. Básicamente, como ya habeis visto en el vídeo, se nos hacían preguntas sobre cualquier tema (y, en general, bastante sencillas) que debíamos responder con nuestro mando. Si introducíamos la respuesta correcta, el mando emitía una melodía que dejaba constancia de nuestra hazaña.

Entonces debíamos llamar a un número de pago (y aquí estaba el negocio) para dejar constancia de que habíamos acertado y dejar nuestros datos personales, de modo que nuestro nombre era introducido en la lista de participantes del sorteo en cuestión.

La causa de su retirada fue que un concursante descontento, por haber ganado un coche que nunca llegó a recibir, llevó a la cadena a los tribunales, ante lo cual en Telecinco decidieron hacer desaparecer el invento como si nunca hubiese existido. Y de hecho, los pocos poseedores del mismo a cuyo testimonio he tenido acceso confirman en efecto que nunca llegaron a recibir los premios que supuestamente ganaron. Otro timo televisivo en toda regla.

Si tuviste un Teletrébol o, lo que aun sería más raro, un Telepick, estamos deseando leer tu opinión al respecto en los comentarios.

Fuentes

Telepick (Wikipedia en español)
“Historia de la TV: El Teletrebol” en Varias Veces
“El Telepick y el Teletrébol” en elcliche.com

También en ion litio…

Chiquito de la Calzada
El Teletexto
El videojuego de Hugo

Etiquetas: ,

Categorías: Cine-TV

31 comentarios

  • drugo
    21/01/2009 | 7:45

    Por suerte no compramos ninguno de los 2. Vaya engaño mas bestial. Casi como el de los sms.

    Responder a drugo
  • RICARDO
    21/01/2009 | 8:41

    En mi país, Mexico, hicieron algo similar

    * En el 2000, programa llamado Tempranito 2000 puso de moda interactuar usando el telefono, era un concurso de un personaje 3D que se movia a la derecha con el 4 y a la izquierda (el objetivo era recojer unas cosas que caia)

    (en otro blog lei sobre “hugo” (creo asi se llama) algo similar pero que hicieron en Venezuela pero no recuerdo en que blog era )

    Responder a RICARDO
  • Ataparu
    21/01/2009 | 8:58

    Me has destapado un recuerdo que estaba perdido en mi mente. La clase media española de aquella época era mas modesta económicamente y también menos predispuesta a comprar tecnología, si además los aparatos eran malos, ahí tenemos las razones de su poco éxito.

    PD: Ricardo, Hugo también existió aquí en España, creo que hay un artículo en la web.

    Responder a Ataparu
  • Josema
    21/01/2009 | 9:24

    Joder ni me habia vuelto a acordar de esto… Ion siempre despertando nuestra memoria…

    Felicidades

    Responder a Josema
  • BIKOTORU
    21/01/2009 | 11:09

    Yo debo tener una laguna solo me suena el del trébol y muy poco. Esta perdida de memoria se deberá a esas pastillas de vitamina C eferbencesntes (o como se diga) y el calcio puro de cucharada sopera.

    JEJEJE Un saludo a todos

    Responder a BIKOTORU
  • Kids
    21/01/2009 | 13:23

    ¡Gracias por el momento nostalgia! Completamente aparcado en el subconsciente.

    Responder a Kids
  • Ignacio
    21/01/2009 | 14:16

    Sinseramente,nunca he tenido ninguno de esos cacharros,pero si me sorprende como los han timado XD

    Responder a Ignacio
  • Retroyonki
    21/01/2009 | 15:08

    hostia no recuerdo absolutamente nada de ninguno de los dos aparatejos. El nombre teletrébol me suena, pero nada más. Es raro porque por aquellas fechas yo veía la televisión la mitad del día y la otra mitad dormía.

    Responder a Retroyonki
  • Capuleto
    21/01/2009 | 15:24

    Por 4.000 duros que se la pique un pollo al Telepick.

    Responder a Capuleto
  • Manchitas
    21/01/2009 | 17:01

    En México allá por 1993 con la entrada de una nueva televisora “TVazteca” salió un control parecido y los juegos y la campaña se llamaron “juega con Telegana” la promocionaban con música de los 60 remasterizada en techno(de la época) y la anunciaba un comediante en el papel de “Ponchito”.

    Responder a Manchitas
  • bagu
    21/01/2009 | 17:25

    Yo tuve el teletrébol este, y puesto que era un chaval nunca me dí cuenta de de que fuera necesario llamar a ninguna parte (supongo que ya se encargarían mis padres).
    Curiosamente ganamos dos premios con la chufa esa, uno de ellos nada despreciable: una suerte trasto pica-lo-todo manual para la cocina que apenas llegamos a usar y un muy decente teclado electrónico (un sintetizador, con un banco para imitar 100 sonidos) que tendría 3 ó 4 octavas y un led encima de cada tecla cuya finalidad era enseñarte a tocar canciones.

    Responder a bagu
  • Dani
    21/01/2009 | 22:47

    El Teletrebol está hecho con lo que le sobró a un bakala al salir del Skorpia a la mañana siguiente ¿no?

    Responder a Dani
  • Dani
    22/01/2009 | 7:53

    Formar avanzadas de interacción televisiva que, obviamente, fracasaron, pero hoy en día algunas de esas cosas, a su modo, permanecen.

    Responder a Dani
  • Akane
    22/01/2009 | 8:07

    Gracias! Hace tiempo que vengo acordándome del Telepick, pero cuando intentaba explicarle a alguien lo que era (no recordaba el nombre) nadie se acordaba y acababan mirándome raro ¬¬

    Responder a Akane
  • Kristo
    22/01/2009 | 16:24

    Que curioso, hace unos días con los amigos salió este tema. Yo solo recordaba el teletrebol, y otro solo el telepick. Los demás ni uno ni otro, asíque ha sido de gran relevancia este post para aclarar aquella conversación. De hecho Arguiñano salió a relucir como única utilidad del telepick! xD Por otro lado, menos mal, que aunque su programación siga siendo bastante nefasta, telecinco se ha ido alejando bastante también de las “Italianadas” que nos hacían comer en los primeros 90.

    Responder a Kristo
  • retropia
    22/01/2009 | 18:45

    Vaya pues este aparato si que no lo recuerdo xD

    Responder a retropia
  • humphr3y
    23/01/2009 | 7:12

    No tuve ninguno de esos dos elementos del demonio, pero el nombre de la cadena francesa “Quizako” me está haciendo reir bastante… 😀

    Responder a humphr3y
  • Javi Konde
    23/01/2009 | 22:24

    Yo siempre me acordaré de Jesús Puentes en “Su media naranja” diciendo aquello de: “Primera pregunta del Teletrébol” con ese acentillo tan típico. Tenía un colega que le imitaba d pm jejeje

    Responder a Javi Konde
  • jOsE
    25/01/2009 | 0:25

    sip sip yo recuerdo el teletrébol, era pequeño yo,… creo q siempre quise uno.. vaya decepción jejej

    Responder a jOsE
  • MiTH
    25/01/2009 | 16:30

    Pues yo recordaba solamente el teletrébol de telecinco. Sobre el telepick no recordaba nada. Si que recuerdo algún concurso dónde salían preguntas para responder con el aparatito. Pero vamos, como no era uno de los “afortunados” poseedores del mismo, ni idea de qué tal iba.

    Responder a MiTH
  • Rendergil
    25/01/2009 | 23:17

    Que pedazo de página,que pedazo de artículos…que maquina eres..Diosssss!!!
    Genial

    Responder a Rendergil
  • koldo
    20/05/2009 | 1:26

    he escrito en otro blog similar lo que recuerdo del teletrebol (la primera y ultima hostia que me ha dado la tele)– alomejor en esa época éramos un poco más crédulos que ahora en concursos tipo noche de suerte etc.,, un saludo!!!
    Yo lo compré, me costo me parece 3995 pts en el hipercor (bueno me lo compraron mis padres por mi cumpleaños) – me lo direon a elegir entre una pelicula de disney y quise esa cosa inútil, me acuerdo se ese día… que triste…. en fin después de 2 meses llegó un facturón inhumano ( xque ojalá jubiese sido un 902… era un 903 un 806 como los de ahora — como las lineas eróticas actuales) cuando acertabas las 4 preguntas que se emitian durante los progamas, si eran correctas -xq sino sonaba como si atropellaras a un gato, en el teletrebol sonaba un cacho edel himno de laalegría y luego un sonido tipo cuando se conecta un módem de 56k,luego decían que pusieses el cacharro junto al teléfono llamando al 903…(aun me acuerdo lo que decia la locución — HOLA SOY EL DUENDE DE LOS REGALOS DEL CLUB TELETREBOL…) y si recogia bien el sonido del teletrebol sonaba una musiquita a guitarra y olé ^^^*)los soniditos esos segun tele 5 recogian el tiempo de las respuestas y tu num de serie, la hora,la fecha, el num del concurso etc… tambien me acuerdo que el aparatito en cuestion “dormía” desde las noseke hasta las 7.00 de la mañana, imposibilitando la participación en concursos matutinos ejemplo: el de leticia sabater “desayuna con alegría etc…” luego, tenía una vida de un año, después de su activación… a comprar otro,,, (eso decía en las instrucciones ) SOLO Nos tocó un facturon inhumano de Telefónica y unos cupones (DE UN CONCURSO QUE no participamos) caducados del sorteo del oro de la cruz roja, porsupuesto no premiados ni reintegro ni nada!!! GRACIAS TELE5!!! bua!!!! ahora me he acordado de todo ha sido como una regresión al pasado jejeje… por cierto os acordais de otro juego interactivo el telepic de tve1 que podias imprimir en formato tiket las recetas del argiñano?? saludos!!!

    Responder a koldo
  • Ferraz
    20/02/2010 | 22:15

    vivo con el responsable de la retirada del teletrebol.el si ha sacado tajada

    Responder a Ferraz
  • Nacho
    16/04/2010 | 12:24

    Lo que yo recuerdo del Teletrébol, es el muñeco amarillo vestido con frac, que salía con un mando. El muñeco quieto, como invitandote a usarlo, porque ese era el momento…

    A mí me jodió algunas grabaciones de películas VHS, directamente de la tele XD

    Responder a Nacho
  • La_Perra_Verde
    24/08/2010 | 0:47

    Oooooooooooooh, que alegría haber encontrado este blog, solo buscaba info del telepick por que no recordaba el otro aparato, esto ha sido un dos por uno. Y en efecto, cuando le explico a alguien para que servía el primero (y que yo quería con todas mis fuerzas) siempre pongo el ejemplo de las recetas de Arguiñano XD.

    Responder a La_Perra_Verde
  • Adrian
    5/10/2010 | 22:21

    Aca en México se llamaba Telegan y salia en el entonces nuevo TVAzteca, lo anunciaba el “Dr. Chunga” o a veces “Ponchito”, yo recuerdo que se ganaba facilmente apretando los botones al azar, al menos asi le hizo un vecino que gano una maquina picaverduras

    Responder a Adrian
  • Yoka
    11/10/2010 | 13:07

    Espero que le dieran al chaval el coche los de tele 5, mediante al juicio.

    Responder a Yoka
  • yarina
    3/11/2010 | 16:26

    uy!! pues yo tengo un monton de regalos del teletrebol!! jaja la verdad sq sali ganando con el jueguecito… desde relojes, un termo, una maquina para triturar, pelar y cortar, bandejas… vamos un chollo!! q pena q no siguiera…

    Responder a yarina
  • Verónica Varela López
    4/07/2017 | 21:36

    Aleluya!!!, llevo un montón de tiempo intentando acordarme de cómo se llamaba el cacharro ese (el telepick) y no había manera. La verdad es que no me extraña que fuera un trasto inútil, porque yo, que era una adolescente del tipo “culo veo, culo quiero” recuerdo que me quedaba mirando para los anuncios con cara de boba pensando “pero ¿para qué demonios sirve eso?” y mira, ya me quedo más tranquila, jajaja…

    Responder a Verónica Varela López

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.