Ene
8
2014

Los Z-Bots

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Los Z-Bots - Logo

Hace ya algún tiempo, saltando entre artículo y artículo del extenso archivo de Ionlitio, llegué por casualidad a la genial entrada que hablaba sobre los Micro Machines, y su extenso repertorio de diseños y colecciones, de modo que como era de esperar, decidí releerla para recordar viejos tiempos.

He de deciros que yo era (y sigo siendo) fan de estas miniaturas, de hecho aun conservo algunas joyitas de esta juguetera como la Super Van City, el divertidísimo Scalextric que cabía en un maletín, y decenas de cochecitos y aviones, con los que jugaba durante horas cuando era pequeño.

No obstante, según iba leyendo el post, me di cuenta de que q256 había pasado por alto hablar de una serie de figuritas de acción, que salieron a principios de los 90, y que al parecer no tuvieron demasiado éxito, pero que a mi me encantaban. Se trata de los Z-Bots, una mezcla entre robots y soldados, que luchaban entre si en dos bandos, y que disponían de multitud vehículos y naves espaciales.

Rápidamente me puse a investigar el tema un poco más a fondo, y pronto descubrí que desde el año 2006 ya no se producen Micro Machines. Esta fatídica noticia me entristeció bastante, así que acto seguido me introduje (literalmente) en mi viejo baúl de juguetes, y al cabo de un rato rebozándome entre polvo y muerte, descubrí tres cosas.

La primera es que mis Z-Bots habían desaparecido, la segunda es que fue una mala idea dejar dentro de la caja varias bombas fétidas por ahí sueltas, y la tercera es que siguen oliendo igual de mal o peor veinte años después.

Los ejércitos

Los Z-Bots - Soldado
Como antes comentaba, lo Z-Bots, eran pequeñas figuritas articuladas de muchas formas y de corte futurista, que estaban totalmente dispuestas para la batalla. En otras palabras eran la versión ultramoderna y apocalíptica de los soldaditos de plástico que todos recordamos.

Además estaban pintados con todo lujo de detalles y cada uno tenía su propio nombre, lo que los convertía en juguetes especialmente susceptibles para ser coleccionados.

Estos valientes guerreros servían en dos bandos diferentes, y esta es su fantástica historia:

“Todo comenzó en el año 2025, cuando el científico informático Arthur Zedd creó unos robots altamente especializados, los Z-Bots, diseñados para servir a la humanidad. Las cosas cambiaron a peor en el año 2084, cuando un virus informático contaminó sus circuitos, convirtiendo a muchos de ellos en robots mutantes malvados, los Void. En su afán por dominar la Tierra, los Void entraron en una feroz batalla contra el resto de los Z-Bots y sus aliados humanos. Ahora, en el año 2112, la guerra continúa y los Z-Bots buscan refugio en la Luna y Marte con el fin de reconstruir sus fuerzas. Con la ayuda del Z-Prime, el programa maestro de todos los Z-Bots, se esfuerzan por tomar de nuevo el control de la Tierra para si mismo y para sus creadores humanos”.

De manera que los Z-Bots (representados por Los Z-Bots - Z) eran los buenos y estaban desterrados en la Luna y en Marte, mientras que los Void (representados por Los Z-Bots - V) eran los malos y estaban dominando la Tierra. De ahí en adelante, todas las batallas que se libraban gracias a la imaginación de los niños, eran en pos de la libertad y la victoria de todos los habitantes del planeta.

La primera serie de estos juguetes salió al mercado en 1992. Posteriormente lanzaron otras tres tiradas más con nuevos y variados soldados, hasta el año 1997, momento en el que dejaron de fabricarlos. Asimismo hubo varias ediciones especiales, como los Mini-Z´s (de menor tamaño), los Linkbots (que podían unirse entre si) o los Z-Combots, pintados con colores militares.

Los Z-Bots - Linkbot

En cualquier caso, pese a su corta existencia, hubo cientos de estos soldados y gran cantidad de accesorios como coches de asalto o cuarteles generales, que hicieron la delicia de todos aquellos, que como yo, disfrutaban enormemente con estas luchas interestelares.

A día de hoy son un objeto muy preciado por los coleccionistas, en especial los muñecos de las últimas series, que fueron las menos vendidas y por tanto las más cotizadas por estos aficionados.

Vehículos de apoyo

Como ya he comentado anteriormente, una de las grandes bazas de estos muñecos eran los vehículos y las bases de operaciones, que se podían comprar a parte. Estos accesorios eran de mayor tamaño, y daban mayor dinamismo y diversión a la hora de jugar con los Z-Bots.

De este modo nuestros aguerridos guerreros, contaban con el apoyo de un robot de grandes dimensiones, llamado Megabot, al que no le faltaba detalle. En concreto, se trataba de un androide con ruedas de oruga, y dos brazos equipados con misiles de diferentes tamaños que podían ser disparados de verdad.

Los Z-Bots - Megabot

Además, tenía numerosos huecos donde poder meter a nuestros soldados, así como una trampilla secreta en el pecho y una bodega de carga en la parte inferior. Por si esto fuera poco, detrás de la cabeza había una decena de botones, que al pulsarlos emitían distintos sonidos de guerra tales como explosiones o disparos.

Por otro lado había una especie de fortaleza elevada, con el extraño nombre de Vortexx HQ, donde también entraban unos cuantos muñecos, y que estaba fuertemente armada. La peculiaridad de esta superbase, es que era capaz de hacer girar una especie de peonzas, con filo en forma de sierra, y que llegaban al suelo al ser deslizadas a través de una rampa.

Los Z-Bots - Vortexx HQ

Gracias a todo este despliegue, libré mil y una batallas en el suelo de mi habitación, siendo durante mucho tiempo uno de mis juguetes favoritos. Lamentablemente parece que Micro Machines perdió la guerra de la rentabilidad, relegando todas sus geniales miniaturas, a la memoria de todos los que tuvimos la suerte de disfrutar con sus creaciones.

Finalmente, como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo como despedida un video que aglutina distintos anuncios de estos juguetes, en los que podéis ver a los Z-Bots en todo su esplendor.

https://www.youtube.com/watch?v=woL9mHC4WHY

Fuentes

Z-Bots (Wikipedia en inglés)
Micro Machines Museum
Forgotten Toys: ZBots en Digest My Brain

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Juguetes-juegos

3 comentarios

  • Vladek
    8/01/2014 | 19:22

    Buah mi hermano tenia el robotaco ese gigante que disparaba misiles y era la caña, lo acoplamos a nuestro arsenal de juguetes para que tuvieran un rival gigantesco.

    Sin embargo no recuerdo que tuviéramos muchos muñecos de los z-bots, alguno me suena pero es todo muy lejano.

    Responder a Vladek
  • mastercaba
    8/01/2014 | 21:45

    Con estos muñecos me pasa una cosa rara: no me acordaba de ellos por su nombre, pero sí por los Voids (los malos). Debo admitir, sin embargo, que a mí estas miniaturas tan “minis” (igual que con los Micromachines) nunca me entusiasmaron, excepto cuando los daban de regalo con los Happy Meal de McDonalds (en concreto, en los de “Chico”, porque antes – no sé si ahora también – había Happy Meals de chico y de chica, con distinto color en la caja y diferente regalo). Un abrazo y feliz año a todos.

    Responder a mastercaba
  • El Tipo de la Brocha
    9/01/2014 | 18:00

    Mi hermano y yo teníamos unos pocos: el robot-samurái, el RoboCop con cresta, el jugador de Rugby, el Erredós del todo a cien, uno con cabeza en forma de nave…

    Apenas los recuerdo ya, y mucho menos me acordaba de su nombre. ¡Gracias por traerlos a mi memoria!

    Responder a El Tipo de la Brocha

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.