Abr
24
2008

Indiana Jones Omnibus

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Indiana Jones Omnibus (Volumen 1)Con el inminente regreso del hombre del sombrero a la gran pantalla, a nadie debería sorprenderle que el merchandising de la saga vaya haciéndose poco a poco un hueco en nuestras tiendas, ya sea en forma de figuras de acción, juguetes de Lego o cómics.

Aun así, no pude evitar sentirme desconcertado cuando el pasado fin de semana, y de puro rebote, cayó en mis manos el volumen 1 de “Indiana Jones Omnibus”, un tomo recopilatorio en viñetas de las tres primeras aventuras del arqueólogo de ficción más famoso de todos los tiempos.

Las historias fueron publicadas originalmente por la editorial norteamericana Dark Horse Comics a principios de los 90, y supongo que pensarían que no merecía la pena molestarse en sacar material nuevo si podían coger algo viejo y venderlo igual de bien poniéndole una portada distinta.

De todos modos, no seré yo quien critique esa clase de política comercial, ya que gracias a este volumen he podido terminar una colección que dejé inacabada hace mucho, mucho tiempo.

Y ahora, sin más dilación, os dejo con mi reseña.

Las llaves de Atlantis

Indiana Jones y las llaves de AtlantisLa primera historia está basada en la aventura gráfica homónima de LucasArts, y lleva a Indy desde las aulas del Barnett College en Nueva York al mismísimo corazón de la legendaria Atlántida.

Es cierto que el cómic adapta con ciertas libertades la historia del videojuego y pasa por alto muchos detalles que hubieran sido difíciles de trasladar a las viñetas; pero capta, no obstante, a la perfección el espíritu de la saga, combinando con maestría todos los elementos que hicieron de ésta un clásico cinematográfico: viajes a ciudades perdidas, acción desenfadada, romance, misticismo…

El cómic introduce también algunos elementos nuevos en la trama, como el intento de asesinato de Indy a manos de una espía nazi, o la visita del despistado Marcus Brody a nuestra querida Cádiz.

Un elemento a destacar es la presencia de Sophia Hapgood, mi chica Jones favorita, con permiso de Marion Ravenwood. Su fuerte carácter y sus creencias en el mundo de lo sobrenatural chocan con el carácter eminentemente práctico de Indy y ofrecen una visión más amplia del mito de la Atlántida. Un gran acierto que reafirma mi opinión de que estamos ante el mejor cómic del tomo.

Si queréis conocer el argumento de “Las llaves de Atlantis” con más detalle, lo mejor que podéis hacer es leer el pormenorizado análisis de “Indiana Jones and the Fate of Atlantis” que le dedicó el jefe al videojuego de LucasArts hace un par de años. Os aseguro que merece la pena.

Tormenta en Oriente

Indiana Jones: Tormenta en OrienteEn la segunda historia, la más larga de todas, Indy viaja a lo largo y ancho de Asia en busca de la Alianza Perdida, unos pergaminos que contienen las enseñanzas originales de Buda.

Para evitar confusiones con el Arca de la Alianza, también conocida como el Arca Perdida, yo habría puesto otro nombre a los pergaminos, como “El abecé del budismo” o “Sidarta Gautama: Supere los pensamientos negativos”; pero claro, yo nunca he vendido nada que no estuviera estropeado.

Aunque los nazis sean los villanos más redondos del cine, los autores comprendieron que no convenía abusar de ellos, y en esta ocasión Indy se enfrenta a bandidos afganos y al ejército imperial japonés, que por supuesto cuentan con sus respectivos gigantones.

Del lado de los buenos repite Sophia Hapgood y se incorpora Khamal, un niño indio con buen olfato para los tesoros, pero que, desafortunadamente, carece del carisma de nuestro amigo Tapón.

Indiana también cruzará su camino con la Dama Serpiente, un señor de la guerra, que entre rescate y escaramuza intentará seducir al buen doctor.

“Tormenta en Oriente” se centra sobre todo en la acción y me recuerda en muchos aspectos a los viejos cómics de aventuras, pero está falto del trasfondo sobrenatural característico de las películas. Un relámpago con el don de la oportunidad no llamaría la atención de Fox Mulder, y tampoco la mía. Por lo demás, estamos ante un cómic excelente.

El brazo de oro

Indiana Jones y el brazo de oroLa tercera y última aventura del tomo gira en torno al legendario tesoro de los brazos de Timu Taya, unos guanteletes dorados que supuestamente tenían el poder de remodelar la piedra, lo que habría permitido a los incas tallar los enormes pedruscos con los que construyeron sus templos.

El papel de coprotagonista recae en Francisca Uribe, una hermosa profesora peruana que se presentará en el Barnett College para dar un seminario y que, sin proponérselo, meterá a Jones en un montón de líos.

Probablemente, esta sea historia que más se distancia del esquema habitual de la franquicia, ya que no hay unos malos propiamente dichos y Jones pierde su sombrero cada vez que hay una escena de acción. A lo mejor se le acabaron las grapas, que es lo que solía usar Harrison Ford.

No obstante lo anterior, la única pega gorda que puedo ponerle a este cómic es que los dibujos del argentino Leo Durañona no son del gusto de todos. La narrativa, en cambio, es impecable.

Conclusión

Después de haberme leído 350 páginas a todo color sobre mi aventurero favorito, sólo puedo esperar que el volumen 2 salga antes del 22 mayo para ir creando un fondo adecuado con el que acompañar la próxima película.

También en ion litio…

Tráiler de ‘Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull’
Indiana Jones and the Fate of Atlantis
Indiana Jones and the Fate of Atlantis (II)

Etiquetas:

Categorías: Cómic

11 comentarios

  • drugo
    24/04/2008 | 6:40

    Ostia, que guapo. No lo habia visto. Voy enseguida a comprarlo.

    Responder a drugo
  • Huinen
    24/04/2008 | 8:03

    “¡Hola, vendo estas hermosas chaquetas de cuero!”

    Sin duda Indy es de los personajes del celucloide más carismáticos de las últimas décadas. Yo estoy deseando ver la nueva película, de la que seguro disfrutaré muchísimo.

    Responder a Huinen
  • Panwing
    24/04/2008 | 9:47

    Lamento desilusionarte, pero el volumen 2 de omnibus no sale hasta el 25 de junio. Aqui tienes los datos de dicho volumen: http://www.darkhorse.com/profile/profile.php?sku=15-033

    Gran articulo, como fan de Indy me encanta todos estos temas. Indy es un clasico del celuloide, como indicaba Huinen, pero también de las aventuras gráficas, sin su humor “especial” no serían tan grandes como las recordamos.

    Saludos

    Responder a Panwing
  • Stereofranky
    24/04/2008 | 14:35

    Aguante Indi, uno de los mejores.
    A ver si Ford se avienta con al siguiente, aunque sea con muletas jejeje.

    Responder a Stereofranky
  • Dani
    24/04/2008 | 16:04

    Yo sólo había leído en cómic aventuras del joven Indiana Jones, pero ésto tiene muy buena pinta.

    Responder a Dani
  • Sergo
    24/04/2008 | 20:59

    Indiana Jones, el gran mito para mí de las aventuras 😀 .

    Me gustan bastante sus películas.

    Responder a Sergo
  • El Tipo de la Brocha
    24/04/2008 | 22:39

    A Panwig:

    Vaya, qué pena. Debería haberme molestado en mirar.

    Gracias por el aviso.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Panwing
    26/04/2008 | 12:43

    Por cierto, El Tipo de la Brocha, donde conseguiste el comic? Me interesaría bastante hacerme con uno. Esta en inglés o en castellano?

    Saludos

    Responder a Panwing
  • El Tipo de la Brocha
    26/04/2008 | 13:42

    No lo compré yo, pero supongo que puedes encontrarlo en cualquier librería especializada, es decir, en una tienda de cómics. El tomo está en perfecto castellano.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • NEStástico
    27/02/2009 | 2:06

    Vaya una reedición de las clásicas viñetas je je. no me había dado cuenta de ello será que no ha tenido mucha repercusión

    Responder a NEStástico

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.