Feb
10
2016

El regreso de Bony

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

El regreso de Bony - vuelve Bony

Hace ya un año y pico (en noviembre de 2014) hablábamos de dos de los bollos de la marca Bimbo, que nos acompañaron en nuestras insanas meriendas de juventud. En efecto me estoy refiriendo a este post sobre Bony y Tigretón.

Os voy a contar un secreto. El artículo en realidad fue escrito en 2012, junto con otras reseñas sobre comida y bebida que fueron viendo la luz poco a poco a lo largo del tiempo.

Mientras lo escribía, tanto Bony como Tigretón se vendían de forma habitual en tiendas y supermercados (desde 1966). Sin embargo meses más tarde, en el momento de ir a publicarlo, revisé todo por última vez y me percaté de que Bony había desaparecido de la faz de la tierra.

Después de varias décadas junto a nosotros, su rastro se había perdido misteriosamente. Al parecer Bimbo había decidido retirarlo de las estanterías. La verdad es que la noticia me dio mucha pena (aunque yo siempre he sido más de Tigretón).

La noticia me obligó a modificar el post a última hora para poder ofreceros la información de forma precisa.

Pues bien. Hace un par de días, un lector comentó en esa entrada que acababa de comerse un par de Bonys, así que me puse rápidamente a investigar el tema. Tras un par de rápidas averiguaciones comprobé que efectivamente estaba en lo cierto. Bony había vuelto.

Hicimos una pequeña actualización en la entrada para que quedara constancia del regreso del pastelito, sin embargo este esperado retorno merece tener un artículo propio.

El renacer de un grande

El bollo que hoy nos ocupa dejó de comercializarse aproximadamente a mediados de 2014, dejando un gran vacío en nuestros estómagos y corazones. Sin embargo tan solo un año más tarde, algún directivo de la compañía catalana (posiblemente alguno con los dedos llenos de chocolate) decidió resucitar a nuestro amigo el gorila de ojos estrábicos y sonrisa desencajada.

Aunque la decisión posiblemente ya estaba tomada, decidieron darle publicidad al relanzamiento. Para ello lanzaron una campaña en Twitter enfocada a los fans del producto y realizada por la agencia de reputación online Listenic.

El regreso de Bony - vuelve BonyA través del hashtag #VuelveBony los incondicionales del pastelito debían tuitear las razones por las que Bony debería volver. El plazo para hacerlo, del 8 de julio al 15 de agosto de 2015.

Bimbo se comprometía a relanzar el producto si había suficiente apoyo popular (sin indicar un número concreto de respuestas).

Además, en caso de conseguirlo, sortearían un lote de Bonys entre los participantes, para que pudieran probarlos en exclusiva antes de que salieran al mercado.

Durante los 39 días que duró la promoción se pudieron leer mensajes llenos de recuerdo y nostalgia, acompañados en muchos casos de imágenes antiguas de los bollos.

Según iban pasaban los días la compañía mostraba la progresión del reto expresada en porcentaje y animando a la gente a que siguiera participando.

Hasta que finalmente, y como era previsible, el último día de la campaña, Bimbo anunció que se había cumplido el objetivo, y que por tanto Bony volvería a las estanterías.

El regreso de Bony - reto conseguido

Leyendo las bases del sorteo, podemos ver que con que tan solo 50 usuarios diferentes publicaran un mensaje, el pastelito estaría de vuelta. Una cifra fácilmente alcanzable para una empresa con más de 2.500 seguidores en Twitter y con 300.000 me gusta en Facebook.

Sea como fuere, lo importante es que el bollo ha vuelto y lo ha hecho por todo lo alto, con una nueva imagen, e incluso con un nuevo spot publicitario.

Para esta nueva etapa Bony cuenta con dos mascotas. La primera es el gorila que ya todos conocíamos, pero con un ligero lavado de cara. Tiene los ojos aún más bizcos y la mandíbula más desencajada que antaño.

El regreso de Bony - nuevo Bony

Por otro lado se estrena un chimpancé aficionado al deporte. Vestido de jugador de baloncesto y con cara de no haber ido al baño en una semana, intenta hacer un mate en una canasta imaginaria.

Se ha estrenado incluso una serie de anuncios televisivos, que bajo el eslogan “sistalgia” (que lo definen como lo contrario a la nostalgia) publicitan a Bony y a sus hermanos Tigretón y Pantera Rosa. Se trata de comerciales independientes de 10 segundos cada uno.

Me despido con el spot de Bony, mientras bajo al chino a recordar viejos tiempos.

Fuentes

Bimbo

Etiquetas: ,

Categorías: Comida-Bebida

3 comentarios

  • q256
    11/02/2016 | 22:46

    Yo siempre he sido más de Pantera Rosa, pero me alegro de que ambos bollos sigan existiendo para subir el nivel de colesterol de las generaciones futuras.

    Responder a q256
  • mastercaba
    12/02/2016 | 11:58

    ¡Qué excelente noticia! Quizá esta clase de cosillas delitóxicas sean el último punto de contacto entre nosotros y nuestros nietos (aunque habrá que comprobar que sabe como sabía, que luego uno se lleva cada decepción…).

    Responder a mastercaba
  • Aurelio Baeza
    21/02/2016 | 19:05

    Me encantan los 80 y ver artículos y blogs como este es una pasada (^_^). La noticia es genial, pero falta saber si sabe igual como lo recordamos

    Responder a Aurelio Baeza

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.