Oct
5
2017

Commandos: Behind Enemy Lines

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

En el año 1998, los juegos de tiros no eran ya ninguna novedad (tal y como nos mostró q256 en su fantástica serie sobre idSoftware, el “Doom” había batido récords de ventas años antes). Tampoco los juegos que mezclaban los disparos con la táctica eran algo inédito, ya que ese mismo año se estrenó en PlayStation el maravilloso “Metal Gear Solid”. Aun así, un título consiguió mezclar la estrategia con las balas, introduciéndonos de lleno en la II Guerra Mundial a través de nuestro PC y dando lugar a una de las sagas más reconocibles de finales de siglo. Como habréis imaginado al ver la imagen de aquí al lado, me dispongo a comentar uno de los juegos que marcaron mi infancia y los comienzos de mi adolescencia: “Commandos: Tras las líneas enemigas” (“Commandos: Behind Enemy Lines”).

Breve historia del juego

“Commandos: Behind Enemy Lines” es una creación española, concretamente llevada a cabo por Pyro Studios, aunque fue distribuido por la británica Eidos Interactive. Fue el juego que abrió la saga Commandos y, a mi manera de ver, el mejor de todos ellos con mucha diferencia. Aunque la mecánica de juego era fácil de entender (consistía en pasarse veinte niveles inspirados en momentos concretos de la II Guerra Mundial), lo recuerdo tremendamente complicado (sin caer en los famosos trucos para hacerse inmortal; ya sabéis, “1982Gonzo”). Básicamente, era un juego de estrategia en el que había que pensarse dos veces las cosas si no queríamos levantar la alarma entre los nazis y tener que abortar la misión.

La ambientación era inmejorable: a principios de los años cuarenta, con los nazis campando por Europa y a punto de tomar Inglaterra, un teniente coronel decide crear un equipo especial para pasar al ataque frente a los alemanes. Así nos lo presenta la intro del juego:

El equipo

El equipo estaba compuesto por seis hombres, cada uno especialista en un aspecto decisivo de la batalla. Reconozco que, pese a las muchas horas que le dediqué, jamás me molesté en aprender el nombre de cada uno, bastándome con saber su especialidad; gracias a la Wikipedia, sin embargo, os puedo ofrecer un breve resumen de los personajes y, de paso, os doy mi visión sobre cada uno, ordenados en el sentido de las agujas del reloj según la imagen que tenéis justo aquí debajo (empezando por el de abajo a la izquierda):

Los protagonistas del juego (Fuente: 0`20 magazine)

  • El zapador (Thomas “Fireman” Hancock): este hombrecillo (licenciado en químicas) era absolutamente cortés con las órdenes, nada de respuestas coloquiales. Básicamente era el encargado de colocar explosivos y cepos, por lo que a mí me encantaba: hacía su trabajo discretamente y se largaba sin mancharse las manos. La “pega” es que todas sus armas, dado que eran bombas, hacían mucho ruido, por lo que había que usarlo al final del todo sabiendo muy bien que iba a hacer saltar las alarmas.
  • El conductor (Samuel Brooklyn): fundamental para poder salir pitando al acabar una misión en cualquier medio de locomoción (incluidos tanques, con los que podías disparar). También podía manejar ametralladoras. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurría con el zapador, yo le odiaba mucho por la sencilla razón de que, ante casi cualquier orden, repetía la coletilla “oki doki” con un tonillo que me ponía enfermo. Era también el principal encargado de llevar los botiquines.
  • El boina verde (Jack “Butcher” O’Hara): el líder del grupo y protagonista de la portada del juego. Según Wikipedia medía nada menos que 2,10 metros y fue campeón de boxeo en el ejército entre 1934 y 1937. Condenado por pegar a un oficial, conmutó su condena por la incorporación a este grupo. La verdad es que el tipo molaba, era muy duro, corría rápido (lo cual desentona un poco con su altura, pero bueno) y podía transportar cosas como bidones explosivos o cadáveres. Lo malo es que sólo valía para el combate a corta distancia (pistola y cuchillo eran sus armas esenciales), lo cual a veces era muy desesperante.
  • ¿Veis cómo apunta con la mira el francotirador? Ese nazi es hombre muerto

  • El francotirador (Sir Francis “Duke” T. Woolridge): mi personaje favorito del juego. Este hijo de aristócratas podía cargarse a los nazis desde largas distancias, de manera que rara vez se detectaba su trabajo (salvo que matase a alguien rodeado de otros nazis, claro está). Por algún motivo, la forma en que los diseñadores implementaron en el juego su mira de francotirador me encantaba (podéis verlo en la imagen de al lado para haceros una idea). Ni siquiera que fuera el más débil de todos me molestaba, dado que solía estar bien escondido de los ataques enemigos. La única pega: tenía muy pocas balas (aunque esto fuese un acierto de cara a la dificultad del juego, pues si tuviera balas infinitas no harían falta sus compañeros).
  • El marine (James “Finsff” Blackwood): al parecer, este personaje es un exalcohólico cuya habilidad principal es la de pilotar balsas y pasar desapercibido buceando. Por otra parte, me encantaba que pudiese usar un arpón como arma, ya que era sumamente silenciosa.
  • El espía (René “Frenchy” Duchamp): un francés capaz de robar uniformes alemanes y hacerse pasar por un nazi sin la menor dificultad. Reconozco que usarlo me encantaba y me ponía nervioso a partes iguales: pensaba que en cualquier momento me iban a descubrir y se iba a ir todo al garete. Por otra parte, la inyección letal que podía poner a los enemigos, combinada con la capacidad del boina verde para ocultar los cadáveres, resultaba un arma muy efectiva y discreta.

Cada uno de estos personajes era controlado al hacer click sobre él o sobre su foto en la parte superior izquierda de la pantalla, y disponía de una mochila en la que contaba con elementos propios: dinamita en el caso del zapador, botiquines, la cantidad de balas disponibles… Lo cual daba mayor realismo a la recreación bélica.

Las misiones

Como he dicho antes, el juego se componía de veinte misiones y, con contadas excepciones, en cada una de ellas sólo contábamos con parte del equipo, no con todos (de manera que había que apañarse con lo que se nos proporcionaba). Cada una de dichas misiones venía precedida de un prólogo con fotografías reales y una agradable voz en off que leía un texto sobre la situación real en que se inspira el episodio. A continuación, nuestro jefe, el Coronel Montague Smith (de nuevo, una voz en off que aparecía al comienzo de cada misión) nos indicaba, ya sobre el terreno de juego, qué teníamos que conseguir exactamente: destruir una torre de radio, capturar a un determinado general, rescatar a un compañero, volar una presa por los aires…

Cada misión tenía lugar en una ubicación diferente: Noruega (primeras siete misiones), Norte de África (misiones 8 a 12), Francia (misiones 13 a 15) y Bélgica, Francia y Alemania en las últimas tareas, que acababan finiquitando al Tercer Reich. Al ir avanzando por ellas, ascendíamos en el escalafón, hasta llegar a ser reconocidos generales.

A lo largo de cada misión, lo fundamental era pensar muy bien el mejor medio para alcanzar nuestro fin. Lejos de lo que hoy son los Call of Duty u otros juegos bélicos, aquí valía más usar la cabeza que los gatillos. Teníamos que analizar muy bien los recorridos de las patrullas de vigilancia, estar muy pendiente del arco de visión de cada guardia (delimitado por un triángulo verde), ocultar a nuestros personajes, detectar dónde podíamos conseguir un disfraz para el espía

Así se destruye un edificio nazi (Fuente: kinguin.net)

En el apartado gráfico y sonoro hay que decir que el juego sobresalía. Los escenarios estaban excepcionalmente recreados para la época, los efectos lumínicos (explosiones, etc.) eran más que aceptables y el diseño de los personajes estaba muy bien para las limitaciones técnicas del momento. La única pega, claro está, es que muchos enemigos eran iguales; sin embargo, en los noventa esto estaba muy lejos de ser un problema. Respecto al apartado acústico, su banda sonora, su magnífico doblaje y los efectos de sonido permitían una total inmersión en el juego.

‘Commandos’ después de ‘Commandos’: las secuelas

Respecto a las continuaciones, es cierto que “Commandos: Más allá del deber” fue una digna extensión del primero; de los siguientes, sólo probé el “Commandos Strike Force” y me pareció horrible, ya que era un shooter en primera persona entre malo y muy malo; lo grandioso de la saga estaba en su manejo de la cámara fija, que hacía verdaderamente complejo el cumplimiento de las misiones. Ese fue uno de sus principales (y quizá sutiles) motivos de éxito, muy en la línea de otros juegos de la época como los “Age of Empires”.

Cómo odiaba esta pantalla de carga, ¡no acababa nunca! (Fuente: Youtube)

Tengo que decir que en los últimos tiempos he intentado jugar a este primer juego de la saga y he sido completamente incapaz: hacerlo correr en los Windows actuales es imposible y no he sido capaz de ejecutarlo de ninguna otra manera. Sin embargo, no cejaré en el empeño y agradeceré consejos en los comentarios sobre este asunto. Probablemente cuando lo consiga evitaré algo que me molestaba muchísimo en su momento, supongo que por culpa de la potencia del PC que teníamos en casa: los tiempos de carga. Así eran los noventa.

Para despedirme, os dejo un vídeo con la primera misión completa, que muchos reconoceréis y que muestra muy bien la manera en que el juego se desarrollaba:

Fuentes

Commandos: Behind Enemy Lines (Wikipedia en español)
“Commandos: Behind Enemy Lines Screenshots” en Moby Games
“El videojuego favorito de muchos airsofters” en 0’20 magazine

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: Videojuegos

18 comentarios

  • Glacius
    5/10/2017 | 10:07

    En GOG lo venden para sistemas actuales

    Responder a Glacius
  • Saydon
    5/10/2017 | 10:13

    ¡Qué de horas con este juego! Me encantaba, resultaba muy inmersivo.

    ¿Has probado a usar una máquina virtual para jugarlo? Yo he trasteado con Virtualbox para probar distribuciones de Linux y Windows antiguos, no he probado con juegos pero creo que podría valer. Leí también sobre Workstation, no lo he probado pero parece ser que vienen las máquinas ya creadas, justo el artículo hablaba sobre hacer funcionar juegos antiguos.

    Responder a Saydon
  • DGrumpy
    5/10/2017 | 14:41

    He de decir que yo siempre he sido de videoconsola (Nintendo por supuesto), no obstante jugué a este título y a otros de la época, como Carmageddon en alguna ocasión en el ordenador de un amigo.
    Quizá puedas jugarlo en alguna Raspberry

    Responder a DGrumpy
  • jEsuSdA 8)
    6/10/2017 | 10:31

    Si quieres jugar al Comandos original, lo puedes hacer en linux gracias a Wine. 😉

    Responder a jEsuSdA 8)
  • Álex
    6/10/2017 | 10:51

    Te diré que el segundo (el segundo completo, no la expansión) era técnicamente y a nivel de “gameplay” algo mejor porque podías cambiar el ángulo de la cámara (90 grados cada paso), así que era más realista también. Creo que también actualizaba un alguna habilidad de los personajes. Así que te aconsejo que lo intentes jugar.

    No obstante, como la historia ya la habías contado en el primero, las misiones no son temporalmente lineales y eso le quita encanto.

    El tercero, ese sí, no me gustó nada porque, aunque tenía cosas muy chulas, como que los escenarios se modificaban (por ejemplo, derribabas unas chimeneas, si no recuerdo mal, y era muy espectacular, y seguías jugando), eran partes de acción demasiado trepidante que pervertían un poco el espíritu de juego. Pero lo peor, lo peor de todo es que las habilidades no tenían atajos de teclado. Y eso era imperdonable.

    Responder a Álex
  • ka
    6/10/2017 | 10:51

    yo estoy jugando otra vez, que recuerdos. Lo he comprado en steam y uso w7.

    Si tienes el juego original con número de serie, te lo puedes bajar por Steam y luego metes el número de serie y te válida el juego.

    Me paso con Rome total war, que no conseguí que funcionase en w7 e hice lo que pongo arriba y funcionó el juego.

    Responder a ka
  • txillo
    6/10/2017 | 11:40

    Yo juego a commandos 2 en linux con el emulador de windows “wine”. Supongo que el commandos 1 funcionará igual de bien. Suerte.

    Responder a txillo
  • Pelusso Maldades
    6/10/2017 | 13:27

    Como bien te han dicho puedes comprar el 1 en GoG viene adaptado a sistemas windows actuales.
    Si no, hay una interesante secuela no oficial inspiarada en el comandos original “Shadow tactics, blades of the shogun” es muy recomendable.

    Responder a Pelusso Maldades
  • Curro
    6/10/2017 | 13:40

    También puedes usar una máquina virtual con el sistema operativo que desees. Para un juego tan antiguo el rendimiento debería ser aceptable.

    Responder a Curro
  • LUPS
    6/10/2017 | 15:35

    Como comentan otros compañeros, créate una máquina virtual con un windows xp sp3 (por compatibilidades digo) o un win 7 e instalas esos juegos.

    Mira, uso MAC y me he creado una MV con win 7 con el age of empires 2 HD y expansiones en castellano y… a disfrutar!!

    Responder a LUPS
  • q256
    7/10/2017 | 14:16

    Como bien dice Glacius, no hace falta complicarse la vida, se puede descargar el juego + la expansión (“Commandos: Beyond the Call of Duty”) en Good Old Games por unos 5€, con texto y voces en español. Dicha versión funciona correctamente en ordenadores modernos:

    https://www.gog.com/game/commandos_ammo_pack

    Por alguna razón, da un error de DirectX en Windows 10, pero para arreglarlo, solo hay que cambiar el nombre del ejecutable de “comandos.exe” a “commandos.exe” (con dos m). Parece ser que de esta forma Windows 10 lo “detecta” y carga las librerías de compatibilidad.

    Responder a q256
  • Milly
    7/10/2017 | 16:05

    Un amigo mío tenía este juego en su PC y pasamos unas cuantas tardes jugando con él. Estoy de acuerdo con lo de que, en los noventa, lo de que los enemigos se repitieran no suponía ningún problema.

    Responder a Milly
  • mastercaba
    7/10/2017 | 17:08

    @Glacius, @Saydon, @Me_Feto, @jEsuSdA 8), @ka, @txillo, @Pelusso Maldades, @Curro y @LUPS: muchas gracias, probaré a ver. Aunque la patata de mi PC mezclada con mi inhabilidad puede degenerar en el incendio de mi casa… pero el Commandos bien vale un susto 😛

    Responder a mastercaba
  • esaiz
    8/10/2017 | 12:40

    Anda que no era chungo, tenia algunas pantallas que eran demenciales 😀

    Muy buena saga!

    Responder a esaiz
  • Ulukai
    11/10/2017 | 20:34

    Bua! Ha sido leer este artículo y descargarme la versión de GOG. En su día no pasé de la 9ª misión sin trucos (en el desierto, con el boina verde y el francotirador únicamente). Ahora caerá sí o sí

    Responder a Ulukai
    • q256
      13/10/2017 | 14:58

      Ya somos dos, yo voy por la séptima misión.

    • mastercaba
      14/10/2017 | 14:35

      Al final van a tener que pagarme una comisión…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.