dic
30
2008

He-Man y She-Ra: Especial de Navidad

por

He-Man Especial de Navidad - CarátulaEste año hemos recordado juntos la serie de He-Man, uno de sus “castillos” y también algunos de sus muñecos; pero hasta hoy no habíamos hablado de la joya de la corona: el especial de Navidad de He-Man, un episodio de 40 minutos de duración (el doble de lo habitual), en el que He-Man comparte protagonismo con su hermana She-Ra, y que, además, es ¡el mejor especial navideño de dibujos animados de todos los tiempos! Lo siento si hay algún fan de Charlie Brown en la sala, pero es estrictamente cierto.

Si queréis saber por qué este episodio de “He-Man” marca la diferencia en cuanto a especiales de Navidad se refiere, podéis leer este artículo y guiaros por mis comentarios, o ver el episodio y sacar vuestras propias conclusiones. Mi consejo: no apoyéis la mano en la vitrocerámica cuando esté encendida.

Los Masters del Universo celebran la Navidad

El invierno ha llegado a Eternia, un planeta a años luz de la Tierra en el que la magia, los hombres-cangrejo y las historias con moraleja están a la orden del día. Sin embargo, pese a su gancho con los turistas, hay algo que Eternia nunca ha tenido: Navidad. (Si estabais pensando en pantalones, sentido común, o presupuesto para una animación decente, también habéis acertado.)

He-Man Especial de Navidad - El palacio de Eternos redecorado

¿A qué vienen entonces todos esos adornos que cuelgan de los techos y paredes del palacio real? Pues resulta que va a celebrarse el cumpleaños de los príncipes gemelos Adam y Adora, y los héroes de Eternia y Etheria arriman el codo para que todo esté a punto cuando comience la fiesta. Por si hay algún despistado, aclararé que Adam y Adora son los respectivos álter egos de He-Man y She-Ra. Y si la transformación del primero no engaña a nadie, la de Adora es más flagrante si cabe, porque, cuando invoca el honor de Grayskull, lo único que consigue, aparte de una fuerza prodigiosa, es un vestido mucho más provocativo y que le crezca el pelo.

Por lo demás, viendo este capítulo, comienzo a comprender por qué los niños veíamos “He-Man y los Masters del Universo” y las niñas “She-Ra: La princesa del poder”. En “She-Ra” los personajes tienen nombres como Flutterina y Perfuma, y el único varón del grupo lleva un corazoncito pintado en la armadura. Este tipo, por cierto, se llama Bow, y su primera frase del episodio es: “El tono morado quedaría bien ahí, Peekablue. Pruébalo”. Bien pensado, a lo mejor “She-Ra” tampoco era una serie para niñas.

He-Man Especial de Navidad - Los reyes de Eternia

Mientras los plebeyos decoran el palacio, la reina Marlena explica a su marido, el rey Randor, que todos estos preparativos le recuerdan a una fiesta muy especial que se celebraba en la Tierra: el Zangarrón, quiero decir, la Navidad. Y si no sabíais que la madre de He-Man era paisana nuestra, deberíais haberlo deducido de su falta absoluta de poderes y deformidades.

Si en algún momento habéis pensado “¡Eh! Ya he visto esa imagen antes”, quiero que sepáis que se han escrito ríos de tinta sobre la constante reutilización de secuencias por parte de Filmation. Algunos expertos, como el finlandés Kondrad Hästesko, afirman que toda la serie se rodó con cinco fondos bien dibujados y cuatro minutos de animación barata. Y si bien este episodio es especial, no lo es tanto como para saltarse esa regla de oro, y 1 minuto y 20 segundos es todo lo que tenemos que esperar para aprender el verdadero significado de la expresión “reducción de costes”.

He-Man Especial de Navidad - Saboteando el espía-celeste

Entre tanto, Man-At-Arms, acompañado por el príncipe Adam, termina de poner a punto su último invento: el espía-celeste, un cohete con el que pretenden vigilar a Skeletor “en todo momento”. ¿Voyeurs o defensores del bien? En ocasiones, la línea que separa al uno del otro es muy delgada.

El alegre duendecillo Orko, que se hubiera llamado Gorpo si la letra “G” fuera simétrica (Filmation daba la vuelta a los dibujos cuando quería que un personaje mirara a otro lado), anda husmeando por ahí, y, en cuanto Adam y Man-At-Arms se alejan, comienza a trastear con la máquina, que, naturalmente, despega y vuela fuera de control. ¿Acaso alguien no se lo esperaba después de haber visto a Orko hacer lo mismo con cada invento de Man-At-Arms a lo largo de 136 capítulos?

He-Man Especial de Navidad - El atrapador de Skeletor

Como quiera que el cielo de Eternia es como un pañuelo lleno de mocos, la nave-atrapador de Skeletor se cruza con el espía-celeste. Para que os hagáis a la idea de la clase de zopencos contra los que luchan nuestros héroes, citaré el diálogo que mantiene Skeletor con uno de sus esbirros:

Skeletor: Y esa nave… ¿qué es?
Two-Bad: Es… es un meteorito.

Repasémoslo con atención: Skeletor ve una nave, dice que es una nave y, acto seguido, pregunta qué es. ¿Se ha vuelto filósofo de la noche a la mañana, o sólo gilipollas? Para empeorarlo un poco más, Two-Bad completa el número cómico contradiciendo a su jefe: es un meteorito. Ay… tener dos cabezas para esto.

He-Man Especial de Navidad - Nuestros héroes al rescate

Sea como fuere, Skeletor ordena a sus secuaces que aborden el espía-celeste, porque si no, no serían los malos. Por suerte para Orko, He-Man y She-Ra llegan a tiempo de impedir la captura, y sacan la nave-atrapador de su rumbo. A todo esto, nadie sabe que Orko viaja a bordo del espía-celeste, pero siempre merece la pena jugarse la vida por dos toneladas de chatarra voladora.

Seguido de cerca por He-Man y She-Ra, Orko asciende al espacio, donde, por supuesto, se respira igual que a ras de tierra. Esto es Eternia, que diría Leónidas. El travieso mago lanza un hechizo para detener el espía-celeste, y éste desaparece con un destello ante la atónita mirada de nuestros héroes. Minutos después, la nave se estrella en un planeta muy familiar para todos nosotros: la Tierra. No nos dicen exactamente dónde cae la nave, pero por la cantidad de nieve, debe de ser en los países nórdicos, en Alaska o tal vez en Rascafría.

He-Man Especial de Navidad - Conociendo a los terrícolas

Allí Orko encuentra a dos chiquillos que se habían perdido en el bosque mientras buscaban un árbol de Navidad con sus padres. Los niños se llaman Miguel y Alicia, son hermanos y no parece impresionarles en lo más mínimo estar hablando con una criatura de orejas puntiagudas, desprovista de piernas y que flota en el aire. Es más, cuando Orko sugiere que le acompañen a la nave, los niños no ponen ninguna pega. Haceros a la idea de lo que pasaría si un desconocido les invitase a subir a su coche a cambio de caramelos. ¿Cuál es aquí la moraleja, que si un alienígena os invita a su platillo volante, vayáis con él? Madre mía.

En el interior del espía-celeste, los niños explican a Orko el significado de la Navidad, a lo cual hice oídos sordos porque soy demasiado sensato como para atender a expresiones como “buenas voluntades de los hombres”.

He-Man Especial de Navidad - She-Ra, Mermista y el Monstruo Bestial

Mientras tanto, en Eternia, nuestros héroes llegan a la evidente conclusión de que Orko debía de ir a bordo del espía-celeste, y, gracias a una máquina innecesariamente grande, averiguan que la nave está en la Tierra. Man-At-Arms dice que su rayo transportador puede traer a Orko de vuelta; el único problema es que el aparato funciona con un cristal muy raro que no se encuentra en Eternia. Bien hecho, Man-At-Arms, pero la próxima vez que inventes algo procura que funcione con un combustible que tengas más a mano.

Adora proponer ir a buscar el cristal a Etheria. Al fin y al cabo, nadie piensa que Man-At-Arms sea tan imbécil como para inventar máquinas que funcionan con fuentes de energía imaginarias, ¿verdad? Adora se transforma en She-Ra y vuela a lomos de su unicornio parlante hasta Etheria, donde se reúne con Mermista, una sirena de cabello azulado con unas curvas de escándalo. Mermista explica a She-Ra que el cristal está en un estanque vigilado por el Monstruo Bestial. Vale, no es el nombre más original del mundo, pero cumple su función y, a diferencia de nombres como Cthulhu o Yog-Sothoth, es fácil de pronunciar. Por lo demás, el monstruo no es gran cosa, y She-Ra y Mermista consiguen el cristal sin muchos problemas.

He-Man Especial de Navidad - Los monstroides

Sin embargo, antes de volver a Eternia, She-Ra tropieza con unos colosos robóticos que se hacen llamar a sí mismos monstroides. Los monstroides atrapan a She-Ra en una burbuja de cristal y luego se dirigen a la Central de Monstroides para fraguar sus diabólicos planes y ver una maratón de “Cortocircuito”. She-Ra rompe la burbuja con la fuerza de sus largas y torneadas piernas, y regresa a Eternia con el cristal. Por cierto, las braguitas de She-Ra son blancas, como las de Rosita. (Sumo 10 puntos por la referencia a “Chicho terremoto”.)

Con el cristal en su poder, Man-At-Arms activa el rayo transportador para traer de vuelta a Orko, que, por no dejar a los niños solos, se viene con ellos. Con todo, los chavales parecen más preocupados por perderse la Navidad que por estar en un planeta desconocido rodeados de hombres en taparrabos. Para animarles, la reina Marlena propone celebrar la Navidad al mismo tiempo que el cumpleaños de sus hijos.

He-Man Especial de Navidad - El Primer Hordiano

En otro lugar, un temible gas verde con brazos mecánicos conocido como Primer Hordiano llama a su presencia a Skeletor y a Hordak. La verdad es que no recordaba que estos dos maestros de la maldad respondieran ante un poder superior. Siempre supuse que iban por libre, a lo Sam & Max. Además, menospreciar a los malos resta mérito a las proezas de los buenos. Es como pedir que la gente aplauda cuando los Power Rangers derrotan a las masillas.

El caso es que el Primer Hordiano ordena a sus subalternos que aplasten el espíritu de la Navidad, ya que, por alguna inexplicable razón, el turrón y las tarjetas de felicitaciones son lo único que pueda arruinar sus planes de conquista del Universo. También incita a sus sicarios a competir entre sí para ver quien cumple antes la misión. Para mí que el Primer Hordiano sabe que terminará fracasando haga lo que haga y se consuela con pasar el rato viendo cómo sus lacayos se ponen la zancadilla el uno al otro.

He-Man Especial de Navidad - Villancico y secuestro

Hace un momento quizá os hayáis preguntado cómo diablos hace uno para eliminar el espíritu navideño, pero eso es porque no estáis habituados a una serie de la altura intelectual de “He-Man”. Skeletor y Hordak, en cambio, lo tienen muy claro: hay que secuestrar a los niños terrícolas. Hordak es el primero en hacer de las suyas, aunque no llega lo suficientemente pronto como para evitar que escuchemos la canción navideña más espantosa que he oído nunca, con Bow al laúd, los niños cantando a coro y Orko bailando con ese Furby volador que hace las veces de mascota en “She-Ra”.

Tras abducir a Orko y a los niños con su nave (la llamaré “falocóptero”, por su aspecto), Hordak regresa a Etheria. Puede que Eternia y Etheria sean dos planetas distintos, pero la rapidez con que se mueven los personajes de un sitio a otro me hace pensar que los viajes interplanetarios no son mucho más complejos que mis paseos al supermercado.

He-Man Especial de Navidad - Central monstroide

De camino a la Cueva del Terror, el falocóptero sobrevuela la Central de Monstroides, con la mala fortuna de que uno de los robots captura la nave. Los monstroides dejan marchar a Hordak, pero encierran a Orko y a los niños en una celda. ¿Para qué pueden querer unos robots gigantes a unos críos? No lo sé. Al fin y al cabo, no creo que puedan comérselos.

He-Man Especial de Navidad - Los manchines

Por suerte para nuestros amigos, unas criaturitas llamadas manchines, mitad pitufo, mitad máquina, y que no pegan ni con cola en un episodio de He-Man, los liberan de su prisión. Pero no todo puede ser tan fácil, y pronto son sorprendidos y acorralados por los monstroides, de modo que al final, y para no variar, tienen que ser He-Man y She-Ra quienes salven el día. Total, ¿qué son 500 toneladas de robots asesinos para nuestros héroes? En pocos minutos, los súpergemelos extinguen la raza de los monstroides de la faz de Etheria en nombre del bien y de la justicia.

A pesar de ello, aún es demasiado pronto para cantar victoria. Skeletor, que pasaba casualmente por allí en su moto voladora, aprovecha la confusión y secuestra a los niños, que, además, ahora llevan consigo a un perrito manchín. Lo siento, Orko, pero hay una nueva mascota en la ciudad y es más mona que tú.

He-Man Especial de Navidad - Moto voladora tocada y hundida

Hordak, al que aún le queda cuerda para rato, llega en una nueva y flamante nave al lugar de los hechos, y derriba con sus láser la moto de Skeletor, obligándole a realizar un aterrizaje forzoso sobre un glaciar. Esto, sin embargo, no detiene al viejo cara de hueso, que está dispuesto a llevar a los niños hasta el Primer Hordiano aunque tenga que ir a pata. Hay que reconocer que Skeletor los tiene bien puestos, porque la última vez que vimos al Primer Hordiano viajaba por el espacio a bordo de un meteorito a 70.000 km/h.

He-Man Especial de Navidad - Los efectos del espíritu navideño

Lamentablemente, los niños tienen mucho frío y no pueden caminar. También insisten en llamar a Skeletor “señor” y en rogarle que sea bueno, porque es Navidad, la estación del amor, la alegría y la bondad. Cuando todos pensábamos que Skeletor iba a vomitar del asco o a comerse al perrito para demostrar lo malo que es, ocurre algo inesperado. Aunque el Señor de la Destrucción sigue despotricando y amenazando en vano como de costumbre, utiliza su magia para crear de la nada ropa de abrigo para los niños. Y ahí no acaba la cosa. Skeletor también se apiada del cachorro y carga con él durante todo el camino. ¡Es el milagro navideño!

He-Man Especial de Navidad - La última batalla por la Navidad

En contra de lo que yo pensaba, al final resulta que el plan de Skeletor no era llevar a los niños hasta el Primer Hordiano caminando, sino reunirse con él en uno de los muchos parajes desoladores de Eternia. Supondremos que han quedado allí por SMS. Mientras el Primer Hordiano desciende en su nave para llevarse a los críos con el típico UFO catcher, He-Man y She-Ra llegan a la improvisada pista de aterrizaje dispuestos a salvar el día otra vez (se ve que les desgrava o algo así). Para no ser menos, Hordak se presenta al mando de su ejército de robots. ¿Qué clase de batalla nos espera?

Skeletor dispara un haz de luz contra Hordak, que, haciendo gala de sus poderes mágicos, transforma su brazo en un escudo y refleja el ataque contra Skeletor, a quien le da un tabardillo. Con su ex alumno fuera de combate, Hordak envía a sus tropas contra He-Man y She-Ra, y aunque todos sabemos que es poco probable que nuestros heroicos amigos se despeinen luchando contra unos enemigos que casi se desmontan solos, al menos estarán ocupados mientras la nave del Primer Hordiano captura a los niños.

He-Man Especial de Navidad - Un aliado inesperado

La cosa pinta muy mal, y parece que Miguel y Alicia jamás celebrarán otra Navidad. ¿O sí? Los lametones del perrito manchín despiertan a Skeletor, y el mayor enemigo de Eternia, imbuido por el espíritu navideño y jugándose su promoción de este año, derriba la nave del Primer Hordiano con su báculo mágico. He-Man y She-Ra, que ya se han desecho de los robots de Hordak, completan el trabajo levantando la nave del Primer Hordiano sobre sus cabezas y devolviéndola al espacio con la facilidad con la que yo arrojo un moco al techo.

Hordak huye para perder otro día, y los niños corren a abrazar a su insospechado salvador, que se cubre avergonzado la cara. Tranquilo, Skeletor, la Navidad sólo se celebra una vez al año, y, además, quizá aún estés a tiempo de llegar al Castillo de la Serpiente para esperar a Evil-Lyn bajo el muérdago.

He-Man Especial de Navidad - La Navidad llega a Eternia

En el palacio real, todos se reúnen para celebrar la Navidad y el cumpleaños de los gemelos. El príncipe Adam, disfrazado de Papá Noel para la ocasión, regala unos cinturones antigravedad a los niños. Seguro que para Reyes ya se han descalabrado, pero se les ve tan felices con sus juguetes nuevos… Man-At-Arms devuelve a los niños a casa con uno de sus inventos antes de la hora de la cena, y Orko nos desea una feliz Navidad a todos.

Veredicto

Este episodio me recuerda una época en la que podía pasarme toda la tarde viendo dibujos animados, y no sentirme mal después. Por aquel entonces mi mayor preocupación consistía en que Correos no la pifiase con mi carta a Papá Noel, y la única razón para levantarme temprano era abrir los regalos que me esperaban bajo el árbol.

Sí, eran unos tiempos de alegría e ilusión, y esta cinta me ha ayudado a revivirlos, aunque supongo que la calefacción y la copita de bourbon también han puesto su granito de arena.

ion litio os desea unas felices fiestas. Au revoir!

Fuentes

“A Christmas Special” en IMDb

También en ion litio…

Las aventuras de Sonic el erizo
BraveStarr
He-Man y los Amos del Universo

Sobre El Tipo de la Brocha:

Aunque mi verdadero nombre no se puede leer sin perder la cordura, por aquí se me conoce como el Tipo de la Brocha.

Durante el día trabajo en una oficina, y por la noche... también. El poco tiempo libre que tengo lo dedico a celebrar bacanales decadentes con grandes ollas de queso fundido y a enseñar a escribir a los monos. En realidad, todos los artículos que he publicado en este blog los han escrito ellos, así que si no os gustan, ya sabéis a quién dirigir vuestras quejas.

Ver más artículos de El Tipo de la Brocha

22 comentarios

  1. Enterito, me lo he leido enterito…

    Madre mía, lo que me he identificado con el último párrafo je je je

    Saludos y Feliz Navidad terrícolas XDD

    Responder
  2. Dani

    Completamente de acuerdo en tu veredicto, hace que recuerdes “epocas más sencillas”:D

    Gran análisis del capítulo por cierto, me he partido unas cuantas veces xDDDDD

    Responder
  3. xD Estoy de acuerdo. ¡Qué tiempos aquellos!
    Un Saludete

    Responder
  4. Buenísimo el artículo… que tiempos aquellos! Mis padres compraron una perrita y le pusimos Shera de nombre, en honor a la señorita de Heman.

    Responder
  5. Es el mejor especial de todos los tiempos!!

    A ver si lo consigo encontrar y verlo de nuevo

    Responder
  6. Hollister

    Si en lugar de monstroides hubiesen sido Decepticons habría molado más…

    Responder
  7. Kristo

    Muy buena la reseña, me han entrado ganas de desempolvar mis viejas cintas vhs con capítulos de heman! Pero digo yo, ¿por qué los especiales navideños tienen que ser tan jodidamente malos?

    Responder
  8. jhuesos

    Me he reido mucho leyendo el post. A mi tambien me ha recordado buenos momentos.

    Muchas felicidades a todos!

    Responder
  9. drugo

    Que articulo mas largo. Os habeis planteado cobrar para ver la pagina o q?

    Responder
  10. Repelüs

    Genial artículo (tronchante y nostálgico a partes iguales, no esperaba menos).

    Suscribo la conclusión, ains…

    Responder
  11. Y tanta ilusión… como que incluso esperábamos expectantes este ‘Especial de Navidad’… :D

    Responder
  12. Ignacio

    jajajaj…..brocha tus chistes son los mejores XD

    Responder
  13. idlos

    Vaya! muy bueno, como me he reido.

    Responder
  14. jeje, buenisimo!! Por el porder de greyskull, yo tengo el poder!!

    Responder
  15. Gran post. Menuda frikada. ¿Hay alguna serie que no tenga un especial de navidad? A estas alturas, creo que no.

    P.D.: ¿Star Trek tiene? Seguro…

    Responder
  16. Puuuuuuf lo desconocia…creo no se,vagas imagenes invaden mi mente…sera nostalgia…sera la navidad…el ponche tal vez…
    Muy currado si señor…me habeis jodio el argumento por si keria verla pero muy bueno jajajaja

    Responder
  17. thx1139

    Joder… no entiendo cómo es que Adam se disfraza de papa noel con barbas y gorrita y nadie se traga el cuento, pero cuando se convierte en he-man, estos gilipollas no se enteran que ambos son el mismo zopenco.

    Responder
  18. Pablo

    Hey! me he topado con un articulo sospechosamente similar al tuyo en una página americana, con las mismas imágenes aqui colgadas. Acaso la popularidad de esta página ha traspasado las fronteras idiomáticas o has tomado prestada la idea de ahí?
    http://www.i-mockery.com/minimocks/he-man-she-ra-christmas/

    Responder
  19. Sin duda, Pablo, el parecido entre los artículos es sorprendente, no tanto por las imágenes (que no son las mismas, porque las capturas las hice yo solito con mi AVS DVD Player, aunque algunas sean prácticamente iguales debido a lo llamativo de algunas escenas), sino por los, llamémoslos así, “chascarrillos”.

    En tu caso, yo también sospecharía de plagio, claro está; pero, por tranquilizar a los lectores, el propio Rafa puede deciros en qué fecha subí el artículo a ion litio. Y para ahorrar tiempo, os lo digo yo: fue el 6 de diciembre. De hecho, el artículo lo escribí a finales de noviembre, no mucho después de que pusieran a la venta el DVD, y, por lo tanto, antes de que se publicara el artículo que has enlazado.

    Por otro lado, si vieras este especial, Pablo, comprenderías que algunos chistes son bastante evidentes, por lo que no es raro que a dos o más personas se les ocurra lo mismo al ver determinadas escenas (sería el caso, por ejemplo, de los nombres de los personajes de She-Ra o del “falocóptero”). Es como si sale un chino en una peli: todo el mundo se espera que sepa kung-fu. Nada es original.

    Responder
  20. Los Masters del Universo celebran la Navidad – He-Man y She-Ra: Especial de Navidad…

    [c&p] Si queréis saber por qué este episodio de “He-Man” marca la diferencia en cuanto a especiales de Navidad se refiere, podéis leer este artículo y guiaros por mis comentarios, o ver el episodio y sacar vuestras propias conclusiones. El…

    Responder
  21. Anonimatus

    En realidad el perrito quería comerse la cara de hueso de Skeletor, de ahí que le diese tantos lametones.

    Responder
  22. Shika

    Precisamente estas navidades, The Nostalgia Critic analizó este especial de He-Man

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.