Oct
23
2008

‘Spore’, la evolución según Will Wright

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Spore - CaratulaEstas navidades nos llegan una enorme cantidad de juegos para todas las plataformas, sobre todo para consolas, así que como siempre me he considerado un «PC Gamer», y tengo miedo de que algunos juegos como este queden eclipsados, hoy vamos a dar un repaso a uno de los grandes del año.

Con un poco de retraso sobre su fecha de salida, después de dos parches y mucha polémica vuelvo a colaborar en ion litio para traeros el análisis de «Spore».

Lo pudimos ver por primera vez en la GDC del año 2005, fue presentado oficialmente en el E3 2005 y por fin desde hace un mes lo podemos disfrutar en casa. La última obra del genio Will Wright ya está aquí y me dispongo a contaros mis impresiones sobre uno de los lanzamientos más esperados de la última década.

¡Evolución!

El Creador

Para algunos Will Wright no es más que un «sacacuartos» que crea juegos para niñas de 9 años. Pero para muchos de nosotros es un autentico genio cuyos juegos nos han acompañado desde que empezamos en esto de los ordenadores, si bien la «lacra» de las mil expansiones para «Los Sims» y «Los Sims 2» y las 2 expansiones ya preparadas para «Spore» dan algo de razón a la gente que opina lo primero de él, aunque sea más bien debido a decisiones (totalmente acertadas desde un punto de vista económico) de Electronic Arts.

Spore - Will Wright

Sin extenderme mucho sobre la vida de Will Wright, sólo comentar que es el co-fundador de la empresa Maxis junto a Jeff Braun. Dicha empresa vio la luz en 1987 y fue creada para la publicación del segundo juego de Will Wright: «SimCity». Después llegarían «SimCity 2000», «SimEarth», «SimLife», «SimCopter» y «SimAnt», todos ellos diseñados por Will Wright, y otros cuantos más «Sim’s» bajo el sello Maxis, pero sin ser diseñados en persona por él (a pesar de eso, juegos como «SimTower» o «SimFarm» se encuentran entre mis favoritos, quien iba a pensar que hacer plantaciones de fresas y fumigarlas iba a ser tan adictivo).

La compañia

Todos estos experimentos en diversos géneros no trajeron el éxito esperado a Maxis, que se encontró cada vez en una peor situación económica, hasta su adquisición en 1997 por el gigante EA (las palabras «gigante» y «EA» siempre van juntas, igual que «Rey» y «campechano» como bien decía Joaquín Reyes), que acababa de hacerse también con otras compañías como «Origin Systems» o «Westwood Studios» las cuales acabaron teniendo peor suerte que la compañía de los «Sims», que al menos conservó gran parte de la plantilla e identidad propia tras la absorción.

Spore - Intro

En el año 2000 llegaría el mayor éxito de la historia de Will Wright, de Maxis, de EA, y de todas las compañías de videojuegos. Obviamente estamos hablando de «Los Sims», acompañado por sus 7 expansiones, ha sido el último juego de Will Wright hasta la llegada de «Spore», ya que «Los Sims 2» y «Los Sims 3» no tienen nada que ver con él. De hecho a lo largo de las expansiones de «Los Sims 2» incluso el logo de Maxis ha ido desapareciendo poco a poco de las cajas, vídeos de introducción e incluso diseño de menús dentro del juego, lo último que se sabe del logo de Maxis es que un agujero negro creado por el logo de EA se lo traga en la introducción de «Spore»… simple coincidencia, supongo.

La polémica

Y es aquí donde llegamos al presente, después de casi ocho años de desarrollo lo tengo entre mis manos, bueno, más bien entre las manos del DRM y de lo que EA me permita hacer con su instalación, o con la cuenta que he creado en el juego nada más empezar.

No haré mucho hincapié en este tema, tenéis muchos artículos en VidaExtra sobe la polémica del DRM y «Spore», solo quiero comentar que estas practicas anti-piratería solo fastidian e irritan a los que compramos juegos originales, a los piratas les da exactamente igual, ya que no las sufren. Y esto es una crítica tanto a EA, como a T2 o Activision (por citar 3 compañías de entre todas), así no vamos a ningún lado chicos.

Dicho esto, pongámonos manos a la obra.

El juego

Definir «Spore» no es sencillo, pero se puede decir que es un juego donde, partiendo del diseño de un organismo uni-celular, vamos atravesando diferentes etapas de la evolución de nuestra criatura, y donde todo lo que hagamos tendrá consecuencias en las etapas siguientes. Podremos añadir un número (limitado) de extremidades o apéndices, dotando a nuestras creaciones de diferentes características como si se tratase de un juego de rol: velocidad, salto, ataque, salud… y a su vez algunas de estas partes nos otorgarán varias habilidades, como mordisco, embestida, baile o canto, entre otras.

Spore - Menu

Todo esto básicamente deriva en tres caminos a lo largo de nuestra evolución, empezando por elegir si somos herbívoros, carnívoros u omnívoros, y más tarde eligiendo si seremos una raza con una posición diplomática, neutral, o al estilo John McCain. Todos estos rasgos se definirán dependiendo de si establecemos amistades con otras razas o si nos apetece más bien atacar a todo lo que se mueve. Al contrario que otros juegos de Will Wright, «Spore» si tiene un final (que no desvelaré), aunque podremos continuar la partida indefinidamente sin problemas si así lo deseamos.

A la hora de empezar una nueva partida deberemos elegir un planeta dentro de un sistema solar, el menú del juego es simple pero muy cuidado, el cuál además podremos rotar para observar el universo desde el ángulo que queramos. Pincharemos en el planeta que deseemos, le daremos un nombre y se nos otorgará un pequeño organismo uni-celular aleatorio que servirá como base a nuestra criatura.

«Spore» es un juego multi-género, no se centra en un solo estilo de juego, si no que es una mezcla de varios. Como ya sabréis, en Spore aparecen varias etapas (llamadas «estadios» en la traducción española), las cuales detallaré ahora brevemente:

  • Fase Celular: En esta etapa nuestra misión será alimentarnos como célula y procurar no servir de alimento a las demás especies con las que compartimos charca. La mecánica de este juego es muy similar a «flOw», tanto en manejo como en objetivos, simplemente elegiremos que tipo de alimentación vamos a tener colocando una boca apta para su ingesta, y nos dedicaremos a comer carne (y otras células cuando seamos más grandes), plancton o ambas cosas si hemos optado por ser omnívoros.

    Spore - Célula

    Esta etapa es corta, en 30 minutos se puede finalizar completamente, pero aun así es una buena muestra de cómo serán las cosas en «Spore» a lo largo del juego.

  • Fase de Criatura: Una vez hayamos pasado por unas cuantas pequeñas evoluciones y tras la introducción de apéndices para defendernos, atacar o movernos más rápido, se nos dará la oportunidad de poder añadir piernas y brazos a nuestra criatura, para luego observar como nuestros adorables bichitos salen del agua y se adentran en la inmensidad del planeta. Una vez aquí, tendremos nuestro nido, con varias criaturas de nuestra misma especie, y donde una de ellas hará de «criatura alfa», con la cual tendremos que tratar cada vez que queramos volver al editor de criaturas para añadir partes con los puntos de experiencia que vayamos ganando.

    Esta etapa es simple pero bastante más larga en duración, sobre todo si queremos buscar todas las partes que se pueden añadir a nuestras criaturas, ya que en un principio contamos con sólo un pequeña número de ellas, y las demás deberemos encontrarlas por el mapeado. Nuestro objetivo es muy simple: ahora que estamos en tierra, tenemos un pequeño cerebro, y nuestro objetivo es aumentarlo, para ello habrá que hacer amistad o derrotar a otras razas, usando las habilidades que nos otorgan las partes que hemos ido añadiendo a lo largo del juego.

    Aquí podemos ver como las primeras consecuencias de nuestra elección en alimentación aparecen. Si hemos elegido ser herbívoros no tendremos problema en alimentarnos de los árboles, pero si somos carnívoros tendremos que atacar y matar a otros animales cuando necesitemos alimento, lo que obviamente nos definirá como una raza algo más agresiva en un futuro que las demás. De todas formas el juego no penaliza ninguna acción, no es ni peor ni mejor ser de una forma u otra, simplemente es diferente.

  • Fase de Tribu: Aquí el juego empieza a brillar más, una vez tenemos un cerebro lo suficientemente grande nuestras criaturas evolucionarán desde su nido y nos encontraremos con una pequeña tienda que será nuestro centro de mando, y lo llamo así ya que ahora el juego se transforma en un juego de estrategia (muy básico, eso si). Los fundamentos de esta etapa son sencillos, nuestra criatura portará ahora elementos como máscaras o símbolos, que le otorgarán características de combate (en mi caso) o de diplomacia.

    Spore - Epoca Tribal

    Tendremos que construir edificios para desarrollar nuevos poderes de ataque o nuevas maneras de hacer amistades, así como crear más unidades para que se dediquen a cazar otras especies (nuestras antiguas compañeras en la fase anterior que no han evolucionado) para que nos sirvan de alimento.

    Los objetivos de esta fase son también muy claros, ser la tribu suprema del planeta. Yo, en mi escalada hacia el poder, decidí destruir todas las demás, lo que me valió un bonito tótem en mi pueblo con los escudos de todos los pueblos conquistados.

  • Fase de Civilización: Esto se pone cada vez más interesante. Nada más empezar deberemos construir nuestro ayuntamiento y un vehículo. Nuestro editor se transforma en una herramienta espectacular, con cientos de partes y texturas para que hagamos lo que se nos pase por la cabeza (sólo hay que ver a ese coreano que ha creado las unidades de «Starcraft»). Ahora estamos en una etapa al estilo «Civilization» (una vez más, muy limitado), donde nuestra meta principal será el ser los primeros en construir un vehículo espacial.

    Para ello lo primero será buscar los recursos necesarios para construir nuestra ciudad, en la cual hay espacios reservados y limitados para crear el resto de edificios. Tenemos que tener cuidado en mantener a nuestra ciudad feliz, ya que pueden acabar rebelándose contra nosotros, y tenemos que tener también en cuenta que la evolución en esta fase depende de la conquista de otras ciudades, para así poder desbloquear la opción de crear vehículos aéreos o acuáticos.

    En esta fase podremos tomar más decisiones sobre como seguir nuestra vida, podremos directamente atacar las ciudades con las armas que hayamos equipado en nuestro vehículo, intentar establecer rutas comerciales con ellas para tener más influencia y dinero y acabar comprándola, o conquistarlas por medio de influencias religiosas. Una vez hayamos conseguido nuestro objetivo tendremos la capacidad de construir una nave espacial.

  • Fase Espacial: Las posibilidades se disparan en esta última etapa de nuestro viaje. La maravillosa visión del universo, con todos sus planetas, estrellas y astros, o la posibilidad de hacer zoom desde el tamaño de un árbol hasta ver varias galaxias en pantalla hace que todo el viaje hasta aquí merezca la pena. Es simplemente espectacular.

    Nuestro objetivo en esta etapa es la conquista del universo. Para ello tendremos que llegar al centro del mismo y… hasta aquí puedo leer. Esta etapa del juego es sin duda la más satisfactoria con diferencia, y donde de un plumazo se elimina esa sensación de «este juego es demasiado fácil, simple o repetitivo» que he pasado muchas veces a lo largo de las fases anteriores.

    Spore - Galaxia

    Aquí tendremos que visitar otros planetas, si están habitados intentar colonizarlos por algún medio para conseguir recursos. Por contra, si son inhabitables existe la posibilidad (espectacular) de terra-formarlos. Podremos comprar galaxias, realizar distintas misiones que nuestro pueblo nos pida, como abducir otras razas primitivas para su estudio, o simplemente aniquilar una civilización hostil.

Mérito Técnico

A nivel de usuario resulta increíble la evolución que va teniendo el juego según vas pasando horas y horas con el, y la cantidad de opciones que nos da el tener un editor con tanta flexibilidad. Pero si lo miramos desde un punto de vista más técnico no podemos dejar de quitarnos el sombrero ante el equipo de programadores detrás de esta maravilla. Hay que tener en cuenta que cualquier criatura que uno crea está animada de manera procedural, es decir, que no hay rutinas pre-programadas, todas las animaciones, gestos o manera de ser de cada ser se generan según nuestras decisiones a la hora de crearlos, y aunque supongo que en ocasiones habrá fallos, aun no los he experimentado en mi partida.

Más espectacular aún es pensar que este juego es único en cada partida. Cada planeta de cada sistema, cada raza, cada localización, cada árbol y cada planta, cada vehículo y edificio es aleatorio y animado proceduralmente. De hecho hasta la música se genera en función de las partes y características de cada criatura, lo cual simplemente es para quitarse el sombrero, teniendo en cuenta además que este juego se puede ejecutar en casi cualquier equipo gracias a su enorme flexibilidad en el apartado de configuración gráfica.

Sporepedia

Otro gran aspecto de este juego es la integración de la «Sporepedia», lo que es por así decirlo, la primera gran integración de la Web 2.0 en un videojuego, incluyendo una cuenta de YouTube (la nuestra personal), en la cual se podrán subir vídeos directamente creados desde el juego.

Comentaba al principio del análisis que al arrancar el juego lo primero que debemos hacer es crearnos una cuenta de «Spore», en la cual se colocará y se llevará un registro de todo lo que hacemos en nuestro juego. Cualquier criatura, vehículo o edificio que hagamos se guardará en ella y se enviará a través de Internet a jugadores de «Spore» de todo el mundo para que pueblen sus planetas.

Spore - Sporepedia

Además, podremos comprobar como les va a nuestras creaciones en otros universos paralelos, para comprobar que usuario se hace amigo de ella o quien la extingue. Asimismo, todo lo que veremos en nuestros planetas no son más que las creaciones de los jugadores de todo el mundo (incluyendo las criaturas diseñadas por la propia Maxis). De hecho en mi primera partida mis vecinos en la segunda etapa del juego estaban creados por algún usuario de NeoGAF.

Conclusión

En resumen, «Spore» es un gran juego, si bien peca de ser simple y monótono en algunas partes del mismo. También se le puede achacar la eliminación de algunas etapas desde aquella primera demostración en 2005, o que la dirección artística cambiase a lo largo de estos años desde un aspecto más serio a algo basado en el estilo de «Los Sims 2», sobre todo visible en los editores de criaturas o en los aspectos simpáticos de las mismas, ya que por más que nos empeñemos en ponerle dientes y cuernos, no dejan de parecer criaturas de cómic con aspecto tontorrón.

Spore - CuelebreAún así, es una compra totalmente recomendada, aunque quizás no sea un juego para todo el mundo, «Spore» es un juego para el que le guste crear y ver evolucionar su universo. Si vuestro objetivo es comprarlo para acabarlo rápido os decepcionará, ya que se puede hacer muy corto y fácil. Aún así, es un juego único.

Por cierto, si algún día veis deambular al simpático ser de la derecha por vuestro planeta, comentadlo por aquí si podéis, y no seáis duros con el.

Etiquetas: ,

Categorías: Análisis, Videojuegos

14 comentarios

  • drugo
    23/10/2008 | 7:47

    He jugado al de DS y no me gusto. Igual es pq en DS le falta materia.

    Responder a drugo
  • RaveN
    23/10/2008 | 8:39

    Me ha encantado el artículo. Sólo probé el juego para ver cómo era y lo he revivido al completo.

    Responder a RaveN
  • Flapy in Japan
    23/10/2008 | 10:11

    No he probado el juego, ni creo que me anime, pero me ha encantado el artículo. León, eres un crack !!

    Responder a Flapy in Japan
  • Lordvader
    23/10/2008 | 12:10

    No lo he probado y mira que le tengo ganas, lo que me falta es tiempo… 🙁

    Responder a Lordvader
  • Retroyonki
    23/10/2008 | 12:12

    No me suelen gustar este tipo de juegos, así que ni lo probaré. Pero el análisis te produce un poco de curiosidad.

    Responder a Retroyonki
  • Dani
    23/10/2008 | 13:24

    No te prodigas mucho, León, pero gran post.
    A mí me gustaba mucho el Sim City y el Sim Ant. Los tenía en mi Mac LC del año de la tos pero, desde entonces, sólo he jugado a Los Sims original, sin expansiones ni leches.
    Supongo que Spore es un paso más y tiene buena pinta aunque a veces me parezca que lo mejor que tiene es el editor porque parece que no profundiza demasiado en cada tipo de juego, haciéndose corto. Hablo según lo que he visto, leído y oído. El caso es que, aún así, no tiene nada mala pinta, aunque si pretenden que pase de ahí a las expansiones, van jodidos.

    Responder a Dani
  • Edgar
    23/10/2008 | 20:53

    la verdad esque no me terminaba de convencer este juego hasta que lei tu articulo, y esque deberas me dejo picado con las ganas de jugarlo 😀

    jaja por cierto tu criatura esta genial xD

    Responder a Edgar
  • Lobacho
    23/10/2008 | 22:07

    Es Muy buen juego,pero segun avanzas se hace pesado y echas de menos un poco mas de estrategia o algo mas de desarrollo de los personajes,al menos en cuanto a sociedad o desarrollo tecnologico.tienes 1 nave,1 barco y un coche….algo mas plis ^^ y ya cuando llegas al espacio…que pesaaao cuando empiezan a atacarte sin parar….ya se hace eterno,aunque entretiene.
    Es un gran juego,pero falta pulir algunos aspecto para los jugones mas exigentes.

    Responder a Lobacho
  • Nebulosa
    24/10/2008 | 16:23

    Es una maravilla de juego 🙂 Yo llegué ayer a la fase espacial, ¡¡Parece que no se va a acabar nunca!! son tantas cosas por explorar y tantas misiones… Las posibilidades para crear al espécimen y sus vehículos y edificios son infinitas, es entretenido por los cuatro costados. Y lo de desarrollar la «personalidad» de tu especie a partir de tus decisiones es la bomba (la mia es herbívora, social, amistosa, religiosa y chamán :P).¡¡¡A ver si veo a tus bichillos por el universo!!!

    Responder a Nebulosa
  • dani
    24/10/2008 | 20:34

    La fase de la celula y del bicho bien, entretenidas, quizas mas la de la celula.
    Eso si despues es el mayor coñazo del mundo, repetitivo y monotono es poco, ademas de limitado y aburrido.
    Menos mal que no lo compre, sino solo lo probe…xDDDD
    Esos 40,50 o 60€ mejor ahorrarlos en algo mas productivo;)

    Responder a dani
  • NepT1
    25/10/2008 | 9:36

    Lo e jugado pero enseguida me aburre…

    Responder a NepT1
  • SuperLopez
    25/10/2008 | 14:01

    Al que lo jugó en DS le digo que ese juego no es el mismo que hay en Pc, al igual que el del iphone.

    en el de DS la criatura no juega en la forma celular y en el de iphone sólo juega esa parte.

    Saludos.

    Responder a SuperLopez
  • MiTH
    29/10/2008 | 0:06

    Simcity era una maravilla. SPORE es simplemente un juego para niños de 8 años. Aburrido y simplón.

    Responder a MiTH
  • Ignacio
    31/10/2008 | 0:24

    Mmmm….tal vez lo pruebe

    Responder a Ignacio

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.