Jul
30
2007

SimCity DS

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

SimCity DS - CarátulaDurante la última semana he estado probando a fondo uno de los lanzamientos que más ganas tenía de catar en Nintendo DS. El juego que inició toda una saga de simuladores de construcción. Estoy hablando, ni más ni menos, que del único e inimitable «SimCity», en su última versión para la portátil de Nintendo.

Nada más encender la consola me invadió una agradable sensación de nostalgia. Y es que mientras en la pantalla superior aparece el logotipo de «SimCity DS», en la inferior vemos una panorámica de la ciudad, con gráficos al más puro estilo de «SimCity 2000», juego que fue, para mi, la culminación de una saga. No en vano se encuentra en la lista de mis videojuegos favoritos.

De modo que, stylus en mano, me dispongo a desgranar para vosotros las sensaciones que, como fan acérrimo de la saga, me transmitió este juego. Preparad la excavadora, que comenzamos.

Primeros pasos

Nada más empezar aparecerá en pantalla Julie McSim, que se presenta como nuestra «asesora» a lo largo de la partida. Esto si que es una novedad. Por lo general, no me suele gustar tener a ayudantes pesados dándome instrucciones durante la partida. Bastane he soportado todos estos años soportando al clip del Word, hasta que finalmente lo eliminaron en la versión de 2007.

En fin, volviendo a la partida, Julie nos hará unas cuantas preguntas sobre nuestra personalidad para elegir a nuestro asesor ideal y, por último, nos pedirá que firmemos un formulario (cosa que haremos con el stylus), acción que terminará de crear nuestro perfil.

SimCity DS - ComenzandoActo seguido aparece el menú principal. Como el tutorial es para cobardes y las demás opciones («museo», «correos», etc…) no me llaman la atención, voy directamente a lo que me interesa: «Construir ciudad». Elijo un nombre cualquier, como por ejemplo… ion litio… ¡vaya, no me cabe! ¿a quién se le ha ocurrido limitar el campo a siete caracteres?.

Una vez realizados todos los trámites, llega el momento de elegir el emplazamiento de la ciudad. En la pantalla veremos una cuadrícula parcelada de 5×5 en la que debemos elegir donde queremos construir nuestra ciudad. Como está surcado por ríos, el emplazamiento que elijamos determinará si construir una ciudad costera, fluvial, o de interior. Además, nuestra elección determinará la cantidad de fondos que se nos proporcionan para iniciar la ciudad.

En esta parte del juego echo mucho de menos el fantástico editor de terrenos de SimCity 2000, que nos permitía construir una geografá a nuestro antojo. Además, y esto es un handicap importante, en Simcity DS el terreno es plano, no existen elevaciones ni desniveles, lo que resta algo de atractivo (y de dificultad) al proceso urbanístico.

Tras elegir el emplazamiento, mi asistente comienza a darme la lata diciéndome que tengo que colocar una central de energía, carreteras, tendido eléctrico, y zonas residenciales, comerciales e industriales. Nos describirá todo lo que una buena ciudad necesita: suministro de agua, cuarteles de policía y bomberos correctamente ubicados… si habéis jugado a cualquier SimCity, ya sabéis como va el tema. Una novedad de esta entrega (respecto a «SimCity 2000») es que a las afueras de nuestra ciudad se situará un basurero, en el que se acumulará toda la basura que generen nuestros habitantes. Más adelante podremos evitar este desagradable fenómenos construyendo plantas de reciclaje.

Pero dejemos esto por ahora. Ha llegado el momento de ponerse manos a la obra.

El asistente

SimCity DS - Will WrightSiguiendo un poco la tónica de «llevar de la mano» a los jugadores, la versión para Nintendo DS de SimCity cuenta con un asistente, que aparecerá en la parte inferior derecha de la pantalla, y tiene por objetivo aconsejarnos sobre cada uno de nuestros pasos.

Tras un rato construyendo, y harto de oir sus comentarios sobre cada uno de mis movimientos (es tan molesto que a veces me recuerda al clip del Word), busco alguna opción para desactivarlo. Desgraciadamente, no la encuentro. ¿Por qué narices han tenido que incluir a un asistente? Me saca de quicio la manía de dar tantas ayudas en los juegos modernos. Al principio es útil, pero a los 20 minutos, se hace insoportable su presencia. Por suerte, a la hora de juego, comienzas a ignorarle por completo, aunque todavía interrumpirá la partida de vez en cuando, con avisos de todo tipo.

Sin embargo, la existencia del asistente cuenta con una motivación muy positiva: si jugamos lo bastante bien, antes o después conseguiremos que nuestro asistente inicial sea reemplazado por el mismísimo Will Wright, creador del juego en persona. Un gran aliciente para los fans del juego original.

Control

Como era de esperar en un juego de estas características, el uso de la pantalla táctil es intensivo y adecuado. De hecho, no se me ocurre ninguna otra forma viable de llevar este juego a una versión portátil que no sea en un dispositivo con este tipo de pantalla.

SimCity DS - Vista generalCon la pantalla táctil, manejaremos los diversos menús de construcción, presupuestos, gráficos, estadísticas… mientras que en la pantalla superior vemos una vista de la zona de la ciudad sobre la que estamos trabajando en ese momento. Todas las opciones se encuentran en la pantalla táctil, repartidos en varios menús y paneles. Desde la zona de Proyectos es desde donde nos dedicaremos a la construcción pura y dura, pudiendo elegir entre estructuras naturales (árboles y plantas), zonas residenciales, comerciales, o de industria, carreteras, servicios públicos, centrales energéticas… la construcción se realiza seleccionando el emplazamiento en una vista esquemática de cuadrícula, pudiendo ver los efectos en la pantalla superior.

El resto de menús, aunque los visitaremos menos, también tienen su importancia. Contamos con la zona de Presupuestos, para controlar nuestros ingresos y gastos, así como con diversos menús de gráficos y estadísticas que cubren todos los aspectos de la ciudad: transporte, agua, energía, índice de criminalidad…

En general, el control es bastante cómodo, y no tardo mucho en acostumbrarme al mismo. Al fin y al cabo es un SimCity, y mi cariño por la saga vence cualquier reticencia. Mientras con el stylus voy dibujando el trazado de carreteras, con la cruceta de la consola voy moviendo el mapeado. Desde luego, si había una forma correcta de llevar SimCity a una portátil, es en Nintendo DS. A pesar de cierta lentitud de carga entre los menús (lentitud de 2 o 3 segundos, pero que resulta molesta) el manejo es en general fluido, sino fuera por… las malditas sugerencias del asistente.

El juego

Poco a poco, empiezo a darme cuenta de los cambios de mecánica respecto a «SimCity 2000». El más destacable es que aquí no es necesario realizar la canalización de agua o electricidad cuando los edificios se encuentran unos junto a otros. Basta con poner centrales eléctricas y de bombeo de agua, y el resto vendrá solo.

Evolución entre SimCity 2000 y SimCity DS

Como contrapunto negativo, de lo más molesto para mi es el manejo del tiempo que tiene «SimCity DS». Cuando nos encontramos en el modo de construcción, el juego se pone en pausa. Dada la lentitud del cambio entre menús, resulta algo engorroso tener que salir a la vista general para dejar transcurrir el tiempo (mientras esperamos a que nuestras arcas se llenen con los impuestos), debido a la ya mencionada lentitud de los menús.

Debo decir, sin embargo, que todos estos inconvenientes se diluyen con el tiempo. He jugado mucho a este cartucho, mucho más de lo que un mero análisis exigiría. Y cuanto más juego, mejor me lo paso. Cuando uno tiene dinero de sobra para montar la planficación urbanística a su antojo, es cuando realmente se empieza a disfrutar de SimCity.

Desgraciadamente, las primeras 10 horas de juegos transcurrirán básicamente equilibrando el presupuesto, y no séra hasta mucho más adelante cuando comenzaremos a disfrutar del auténtico poder de regir los designios de una ciudad entera.

Pequeños trucos

SimCity DS - Urbanizando la ciudadComo todo Sim City que se precie, existen pequeños «trucos» para hacer más llevadera la partida. Es cierto que desvirtúan el objetivo del juego, pero a veces uno no sabe como conseguir dinero sin desequilibrar el presupuesto. En estas ocasiones, mi maniobra favorita es esperar al día 30 del mes para subir todo los impuestos al máximo. En cuanto pasa el mes y se reciben los ingresos, bajaremos inmediatamente los mismos a sus niveles normales, para evitar perder habitantes en masa.

Otro de los consejos que os puedo dar, como nuevos jugadores de SimCity, es que procuréis colocar los distintos tipos de zonas edificables (comercial, residencial e industrial) en parcelas de 3×3 cuadrados, de modo que haya espacio suficiente para que, llegado el momento, comiencen a construirse enormes rascacielos en las mismas.

Visitas en el despacho

Durante la partida, cada cierto tiempo, nuestro asistente mostrará un aviso con un símbolo de exclamación. Si lo tocamos con el puntero, nos preguntará si queremos volver al despacho, donde nos espera una visita.

SimCity DS - El profesor SimtownDichas visitas nos permitirán conocer a diversos personajes de la ciudad: Candy la estudiando, el friki de los trenes, la ancianita… que nos pedirán las mejoras que consideren más urgentes para nuestra rube: un parque, un hospital, una nueva estación de tren… al principio tienen cierta gracia, pero según avanza la partida uno se cansa de escuchar tanto «pedigüeño» y acaba dedicándose simplemente a construir.

Sin embargo, hay una visita que siempre es agradable recibir: la del profesor Simtown. Este curioso personaje es la representación del conocido sistema de recompensas de SimCity, que nos premiará con nuevos edificios y estructuras especiales.

De este modo, cada vez que alcancemos una cifra redonda de habitantes (1.000, 5.000, 10.000, etc) se nos recompensará con un edificio nuevo para la ciudad.

El profesor SimTown será también el encargado de anunciarnos los avances tecnológicos, que se guiarán por el calendario real del juego. Teniendo en cuenta que la partida comienza en el año 1900, no será hasta la década de los 60 cuando, por ejemplo, recibamos la central nuclear y en los años 90, por fin, se activará la opción de construir las ecológicas (aunque poco potentes) centrales de energía solar.

Conclusión

Debo decir en honor a la verdad, que «SimCity DS» no se encuentra a la altura de «SimCity 2000» (por no hablar ya de sus hermanos mayores). Esta es una crítica dura, sobre todo si tenemos en cuenta que dicho juego tiene más de 10 años de antiguedad. No es una crítica a nivel gráfico, cualidad en la que no se le puede juzgar ya que son juegos diferentes, sino en cuanto a sus características.

SimCity DS - Asistente robotA pesar de que las opciones de administración de la ciudad son más avanzadas en la versión de DS, y existe la posibilidad de conseguir edificios especiales, carece de opciones que enriquecían enormemente a la versión de PC. En «SimCity DS» no podemos construir autopistas, ni líneas de metro, con lo que las opciones de comunicación quedan restringidas a carreteras y vías de tren. Además, como he mencionado anteriormente, el terreno es plano, no pudiendo modificarlo para crear valles o elevaciones. La única opción a este respecto es la de reemplazar la tierra por agua y viceversa.

No obstante, y teniendo en cuenta que se trata de un juego para portátil, «SimCity DS» es un digno representante, que no desmerece en absoluto a sus antecesores. A pesar de tratarse de una versión simplificada, sin duda conserva el espíritu clásico de la saga, convirtiéndose en la opción ideal para llevar SimCity en vuestro bolsillo.

Además, debido a que es un juego de estrategia y construcción, se puede emplear tanto para una partida rápida como para entretenerse durante horas en un largo viaje en autobús. Sin duda, ha sido una gran idea llevar este título a la DS.

Si hubieran incluido la posibilidad de desactivar al asistente, mejorado el tiempo de transición entre los menús y añadido un mejor control del tiempo, sin duda sería un juego perfecto.

No obstante, y a pesar de los defectos (que los tiene) y las virtudes (que también tiene, y muchas), este juego es, ante todo, un SimCity. Y como fanático de la saga original, estoy encantado de que el juego se haya llevado a la portátil de Nintendo. Cualquier trayecto se convierte en un placer cuando puedo abrir mi consola y continuar poco a poco rigiendo los destinos de Pixelia, nombre que le dí finalmente a mi ciudad.

Por cierto, a pesar de que las capturas de pantalla de este artículo pertenecen a la versión inglesa, debo destacar que el juego está totalmente traducido al castellano.

También en ion litio…

Electrocity
Hotel Dusk: Room 215
Mis videojuegos favoritos
Tokyo’s Sky City

Categorías: Análisis, Videojuegos

11 comentarios

  • johnnydement
    30/07/2007 | 9:47

    A mi me gustaba muchisimo mas transport tycoon 🙂

    Responder a johnnydement
  • Calintz
    30/07/2007 | 10:41

    De tu comentario se puede sacar que la dificultad del juego para DS es de risa, ¿no?

    Responder a Calintz
  • Leon
    30/07/2007 | 10:56

    En mi opinion (con las pocas horas que he jugado), la mejor version de SimCity que se puede encontrar fuera de PC (aunque habrá gente que opinará que ese puesto lo ocupa SimCity de SNES).

    De todas formas no deja de ser una versión capada de SimCity 3000, gráficamente luce muy parecido, pero como bien dices faltan bastantes cosas, aunque el juego sigue siendo divertido.

    Lo mejor es que ha conseguido que me entraran ganas de volver a jugar al SimCity 4, que es la ostia xD

    Responder a Leon
  • Aitor
    30/07/2007 | 11:01

    yo tambien me quede en el sim city 2000, cuantas horas y horas… Lo que veo que es un fallo es que en la version DS no haya elevaciones de terreno.

    Responder a Aitor
  • jaimixx
    30/07/2007 | 13:04

    Es una lástima que no termine de estar redondo, porque tiene pinta que la pantalla táctil parece un interfaz incluso mejor que el ratón.

    Responder a jaimixx
  • Paco
    30/07/2007 | 16:08

    La verdad es que para ser un juego para la DS no está nada nada mal.

    Responder a Paco
  • e-saiz
    31/07/2007 | 21:04

    Hombre los gráficos son en 2D pero se dan un aire al SC4, yo me he quedado en ese, por más que anuncien nueva versión para antes de navidad.

    Responder a e-saiz
  • Desde Japon...
    3/08/2007 | 2:55

    Creo que para ser una versión para una consola portátil está muy conseguido.
    A ver si me compro la DS Lite de una vez !!

    Responder a Desde Japon...
  • The-RockeR
    4/08/2007 | 12:35

    A mí, de este juego, lo que no me gustó es el control. Se hace muy lioso.

    Responder a The-RockeR

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.