Feb
7
2017

Nintendo Switch, la gran apuesta

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Nintendo Switch

Desde que dejé Vidaextra a finales de 2009 lo cierto es que cada vez me he ido desenganchando más del periodismo de videojuegos, dejando de lado la actualidad del sector para centrarme solo en retroanálisis o artículos en profundidad sobre la historia de la industria. Las razones son múltiples: saturación, agotamiento, falta de tiempo… en cualquier caso, llevo años sin prestar atención a los últimos lanzamientos.

De hecho, no tengo ninguna consola de nueva generación. Aunque, como ya sabréis los que lleváis por aquí un tiempo, si por alguna compañía tengo debilidad, es precisamente por Nintendo. Puesto esto en perspectiva, ya sabréis también que considero a Wii una revolución descafeinada, que se quedó muy lejos de lo prometido. Fue sin duda un tremendo éxito económico, y su catálogo cuenta con auténticas joyas, pero a la vez muchos (entre los que me incluyo) la consideramos como la consola en la que Nintendo dio la espalda a su público de siempre.

¿A que viene esta introducción? Pues, aparte de para poneros en perspectiva, es la manera de decir que quiero retomar por un día mi antiguo rol de redactor sobre actualidad del videojuego para hablar, como ya os habréis imaginado por el título del artículo, de la nueva Nintendo Switch, que sale a la venta el próximo 3 de marzo.

Y la razón no es otra que el hecho de que es la primera consola que me ha llamado la atención en los últimos cinco años, después tanto tiempo desconectado de las novedades del mercado. Al menos de partida (habrá que ver como se desarrollan luego las cosas) parece que esta máquina tiene muchos puntos para ayudar a que Nintendo vuelva a hacerse con una cuota significativa del mercado de sobremesa. Veamos cuales son.

La travesía de Nintendo: de Revolution a NX

Con un nombre clave de “Revolution”, estaba claro que Nintendo iba a por todas con su nueva consola allá por 2006. Cuando finalmente salió al mercado con el nombre de Wii, las escenas de colas y unidades agotadas (revendidas luego a mayor precio en eBay) se repitieron por todo el mundo. Wii estaba siendo un éxito, y parte de ese boom inicial de ventas se debió sin duda a vídeos como este:

El problema no es que esta nueva forma de jugar (el control por movimiento) fuera mala. Es verdad que la tecnología estaba un poco verde, pero para la época era algo revolucionario. El problema, al menos según mi punto de vista, es que se intentó forzar al jugador a adoptarlo a cualquier coste. Creo que el ejemplo más claro de esto es el hecho de que los menús de Wii (¡los menús de la consola!) hubiera que manejarlos utilizando el Wiimote como cursor.

Con el tiempo esta actitud se fue rectificando, y en algunos de los juegos insignia de la casa (“Mario Kart”, “Super Smash Bros.”) incluso se permitió el uso de mandos de Gamecube, pero el daño ya esta hecho. Además, el éxito en ventas de la consola provocó que se lanzaran cientos de títulos para la misma que introducían el control por movimiento con calzador, devaluando todavía más la experiencia.

Después de Wii, llegó Wii U, una consola con algunas buenas ideas, pero mal implementadas. Ya en su día auguré que no repetiría el éxito de Wii. Y dada que mi trayectoria como analista está repleta de más equivocaciones que aciertos, en esta ocasión, por una vez, tuve razón en mis pronósticos: frente a los más de 100 millones de consolas Wii vendidas, Wii U se ha quedado por debajo de las ventas de Gamecube, rondando a día de hoy los 13 millones de unidades. No obstante, debo reconocer que no era una predicción complicada ya que era muy difícil repetir una carambola como la que se produjo con la primera Wii.

Dado el escaso éxito que estaba cosechando Wii U, en la primavera de 2015 comenzó a hablarse de Nintendo NX, nombre en clave de lo que finalmente se presentó como Nintendo Switch. Después del éxito fulminante de Wii, y de la “travesía por el desierto” que han sido los algo más de cuatro años de vida de Wii U, Nintendo Switch pretende ser una consola que recoge lo mejor de Wii y Wii U e intenta crear un producto que ofrezca algo diferente y, a la vez, contente a todo el mundo. Este es el vídeo de presentación, por si aún queda alguien que no lo haya visto:

¿Que tiene Nintendo Switch que la hace tan especial? Lo resumiré en una serie de puntos clave:

  • Combinación de portátil y sobremesa, con potencial de sustituir a Nintendo 3DS y unificar a Nintendo en una sola plataforma. Eso si funciona en ventas, claro.
  • Elimina el ortopédico “tabletomando” de Wii U, para volver a un control más tradicional. Aquí habrá defensores y detractores (es cierto que dicho mando tuvo algunos usos interesantes) pero yo me inclino más por pensar que se trata de un acierto.
  • Ofrece juegos controlados por movimiento, pero son una opción más, no impone esta medida en los juegos más “tradicionales” del catálogo.
  • Abandona los discos ópticos para volver a los cartuchos (o memoria Flash en este caso), una medida muy inteligente teniendo en cuenta los bajos costes de la memoria, que además repercutirá en menores tiempos de carga sin tener que recurrir a tantas instalaciones como sus competidoras. Nintendo fue la última compañía en abandonar los cartuchos en las consolas de sobremesa, y parece que ahora quiere ser la primera en volver a ellos por todo lo alto.
  • Los mandos Joy-Con que incluye la consola están pensados para ser usados de diferentes formas: como un solo mando tradicional, como mandos separados para partidas multijugador, o como si fueran un par de wiimotes. Los Joy-Con son una virguería técnica, de acuerdo a muchos de los que los han probado. Al igual que la consola, son un ejemplo de la apuesta por la integración que hace Nintendo: un mando para todo, una consola para todo (portátil y sobremesa).
  • Multijugador local, algo que la competencia cada vez deja más de lado y que muchos (entre los que me incluyo) todavía agradecemos.
  • Y aunque esto es más una anécdota comparada con el resto de puntos, me encanta el hecho de que la consola se pueda recargar simplemente con un cable USB tipo C, lo que quiere decir que prácticamente cualquier cargador de móvil servirá para la misma.

Y en cuanto a los puntos negativos, para mi los más importantes son los siguientes:

  • La autonomía, de 3 a 6 horas, es un poco limitada para una consola cuyo objetivo final supongo que será sustituir a las portátiles de Nintendo en un futuro, más aún si tenemos en cuenta que la batería no es intercambiable. No obstante, es cierto que se puede cargar con un puerto USB, así que esto queda compensado en parte.
  • Así como el precio de lanzamiento de la consola (329 €) creo que está ajustado al mercado, el precio de los accesorios es prohibitivo ¿80 euros por dos Joy-Con? ¿70 euros por un mando Pro? creo que los fabricantes de mandos “no oficiales” van a hacer su agosto aprovechando este hecho.
  • Online de pago: Nintendo ha confirmado que a partir de octubre de 2017 el juego online será de pago en Nintendo Switch. Y aunque es cierto que todas las compañías (excepto Nintendo) cobran por el online, es una pena que no hayan decidido desmarcarse y seguir ofreciendo gratuitamente esta función. Es cierto, eso sí, que no será muy caro (entre 17 y 26 dólares al año según las primeras informaciones).

Las licencias de Nintendo

Al igual que en el periodismo deportivo (y sobre todo en el futbolístico) “no hay enemigo pequeño” y “son once contra once”, en el de videojuegos hay una serie de tópicos que todo redactor que se precio debe conocer y manejar. En el caso de Nintendo, uno de los tópicos más manidos es “la fuerza las licencias de Nintendo”, que no por ello deja de ser cierto. Nintendo ya ha demostrado en varias ocasiones que es capaz de mantener a sus consolas a flote solo con sus grandes licencias (Mario, Zelda, Pokémon…).

Así que, sí, a la hora de hablar de Nintendo Switch, uno de los puntos a favor que tenemos que destacar es que… es una consola de Nintendo, con lo que eso implica a nivel de desarrollo interno y títulos exclusivos. Y sin embargo, hay un par de puntos oscuros en los dos grandes títulos anunciados de momento para la consola: “Zelda: Breath of the Wild” y “Super Mario Odyssey”.

Zelda Breath of the Wild inventario

Sobre “Zelda: Breath of the Wild”, aunque creo que el mayor toque “rolero” será un acierto, me preocupa como lo equilibren. Y aunque es cierto que agradeceremos tener más de dos o tres espadas entre las que elegir, espero que esto no implique que el juego se convierta en el clásico título de rol con un inventario gigantesco o, peor aún, en un juego en el que tengamos que hacer “crafting” cada dos por tres. Quiero jugar a Zelda, no a Minecraft.

Por otra parte, el convertir a Zelda en un juego de mundo abierto también es un movimiento arriesgado. Quizá con la edad me esté volviendo demasiado conservador, pero espero que Nintendo no caiga en el error de crear un mapeado lleno de espacios vacíos y tiempos muertos. Como ocurrió con la navegación de “Wind Waker”, vaya.

Y sobre “Super Mario Odyssey”… tengo sentimientos encontrados. La verdad es que todavía sabemos muy poco del título. Y es cierto que sus predecesores, las dos entregas de “Super Mario Galaxy” son consideradas casi por unanimidad como uno de los mejores títulos del fontanero. Sin embargo, eso de ver a Mario dando saltos por una ciudad “realista” no deja de provocarme un ligero escalofrío que me recuerda a otros títulos.

Sonic the Hedgehog y Super Mario Odyssey

Sonic the Hedgehog (2006, izquierda) y Super Mario Odyssey (2017, derecha)

Todavía es muy pronto para opinar si esta introducción de Mario en el mundo real puede suponer una perversión, por así decirlo, de la franquicia. Y seguramente me equivoque, ya que si algo hace bien Nintendo (ahí va otro tópico) es asegurarse de cuidar la calidad de cada uno de los títulos de sus franquicias estrella para no devaluarlas. De momento esto solo ha sido un presentimiento, que espero que no se cumpla.

Balance final: un buen compromiso

En resumen, opino que Nintendo ha alcanzado un buen compromiso con Switch. Y aunque muchas veces el lanzar una consola que contente un poco a todos (fanboys, casual gamers, y demás términos para definir a los jugadores) puede acabar significando que no se contenta a nadie, creo que esta vez no es el caso.

Y en mi caso, ni siquiera entro a juzgar el catálogo de lanzamiento (al margen de los comentarios anteriores sobre “Zelda: Breath of the Wild” y “Super Mario Odyssey”) ya que lo que más me gusta de Nintendo Switch a día de hoy es su propuesta, a la que veo mucho potencial.

Con lo que hemos visto hasta ahora, y a pesar de que la estrategia de comunicación es mejorable, parece que Nintendo ha hecho bien los deberes y aprendido de errores pasados. Habrá que esperar al 3 de marzo para empezar a juzgarlo por nosotros mismos.

Rick y Morty Nintendo enviadme cosas gratis

¡Nintendo, enviadme cosas gratis!

Postdata: Este artículo es exclusivamente una opinión personal, nadie de Nintendo se ha puesto en contacto conmigo para sugerirlo o ofrecer algo a cambio. Así que ya sabéis: ¡Nintendo, enviadme cosas gratis!

Fuentes:

Nintendo Switch (web oficial)

Etiquetas: , ,

Categorías: Análisis, Videojuegos

12 comentarios

  • Crakocia
    7/02/2017 | 9:15

    Buen reportaje, te felicito, esta muy completo.

    Pero, no estoy de acuerdo con el tema de que los perisféricos son caros, para comparar un producto no podemos centrarnos solo en el precio.

    Por ejemplo, un mando de PS4 vale 60 euros, cuenta con una autonomía de 4 a 6 horas, con un panel táctil y un giroscopio. El mando Pro de Switch cuenta unos 70 euros, pero cuenta con una autonomía de 40 horas, giroscopio, nfc y el nuevo sistema de vibración. Eso sin recordar que los primeros DualShock 4 se caian a pedazos, debido a que los materiales eran bastante malos.

    Por otro lado, dos joy-con cuestan 80 euros y dos Mando PlayStation Move 100 euros, sobra decir que los joy-con ofrecen mucho más de lo que puede ofrecer un mando de Move.

    Creo que la critica sobre los precios de los perisféricos de Switch carecte totalmente de base, pero claro, solo interesa hablar de precios y lo digo por la prensa en general.

    Y recordar que se ha pasado hablar de las tarjetas SDHC y la capacidad interna de la Switch. Que aunque de inicio sean 32 GB, que ciertamente hoy en día es poco, la tarjetas SD cada día son más baratas y Switch será compatible con tarjetas SDHC de hasta 2 TB de memoria.

    Saludos.

    Responder a Crakocia
    • q256
      7/02/2017 | 9:23

      Bueno, no los considero caros por comparación, sino simplemente caros. Los mandos de PS4 también me parecen bastante caros, seguro que la tecnología que llevan justifica parte del precio, pero en comparación con generaciones anteriores, creo que esta vez el precio se les ha ido bastante de las manos.

      Si me preguntas a mi, el precio que me gustaría que tuviera un mando de consola, oficial y de buena calidad, sería alrededor de los 40-45 €, que es lo que costaban en generaciones anteriores.

      En cualquier caso, es un debate estéril. Si son caros o baratos es algo a lo que responderemos con el bolsillo: comprándolos o no.

      Sobre la memoria interna sin embargo no tengo queja. Aunque es ridículo que los fabricantes “racaneen” tanto en algo que les cuesta apenas un par de euros, es cierto que se puede ampliar de forma fácil y barata con tarjetas de memoria, así que no lo considero un punto negativo.

    • Petiso Carambanal
      7/02/2017 | 12:22

      SDXC tecnicamente, las SDHC creo que solo llegan hasta los 32GB (desde los 4GB)

  • Crakocia
    7/02/2017 | 9:42

    Estoy de acuerdo contigo, los precios de los mandos se le ha ido completamente de las manos, ya en la generación de PS3 o X360 los mandos constaban cerca de 60 euros y si, son excesivamente caros.

    Que buenos tiempos donde los mandos costaban entre 30 y 40 euros. Aunque supongo que lo que ha encarecido los precios son los sistemas inalambricos y la obligación de añadir baterías.

    Y no es por llevarte la contraria o criticarte, pero no es el primer sitio donde veo que se critican los precios de los perisféricos de la Switch, pero no los de la competencia y ya cansa un poco. Y no digo que sea tu caso. Solo es un tema que quería y creo que se debería puntualizar.

    Sobre el tema de la memoria, solo quería añadir que es un tema bastante importante y creo que se te paso por alto en el reportaje, solo eso.

    Llevo ya tiempo siguiendo esta web y la verdad que estoy encantado con los reportajes. Te felicito por tu trabajo, sigue así.

    Saludos.

    Responder a Crakocia
    • q256
      7/02/2017 | 11:28

      No te preocupes, no me he ofendido en absoluto y agradezco el comentario, simplemente quería decir que no critico a Nintendo “en comparación con” la competencia, simplemente me parecen caros sus periféricos, independientemente de que los de su competencia cuesten más o menos.

      Y eso que no he querido entrar en el hecho de que el Dock de la Nintendo Switch cueste 90 € si se compra por separado, ahí si que tendríamos polémica para rato 😀

  • DGrumpy
    7/02/2017 | 13:12

    Como defensor a ultranza de Nintendo estoy como loco esperando su nueva consola, que estoy seguro que estará a la altura de las expectativas.
    De un tiempo a esta parte, y cada vez más, estoy pensando seriamente en comprar la nueva Switch. Sin embargo, cada vez que me acuerdo del poco uso que le di a Wii tengo pesadillas por las noches.
    Como siempre suelo decir, en esta vida todo viene a destiempo. Y es cuando eres mayor y tienes solvencia económica para fundir en videojuegos, resulta que las obligaciones diarias hacen que no tengas tiempo para poder disfrutarlo. Es realmente injusto

    Responder a DGrumpy
  • carlos
    7/02/2017 | 13:37
  • NoEntiendo
    8/02/2017 | 19:01

    Al final, creo que la mayoría de los que pasamos por aquí nos sentiremos más atraídos por la magia y el toque que solo Nintendo sabe darle a sus juegos que por las sutilezas técnicas y los detalles tecnológicos. Ya sea de una forma más tradicional como en Nintendo 64 o GameCube o de otra más extraña como con el Wiimote (más un lastre que un aliciente en muchos casos), acabaremos jugando aunque sea con un zapatomando. Solo Nintendo es capaz de hacernos pasar por molestos controles para disfrutar de sus juegos, tal y como si tuviéramos que utilizar palillos chinos para probar el caviar más exquisito del mundo.

    Es la sensibilidad especial a la hora de desarrollar y tener entre sus filas a las personas que más saben de videojuegos (en su conjunto y más estricta definición, sin centrarse en esos aspectos que nada tienen que ver con lo jugable más de lo necesario, como hacen muchos otros equipos de desarrollo AAA) lo que realmente hace excelente en calidad su producto.

    Más me preocupa su posible éxito comercial. Hace ya tiempo que a Nintendo no le basta con sus sagas más emblemáticas para atraer al gran público, cada vez con menor sentido del gusto y más carente de cultura alguna sobre los videojuegos. Solo hace falta comparar las listas de los más vendidos de consolas de hace 15 años con las de estas dos últimas generaciones, por no hablar del batacazo tan tremendo de WiiU en el mercado. A esto se le suma la capacidad tan deficiente de marketing por parte de Nintendo, la mala imagen (son juegos para niños, los gráficos son lo más importante de los videojuegos y Nintendo es caca, etc) que arrastra desde hace años y la idea preconcebida de que una consola de la Gran N debe ser económica porque… porque sí, porque es de Nintendo. En mi opinión, el público que Switch se marca como objetivo es el actual de 3DS. En este segmento hay niños, muchos niños. También hay amantes de Nintendo, por supuesto, pero no son relevantes en número. Es por ello que puede que el futuro de Switch pase precisamente por recoger el testigo de la última portátil, que curiosamente también comenzó con un precio de salida demasiado elevado para lo que el mercado podía asumir, y no fue hasta que recibió una drástica rebaja cuando se vieron los primeros brotes de prosperidad en ventas. No debemos olvidar que Switch es una portátil, por mucho que Nintendo trate de vendérnosla como sobremesa para realizar una transición lo menos traumática posible a la que parece es su retirada del mercado de consolas domésticas.

    He sido, soy y seguiré siendo muy crítico con Nintendo siempre, mucho más en los últimos años. Pero a pesar de que esta consola me presenta muchas dudas en distintos asuntos, deseo de corazón que triunfe y mantenga a flote a una compañía que ha traído mucha, muchísima gloria a esta industria. Un nuevo tropiezo podría ser fulminante para Nintendo, y en estos días en los que el mundillo sufre de una esquizofrenia nunca antes vista, necesitamos la antorcha que nos ilumine el sendero a seguir. Necesitamos la independencia de la que siempre ha gozado Nintendo para deleitarnos con sus maravillas, con su arte y su colorido.

    Dicho esto, felicitarte por el artículo y por el blog en general, que sigo desde hace algún tiempo pero en el que no me había animado a comentar hasta hoy. Un saludo y a seguir así, se agradece el punto de vista que tanto tú como el resto de redactores aportáis.

    Responder a NoEntiendo
    • q256
      8/02/2017 | 22:09

      Madre mía, tu comentario es casi un segundo análisis en si mismo ¡Muchas gracias por escribirlo!

  • mastercaba
    8/02/2017 | 19:25

    Yo tengo que reconocer que a esta consola le auguro un éxito comercial al principio, pero un estancamiento en el medio y el largo plazo. ¿Por qué? Precisamente por su versatilidad extrema. Quiere abarcar todo el terreno, desde el jugador de sofá hasta el portátil, y yo creo que eso lleva a una indefinición que se traducirá en un moderado éxito de ventas. Por supuesto, esto no es un deseo (aunque yo fui de SEGA de pequeño, la palabra “Nintendo” era mucho decir en mi infancia), pero me da a mí que va a quedarse en una línea difusa. Pero bueno, el tiempo dirá (no es por hacer leña del árbol caído, pero aún recuerdo aquél vaticinio de q256 sobre el Twitter… :P). En cualquier caso, un pedazo de artículo ???????????

    Responder a mastercaba
    • q256
      8/02/2017 | 22:11

      Sí, mi capacidad de predicción es nula, por eso, aunque no tengo muy claro que ocurrirá con Switch, seguramente será lo contrario de lo que yo prediga 🙂

  • Manuel
    2/04/2017 | 19:44

    Creo que tras el tirón inicial, por la novedad de la consola convertible, Switch va a decaer en ventas.

    El tema de la autonomía le va a restar muchos puntos, pues si de algo podía presumir la 3DS era de autonomía.

    Nintendo debería haber ofrecido algo más, quizás un SLI con la base para tener mayor calidad gráfica y mayor autonomía.

    Responder a Manuel

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.