Mar
8
2007

Curso de cine en 10 minutos

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Robert RodriguezEste pequeño discurso es obra de Robert Rodriguez, director de varias películas muy conocidas entre lo jóvenes de los años 80 y 90 como “El mariachi”, “Desperado”, “Abierto hasta el amanecer”, un episodio de “Four Rooms” o, más recientemente, la exitosa “Sin City”.

Dejando aparte las discrepancias que se puedan tener hacia algunos de los puntos del discurso, resulta interesante conocer sus consejos para la producción de películas de bajo presupuesto, sobre todo teniendo en cuenta que vienen de un director que se hizo famoso por rodar “El mariachi”, un largometraje completo, con un presupuesto de tan sólo 7.000 $.

Buenos días.

Un famoso director de cine dijo hace mucho tiempo que “Todo lo que necesitas saber sobre hacer cine lo puedes aprender en una semana”. Estaba siendo demasiado generoso. Podéis aprenderlo en 10 minutos.

Ajustad vuestros relojes. Habremos acabado en 600 segundos.

Así que queréis ser cineastas, ¿eh?
(Coro: ¡Síiiii!)

¡Falso! vosotros YA SOIS cineastas. En el momento en que habéis decidido serlo, automáticamente lo sois. Haced tarjetas de visita que digan que sois cineastas, pasadlas a vuestros amigos, en cuanto hayáis superado la barrera y os considereis a vosotros mismos como cineastas, empezaréis a pensar como uno de ellos. No soñéis con llegar a ser cineastas. ya sois cineastas.Ahora, vamos al grano.

Vamos a jugar

Lo que tenéis que aprender es que ser creativo no es lo único que cuenta en este negocio. Tenéis que convertiros en técnicos. La gente creativa nace así. Si lo sois, teneis suerte. La gente técnica no puede nunca ser creativa. Es algo que nunca podrán tener. No se puede estudiar, encontrar o comprar. Uno nace con ella.

Demasiada gente creativa no quiere aprender a ser técnica, así que lo que suele ocurrir es que acaban dependiendo de los técnicos. aprended a ser técnicos además de creativos. La técnica sí que se aprende, y si sois creativos y técnicos, seréis imparables.

Experiencia

¿Tenéis experiencia en la industria del cine? Si, vale, la tenéis, VEIS películas, ¿no? Pero ahora tendréis que adquirir otro tipo de experiencia que no se tiene sólo viendo películas. Coged la cámara. Haced vuestras propias películas. Cometed errores. Los errores son algo muy subjetivo. Hay errores que para otros son obras de arte. Escondéos tras esa barrera difusa. Contad a todo el mundo que es arte. Los errores son parte de vuestra propia obra. No reneguéis de ellos.

Se empieza con un guión

¿Alguien sabe escribir? ¿No? Bien. Todo el mundo escribe más o menos de la misma manera. Empezad a escribir a la vuestra. Eso os hará únicos. Podéis tomar clases de escritura, pero no os molestéis en ir a escuelas de cine para acabar haciendo películas como algún famoso director. Queremos ver vuestras propias películas.

¿Cómo se escribe un guión?

Bueno, obviamente no tenéis mucho presupuesto, o de lo contrario no estaríais asistiendo a esta clase… Así que queréis hacer una película sin presupuesto. Os encontraréis problemas a cada momento. Podéis deshaceros de esos problemas de dos maneras: creativamente o tirando de la manguera del dinero. No hay dinero, así que no hay manguera. Así que vamos a crear un guión para una película que podáis hacer sin dejar a vuestros padres sin un duro. Vamos a hacer una película barata.

¿Cómo se hace una película barata?

Mirad a vuestro alrededor, ¿Qué es lo que encontráis? Usad lo que tenéis. ¿Que vuestro padre tiene un bar? Haced una película sobre un bar. ¿Tenéis un perro? Haced una película sobre vuestro perro. Si vuestra madre trabaja en una guardería, haced una película sobre una guardería. Cuando hice “El mariachi” tenía una tortuga, una funda de guitarra y un pueblo, por lo que decidí hacer una película sobre esos elementos.

¿Cómo puedo visualizar una película?

Con Storyboards. Podéis previsualizar vuestra película y dibujarla, pero lo que deberíais hacer es poner vuestra cabeza en blanco y ver vuestra película. Cerrad los ojos y quedáos allí. Imaginad una pantalla, imaginad vuestra película. Plano por plano, corte por corte. quedáos allí sentados, deshacéos de todo lo externo, de todos los pensamientos de vuestra cabeza excepto los que tengan que ver con vuestra película, y vedla ahí. ¿Es demasiado lenta? ¿Demasiado rápida? ¿Es divertida? ¿Tiene sentido? Vedla y escribid lo que veis, los planos que veis. Y filmad esos mismos planos.

Equipamiento

Vale. Vamos al equipo. Cuanto peor, mejor. No vais a usar nada que sea demasiado lujoso. recordemos que es vuestra primera película, aún no sois Spielberg. yo usé esta cámara en “El mariachi”, una 16mm, una 16S. Me ayudaba a moverme rápido porque era ligera; era muy ruidosa, así que el sonido se grabó de manera un poco absurda; Pero esta cosa cuesta $2000. No gastéis el dinero en esto. Buscad alguien que os la preste. A mi me la prestó un tipo que no la estaba usando en ese momento. La cogí y filmé mi película.

(Apuntando a un pesado y sólido trípode) Mirad esto: Es un hermoso soporte, muy sólido, ¿Sabéis que es lo que va a pasar? La cámara se va a quedar ahí, la vais a dejar ahí porque es guay, la cámara en este super trípode. Eso significa que vuestra película va a verse pesada, fija, anclada. Sacadla de ahí, sentáos en una silla de ruedas, que os empujen y haced que se mueva, poned algo de energía en la película. Esa es una de las grandes cosas de las primeras películas. tienen tanta vida, tanta energía… Las grandes producciones nunca podrán emular esa energía, porque tienen trípodes demasiado buenos, hay demasiado equipo humano, y todo va realmente suave y pulido y eso le quita vida. Añadid vida a vuestra película deshaciendoos de los accesorios lujosos.

Aquí tenéis un fotómetro. No es el de la bolita blanca, rompí el otro. Este es un medidor puntual (spotmeter). Está bien pero es demasiado lujoso. Lo que necesitáis es ese modelo con la bolita blanca, apuntadlo al sujeto, leed el núnero, mirad a la tabla de conversión (el fotómetro es un gran amigo), ajustad el foco y el diafragma, y ya está. Empezad a filmar.

No useis demasiada luz. En “El mariachi” usábaamos dos luces, bombillas normales, reguladas para luz interior, así que funcionaban bien. Después todo el mundo decía que la iluminación daba un ambiente triste porque habia poca luz… Vuestros errores, vuestras deficiencias se convierten de repente en expresión artística.

Finalmente, postproducción

Cuando has acabado de filmar, ¿Qué haces? (coge un mezclador de video) Estos son vuestros amigos, amigos míos. Los sistemas de edición de video, los sistemas de edición por ordenador… Es inmediato. Es fácil. Es barato. No editéis sobre la película. La película es vuestra enemiga. Podéis filmar en película pero no editeis la película. Si alguno de vosotros quiere editar en película que salga de mi clase ahora mismo. Gastáos $20.000 en una escuela de cine y hacedlo. Nunca encontraréis un trabajo. Creedme.

En la actualidad, todo se hace en ordenadores o video. La película es lenta, cara no es creativa… Se tarda demasiado. Lo que hago es editar sobre video. filmé “El mariachi” por nada. Lo edité en video. Tenía un master en video de 3/4″ precioso, porque transferimos directamente desde la película. Calidad 35mm. Limpio. Hice copias en VHS y las mandé a todo Hollywood. Nunca imprimí una copia en película. (coge un trozo de película de cine) Una pérdida de dinero. Hay que empalmarla, tensarla, se degrada, es carísima de duplicar. El positivo se pone en cinta de video, donde es fácil de ver, duplicar y tener vuestros trabajos.

Vale. Ya habéis hecho vuestra película, la habéis editado, la habéis mandado, y empezáis a recibir ofertas. ¿Qué hacéis? Lo primero es conseguir un agente. enseguida. Hollywood está lleno de tiburones, contratad a uno que trabaje para vosotros. Estos tíos van y consiguen los mejores negocios, los mejores precios, te mandan las mejores películas.

Lo que habéis aprendido es lo que nadie más ha hecho. Cómo hacer una película barata. Nadie en Hollywood sabe cómo hacerlo. Vosotros sois quienes podéis hacer que las producciones sean baratas, podéis hacerlas mejor. No dejéis que el sistema os trague, sacad partido de vuestra posición.

Personalmente sigo haciendo películas de bajo presupuesto, que parecen de alto porque yo aprendí las tecnicas que os he mostrado hoy.

Bueno, tengo que volver a mis películas, así que espero que vosotros hayáis aprendido algo hoy. Espero que cojáis algunas de esas cámaras y filméis algo por vosotros mismos. Espero que escribáis las ideas que tenéis, los sueños que tenéis.

Basta de aspirar a algo, empezad a hacerlo.

Os veré en Hollywood ¡tened cuidado!

Robert Rodriguez.

También en ion litio…

Curiosidades del cine
Cosas que sabemos gracias al cine americano
El CinExin

Categorías: Cine-TV

17 comentarios

  • persio
    8/03/2007 | 9:58

    okey me filmaré algo por casa, saludos y mi voto de todos los días!

    Responder a persio
  • Lupin
    8/03/2007 | 11:29

    Resulta interesante, el poder ver que con no muchos recursos todos podemos acabar siendo ricos y famosos, y la verdad es que no miente. Puedes hacer buenas películas con poco presupuesto, solo necesitas una buena idea, que no abundan, un buen guión, eso ultimamente escasea, y dejarte de efectos. Como mucho pedírselos a tu amigo que domina el MAYA.
    Solo hay que ver “La Fiesta”, una película que se puede considerar poco más que “pasable” pero que te hechas unas risas… y que sus buenos euros ha dado a los que la hicieron.

    Responder a Lupin
  • ditman
    8/03/2007 | 12:03

    Lo que no cuenta Robert Rodríguez es la cantidad ENORME de suerte que hay que tener para triunfar en ese plan (aunque en el fondo hay que tener suerte para todo)…

    De todas formas, el discurso se puede adaptar a un montón de cosas más 🙂 desde la programación hasta escribir novelas 😛

    Responder a ditman
  • Desde Japon...
    8/03/2007 | 12:08

    Que crack !! La verdad es que este tipo de discursos dan bastante animo!!
    Realmente dan ganas de filmar cualquier cosa y mandarlo a Hollywood…

    Responder a Desde Japon...
  • Raúl Retana
    8/03/2007 | 14:03

    Qué bueno. Me ha encantado, esto podía aplicarse a otros campos de la vida.
    Un Saludo

    Responder a Raúl Retana
  • TANDRO
    8/03/2007 | 15:11

    Me habría encantado haber estado en esa charla. Un saludo.

    Responder a TANDRO
  • aik
    9/03/2007 | 1:17

    El cine es apasionante. Te permite olvidarte de tus limitaciones y ser cada uno de los protagonistas de las peliculas que siempre te hicieron temblar, reir o llorar. Es pura magia. De repente entras en una sala oscura, y dejas el mundo real, te envuelves en una historia ajena que haces tuya poco a poco, y se encienden las luces y aún sigues creyéndote el superhéroe, la princesa, el genio…O incluso has podido ser los tres en menos de dos horas.

    Todos podemos hacer cine, porque todos tenemos sueños, pero no todos sabemos contarlos y transmitirlos. Por eso no es tan facil.
    Pero es precioso el texto, y en muchas cosas tiene razon.

    gracias ^_^

    AIK

    Responder a aik
  • Knucklesx
    9/03/2007 | 1:26

    Este tio me ha convencido tan solo de leer el discurso, y pues si te motiva ahora solo hay que dejarlo salir

    Responder a Knucklesx
  • Felipegcs
    9/03/2007 | 4:21

    De hecho, al hacer Sin City aplicó mucho de lo que aquí dice!! (leí una entrevista en que contaba que previsualizaba los efectos inmediatamente apenas filmaba la escena, y ésto entusiasmó también a Frank Miller, el cual fue convencido cuando Rodriguez le envió la primera escena del filme como “gancho”, filmada en forma casi artesanal!)
    Bueno, chao!

    Responder a Felipegcs
  • Makata-kun
    9/03/2007 | 5:17

    Suena bonito y fácil… Pero la verdad no me gusta el trabajo de este tipo, salvo (obviamente) “el mariachi”, asi que lo adjunto a mi lista de los “subjetivos”… aunque obviamente NUNCA pagar tanto para hacer mierda, hay que sacarse la mierda para hacer algo bien. (Eso si lo aplico… ojalá algún día sepa decir si valió la pena)

    SaludOS

    Responder a Makata-kun
  • Wii
    10/03/2007 | 15:23

    Me parece una autentica estupidez y un discurso para salir del paso o pasarse de progre.

    En el mundo de la fantasia y las gominolas Robert Rodriguez podria tener razon, pero en el mundo real esto no tiene ni pies ni cabeza. Empezamos por el final. Los gentes son tiburones (de las pocas verdades que ha dicho) no suelen ser almas caritaivas, y si no ven un negocio seguro no cogen una cinta, ni de un perro ni de un bar ni siquiera de una guarderia si no ven negocio en ella. Peliculas como la fiesta… se hicieron famosas gracias a la enorme suerte de que tuvieron de su parte el boca a boca. Pocos ejemplo de grandes peliculas puede sacar Robert que salieran adelante siguiendo esta formla, y por cada una que diga el, saco yo 300 que no lo hiccieron, o mejor aun , no podria sacar ni una dado su nulo exito y promocion. El mundo del cine es un negocio no es tan sencillo como dice nuestro amigo Robert, que por cierto, se metio drogas y se convirtio en cobaya de laboratorio para poder financiar los 700 mil dolares que costo su Mariachi. Del presupuesto de Sin City ni hablo pero para mi hacer un célebre manual del aspirante a cineasta (Rebelde sin pasta) de donde sale este texto, me parece un poco progre como ya dije

    Responder a Wii
  • Budokan
    10/03/2007 | 21:48

    Me gusta el trabajo de Robert Rodriguez, pero esto del curso me parece una verdadera estafa.

    Responder a Budokan
  • jose ant
    28/04/2007 | 2:30

    bueno este pequeño curso, es enverdad una motivacion para crear e insentivar alos jovenes de vajos recurso a elevar sus sueños y aserlo aun mas grandes.espero que este curso siga en avance y los demas que se les ocurren ideas como esta para edificar la mente de aquellos que se las dificultan.podamos siguirlas exponiendo. att. el_naufrago60@hotmail.com.

    Responder a jose ant
  • Victor
    6/02/2009 | 7:45

    Genial curso de un gran director. Recalcar que su amigo Tarantino empezo sus cursos de cine como empleado de una gran almacen de peliculas para rentar. Rodriguez destaca; “Basta de aspirar a algo, empezad a hacerlo”, Tarantino en una entrevista recalca; “no esperes subvenciones de nadie, saca el rollo del refrigerador y animate”. Si Ed Wood se animo a hacer su peliculas “raras”, ¿por que no animarse?

    Responder a Victor

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.