Feb
2
2012

Conan, el niño del futuro (1978)

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Conan, el niño del futuro - Portada¿Cansados de funestas profecías que solo sirven para destruir la Estatua de la Libertad de mil y una formas en no menos carteles cinematográficos? Estáis de suerte, el cataclismo anunciado no ocurrirá este 2012, ya ha pasado.

“En el año 2008 estalló la temida 3ª Guerra Mundial y las naciones beligerantes abusaron de las armas magnéticas, cuyo poder era muy superior al de las armas atómicas. La tierra se encontró cara a cara con una inesperada catástrofe, y por lo tanto, veinte años después…”

Con esta premisa damos los primeros aleteos hacia un mundo que renace de sus ruinas, porque esta aventura trata sobre la naturaleza, la paz y ante todo, la esperanza.

“Conan el niño del futuro” se estrenó en Japón el año 1978 y es uno de los pilares sobre los cuales se erigió la carrera de Hayao Miyazaki, su director. La serie se basa en “La marea increíble”, novela distópica de Alexander Key que también inspiró la película “Waterworld”.

Argumento

Conan, el niño del futuro - Inicio

Como consecuencia de la guerra, el eje del planeta ha girado. El mar azotado por los campos magnéticos ha engullido la tierra reduciéndola a un vestigio sumergido del mundo que conocíamos. Es el fin, pero la vida son ciclos y un final siempre anuncia otro principio.

Conan es un niño de 10 años que nació después del holocausto y que vive en una pequeña isla junto a su abuelo. Sobreviven con lo que el mar les ofrece y gracias a un manantial que brota dentro de una antigua nave. Esta nave fue la que salvó al abuelo de Conan y sus acompañantes de la tragedia, pero él es el único que queda de ellos.

Conan, el niño del futuro - LanaLos humanos nos diferenciamos de los animales en muchas cosas, una de ellas es la capacidad de razonar. Por eso, ser consciente de que con su muerte, dejaría a Conan solo, hace que el anciano ansíe encontrar otras personas.

En toda historia hay un detonante, algo que hace que el héroe inicie su viaje y aquí es una niña, Lana.

Lana aparece un día inconsciente en la orilla de la isla. Conan la socorre y entonces es cuando descubren que hay más gente en el mundo y lugares como High Harbour e Industria. En Industria quieren recuperar la antigua tecnología de los humanos y Lana es una pieza clave, pues su abuelo, el doctor Rao es el único capaz de hacerlo. Al día siguiente llega en una aeronave Miss Monsley, la vicepresidenta de Industria y rapta a Lana con el fin de chantajear a Rao.

El abuelo de Conan, que se halla en su lecho de muerte debido a las heridas causadas por su enfrentamiento con Monsley, pide a Conan que vaya en busca de Lana y del nuevo mundo, pues un hombre no debe de vivir solo.

Tras la muerte del anciano, Conan decide cumplir su último deseo, se fabrica una barca con materiales improvisados y parte hacia un mundo que desconoce.

Personajes principales

Conan, el niño del futuro - Conan y LanaConan y Lana: Sí, a la vez. La relación de Conan y Lana es el hilo conductor de la serie. Conan es la fuerza, la habilidad y el valor y Lana es la templanza y la sabiduría. En esta pareja vemos algunos de los tópicos de Miyazaki. Conan se asemeja a John, el salvaje de “Un mundo feliz”, no es el más inteligente pero representa el bien ya que ha crecido alejado de la corrupción de la sociedad. Lana es el ser civilizado que huye de esa sociedad y que encuentra el apoyo necesario en la pureza de Conan. Es reservada y tiene la habilidad de poder hablar telepáticamente con su abuelo y con las aves.

Conan, el niño del futuro - LepkaLepka: El director de Industria cierra nuestra “Trifuerza” personal. Él representa el poder. Su objetivo es conseguir el secreto de la energía solar para resucitar un gran avión de combate y así subyugar el nuevo mundo. Durante el transcurso de la serie se interpondrá entre Conan y Lana y hará todo lo posible para lograr su meta. Es un ser sin escrúpulos y junto a los dos protagonistas ejemplifica la dualidad humana.

Conan, el niño del futuro - RaoRao: Ingeniero en el campo de la energía solar y abuelo de Lana. Industria le necesita para desvelar el secreto de la gran torre triangular y así conseguir energía para mover sus armas. Por ese motivo, y aprovechando su desfigurado rostro, intenta pasar desapercibido infiltrado en un barco de salvamento. Al igual que Lana, domina la telepatía.

Conan, el niño del futuro - JimsyJimsy: El secundario de oro. El amigo inseparable, el Krilín de Conan. Una amistad que surge tras un pequeño enfrentamiento y el personaje que actuará como soporte del protagonista. Él y otros secundarios, como el dúo que forman el Capitán Dyce y Miss Monsley, darán el toque de humor a la serie y serán clave en algunos momentos para que Conan consiga avanzar en su periplo.

Importancia de la serie

Conan, el niño del futuro - Hayao MiyazakiSe trata de la primera serie que dirigió Miyazaki en solitario y sentó las bases de lo que después sería el Studio Ghibli y sus películas. “Laputa” o (como se la llamó en el mundo hispanoablante por razones obvias) “El castillo en el cielo”, por ejemplo, bebe directamente de esta serie.

La importancia de los personajes femeninos. La, casi, obsesión por los aviones. El respeto por la naturaleza y la importancia de esta como antítesis a la tecnocracia. El poder y el egoísmo como el yang de la humanidad que nos guía a una supuesta autodestrucción. Los niños como señal de esperanza ante un nuevo mundo y ante un cambio de mentalidad. La dualidad de los personajes y la evolución psicológica de estos (por ejemplo, algunos de los enemigos, no son tan malos como parecen y en muchas ocasiones acaban ayudando al protagonista). Señas de identidad de uno de los más grandes de la animación de todos los tiempos.

Opening original

Etiquetas: , ,

Categorías: Cine-TV

16 comentarios

  • Ryo Dragoon
    2/02/2012 | 12:21

    Entre este y Dai Apolón, fué de donde me empezé a aficionar al manganime, grandes series ambas.

    Responder a Ryo Dragoon
  • Rufe
    2/02/2012 | 13:42

    Una de las mejores series del aclamado “Walt Dysney Nipon”. Sin duda, Miyazaki deja plasmado en este anime sus ideas y formas de pensar, al tratar temas como la defensa de la naturaleza, la amistad, etc…

    La pondría antes a un niño esta serie que cualquier clásico Dysney 😉

    Responder a Rufe
  • oroig
    2/02/2012 | 14:56

    Ohhh. Hace un mes o así estuve intentando encontrar como se llamaba esta serie. Recuerdo haber visto algunos capitulos en el canal 33, en Catalunya hace bastantes años y no recordaba como se llamaba. A ver si la encuentro por ahí para verla

    Responder a oroig
  • Xanday
    2/02/2012 | 15:17

    Muy buena serie y muy mal juego de PS2 por cierto

    Responder a Xanday
  • Retroyonki
    2/02/2012 | 17:04

    Yo era un flipado de esta serie, de hecho, mi perra se llama Lana…

    Buena entrada nenperdut, muy buen estreno!

    Responder a Retroyonki
    • nenperdut
      2/02/2012 | 19:55

      ¡Gracias!

  • mastercaba
    2/02/2012 | 17:25

    La verdad es que no recuerdo esta serie más que por Jimsy, pero me alegra mucho que la selección de personal haya ido dando sus frutos. Suerte, nenperdut!

    Responder a mastercaba
  • DGrumpy
    2/02/2012 | 17:57

    Sinceramente no conocía este trabajo de Hayao Miyazaki, tiene buena pinta así que habrá que conseguirla!

    Responder a DGrumpy
  • Yopispo
    2/02/2012 | 20:02

    Una de mis series preferidas de la infancia. Yo la vi por tv3 en el año 91. Ahora tengo toda la serie en dvd. Lo de que Miyazaki era su autor lo descubrí años más tarde. Muy buen artículo, me ha hecho recordar viejos tiempos.

    Responder a Yopispo
    • nenperdut
      3/02/2012 | 16:36

      Yo creo que la vi en alguna reposición, también en tv3 y fue todo un descubrimiento porque era la primera vez que sentía que no estaba viendo una serie hecha solo para niños.

  • El Tipo de la Brocha
    2/02/2012 | 20:56

    Buena entrada, sí, señor, y muy acorde con el estilo de Rafa. Enhorabuena, nenperdut. Que sean muchas más.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Cooper
    5/02/2012 | 1:35

    Esta serie era una de mis preferidas de pequeño y de hecho la volví a ver entera hace un par de meses (cuando megaupload todavía existía…). La verdad es que sorprende mucho cómo puede cambiar la perspectiva con los años, supongo que hay que volverse “adulto” para darse cuenta de la parte “adulta” de la peli. Para mí fue todo un redescubrimiento.

    La otra serie que me marcó mogollón de pequeño fue Galaxy Express 999, la intenté buscar cuando volví a ver Conan pero por internet encontré más bien poca cosa… Habrá que seguir buscando 🙂

    Responder a Cooper
  • Elaine
    19/02/2012 | 19:22

    Qué ganas tenía de volver a ver a Ionlitio en marcha! me hacéis recordar mi infancia :_D Felicidades al nuevo fichaje!

    Responder a Elaine
  • milancete
    26/02/2012 | 13:31

    La encontré hace un par de años en DVD en la web del FNAC y no pude evitar la tentación de comprarla. A parte de los buenos recuerdos que me trajo (la vi en canal 33 cuando era un crío) pude sacarle mucho más jugo a la temática adulta y ecologista.
    Gran, gran serie.

    Responder a milancete
  • sandra zuñiga chavez
    5/04/2012 | 0:54

    me dio mucho trabajo encontrar como se llama la caricatura, yo vivia en el mar cuando la vi, por ahi del 96 y me encanto, me gustaria conseguirla en dvd, podria alguien decirme donde. Gracias !!!

    Responder a sandra zuñiga chavez
  • Indira
    22/08/2014 | 16:37

    Woowwww… yo veia esta serie por venezolana de television todas las tardes a las 4 o 5 de la tardes, recuerdo que un dia sin mas ni mas colocaron otra serie animada llamada COBRA, era de un tipo con una bazuca en un brazo y se ambientaba en el futuro quizas alguien tambien la recuerde….

    Responder a Indira

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.