sep
22
2009

Juguetes que siempre quise pero nunca tuve

por

Juguetes que siempre quise - PortadaDe pequeño, me pirraba por toda clase de muñecos: Masters del Universo, G.I. Joe, Tortugas Ninja… Me encantaba jugar con ellos e inventar aventuras jamás vistas en televisión. Gracias a mi imaginación, Donatello podía aliarse con Optimus Prime para derrotar al comandante Cobra y a Tex-Hex en una partida de mus y luego ir al cine a ver una peli con Teela y Cheetara.

Sin embargo, no se puede tener todo en esta vida, y hay unos algunos juguetes que deseaba con todas mis fuerzas, pero que, por el motivo que fuera, jamás llegaron a formar parte de mi colección. ¿Queréis saber cuáles son esos juguetes? Entonces seguid leyendo.

Grimlock (‘Transformers’)

Grimlock, líder de los Dinobots. Fuerte, desdeñoso y siempre preparado para transformarse en tiranosaurio y morder los brillantes culos metálicos de los Decepticons; incapaz, no obstante, de conjugar los puñeteros tiempos verbales. Si no fuera por Optimus Prime, puede que él hubiera sido el Transformer favorito de los niños. ¡Era un robot que se transformaba en dinosaurio, maldita sea! ¿Qué más se podía pedir?

Juguetes que siempre quise - Grimlock

Desafortunadamente, por alguna razón que ya he olvidado, nunca tuve este juguete. Tal vez siempre estaba agotado en las tiendas, o puede que la culpa fuera mía por no patalear lo suficiente cuando iba con mis padres a una juguetería.

Lo más cerca que estuve de Grimlock fue en el cumpleaños de un compañero del colegio. Era una de aquellas fiestas que celebrábamos en un Burguer King, con mucho alboroto, globos de colores, una o varias madres volviéndose locas y un payaso salido de las profundidades del averno. Uno de los regalos que recibió el cumpleañero fue precisamente el Grimlock que veis en la foto. El chaval no mostró más interés por él que por otros regalos. Yo, en cambio, me abalancé sobre la caja en cuanto tuve ocasión y la sostuve en mis manos como si fuera un caldero lleno de oro. Los que ya tuvierais uso de razón por aquel entonces, recordaréis aquel momento, porque, durante unos instantes, el mundo se detuvo. Debí haberlo mangado cuando nadie miraba.

Snake-Eyes (‘G.I. Joe’)

Juguetes que siempre quise - Snake Eyes¿Quién de vosotros tuvo algún G.I. Joe cuando era chico?… Vale, vale, bajad todos la mano. ¿Quién conserva todavía sus G.I. Joe?… ¿En serio? Qué suerte. Veamos, ¿quién conserva todavía algún G.I. Joe entero y con todos sus accesorios? Si le cambiasteis las piernas o la cabeza, no cuenta.

Los G.I. Joe marcaron un hito en la historia de las figuras de acción. Ensalzaban el patriotismo norteamericano y eran los héroes ideales para aquellos niños cuyos padres habían arriesgado la vida en Vietnam: valientes yanquis que luchaban contra la organización terrorista COBRA por la paz, la justicia y el modo de vida americano. Para el resto del mundo, sencillamente tenían unos “bugas” muy guapos.

Y también había ninjas. Que yo recuerde, eran dos: Snake-Eyes, el bueno, y Storm Shadow, el malo. A mí me gustaba más el primero, porque iba vestido de negro y tenía un visor que le cubría los ojos. Lo que no sabía es que la razón por la que también se tapaba el resto del rostro es porque estaba desfigurado por una explosión (niños, jamás os acerqueís a un helicoptero en llamas).

Aunque llegué a tener algunos G.I. Joe bastante imponentes, como el Cobra Android Trooper (con piezas intercambiables y un “holograma” en el pecho) o Croc Master (cocodrilo de plástico incluido), Snake-Eyes jamás entró en mi selecto club. Uno de mis primos lo tenía, y yo me moría de la envidia cada vez que jugaba a los G.I. Joe con él. La cuestión era que entre nosotros había una especie de ley no escrita, según la cual nadie podía vencer a Snake-Eyes. Ni siquiera el comandante Cobra con armadura de batalla. ¿Por qué? Pues porque ningún G.I. Joe molaba más que Snake-Eyes. Está bastante claro, ¿no?

El Castillo de la Serpiente (‘Masters del Universo’)

El hogar de Skeletor es uno de los mejores playsets que ha habido nunca. En mi humilde opinión como consumidor de muñecos de He-Man y de todo lo relacionado con los Masters del Universo, los complementos de la Cueva del Terror eran más originales que los del Castillo de la Serpiente (ahí tenemos, por ejemplo, el guante-dragón o el árbol encantado); pero, en su conjunto, la base de operaciones de Hordak no era tan imponente como la de su discípulo Skeletor, que como especulador de terrenos no tenía parangón.

Juguetes que siempre quise - El Castillo de la Serpiente

El Castillo de la Serpiente venía equipado con todo lo que cabía esperar de la guarida de un señor del mal: cadenas para sodomizar a las visitas mientras se calentaba el té, una trampilla por la que los Masters se precipitaban hacia una red salvavidas (“¡Pinchos, Beastman, te dije que pusieras pinchos!”) y un micrófono que supuestamente hacía sonar tu voz como la del Castillo de la Serpiente, aunque usar el micrófono de Fisher-Price daba idénticos resultados. Para mí lo más impresionante era la cara púrpura y horrenda que había esculpida en una de las caras de la montaña. Me recuerda a una mascota que tuve.

También me hubiera gustado tener a Scare Glow, porque brillaba en la oscuridad; pero eso no me reconcome tanto por dentro.

Tyrannosaurus-Rex (‘Dino-Riders’)

Juguetes que siempre quise - El T. Rex de Dino-RidersNo hay palabras para describir lo alucinante que es este juguete, así que me inventaré una; es, francamente, archifantastocrático. Puede que después de tanto tiempo consumiendo Dinosaurus a diario, yo esté obsesionado con los bichos prehistóricos; pero tenéis que reconocer que un tiranosaurio armado hasta los dientes y que, además, camina a pilas no tiene parangón. De hecho, para mí es, con diferencia, el mejor juguete que ha existido nunca y el que más me ha dolido no tener. Y no es que no coleccionara juguetes de “Dino-Riders”. Es más, la lista me sorprende incluso a mí: el Diplodocus, el Pteranodon, el Monoclonius, el Ankyloasaurus, el Torosaurus, el Deinonychus, el Quetzalcoatlus, el Pachycephalosaurus (éste debía de ser vasco), el Placerias y el Dimetrodon. Ni el puto Parque Jurásico, oigan.

Uno de los vecinos con los que yo jugaba a los Bioman en verano tenía el Tyrannosaurus-Rex, y todos los niños de la urbanización idolatrábamos este juguete como si fuera el becerro de oro. A nuestra manera, creo que llegamos a inventar una religión en torno a él. Y era uno de esos dioses que exigían sacrificios, normalmente en forma de Barbies y pequeños ponis. ¡Alabado sea el Rex!

Y hasta aquí, mi lista de juguetes más deseados. ¿Cuál es la vuestra?

Fuentes

Yo Joe!
Dino Riders.Com

También en ion litio…

Los Guerreros de la Basura
El barco pirata de Playmobil
Los muñecos de ‘Street Fighter II’

Sobre El Tipo de la Brocha:

Aunque mi verdadero nombre no se puede leer sin perder la cordura, por aquí se me conoce como el Tipo de la Brocha.

Durante el día trabajo en una oficina, y por la noche... también. El poco tiempo libre que tengo lo dedico a celebrar bacanales decadentes con grandes ollas de queso fundido y a enseñar a escribir a los monos. En realidad, todos los artículos que he publicado en este blog los han escrito ellos, así que si no os gustan, ya sabéis a quién dirigir vuestras quejas.

Ver más artículos de El Tipo de la Brocha

33 comentarios

  1. Yo tuve a Grimlock!! Molaba un huevo, uno de mis juguetes favoritos.

    Responder
  2. terminento

    ¡¡¡A Grimlock, no gustarrrle las orrrrdenes!!!

    Responder
  3. “Gracias a mi imaginación, Donatello podía aliarse con Optimus Prime para derrotar al comandante Cobra y a Tex-Hex en una partida de mus y luego ir al cine a ver una peli con Teela y Cheetara” jajajajajaja que risas.
    Dices una frase que creo es realemente importante para entender las diferencias educativas entre antes y ahora. “No se puede tener todo”

    Responder
  4. Pues yo sí que tuve a Snake Eyes y el Castillo de la Serpiente (¿alguien dijo ofidiofilia?)…

    Pero también tengo la espinita clavada de otros juguetes que nunca tuve entre mis manos, como al Caballero del Zodiaco Andrómeda (cómo molaban esas cadenas), las 4 tortugas ninja (sólo llegue a tener a Michellangelo) o la Super Nintendo…

    Creo que todos tenemos algún deseo juguetero insatisfecho de nuestra infancia…

    Responder
  5. TheCrow

    Dios bendiga ebay…..

    Responder
  6. Teucrum

    En los Gi-Joe había más ninjas, y era una ninja mujer que iba con un kimono todo rojo; tambien otro de artes marciales que llevaba el pecho descubierto “espero en kung-fu”m y también un samuray que yo conociese.

    Responder
  7. Yo tuve el castillo de la serpiente y es uno de mis favoritos.
    Joer es la guarida de Skeletor

    Responder
  8. Precisamente esos nunca me llamaron la atención, creo recordar que tuve a Optimus Prime y alguna tortuga ninja… pero donde estuviera el tente…

    Responder
  9. Me pasé un año pidiendo la isla pirata de Playmobil y el día de reyes y cuando abrí la caja, era un isla, si, pero no la de Playmobil.

    Era como una mierda de isla, con unos muñecos con forma de huevo, que no se volcaban. Eran muy feos. Yo puse mis clicks en la pseudo isla, pero no se mantenían de pie y se les veía incómodos, fuera de lugar. Fue horrible.

    Responder
  10. Clavito

    ¿Os acordáis de aquel muñeco del tamaño de un Action Man, que era de color rojo, blandurrio al tacto, pero que se le enchufaba una jeringa por la cabeza y se volvía duro y maleable?
    Yo no recuerdo su nombre, pero ese fue el regalo que los reyes siempre me negaron (será que ya me pilló en la fase final de la infancia).

    Responder
  11. BIKOTORU

    Casi lloro… no hay mas q decir

    Responder
  12. Anonimatus

    El castillo de Skeletor, Grimlock, Ojos de Serpiente, el T- Rex…

    ¡Yo también deseaba esos juguetes! Uno que siempre quise fué el Caballero de Geminis, lo conseguí hace poco gracias a que los Caballeros se pusieron otra vez de moda pero conseguir los otros es mision casi imposible a no ser que estes dispuesto a dejarte el sueldo en subastas.

    Responder
  13. Oscar

    Grimlock!!y !! Eso marco mi niñez, fue una experiencia agridulce… y todavia me duele recordarlo…

    yo pedi para navidad que me regalaran a Optimus y a Grimlock, y en efecto 12 de la noche abrir los regalos (aqui se celebra mas la navidad que los Reyes) y ahi estaba Optimus Prime brutal!! me queria morir de la alegria! luego abro el otro y me llevo la desagradable sorpresa de ver el idiota de Starscream…uff como me supo de mal… ahora que lo pienso fue un poco de malagradecido, debia haber estado mas que feliz por tener a Optimus pero me amargo un poco no tener a Grimlock…. es mas voy a comprar la nueva version a fin de mes XD

    Responder
  14. Sephil

    En realidad yo no tube ninguno de esos fantásticos jugetes. Sniff, Sniff. Fui corrompido por la televisión y los videojuegos, siento lástima por mí mismo, porque leyendo este tipo de reportajes me doy cuenta de que desperdicié mi niñez….

    “However” Excelente reportaje…

    Por cierto…. ¿Alguna ves llegaste a comprar los juguetes que nunca tuviste?

    Responder
  15. [...] Juguetes que siempre quise pero nunca tuvewww.ionlitio.com/juguetes-juegos/juguetes-que-siempre-quise-… por jm22381 hace pocos segundos [...]

    Responder
  16. Snake-eyes

    Pues a ojos de serpiente o como lo llamas yo lo conseguí aunque no fue en españa si no en francia que recuerdo había personajes que nunca aparecieron a la venta en españa al menos nos los vi :)

    Responder
  17. notable articulo… snif snif…

    Responder
  18. RUSSO

    Yo que recuerde siempre quise un Megatrón pero el de antaño, que se transformaba en pistola, o un Optimus, pero no pude tener ninguno.

    Por ahi también de haber visto Liveman (conocido en España como Bioman 3 creo) tenía el sueño de tener el Live Robot, que hoy en día es un lujo poder conseguir, salvo por ahi en eBay por unos $150 aprox. Era un lujo tener cada robotito y luego juntar todos y formar al Live Robot.

    Ya luego cuando debutaron los Power Rangers me regresaron las ansias y quice tener el Megazord, que también era un lujo con los 5 robots dinosaurios y luego poder ensamblar el gran Megazord.

    Cuántos recuerdos!

    Responder
  19. solidraul

    la tortu-van y el tecnodromo!!!! (asi se llamaron en sudamerica la van y la guarida de kran? de las tortugas ninja respectivamente)
    un amigo mio las tenia junto con la tortugas y cada vez que podia me iba para su casa, como idolatraba esos juguetes

    Responder
  20. @ Sephil: Qué va. No he llegado a comprarme ninguno. Estaría bien, pero, ¿para qué iba a hacerlo y dónde iba a meterlos? Mi desquite ha sido escribir este artículo.

    @ RUSSO: Yo tenía el Liverobo que salió en España, pero no se dividía en tres partes. Era una pieza única y, si no me falla la memoria, solo podía mover los brazos y los pies (que no las piernas). Supongo que salieron versiones bastante mejores.

    Responder
  21. Pues yo quería con todas mis ganas a Megatrón, hasta que un compañero de colegio, de esos que sus padres se lo compraban todo, nos enseñó a los contructicons, traidos de los EEUU y su transformación en Devastator… joe, qué envidia me dio.

    Responder
  22. RUSSO

    @ El Tipo de la Brocha: Pues si, al parecer el que tu tenías era una versión un poco mas sencillita, por eso digo que ya era un lujo conseguir el robot armable. Darse esa satisfacción de conseguir armarlo, y años más tarde hicieron algo similar con el Megazord, donde también venían los 5 dinosaurios y uno podía armar el enorme robot tal cual la propia serie.

    Mira te dejo estos links, en el primero verás de qué manera venía el Live Robot, y en el segundo link también vendían el Live Luchador (Live Boxer), y si tenías ambos robots podías armar la última de sus transformaciones: el Super Live Robo.

    http://supersentai-toys.com/sentai/1988liveman/liverobo.html

    http://supersentai-toys.com/sentai/1988liveman/superlive.html

    Responder
  23. RUSSO

    Y aqui por ejemplo ves cómo venia el Megazord, igual los dinosaurios separados y lo armabas para conseguir el enorme robot:

    http://cgi.ebay.co.uk/Power-Rangers-MIGHTY-MORPHIN-ORGINAL-DELUXE-MEGAZORD-_W0QQitemZ400070999733QQcmdZViewItemQQimsxZ20090903?IMSfp=TL0909031410004r18130

    Responder
  24. @ RUSSO: Interesante. Ahora sé que mi juguete era la versión pobre.

    Responder
  25. BIKOTORU

    Hay una exposicion de tranformers en la ultima planta del corte ingles de Callao en madrid si pasais por alli verla son 10 minutos es gratisy esta curiosa. RECOMENDABLE UN ARTICULO!!

    Responder
  26. HJOG

    Dios bendito, cuando has hablado de Scare Glow, me puse a buscar por internet sospechando algo…y resulta que lo tuve, y con arma fosforita, que es actualmente la más buscada. De saber que actualmente se pagan 1200 dólares yankis por él, lo habria guardado hace lustros…

    Responder
  27. Madre mia, me has hecho recordar el chasco que me llevé, cuando recibí por reyes, el caballo de Esqueletor……. Que gran injusticia, en la tele se movia, andaba, hacia ruidos, vamos era genial y en realidad era un tocho de plastico, que no tenia ninguna movilidad….. en fins….

    Responder
  28. carme

    Pues yo me quedé con las ganas de la nancy, todas mis amigas la tenían y a mí los reyes me dejaron su hermana pequeña, la leslye, supongo que debía ser la única que la tenía. Era más pequeña, morena y su vestido no era tan chulo. Y por supuesto, ni la cama ni el armario, ni vestidos, la muñeca pelada. Siempre que salía el anuncio de las muñecas de famosa le decía a mi padre cual era la nancy, pero no sirvió de nada, en cambio a mi hermano le regalaron el ibertren, pasé de la muñeca y me fuí a jugar con mi hermano.
    Recuerdo que lloré de impotencia!!!!!!!

    Responder
  29. minotauro

    La verdad es que no me puedo quejar, tuve transformers, excalectric, mi avion de cobra el que tenia un avioncito arriba, mi tanque de gi goe de pilas, atari, etc, pero lo que nunca me compraron y pedi hasta que me entere de la mala noticia de los reyes, fue mi rifle de diavolos y un laboratorio mi alegria, jjajajaj, pronto me lo comprare y escribire la carta que siempre soñe con tinta invisible.. Slds y buen post…

    Responder
  30. Carlos Vazquez

    Saludos desde Mexico, solo para decirles que aunque nunca me trajeron el castillo de He-man o el primer batimovil a mis 30 años aun tengo el T-Rex de Dino-Riders el esqueleto de T-Rex que brilla en la obscuridad, los dos T-Rex de Jurassic Park y unas cajas llenas de juguetes que considero mi capsula de tiempo y que por mas que me digan que los regale nunca lo hare, jajajajaja, ahora que leo sus comentarios esta noche le agradecere a mi Papa por todo su esfuerzo realizado ya que en aquellos tiempos y a la fecha mi pueblo no se caracteriza por sus centros comerciales o grandes plazas donde encontrar todos los suministros para Santa o los Reyes Magos. Muchas gracias.

    Responder
  31. jauma80

    Yo tambien quise siempre tener el castillo de skeletor, pero me regalaron en una ocasión un muñeco de masters del universo que echaba un pestazo que te cagas, un tal STINKOR, hace unos años lo vi en el trastero y todavia olia mal el condenado, ese muñeco fue el primero y el ultimo que tuve de los HE MAN, mi madre decia que todos olerian igual, maldito STINKOR. Aqui podeis verlo: http://www.juguetesdecoleccion.com/wp-content/uploads/2010/04/heman_stinkor_motu.jpg

    Responder
  32. miguel escobedo

    yo tambien sufri mucho por tener los mejores juguetes para que llegara todo el mundo y se desaparecieran cada que se iban hoy a mis 30 los volvi a juntar y estoy mas que satisfecho jooogoe.

    Responder
  33. JosephPorta

    De los Gijoe el Storm Shadow de 1984 del link, de Transformers me gustaba mucho Optimus Prime y Soundwave, de Stars Wars el caza Tie con su piloto en negro tenia el at-st con el piloto en gris y blanco, el Castillo de Skeletor de He-man, el Fuerte Randall de Playmobil, El caballero del Fenix de Caballeros del Zodiaco, e incluso los muñecos de la WWF, y seguro algo mas que no recuerdo. ¡Ains que tiempos!

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.