dic
30
2010

Diseña la Moda

por

Diseña la Moda - CajaLa Navidad es sin duda el momento del año en que más juegos de mesa se venden. Y entre tanta oferta, empaquetados al salón de nuestras casas llegaron desde auténticas obras de arte como el HeroQuest hasta otros títulos de utilidad más dudosa pero que en el anuncio parecían lo más de lo más, como el Pro Action Football. Y todo ello sin mencionar los juegos de absurda temática dirigidos a niñas en la edad del pavo como Línea Directa.

Y precisamente de uno de esos juegos voy a hablar hoy. Un juego que prometía a las niñas convertirse en auténticas diseñadoras de la moda más vanguardista aunque no supieran dibujar ni el monigote del juego del ahorcado. “Diseña la Moda”, que así se llamaba el producto en cuestión, solventaba todas estas carencias con el viejo truco del copia-pega en su versión analógica: mezcla-calca.

El mecanismo del “juego” en cuestión (y lo entrecomillo porque no veo la diversión del mismo) consistía en una rueda de plástico del tamaño de una pizza de las que se comían las Tortugas Ninja (ríete tú de las pizzas familiares de Telepizza) consistente en varios ruedas concéntricas que giraban unas sobre otras y tenían dibujos de prendas diferentes en su interior correspondientes a cabeza, tronco y piernas. Así, girando la rueda obteníamos la combinación que después solo teníamos que calcar y colorear.

Evidentemente, dadas las propias características del juego, el número de combinaciones posibles era amplio pero limitado. Si mis viejos conocimientos de combinatoria no me engañan, ofrece un total de 64 combinaciones diferentes (4 cabezas, 4 torsos y 4 piernas diferentes). Pero, y aquí está el truco, dado que las partes intermedias de la rueda se destinaban a diferentes “texturas” con las que simular diferentes tipos de tela (todo el mundo sabe que un pantalón con diferente estampado ¡ya es otro pantalón!) los publicistas se sacaron de la manga eso de 50.000 combinaciones diferentes que se podía leer en la caja.

Diseña la Moda - Rueda

La mecánica es simple: elegimos la combinación cabeza-torso-piernas que prefiramos y, colocando un folio, la silueteábamos calcando sobre la misma. A continuación, podíamos pasar a alguna de las diferentes texturas y colocar el folio sobre las mismas para, previo uso de la correspondiente cera de colores, obtener diferentes tipos de tejido (floreado, rugoso, etcétera).

La gracia del producto estaba, como ya he dicho, en que permitía obtener resultados medianamente decentes sin tener ni idea de dibujar. Claro está que para obtener buenos resultados era necesario, por lo menos, tener ciertos conocimientos de combinación de colores. O, al menos, colorear sin salirse de las líneas. Al final, las pobres incautas que lo pidieron por Reyes jugaban a ser diseñadoras engañándose a si mismas y haciendo lo que bien podrían hacer calcando los modelos de cualquier revista de cotilleos. Y mucho más barato, oiga.

Hay que reconocer, no obstante, que el producto estaba bien vendido, ya que el anuncio lo decía todo sobre el mismo. Solo he encontrado dicho anuncio en holandés, pero juraría que es el mismo que se emitía en España. Tendréis que fiaros de mi palabra:

El juego, por cierto, tiene poco de retro ya que sigue existiendo a día de hoy aunque en su versión actualizada, con las Bratz como protagonistas del mismo. Lo mejor que se puede decir de él es que conseguía su objetivo de entretener por unos minutos (u horas), aunque su destino final acababa siendo, como era de esperar, el desván o contenedor más próximo.

Sobre q256:

Que no os despiste mi nombre: no soy ningún robot, sino el creador de esta página web. Comencé ion litio como un proyecto personal, pero a día de hoy tengo la suerte de contar con un pequeño equipo de colaboradores esporádicos que me ayudan a llevar el peso de la misma, siendo por tanto este un proyecto colaborativo.

Aun así, no puedo evitar el seguir sintiendo esta web como algo propio, así que cuando mi tiempo me lo permite, intento desmarcarme de vez en cuando con algún artículo de esos que hacen aflorar la lagrimilla nostálgica. Tanto para demostrarme que sigo en forma como porque, simplemente, me encanta hacerlo.

Ver más artículos de q256

12 comentarios

  1. DGC

    Hay que ver lo gilipollas que pueden llegar a ser las tías xD. A nosotros quizá nos engañaron con el pro action futbol, pero ese juego al menos prometía en el anuncio (otra cosa era la realidad) pero con el diseña la moda, en el anuncio quedaba todo bien clarito así que nadie podía quedar decepcionada (y si quedaban es que tenían un serio problema…) Dudo mucho que ninguna chica haya podido saciar sus ansias creativas en lo relativo a la moda con este juego, aunque quien sabe… Lo mismo Agatha Ruiz de la Prada hizo sus primeros pinitos con estos discos de plástico en relieve. Lo que me sorprende es que siga a la venta y que incluso se haya renovado con el tiempo. En fin, misterios del marketing… Feliz año nuevo para todos!!!!!!!!

    Responder
  2. Gran post… recuerdos de juventud xD

    Responder
  3. UnTipoBipolar

    Anda que no nos habrán engañado a nosotros con cosas parecidas xD

    Responder
  4. Te confirmo que el anuncio era el mismo. Lo recuerdo perfectamente!!!
    Yo me hinché de “jugar” a esa porquería ejejje, por suerte, era de una amiga y nunca me gasté un duro en él!

    Genial blog! Felicitaciones desde Córdoba

    Responder
  5. 3xcl4m4t10n

    Saludos ionlitioneros. ¡Feliz años nuevo!

    @Laura:

    Se nota que jugaste bastante, he visto tu flickr XD.

    Saludos desde Córdoba tambien.

    Responder
  6. Joder, pues yo tenía tanto uno como el otro que has mencionado xD y me lo pasaba pipa; también porque siempre me ha gustado pintar y colorear, supongo que por eso me lo compraron. Recuerdo también tener uno de esos pero de Disney, ¡no! Era un proyector, donde decían que podías hacerte tu propio corto de dibujos animados xD
    Dónde estén unos buenos lápices de colores y unas hojas en blanco… ¡que quiten todo lo demás!

    Responder
  7. BIKOTORU

    Yo creo que había una versión masculina y que pasó por mis manos… No me acuerdo si era de he-man, G.I-Goe o unos monstruos o simplemente jugaba con este y mi cerebro lo invento para fomentar mí masculinidad. XD

    Responder
  8. gmassa

    Menudo juegazo!!!

    Ya podéis ir diciendo de los juegos de nuestra infancia, pero con lo que juegan ahora los chavales… solo basta poner de ejemplo este “magnifico” juego, pero con la versión de la Bratz.

    Responder
  9. Anonimatus

    Sois un poco crueles, no?

    Puede que para jovenes adultos como los lectores de esta página este juego parezca una porquería pero para una cria de menos de 10 años (el público para el que está dirigido) seguramente sea uno de los juguetes más divertidos que existan

    Responder
  10. Joder,qué juegazo!!
    Siempre se lo hacía sacar a mi prima XD

    Responder
  11. copito

    Ooooyy! mi trauma infantil number one, siempre lo quise… si me lo regalan mañana, me dan un alegrón (y voy pa los 30)

    Responder
  12. Pues tengo que decimos chicos que yo estaba encantada con ese juego y pienso los mismo que Anonimatus. Realmente no se sí ha tenido que ver en algo pero al final estudié diseño y ahora trabajo como diseñadora (casualmente mis compañeras también lo tenían… Que cosas eh?). La verdad que prefiero haber jugado a este juego que a la play con juegos de guerra y tal… Quién sabe donde estaría ahora ;p

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.