May
7
2007

Super Paper Mario

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Carátula de Super Paper MarioInicialmente se anunció para GameCube. Tras mostrar imágenes del mismo en una discreta presentación en el E3 de 2006, el juego fue finalmente cancelado, en una consola que apuraba sus últimos días. Atrasado hasta el lanzamiento de Wii, Super Paper Mario había desaparecido del panorama de lanzamientos. Y de repente, después de diez meses sin noticias oficiales, ni nuevas imágenes del mismo, el juego reapareció para anunciar que su lanzamiento era inminente. Dicho y hecho, en apenas unas semanas estuvo a la venta en las estanterías americanas y japonesas, listo para jugar.

Mientras en nuestro país seguimos sin fecha de lanzamiento, hace unos días tuve la ocasión de probar dicho juego merced a la cortesía de Nintendo España. Fruto de dicha partida son las impresiones que voy a transmitir aquí, en caliente y desde la perspectiva de un fan, después de jugar durante unos 45 minutos a la versión americana de «Super Paper Mario».

«Super Paper Mario» parte del estilo gráfico que ya pudimos ver en «Paper Mario» y «Paper Mario 2: La puerta milenaria», dos juegos de rol inspirados en el universo del reino champiñon y herederos del «Super Mario RPG» de Super Nintendo, que nunca vio la luz en España. Se trata de un estilo «cartoon» que recuerda al de los primeros cortos animados de Disney, con un aire clásico y a la vez, moderno para un videojuego.

Mickey Mouse y Paper Mario

Lo primero y fundamental que debo decir sobre este título es que no esperéis un homónimo de «New Super Mario Bros.» de Nintendo DS en la Wii. Super Paper Mario, es un juego de rol. Esto queda patente en la introducción, en la que si queremos leernos todos los diálogos podemos llegar a pasarnos tranquilamente 15 o 20 minutos leyendo texto. Demasiado para mi, que esperaba un poco más de la acción «instantánea e inmediata» del último título de Mario para DS.

Dadas mis ganas de acción inmediata y mi poca disposición para tragarme toda la historia, pasé por alto las últimas líneas de diálogo, os puedo contar a grandes rasgos el argumento: la princesa Peach ha sido secuestrada (¡oh sorpresa!) por lo que los hermanos Mario corren al castillo de Bowser para su rutina habitual. Sin embargo, una vez allí, Bowser se muestra sorprendido ya que no tiene a Peach en su poder. En ese momento aparece un nuevo personaje, el malvado Conde Bleach, que ha encerrado a Peach en una especie de jaula, y escapa a una dimensión paralela,llevándose consigo a Peach, Luigi, Bowser y todos sus secuaces.

A pesar de su sobreabundancia, los diálogos tienen buenos toques de humor.

Mario va tras él, atraviesa una puerta dimensional y llega a un mundo totalmente diferente al Reino Champiñon que ya conoce. En este mundo, conocido como «Flipside», sus habitantes viven entre las dos y las tres dimensiones, habilidad que Mario tendrá que adquirir para poder superar la aventura (y que conseguiremos practicamente al principio del juego).

De este modo el juego se desarrolla en una perspectiva bidimensional, pero para superar ciertas zonas tendremos que pasar a la vista tridimensional para esquivar o derrotar a ciertos enemigos y encontrar nuevos caminos por los que avanzar. Eso sí, la perspectiva tridimensional está limitada, ya que mientras la utilicemos un medidor de tiempo comenzará a consumirse, y una vez que se acaba nos veremos forzados de nuevo a la vista 2D, sino queremos comenzar a perder puntos de vida, hasta que el medidor de energía se rellene de nuevo.

Un cambio de perspectiva en Super Paper Mario revela nuevos detalles

Y es que sí, en «Super Paper Mario» hay puntos de vida, con una cantidad que iremos incrementando gracias a la experiencia acumulada derrotando enemigos. Hay puntos de vida, hay tiendas, hay personajes con los que hablar y objetos que podemos comprar y guardar en el inventario para utilizarlos más adelante. En este punto os estaréis preguntando… pero ¿que es «Super Paper Mario»? Pues ni más ni menos que un juego de rol con un desarrollo de plataformas. Los amantes del «Paper Mario» original se enfrentarán a un desarrollo plataformero fuera del rol clásico, sin batallas por turnos ni armas que emplear, mientras que los que busquen un plataformas se encontrarán con más elementos roleros de los deseados.

Al igual que el mundo de «Super Paper Mario» se encuentra a medio camino entre las dos y las tres dimensiones, el juego es un extraño híbrido a caballo entre el rol y las plataformas. Una mezcla poco común que puede gustar o no, pero no dejará a nadie indiferente.

Super Paper Mario - TwomphCentrándonos en los aspectos técnicos del juego en sí, el estilo gráfico es el de un mundo colorista, lleno de destellos, flores, corazones, champiñones y arco iris. Algo estridente, pero muy bien rematado y con gran cuidado por el detalle. Las animaciones son fluídas y están bien realizadas, y el paso entre las dos y las tres dimensiones es un efecto realmente curioso. Así, cuando Mario cambie de modo, veremos como se dibuja un cuadrado a su alrededor, mientras el escenario gira para dar paso a una nueva perspectiva. O bien, cuando entremos en una casa, veremos como la cámara gira 90 grados mientras Mario cruza la puerta, manteniendo la perspectiva bidimensional.

El uso de las dos prespectivas es fundamental en el juego. Imaginemos, por ejemplo, que tenemos que cruzar un pasillo y nos lo encontramos lleno de Twomphs. En el Super Mario original, tendríamos que armarnos de paciencia y buscar el momento apropiado para cruzar. Aquí basta un giro de cámara para pasar andando tranquilamente por detrás de ellos. Lo mismo se aplica a los caminos del juego, cruzando por detrás de elevaciones que no podemos superar saltando, o buscando tuberías ocultas detrás de los bloques.

La herencia de GameCube queda petente en cuanto cogemos el mando: utilizaremos la disposición horizontal, y nos moveremos con la cruceta y los botones 2 (para saltar) y A (para cambiar de perspectiva), no siendo necesario apuntar a la pantalla más que para ciertas acciones muy concretas.

En Super Paper Mario no faltarán los niveles subterráneos.

Aparecen también, como no podía ser de otra forma, las fases subterráneas y las tuberías que nos conducen a habitaciones repletas de monedas, los ascensores, las plantas carnivoras… todos los elementos de un plataformas de Mario, aunque con un aire «cartoon» que cambia su aspecto por completo.

El último detalle, y no es ni mucho menos un detalle superfluo, es que a lo largo del juego adquiriremos el control de tres nuevos personajes: la princesa Peach, Bowser y Luigi, entre los que podremos alternar en cualquier momento de la partida. Debido a que apenas llegué al segundo capítulo no puedo comentar nada sobre los mismos ya que no llegué a desbloquearlos.

Por otro lado, los homenajes al «Super Mario Bros.» original están presentes en los detalles. Detalles como el «super-champiñon» que, al igual que ocurría en «New Super Mario Bros.», aumenta nuestro tamaño a proporciones gigantescas, desde las que podremos arrasar todo el escenario.

Los mini-marios guardaespaldas son geniales.La diferencia es que en esta ocasión, al usar este power-up, nos convertiremos en una versión ampliada del sprite del Super Mario Bros original.

O que decir del power-up de los mini-marios, una serie de pequeños marios (con el sprite y el sonido de salto originales del juego de NES) que acompañan a nuestro protagonista, protegiéndole de los daños como una serie de diminutos guardaespaldas.

El principal «pero» que le pongo a «Super Paper Mario» es que, a pesar de contar con innovaciones interesantes, hace demasiado hincapié en la parte «rolera». Dado que el desarrollo principal es el de un plataformas, uno no espera tener que hablar con un personaje para colocar un puente que nos permita pasar un precipicio, como ocurre en un momento del juego; sino que busca acción pura y dura. Quiero saltar, correr, y pisotear enemigos. Sin complicaciones, sin diálogos, sin puntos de experiencia.

Y como puntos positivos, el juego que da el moverse «entre dimensiones» está realmente bien aprovechado. Nos pasaremos la mayoría de la partida alternando entre los dos modos, para encontrar nuevos caminos, derrotar a algunos enemigos o, simplemente, ver las cosas desde otro ángulo. Por otra parte, el juego, al igual que sus predecesores, está repleto de bromas del universo Mario, y como todo juego de rol, gana en profundidad a medida que avanzamos en el mismo. Si llega acompañado de un buen doblaje como al que nos tiene acostumbrados Nintendo España últimamente, puede ser una opción interesante para fans acérrimos del fontanero.

Para ir abriendo boca hasta el lanzamiento europeo, os dejo con un vídeo in-game de los chicos de GameTrailers:

También en ion litio…

Hotel Dusk: Room 215
Jugando a Wii Sports

Categorías: Análisis, Videojuegos

17 comentarios

  • El Tipo de la Brocha
    7/05/2007 | 8:12

    Pues a ver si sale en España. Me gustaría hincarle el diente.

    Responder a El Tipo de la Brocha
  • Manu
    7/05/2007 | 8:27

    Que ganitas de que salga de una vez… sabes poner los dientes largos 😉

    Responder a Manu
  • Dandel
    7/05/2007 | 11:07

    Y no te dijeron tus amigos de Nintendo España cuándo saldrá el juego por estos lares? 😛

    Ya me lo podrían enviar a mí para probarlo, también… qué envidia.

    Gran análisis 😉

    Responder a Dandel
  • q256
    7/05/2007 | 11:23

    Me dijeron que «sin fecha»…

    Responder a q256
  • Parzival
    7/05/2007 | 12:34

    Yo no jugué al primero, pero a este sí que le tengo bastantes ganas…

    En teoría, y según tengo oído, saldrá en Julio de este año. Pero vete tú a saber…

    Responder a Parzival
  • TANDRO
    7/05/2007 | 15:48

    No tiene mala pinta. Yo tengo el Paper Mario de GC y me entretuvo mucho. Tal vez me lo compraría.

    PD: Molan los mini-marios 😛

    Responder a TANDRO
  • Jose Rivera
    7/05/2007 | 16:12

    Ya lo probe y esta buenisimo

    Responder a Jose Rivera
  • FRG
    7/05/2007 | 23:41

    Como hubiese molado un juego así en una Virtual Boy en color… ya que el Wiimando no se utiliza mucho se aprovecharían las 3D. (EStos comentarios creo que denotan que estoy muy mayor y se me ocurren ideas muy peregrinas, pero es lo que he pensado al ver a un Mario 2D en un entorno 3D bajo nubes de ecuaciones).

    Y con este van ¿…? artículos sobre Super Mario en Ionlitio. Y no nos cansamos.

    Responder a FRG
  • Mazarbul
    8/05/2007 | 4:01

    Al final IonLitio se convertirá en un pno de reunión para fanboys de Mario (brrrr).

    Pues no, no tiene mala pinta… y me gustaría jugar, porque tengo entendido que los diálogos son memorables, ¿y esa imagen de una fase subterránea no le recuerda a nadie a la fase 2 del mundo en el Mario original? 😛

    Responder a Mazarbul
  • Tatoon
    8/05/2007 | 10:02

    Pena de último lanzamiento glorioso para GameCube. Podían haber hecho como el Zelda TP… sniff ¡¡

    Responder a Tatoon
  • Mr.Retro
    8/05/2007 | 10:04

    Como han dicho, esperemos que llegue a Europa.

    Una autentica pena que no lo hiciera el de N64

    Responder a Mr.Retro
  • Desde Japon...
    9/05/2007 | 7:30

    Si no me equivoco este juego salió en Japón hace un mes (aprox.) y aún no lo he jugado. A lo mejor se lo «regalo» a mi host family en algún cumpleaños 😉

    Responder a Desde Japon...

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.