Dic
17
2014

Los regalos promocionales de Danone

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Los regalos promocionales de danone - Promociones
Hace algunas semanas, charlando animadamente con unos amigos mientras compartíamos unas cervezas, empezamos a recordar todos los cachivaches que hace años regalaban a los chavales, comprando productos de determinadas marcas.

Efectivamente, aunque hoy en día pueda parecer extraño, hubo una época en la que las empresas que comercializaban productos alimenticios enfocados a los niños, fomentaban el consumo de sus artículos obsequiando con ingeniosos juguetes a los más pequeños.

Figuritas de las series televisivas de moda, cromos, cochecitos, e incluso material escolar tipo mochilas, lápices o reglas estaban a la orden del día, y de manera regular había promociones en las que reuniendo puntos o códigos de barras podías conseguir atractivos regalos.

Es cierto que a día de hoy este tipo de merchandising aun sigue existiendo, pero de forma mucho más puntual y aislada que antaño. Además estas promociones han quedado relegadas en su mayor parte a productos enfocados más para adultos, como es el caso de los refrescos o determinadas bebidas alcohólicas.

Una marca que todos recordamos

Pero, volviendo al tema que hoy nos atañe, hace un par de décadas, la marca que llevaba la voz cantante en cuanto a regalos infantiles se refiere era Danone. Estoy seguro que todos vosotros recordáis, e incluso aun tenéis, alguno de los originales juguetes que la marca catalana obsequiaba.

La mayoría de ellos tenían una clara inspiración en las frutas, en alusión a la variedad sabores que estos yogures nos ofrecían y siguen ofreciendo. En las próximas líneas vamos a hacer un pequeño resumen de los mejores regalos promocionales que Danone obsequiaba hace algunos años, pero antes de empezar solo un par de apuntes.

La siguiente recapitulación no está ceñida a ningún tipo de orden cronológico, y es más seguro que faltarán muchos juguetes, ya que no creo que recuerde todos y la información que hay en Internet al respecto es mínima. Una vez realizas las aclaraciones comencemos.

Los Frutiñecos: bajo este nombre tan chulo, se esconde una de las primeras promociones de Danone, que yo al menos recuerdo. Se trataba de una colección de cuatro figuritas con forma de fruta que servían como capuchón para nuestros lapiceros. El estrecho diámetro del agujero de su parte inferior los hacía inservibles para bolígrafos o rotuladores.

Los regalos promocionales de Danone - Frutiñecos

Las cuatro frutas en cuestión eran una fresa, un limón, una pera y un plátano. Todas ellas contaban con ojos nariz y boca, lo que les daba un aspecto realmente animado. Es curioso que hubiera una pera entre las figuras, ya que yo no recuerdo que hubiera un yogur sabor pera por aquellos entonces. A mi parecer hubiera sido más lógico incluir una piña, pero como diría Retroyonki, ellos sabrán que para eso tienen estudios.

Escribir con un lápiz adherido a uno de estos capuchones era de lo más incómodo, ya que pesaban mucho y hacían complicado escribir de manera rápida o precisa. O lo que es lo mismo, su utilidad a parte de decorativa era totalmente nula.

Los Frutiservilleteros: Otra de las promociones recordadas por todos ya que gozó de gran popularidad. En esta ocasión nos regalaban unos servilleteros con forma de frutas, donde poder colocar nuestra servilleta enrollada.

Los regalos promocionales de Danone - Frutiservilleteros

Había un total de ocho frutas para coleccionar: plátano, fresa, limón, piña, naranja, manzana, uva y pera, todas del mismo tamaño y con un agujero circular en la parte central para meter la servilleta.

Su utilidad, como la de la mayoría de todos los cachivaches que estamos viendo durante el día de hoy, era bastante discutible. Puede que las servilletas enrolladas dentro de estas frutas dieran un toque de color a la mesa, pero al cabo de unos instantes su presencia era bastante molesta e inservible

Magia Danone: Y llegamos a la que para mi fue la mejor promoción de todas, los trucos de magia. Inspirada en la popularidad que tenía por aquellos entonces el juego magia Borrás, Danone lanzó una colección de seis trucos que hicieron la delicia de los más pequeños.

Los regalos promocionales de Danone - Frutiservilleteros

Una bola que aparecía y desaparecía en una especie de copa, un nudo mágico que liberaba las frutas que estaban trabadas en el interior de una cuerda, un cofre que hacía desaparecer unas bolitas, un yogurt que era atravesado por una especia de cucharillas, un pañuelo que se volvía invisible y una caja con un cubo dentro, componían la totalidad de trucos con los que poder ganarnos unos compasivos aplausos paternos.

Toda una generación soñó con llegar a ser Houdini con estos ingeniosos trucos, que pese a su sencillez no dejaban de asombrar a todos aquellos que los veían por primera vez, pero que a corto plazo resultaban bastante obvios y conocidos por todos.

Las frutipulgas: Uno de los regalos más tontos y desquiciantes al mismo tiempo. En concreto se trataba de unas gomas circulares abovedadas. Su funcionamiento era más simple el mecanismo un chupete, había que dar la vuelta a la goma apretando con los dedos pulgares, de manera que quedaba aplanada, y después de unos segundo saltaba mágicamente unos centímetros hacía arriba.

Los regalos promocionales de Danone - Frutipulgas

Había un total de seis frutipulgas diferentes, cada una de un color e inspiradas como no podía ser de otra manera, en las diferentes frutas (pera, fresa, mora, piña, plátano y naranja)

A veces nos las poníamos en la palma de la mano o en la yema de los dedos, aun recuerdo como “picaba” cuando las gomas saltaban. Otras veces poníamos varias al mismo tiempo encima de la mesa y jugábamos a adivinar cual sería la primera y la última en saltar.

Como podéis ver y recordar era un regalo bastante tonto pero los chavales de la época lo pasábamos bien con cualquier cosa.

La fruitipizarra: Y seguimos con uno de los regalos recordado por todos pero que también era bastante inservible, una pizarra mágica (compuesta por dos láminas de plástico transparente) en la que se escribía sin necesidad de boli y en la que se borraba sin necesidad de frotar.

Los regalos promocionales de Danone - Frutipizarra

Al parecer había cuatro modelos diferentes, y cada uno imitaba la forma de una fruta, plátano, limón, fresa y mora. Digo al parecer porque yo creo que todos únicamente recordamos la fresa, de hecho yo me acabo de enterar que había tres modelos más.

La parte posterior era magnética de manera que estaba diseñada para pegarla en la nevera. Para escribir había que quitar la primera hoja, cuya función era simplemente protectora y presionar con la uña o con algún objeto de punta redondeada. Para borrar tan solo teníamos que levantar la hoja en la que habíamos escrito y el texto desaparecía misteriosamente.

Los dardosmagic: Otro de los pocos juguetes que huía del sobre explotado tema de las frutas. Esta vez Danone nos regalaban unos minúsculos dardos que tenían una goma pegajosa en la punta.

Los regalos promocionales de Danone - Dardosmagic

Es más que posible que la idea se les ocurriera después de ver el éxito que cosechaba por aquellos entonces la mano loca. Si comparamos los dardos con ella, podríamos decir a su favor que podían ser lanzados con más precisión, pero por contra no volvían a la persona que los tiraba.

Personalmente creo que el regalo se podría haber perfeccionado algo más, si hubiesen incluido algún tipo de diana o similar donde poder probar nuestra puntería. Además las propiedades pegajosas de la goma eran bastante efímeras, y pasados unos cuantos usos dejaba de pegarse con la misma eficacia que al principio.

Los rotuladores mágicos: Terminamos con otro de los pesos pesados, un regalo que gozó de gran éxito y que encandiló a todos los niños: unos rotuladores que cambiaban de color al combinarlos entre si.

Los regalos promocionales de Danone - Rotuladores mágicos

Estos rotuladores venían de dos en dos. El primero siempre era de color blanco y el segundo era de otro color (rojo, verde, negro, etc.) Este segundo rotulador, estaba compuesto por un tubo que era de un color, y una tapa que era de otro diferente. De manera que inicialmente pintaba de la tonalidad de su tubo, pero si posteriormente pintábamos por encima con el rotulador blanco, se transformaba mágicamente en el color de la tapa.

Toda una novedad que era la tecnología punta del momento. La única pega es que si apretabas demasiado el rotulador blanco, o hacías varias pasadas con él, acababas rompiendo el papel, ya que su punta estaba fabricada de lija de grano grueso.

Una tradición añorada

Personalmente creo que es una lástima que esta costumbre de los regalos promocionales, haya caído en desuso, quizás dados los tiempos que corren, las empresas prefieran ajustar sus costes al máximo para no perder terreno frente a otras marcas más económicas.

Sin embargo, he de deciros que a mi me encanta esta tradición tan de los ochenta, y siempre que ojeo la propaganda de los supermercados o cuando voy a ellos, busco las promociones de las pocas marcas que aun intentan dar un valor añadido a su producto, y que buscan de esta forma aumentar sus ventas de forma puntual o captar nuevos consumidores.

Los regalos promocionales de Danone - Mr Krujidor

A pesar de todo he de romper una lanza a favor de Danone, ya que es de las pocas marcas sigue apostando por los regalos ocasionales (aunque sea con menos frecuencia que antaño). De este modo en los últimos tiempos hemos vivido un resurgir del merchandising asociado a los productos Petit suisse y natillas Danet, que por si fuera poco cuentan con las mascotas de Danonino y Mr. Krujidor respectivamente.

Toda una meditada y dilatada estrategia, que parece les ha funcionado durante todo este tiempo y que ojala mantengan durante muchos años más.

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Juguetes-juegos

10 comentarios

  • Vero
    17/12/2014 | 16:04

    Yo de pequeña no comía muchos yogures, así que no recuerdo muchos de estos productos. Pero los servilleteros de frutas los tenían mis abuelos en casa y me encantaban. Y también recuerdo haber tenido los rotus mágicos y las frutipulgas ^^

    Estos posts siempre me traen buenos recuerdos ^^

    Responder a Vero
  • mastercaba
    18/12/2014 | 9:57

    Aunque creo que soy algo más joven que el autor (poco), recuerdo especialmente dos de esas promociones: los rotuladores mágicos y las frutipulgas, que eran una estupidez, pero que me tenían muy flipado (nunca fui demasiado normal). Debo matizar que hay un producto orientado (aunque no exclusivamente) al público infantil y juvenil que incluye valor añadido: las bolsas de Matutano (incluidas las Precio Joven). Aunque es verdad que ya no hay ni tazos ni megatazos. Saludos y felices fiestas a todos.

    Responder a mastercaba
  • Fatman
    19/12/2014 | 19:57

    Esos servilleteros han estado dando vueltas por mi casa desde que tengo memoria. No sabía que fueran de Danone, fíjate qué cosas se aprenden…

    Responder a Fatman
  • golo
    20/12/2014 | 21:20

    Yo debo ser el más viejo por aquí porque no me acuerdo de nada de eso, en mi época Danone regalaba cromos de Marco y la Abeja Maya.

    Responder a golo
  • Anonimatus
    21/12/2014 | 22:26

    Recuerdo los rotuladores y una promoción en la que regalaban una especie de dedales con cabezas de animales.

    Responder a Anonimatus
  • Quark
    23/12/2014 | 13:34

    Ay, yo tenía el dardomagic verde. Y los servilleteros. Y aún tengo paquetes sin abrir de cuanto había que “darle caña al Danone”. ¡Y las figuras de Sylvan! Segramente, aún tenga más regalos yoguriles por ahí.

    Responder a Quark
  • NepT1
    8/01/2015 | 13:59

    Menos el servilletero, todos los demas los e tenido. y es cierto que se echan mucho de menos, así esta la infancia de hoy en día, si no lleva batería no lo quieren…

    Responder a NepT1
  • scritx
    11/01/2015 | 23:16

    El servilletero de la pera todavía nada dando vueltas por casa de mis padres…
    Respecto del rotulador mágico blanco, tenía un uso genial, y es que servía para borrar la tinta de las plumas estilográficas. Yo lo usaba para borrar las faltas de asistencia a clase, porque al profesor le dábamos siempre una pluma para que las apuntara cuando pasaba lista

    Responder a scritx
  • Pedro
    17/01/2015 | 17:55

    Te faltan las ranas saltarinas jajaja

    Responder a Pedro
  • Jessica Saavedra Del Moral
    21/04/2018 | 1:25

    Compro fruti pulga alguien me vende uno al menos gracias [email editado]

    Responder a Jessica Saavedra Del Moral

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.