May
25
2016

Igor: Objetivo Uikokahonia

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Igor Uikokahonia - PortadaSolemos asociar el desarrollo de videojuegos con Japón y con Estados Unidos. Desde estas dos grandes potencias han llegado hasta nosotros –en particular, en los años 80 y 90– algunas de las creaciones más sublimes del entorno videojueguil, y a sus productos hemos dedicado infinitas horas que debieron haber estado destinadas a aprender los afluentes del Tajo o el análisis sintáctico.

Sin embargo, también en España se desarrollaron algunos videojuegos por aquella época que rayaron las altas cotas de lo sublime (por no decir algo mucho más contundente). Ya se ha hablado en este blog del que quizá fue el mejor juego de la edad dorada del software español, La abadía del crimen. Es el momento de que analicemos la primera aventura gráfica desarrollada íntegramente en España: “Igor: Objetivo Uikokahonia”.

Debo decir que mi encuentro con esta obra maestra fue pura casualidad (o, con una palabra que he escuchado recientemente a mi madre, y que me ha dejado muy sorprendido: fue por serendipia). Al igual que la mayoría de los jóvenes de esos primeros noventa, mi acceso a videojuegos era escaso. Por suerte, en mi comunidad de vecinos había uno de esos niños mimados al que le compraban todo lo que quería (el típico desgraciado al que se premiaba por su maldad, quebrantando mi inocente creencia en la justicia de los Reyes Magos).

El caso es que este niño, no contento con las grandes cantidades de juegos que ya poseía, pidió a su padre que se hiciese con “La colección de videojuegos para PC” que el diario El Mundo empezó a vender por etapas con el periódico (la promoción tuvo mucho éxito: además de esta primera edición, sacó nuevas versiones en 1999 y en 2000, si es que no más). Y, cosas del destino, el niñato decidió dejarme un juego que a él no le gustaba por su género: una aventura gráfica. Paso ahora a detallaros las maravillas que ese ingrato se perdió.

Un par de datos

Dinamic Multimedia

Este sello significaba mucho en los noventa…

Aunque mis conocimientos de informática sólo alcanzan para llevar a cabo dos actividades (jugar y copiar texto de la Wikipedia para fingir que tengo conocimientos), debo indicar algunas cosillas técnicas. Así, hay que decir que “Igor, Objetivo Uikokahonia” fue desarrollado por Péndulo Studios y distribuido en formato CD por la compañía que controlaba prácticamente todo el mercado del videojuego español: Dinamic Multimedia (la distribución en disquetes fue llevada a cabo por Pro Soft). La historia y el diseño vinieron de la mano de Ramón Hernáez, Miguel Ángel Ramos, Felipe Gómez y Rafael Lategui, siendo de éste último también las animaciones.

El juego fue puesto a la venta en el año 1994, y su mecánica era similar a otras aventuras gráficas –especialmente, a las de LucasArts–. El manejo del mismo era sospechosamente parecido al conocido sistema SCUMM; esto es, había un menú permanente en la pantalla con diferentes tipos de acciones para elegir lo que queríamos hacer (mirar, coger, dar…).

Igor Uikokahonia - Escenarios

Los escenarios están muy cuidados

También debo decir que el juego estaba totalmente en castellano (lo cual tiene su lógica, dado que se hizo aquí), e incluía –al menos, en la versión de CD– todos los diálogos perfectamente digitalizados, lo que no dejaba de ser novedoso por aquella época. La música, por su parte, cumplía su función, teniendo incluso algo de pegadizo.

La aventura

La historia comienza en un bucólico lugar cuya ubicación no se precisa. Cerca de un río, la atractiva Laura conversa con Phillip, un chulo de playa cuya intención última y única en la vida es hacer de Laura su conquista amorosa. La charla gira en torno al hecho de que Laura se dispone a visitar con su clase de biología la isla de Uikokahonia, en un viaje que promete mezclar la investigación y la fiesta, y Phillip (que tiene muy claro cómo se hacen estas cosas) decide en ese mismo momento que también él irá al viaje.

Igor Uikokahonia - Phillip y Laura

Phillip (nuestro rival) hablando con Laura (la mujer que Igor aspira a conquistar)

Entre risas, la pareja se aleja y dejan en la imagen un paisaje desierto… ¡o eso parecía! Pero de detrás de un arbusto sale Igor, el protagonista al que manejaremos en una aventura sin par y que ha escuchado todo. Os podéis imaginar su cabreo, porque, ¡oh, sorpresa! ¡Él también está enamorado de Laura! Comienza así la hilarante sucesión de puzzles y aventuras que han de dar con los huesos de Igor en la exótica isla de nombre casi impronunciable.

Si algún rasgo caracteriza a esta aventura es un elegante sentido del humor. Es cierto que no llega al nivel del inimitable “Indiana Jones and the Fate of Atlantis”, ni se alcanzan las alturas dialécticas de “Monkey Island”. Sin embargo, las conversaciones tienen un cierto punto humorístico que no desentonan para nada con algunas de las cosas que tenemos que hacer (desde disfrazarnos de gorila hasta hacer que un malvado Decano alcohólico se intoxique por beber agua).

Igor Uikokahonia - Pergamino

Un pergamino que da más de una pista

La historia consiste, como no podía ser de otro modo, en llegar a Uikokahonia desde nuestra universidad –de pinta, por cierto, muy estadounidense (al menos, yo nunca he visto universitarios españoles uniformados con esas americanas). Para ello, tendremos que conseguir matricularnos en Biología, ayudar a la policía a resolver el robo de una curiosa estatuilla, viajar por pasadizos subterráneos con la ayuda de un pergamino o envenenar a algún que otro contrincante. No quiero haceros ningún spoiler (nota editorial: utilizo el término “spoiler” para hacerme el moderno, pero que conste que en castellano ya tenemos un sinónimo para ese concepto: destripar); decía que no quiero haceros ningún spoiler, así que no voy a contar pormenorizadamente el desarrollo de la historia. Sin embargo, sí voy a hacer un pequeño recorrido por los principales personajes del juego, para que os hagáis una idea del mismo.

Principales personajes

Igor Uikokahonia - IgorÍgor: es el protagonista del juego y único personaje que manejaremos en el mismo. Es el típico don nadie que no destaca en los estudios ni con las mujeres. Sin embargo, su amor por Laura le llevará a embarcarse en la loca aventura que da pie al juego. Es especialmente destacable su singular sentido del humor, que le lleva a contestar con un cierta ironía en situaciones complicadas. Al final se le acaba cogiendo cariño.

Igor Uikokahonia - PhillipPhillip: nuestro más enconado enemigo. Este chulito de piscina (antes le he llamado chulo de playa porque también lo es) se ha encaprichado con Laura, y está dispuesto a ir a Uikokahonia por ella… poniéndonos todas las trabas posibles por el camino. Afortunadamante, es más fuerte que listo, por lo que tenemos alguna oportunidad de acabar con él. Merecería un ligero envenenamiento

Igor Uikokahonia - LauraLaura: la atractiva rubia que ha robado el corazón a Ígor. Es una chica guapa, simpática, inteligente y muy aplicada: va a Uikokahonia por puro interés académico (o eso dice). Naturalmente, su interés inicial por Ígor es prácticamente nulo, porque no tienen nada que ver. ¿Conseguirá nuestro protagonista conquistarla con su buen hacer, su arrojo y su sentido del humor? ¿O fracasará estrepitosamente? De nuestras decisiones depende.

Igor Uikokahonia - MargaretMargaret: uno de los elementos cómicos del juego. Esta muchacha, de autoestima increíblemente baja, está obsesionada con el buen comer. Su escaso éxito con los chicos es algo que empieza a tener asumido. Lo curioso es que, aunque no lo sepa, tiene un admirador secreto. Quizá pudiéramos ayudarla en este sentido y, de paso, sacar algún partido… Sus intentos por ponerse atractiva son algunos de los momentos más divertidos del juego.

Igor Uikokahonia - HarrisonHarrison: el típico empollón o rata de biblioteca. Pese a su inteligencia, el pobre tiene ciertos problemas de integración social (esto no se dice en el juego, pero lo deduzco yo), y se centra en su labor investigadora. Su mayor deseo en la vida es conseguir una cita con la chica de la que está loca y secretamente enamorado: Margaret. Como ésta, es uno de los elementos puramente humorísticos del juego.

Igor Uikokahonia - ComadrejaEl “Comadreja”: un ladrón de altos vuelos. La primera noticia que tenemos de él es a través del periódico, donde se le acusa de robar una estatuilla dorada llamada “el gran Dosicuá”. Desde luego, si consiguiésemos averiguar dónde lo ha escondido y pudiéramos recuperarlo, es probable que consiguiéramos una recompensa que “financiase” nuestro viaje a la isla de Uikokahonia. Ahora bien, encontrar la estatuilla será una labor dura.

Igor Uikokahonia - BorisBoris: este anciano chepudo es el sepulturero. Sin embargo, se aleja bastante del tópico que asociamos a esa profesión: es gracioso, marchoso, siempre habla en verso y es fan declarado del grupo “T. P. L.”, lo que tiene gran importancia en la trama. Encarna de forma excepcional el carácter del juego, siendo uno de los personajes más recordados pese a sus escasas apariciones en el mismo.

Una pequeña muestra

No quería despedir esta entrada sin ofreceros un vídeo con el comienzo del juego en castellano. Espero con ello que os pongáis en situación y, por qué no, animaros a echar una partidilla:

Fuentes:

Igor: Objetivo Uikokahonia (Wikipedia en español)
“Igor: Objetivo Uikokahonia” (en Computer Emuzone)
“Igor: Objetivo Uikokahonia” (en Abandon Socios)

Etiquetas: , ,

Categorías: Videojuegos

21 comentarios

  • DGrumpy
    25/05/2016 | 18:34

    Me ha encantado la introducción. Así me gusta, sin resentimiento a tu vecino. Que se note que ahora sois colegas.

    Jamás había oído hablar sobre este juego, parece que tiene su puntillo.

    Por cierto en la descripción de Igor, te ha faltado poner: “es un pagafantas de libro”

    Responder a DGrumpy
    • mastercaba
      26/05/2016 | 10:36

      En “Pactar con el diablo” dice Al Pacino (el diablo) que la vanidad es su pecado favorito; sin embargo, donde esté la envidia…

      Sobre el juego, la verdad es que es muy entretenido y el toquecillo de humor está chulo. Y sí: Igor es un pagafantas de manual, pero se le coge cariño.

  • Nayland Smith
    25/05/2016 | 18:46

    Lo jugué en su momento con la colección de juegos de El Mundo y me gustó mucho.
    Le tengó un cariño especial porque me llamo como el protagonista

    Responder a Nayland Smith
    • mastercaba
      26/05/2016 | 10:40

      La verdad es que esa Colección estaba muy bien, incorporaba juegos muy entretenidos y novedosos (Los Justicieros, que a mí me tenía muy impactado; el Dragons Lair; etc.) y, además, incluía una guía por si te quedabas atascado en alguno (lo cual, en la era pre-internet, valía su peso en oro). Qué tiempos aquellos…

  • q256
    25/05/2016 | 21:04

    Gran juego, aunque un poco corto. De hecho, es tan corto que eligieron alargarlo artificialmente de la peor forma que se puede hacer: metiendo un puzzle largo y aburrido de por medio (el laberinto que hay que atravesar). Por lo demás, junto a “Hollywood Monsters”, es de las mejores aventuras gráficas que se han hecho en España.

    Responder a q256
    • mastercaba
      26/05/2016 | 10:43

      Lo del laberinto es cierto que se lo podían haber ahorrado, aunque localizar la solución era más o menos fácil y tampoco te llevaba mucho. Que conste: nunca se me olvidará la musiquilla de ese momento del juego, no me preguntes por qué…

      Respecto al Hollywood Monsters, qué te voy a decir: otro juegazo de los que apetecía jugar después de comer en el tórrido verano madrileño (la alternativa era salir a la calle y morir de insolación).

  • Lector
    25/05/2016 | 21:43

    Aprovecho para destacar otra joya patria del mismo estilo, “Dráscula”. Qué tiempos.

    Responder a Lector
    • q256
      30/05/2016 | 11:55

      Cierto, “Dráscula” era un buen título también ¡Lo había olvidado por completo! Lo jugué, pero creo que no llegué a terminarlo.

  • Alejandro
    26/05/2016 | 15:23

    Lo que es la globalización (?). Yo me lo pasé allá por el 1994 (1995), desde Argentina, aunque con un poco de ayuda del dueño del local de computación (al que llamaba por teléfono para preguntarle como seguir, y el pobre muchacho ni se acordaba). Apenas si entendía la palabra “bocata” (por obvias razones). Igual el juego lo disfruté mucho en su momento y le tengo un grato recuerdo de adolescencia.

    Saludos y sigan con los hermosos posts que da gusto leerlos!

    Responder a Alejandro
    • mastercaba
      2/06/2016 | 17:26

      Pues la palabra “bocata” resultaba decisiva en el juego. Me alegro de que te haya gustado el artículo 😉

  • kelmer
    28/05/2016 | 20:07

    Un apunte pejiguero: Igor no fue distribuido en 1994 por Dinamic, sino por DRO soft, que también fue productora, el logo se puede ver en la carátula que habéis puesto.

    Dro fue una discográfica puesta en marcha por los integrantes de Aviador Dro, y a finales de los 80 se metieron a distribuir videojuegos. Trajeron bastantes para PC en los primeros noventa, y solían doblarlos “in-house”, entre amiguetes.

    Igor salió en versión CD con esta colección, fue en 1998 o 1999 cuando Dinamic sacó esta colección, que decidieron regalarle un doblaje al juego.

    Responder a kelmer
    • kelmer
      28/05/2016 | 20:07

      Perdon, queria decir que salio en CD solo con la colección de Dinamic, en 1998 o 1999.

    • q256
      30/05/2016 | 11:53

      Pejiguero o no, se agradecen estas aportaciones ¡muchas gracias!

      Yo también descubrí el juego a través de la colección de Dinamic. De hecho, este juego era prácticamente desconocido hasta que el éxito de “Hollywood Monster” (también de Pendulo Studios) lo trajo de nuevo a la palestra.

    • mastercaba
      2/06/2016 | 17:27

      Tener lectores tan atentos es estupendo, así que nada de “pejiguero”. Para elaborar el texto me basé en las fuentes que tienes al final del artículo. En cualquier caso, estudiaré el asunto 😉

  • Liliana
    1/06/2016 | 7:40

    Yo lo descubrí también por casualidad, en aquella época me encantaban todas las aventuras gráficas y me lo dejó una amiga de clase, cuyo primo mayor era nuestra gran fuente videojueguil. Al final me lo regaló, tengo la caja original todavía en algún lugar de casa de mis padres :).
    El laberinto es lo peor pero en general guardo un buen recuerdo del juego, con ese aire clásico, el ambiente de las facultades americanas el humor tan característico. Hay que reivindicarlo!

    Responder a Liliana
    • mastercaba
      2/06/2016 | 17:29

      Tú no tienes una caja: ¡tienes un tesoro!
      Sobre el laberinto, como bien advertía q256, es un sistema para alargar el juego. Es lógico que sea lo menos interesante del mismo, pero, si no lo hubiesen incorporado… ¡sería cortísimo!

    • kelmer
      28/02/2017 | 13:23

      @Liliana no estaras interesada en vender esa caja con el Igor? Estoy buscándola desesperadamente!

  • Alex
    3/06/2016 | 14:25

    Uno de mis juegos favoritos en mi época de PC: Las risas que disfruté desde principio a fin con la historia.

    Lástima que no saliesen más partes.

    Responder a Alex
    • mastercaba
      3/06/2016 | 15:22

      Pues ahora que lo dices… hubiera molado una segunda parte. Quizá incluso habría que plantearse un argumento. Se escuchan propuestas.

      ¡Gracias por comentar!

  • verseau
    6/06/2016 | 3:07

    A mi el laberinto me amargó y me quedé atrapado para siempre allí.
    Cosas de que te pille el juego de pequeño y con más juegos por delante xD.

    De todas formas, grandes recuerdos, de Igor, de la colección de PC (mi tío era el que la compró) y de todas las coñas que había.

    Responder a verseau
    • mastercaba
      7/06/2016 | 11:42

      Como señalaba en algún comentario anterior, la Colección de El Mundo traía (al menos mi vecino la tenía) un pequeño libreto que era, en realidad, una guía del juego; tu tío debió habértela pasado. Otra cosa es que no la tuviera, en ese caso había que lanzarse en busca de alguna revista de la época que tuviera una guía del juego… y esto no siempre era fácil (otra cosa era encontrar trucos o códigos, pero guías propiamente, sobre todo si el juego tenía ya un tiempo…). Un saludo!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.