Jun
8
2016

El gran libro de los laberintos, de Jesús Gabán

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

El gran libro de los laberintos - PortadaYa hemos hablado en este blog de otros librojuegos como “El Ojo Mágico” (especialmente frustrante para los que, como yo, no veíamos un pimiento de las famosas imágenes tridimensionales) o la famosa saga de “Dónde está Wally”. Así como de otros títulos que tenían poco de juego, como las “Vacaciones Santillana”.

Sin embargo, no hemos mencionado hasta ahora “El gran libro de los laberintos”, del ilustrador madrileño Jesús Gabán. Se trata de un álbum que personalmente me encantaba, ya que siempre he sentido pasión por los laberintos.

“El gran libro de los laberintos” es, como decía, un librojuego. Las ilustraciones no solamente tienen la función de ser observadas si no, en este caso, de ser recorridas con la mirada para ayudar a los personajes a encontrar la salida de cada laberinto.

Laberintos de todas las formas y colores

El título del libro en cuestión no deja lugar a dudas sobre su contenido. En su interior podremos encontrar… laberintos. Y más concretamente, laberintos temáticos publicados a doble página y con todo lujo de detalles.

La “historia” oficial del libro sigue las peripecias de Sito y Sandra, dos amigos que tendrán que enfrentarse a toda clase de laberintos por diversos azares de la vida como, por ejemplo, perderse en medio de la noche y acabar en una casa encantada. Algo que le podría pasar a cualquiera:

El gran libro de los laberintos - El castillo de los fantasmas

El castillo de los fantasmas

La ambientación de cada laberinto es diferente. Por ejemplo, podremos encontrar un laberinto ambientado en unas pistas de esquí, en el que las “paredes” del mismo serían los árboles que nos encontramos a lo largo del descenso. O bien un laberinto ambientado en un sótano en el que se reúnen los matones del hampa, en el que además de encontrar la salida tendremos que evitar cruzarnos junto a alguno de los matones armados que están de guardia en el mismo:

El gran libro de los laberintos - El sótano misterioso

El sótano misterioso

Asimismo, cada laberinto incluye una pequeña columna que nos cuenta una historia para, a continuación, retarnos a encontrar la salida del mismo. En ocasiones, en dicho texto también se nos indicarán algunas normas. Por ejemplo, hay un laberinto ambientado en una ciudad en el que debemos respetar todas las señales de tráfico, no pudiendo acceder a ninguna calle prohibida o efectuar giros no permitidos por dichas señales:

El gran libro de los laberintos - La farmacia de guardia

La farmacia de guardia, un laberinto “realista” basado en señales de tráfico

También hay referencias a laberintos clásicos, como el famoso laberinto de Teseo y el Minotauro. Aunque en esta ocasión, nuestro objetivo, al contrario que el de Teseo, será el de evitar al monstruo mitológico, centrándonos solamente en la tarea de encontrar la salida:

El gran libro de los laberintos - Por el camino de Teseo

El laberinto del Minotauro

En definitiva, un libro que recuerdo con cariño y que ha resistido notablemente el paso del tiempo, porque los laberintos nunca pasan de moda.


Por cierto, maravillas de internet, resulta que Jesús Gabán tiene un blog en el que comenta algunos de sus trabajos y, a través del mismo, he llegado a una noticia de hace 5 años en la que se informa de que el gran libro de los laberintos fue reeditado en Alemania y Noruega. En España, de momento, la única forma de conseguirlo es comprarlo de segunda mano.

Etiquetas: ,

Categorías: Libros

4 comentarios

  • DGrumpy
    8/06/2016 | 23:06

    Yo conocí estos laberintos a través de la colección de cómics Mini Mundo. Al igual que Gente Menuda, se trataba de un suplemento dominical infantil, que venía con el período El Mundo entre 1994 y 1996 (si no me falla la memoria).

    Pues bien, en los primeros números de estos tebeos, venían dos páginas con uno de los laberintos de Jesús Gabán.

    La sección no duró demasiados números, pero a mi me encantaba.

    Por cierto un día de estos, si os portáis bien, escribiré sobre Mini Mundo.

    Responder a DGrumpy
  • mastercaba
    12/06/2016 | 17:46

    La verdad es que no conocía este libro, aunque parece muy currado. Lo cierto es que mi historia con los laberintos se remite sólo a tres cosas: a) el laberinto de espejos que había en el Parque de Atracciones de Madrid (en el que te jugabas el físico si ibas muy rápido); b) el juego que venía preinstalado en la memoria de la Master System (obviamente, me refiero a la primera Master System, en la que manejabas a una especie de caracol que, dicho sea de paso, tenía bastante menos carisma que Alex Kidd); y c) a los manteles para niños de distintos restaurantes. Sí, me refiero a esos manteles con los que Homer Simpson se las tiene tiesas: https://www.youtube.com/watch?v=UVo1zkhPSIs

    En cualquier caso, buen artículo. Un abrazo!

    Responder a mastercaba
    • mastercaba
      13/06/2016 | 9:40

      ¡Ah! ¡Me dejaba el laberinto del chinotauro!

  • Pau
    29/07/2017 | 10:48

    Buenos dias,

    Disculpa las faltas, escribo desde un teclado francés. Precisamente, queria decirte que ayer encontré el libro en Francia. Lo abri e hice un viaje al pasado porqué yo también lo tenia de pequeno. Al ver la fecha de la primera edicion vi que era 2010 y me sorprendio. Ha sido buscando el nombre del autor que di con tu blog y ya puedo respirar tranquilo, efectivamente este libro existia en Espana mucho antes!

    La edicion francesa se vende, por ejemplo, en una tienda que se llama Nature et Découverte que es muy popular.

    Saludos,

    Responder a Pau

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.