Jul
16
2014

El Mongol Rally

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

El mongol rally - Logo

Una de las series de dibujos animados que más me gustaba cuando era niño era los autos locos. Como casi todos vosotros sabréis, se trataba un grupo de 11 corredores que competían entre sí en disparatadas carreras, por todo tipo de lugares y a bordo de insólitos vehículos, con el fin de conseguir el título del “piloto más loco del mundo”.

Ahora bien, ¿qué ocurriría si trasladáramos esta idea a la vida real? ¿Y si encima la competición tuviera fines benéficos? La respuesta la tenéis en el título de este artículo. En efecto, me estoy refiriendo al Mongol Rally, una atípica carrera desde diferentes puntos de Europa con destino Mongolia, de la que estoy seguro que muchos de vosotros no habíais oído hablar, pero que cuenta con todos los ingredientes para ser una de las mayores aventuras a las que se puede enfrentar el ser humano.

Más de 10.000 kilómetros en viejos coches de menos de 1200 cc, atravesando 20 países, un mar y tres desiertos. Además, los valientes que decidan embarcarse en esta odisea deberán enfrentarte a todo tipo de peligros e imprevistos, desde frecuentes averías en sus frágiles vehículos hasta pagos bajo cuerda a la policía corrupta de algunos países.

Un osado rally, en el que lo importante es el viaje, no ganar. De hecho el ganador no es el primero en cruzar la línea de meta, sino el equipo que más dificultades ha tenido durante la carrera. No obstante nadie gana ningún premio económico, la máxima recompensa obtenida es la experiencia ganada a lo largo de la aventura.

Historia

En el año 2001, dos amigos británicos, Mr Tom y Mr. Joolz, contemplaban su viejo Fiat 126 sin saber qué hacer con él. Después de un rato pensando, no se les ocurrió mejor idea que conducirlo hasta el lugar más remoto y lejano que pudieron imaginar. Eligieron Mongolia, uno de los países con las peores carreteras del mundo. Prácticamente con lo puesto emprendieron su alocado viaje, sin embargo no llegaron muy lejos al carecer de visado. De este modo casi casual, nacía la idea de organizar el Mongol Rally.

Años más tarde, en 2004, seis equipos salían desde Londres con su viejos coches y con el objetivo de llegar a la capital de país Mongol, Ulan Bator. Después de increíbles aventuras, solo cuatro fueron los elegidos para terminar con éxito la primera edición del rally más surrealista del mundo.

El mongol rally - Ganadores edición 2004

Al año siguiente la participación se multiplicó, tanto en número, con en países participantes. De 43 equipos que tomaron la salida, únicamente 18 llegaron a su destino tras innumerables complicaciones de todo tipo como intentos de robo, deportaciones, acusaciones de espionaje y coches totalmente destrozados por el camino.

El año 2006 fue el primero en contar con participación española, el equipo madrileño de los Spanish Bullfighters (los toreros españoles) que con su genial Citroën AX consiguieron alzarse con la victoria. En esta ocasión se presentaron 167 equipos, de los que 117 consiguieron llegar a su destino, tras recaudar más de 200.000 libras para proyectos solidarios.

El mongol rally - Spanish bullfighter

El triunfo del año anterior animó la participación española, que en el año siguiente contó con nueve equipos patrios entre un total de 250 que iniciaron su aventura. Se organizó una salida oficial paralela en la madrileña Puerta del Sol. 160 intrépidos participantes llegaron a Ulan Bator.

En los años posteriores el número de asistentes ha crecido sustancialmente, coordinando varias salidas oficiales desde distintos puntos de Europa como Milán o Barcelona. En el caso de España, muchos han sido los conductores inscritos en los últimos años atraídos por esta aventura.

La competición se ha vuelto tan popular, que en los últimos años, la mayoría de las plazas se han ocupado a los pocos segundos de abrir el plazo de inscripción, y en el año 2006 un equipo de televisión acompañó a uno de los participantes.

Normas

Los equipos inscritos deberán donar un mínimo de 1000 libras esterlinas que van a parar a varias organizaciones benéficas para diferentes proyectos humanitarios. Este coste de participación ha subido de manera vertiginosa en los últimos años, por lo que la labor de los patrocinadores es vital para costear los numerosos gastos de los participantes.

Por otro lado la potencia de los vehículos usados está limitada durante el Mongol rally. En el caso de los coches deben tener un motor de menos de 1200 cc de cilindrada (hasta hace poco la limitación era 1000 cc). Las motos por su parte no pueden superar los 125 cc.

Esta limitación puede ser sobrepasada, pero en este caso, el equipo será penalizado con una libra por cada centímetro cúbico de exceso. Sin embargo, esta restricción no se aplica en el caso de vehículos de emergencias (ambulancias o coches de bomberos).

Los coches tienen que tener menos de 10 años (las motos no tienen límite de años) y ya no es posible quitar los asientos traseros para poder aprovechar el espacio como maletero para carga o avituallamiento. Asimismo, se puede participar con coches de más antigüedad siempre y cuando tenga un carácter cómico o se trate de una rareza.

El mongol rally - Mini con cabina

Como podéis ver los equipos que compiten en este rally lo hacen a bordo de vehículos no aptos para las competiciones convencionales o directamente en coches basura que están totalmente en desuso. En cualquier caso los más adecuados son aquellos de baja tecnología, para que puedan ser fácilmente reparados por los participantes cuando surjan las averías.

Algunos de los vehículos más populares de ediciones anteriores han sido un Citroën 2cv un taxi londinense, un Renault 4, una autocaravana, un Sukuzi Samurai, un precioso Citroën Saxo, y mi favorito sin lugar a dudas, un coche fúnebre.

El mongol rally - Citroën Saxo

Otro punto muy importante es que los participantes van por su propia voluntad y bajo su responsabilidad. La organización no presta ningún tipo de apoyo mecánico y se desentiende de cualquier tipo de problema. Por si esto fuera poco el uso de GPS está prohibido (en Rusia te pueden acusar de espionaje si te pillan con uno).

Finalmente, en caso de llegar a la meta, el vehículo se quedará en Ulan Bator, donde será reparado y subastado. El dinero obtenido de la venta se destinará a la beneficencia, es por tanto que los aventureros deberán tener prevista su vuelta a casa desde Mongolia (normalmente en tren hasta Rusia y desde allí avión).

La carrera

Como habréis podido intuir, el transcurso de esta carrera está repleto de problemas e inconvenientes, y es que estamos hablando de recorrer una cuarta parte de mundo en tres o cuatro semanas, sufriendo todo tipo de inclemencias climatológicas y circulando por muchas carreteras en pésimas condiciones. Lamentablemente en la edición del año 2010, dos participantes británicos fallecieron en un accidente de tráfico cerca de la frontera entre Irán y Turkmenistán.

Además hay que tener en cuenta el coste de este “Dakar de los pobres”, ya que el presupuesto asciende a más de 10.000 euros por equipo, en conceptos tan dispares como visados, combustible o material de supervivencia. Dinero que los participantes tienen que poner de su bolsillo, y que en la mayoría de los casos sería imposible reunir si no fuera de nuevo por los patrocinadores.

El mongol rally - Moto

La organización propone tres rutas para la realización del rally, no obstante las opciones son muchísimas y todas oscilan entre los 10.000 y los 15.000 km. En cualquier caso, y dado que hay participantes de todo el mundo, se establece un checkpoint o segunda salida, en Praga.

Las dificultades que tendrán que sortear los corredores durante su camino no son pocas. Los problemas mecánicos son frecuentes y van desde múltiples pinchazos hasta roturas de piezas. El equipo de Los borricos es un experto en esta materia, ya que sufrió todas las averías posibles en su modesto Seat 127 que pese a todo, logró llegar a la meta milagrosamente.

El mongol rally - Avería equipo Los borricos

Por si esto fuera poco, durante buena parte del recorrido los corredores tendrán que atravesar numerosos ríos, montañas y desiertos, enfrentándose a la más absoluta desorientación al estar prácticamente en mitad de la nada, encontrando únicamente ayuda en los escasos carteles escritos en alfabeto cirílico y en la población local que no habla inglés en la mayoría de los casos.

Finalmente, los aventureros tendrán que lidiar con la policía corrupta de muchos países, que solo te dejarán pasar después de soltar unos cuantos dólares. Por desgracia este tipo de sobornos es más habitual de lo esperado, suponiendo un sobrecoste muy variable en el presupuesto de los equipos, que depende de su pericia y suerte a la hora de negociar con estos individuos.

Para terminar os dejo con un video (dividido en dos partes) grabado durante el rally del equipo español que ganó en el año 2006, los Spanish Bullfighters.

¿Y vosotros? ¿Os embarcaríais en una aventura como esta?

Fuentes

Mongol Rally – Página oficial
Mongol Rally (Wikipedia en inglés)
Equipo AulanVan3
Equipo Retrorally
Equipo Mosquito
Equipo Galimaties
Equipo El alambique veloz
Equipo Rock´N Road

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Curiosidades, Viajes-Lugares

3 comentarios

  • q256
    16/07/2014 | 10:04

    No tenía ni idea de la existencia de este Rally, pero desde luego tiene mucho potencial como programa de televisión (al estilo “Pekín Express”). Yo al menos lo seguiría con mucho más interés que, por ejemplo, el Tour de Francia.

    Responder a q256
    • mastercaba
      22/07/2014 | 13:21

      Lo dices como si el Tour no tuviera su magia. En concreto, la magia de hacer que mi padre lo vea con los ojos cerrados y amenazando de muerte al que ose tocar la tele. Respecto al Mongol Rally, la cosa está clara: a la gente se le va la olla xD

  • Anonimatus
    6/10/2014 | 0:13

    Que pena que no sea más conocido.

    Responder a Anonimatus

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.