Jul
26
2010

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Samidare - título¿Por qué son buenos los ingleses jugando al fútbol? Porque ellos lo inventaron. ¿Por qué los japoneses son los mejores haciendo shoot’em ups? Porque además de haberlos inventado están locos. Un género tan difícil y que ha evolucionado tan poco es sólo para fanáticos.

RebRank es una compañía prácticamente desconocida incluso para los propios japoneses, pero muy popular entre los seguidores del género, en especial los de la saga Tôhô. Su primer juego, en 2005, fue un homenaje a estos juegos. Espartanos, tremendamente difíciles y relativamente simples pero con una jugabilidad fuera de serie, fueron inspiración para “Samidare” (compuesto de cinco, luna y lluvia [véase la foto], literalmente lluvia de mayo, traducido como Lluvia de principios de verano).

El juego sólo ha sido editado en Japón, por lo que es prácticamente imposible encontrarlo en Europa o América. De hecho es difícil encontrarlo incluso en el propio Japón, pero de segunda mano y a precio de alfombra persa puede encontrarse algo por ahí. Pero metámonos en faena. Hay literalmente cientos de juegos de navecitas hechos por aficionados, ¿por qué este debería ser especial? Pues hay varias razones para ello.

Por sus gráficos no va a ganar ningún premio. Un menú simple, enemigos nada fuera de lo común y ni siquiera tiene escenario, sólo una pequeña base de la que sale nuestra nave. La historia no es más compleja: nuestra nave, la SMD-24-0x, ha sido diseñada después de varios refinamientos del Escudo Absoluto. El prototipo, el SMD-0x desapareció después de activarse. El juego consiste en varias misiones que se asignan a la SMD-24-0x en una tierra devastada en la que sus habitantes viven bajo la superficie.

Samidare - ingame

Lo que sí podemos destacar es su jugabilidad, que sabe mantenerse altísima a pesar que la dificultad del juego es demencial. Parece imposible esquivar todas esas balas y proyectiles, ¿verdad? Pues lo parece porque lo es. En muchos momentos del juego las balas llenan toda la pantalla y ni siquiera dejan resquicio para poder salvar el pellejo. Pero para eso está el escudo que mencionamos antes, el cual puede activarse cuando se quiera por cortos períodos de tiempo para impedir completamente cualquier ataque a nuestra nave.

Samidare - ingame

Lejos de imitar a los clásicos, no hay montones de power ups para recoger, sólo pequeños elementos que progresivamente mejoran el calibre del arma principal. No hay más que ocupen toda la pantalla o modos de fuego secundarios, aunque podemos lanzar una gran lluvia armamentística si acumulamos energía haciendo chocar balas enemigas contra el escudo, momento en que las bajas enemigas cuentan x16. Una característica más que lejos de lo común, incluso vanguardista, podríamos decir.

Pero ninguno de estos aspectos son tan destacables como la música. Un servidor se ha tirado más tiempo oyendo la banda sonora del juego en el coche que jugándolo. Se diría que más que un juego es un disco de música al que se le ha incorporado un buen matamarcianos como bonus. Prueba de ésto es la opción “music room”, que incluye algunas palabras del autor sobre los temas. Todo en completo japonés, eso sí. Por fortuna no hace falta terminarse el juego (que es de locos) para oír toda la banda sonora. Además de esta opción el juego incluye varios ficheros OGG con la música del juego, junto con dos archivos más que se quedaron en el tintero.

Samidare - in game

El estilo de la banda sonora es mayormente techno “bakalaero”, con algunos tramos breakbeat y jungle. No es un estilo comercial, no deja de ser música de un videojuego, pero muy por encima de la media, eso sí. Como no es un juego extenso, lo más lógico es que el jugador se quede con ganas de más.

RebRank lleva trabajando desde la salida de “Samidare” en su continuación, “RefRain”, la cual avanza poco a poco cada año. Los aficionados lo esperamos con ansia. O más que con ansia, con esperanza, valga la redundancia.

Etiquetas: , , ,

Categorías: Análisis, Videojuegos

6 comentarios

  • Will
    26/07/2010 | 8:34

    A pesar de que son los típicos juegos de recreativas que siempre nos tiraban, nunca me han gustado estos juegos, más que nada por lo complicado que se me hacen en determinados niveles.

    PD. Se nota que el futbol no es lo tuyo… ¿los ingleses buenos al fútbol?

    Responder a Will
  • Jeshua_Morbus
    26/07/2010 | 11:18

    Juego ya viejo pero que no deja de recordarnos que con sólo dos botones puedes sufrir como si te sentaras sobre cristales rotos.

    Añadir que:

    1- RebBank eforma parte de un estudio más grande llamado “Amusement makers”, un grupo de aficionados desarrollo de videojuegos de no recuerdo qué universidad japonesa. Este juego es puro “doujin” (amateur, indie) y fue publicado en el Comiket (ahora mismo no recuerdo cuál…), convención japonesa en la que aficionados publican sus obras, originales o derivadas durante tres días dos veces al año, en agosto y septiembre.

    2- Samidare tiene poco que ver con Touhou pero, al final, hay una sutil relación: Samidare es considerado una especie de secuela no oficial de la saga Seihou (“occidental”), saga hermana de Touhou (“oriental”) del genial ZUN. De la banda sonora de Touhou se encargó un aún joven ZUN y, desde entonces, ninguno de los miembros del grupo Amusement Makers se olvida de su participación y, de alguna forma, siempre hacen cameos. En este juego en concreto hay un cameo en la ESTÚPIDAMENTE ABSURDA Y CASI IMPOSIBLE pantalla extra en la que la SMD entra en Gensokyo, lugar en el que tiene que luchar contra fantasmas y dos brujitas, Mai y Yuki, que aparecían en la quinta parte de la saga Touhou (Mystic Square) del ordenador PC-98.

    3- En el juego aparecen otros cameos menores de los que mentaré dos:
    a) Los ataques del tercer y último jefe del juego normal son casi completamente copiados de los de la diosa del Makai, Shinki, de la saga Touhou (concretamente, Mystic Square).
    b) Aparecen dos personajes de la saga Seihou en la pantalla extra: Geist (cabeza militar como pocas con malsana afición por los lanzallamas) y VIVIT (maid robot con enorme potencia de fuego).

    Sugiero que busquéis los juegos de Touhou (quince hasta el momento, con uno preparándose para salir en el próximo Comiket) o los de Seihou (terriblemente más difíciles, con tres entregas hasta el momento si no contamos el mismo Samidare).

    Un artículo corto pero interesante que ha hecho las delicias de este aficionado viejo a la saga Touhou ^_^

    Responder a Jeshua_Morbus
  • Jeshua_Morbus
    26/07/2010 | 13:19

    …seria interesante que existiera un botón para editar tus propios comentarios ^_^U

    El comiket se celebra en Agosto (este año entre los días 13 y 15) y en diciembre (el llamado “winterket”).
    Zun se encarga de la banda sonora de Touhou, sí, pero de la primera entrega de Seihou, Shu Shou Gyoku, se encargó también este sujeto. De entregas posteriores ya se encargaron otros.
    Siento el doble post. Odio escribir y estar pensando en otras cosas al mismo tiempo -. –

    Responder a Jeshua_Morbus
  • Orlando
    27/07/2010 | 4:40

    Los ingleses buenos jugando al futbol ? ………… JA JA JA
    si son mas malos que pegarle a la mamá !!!

    Responder a Orlando
  • Ryo007
    28/07/2010 | 4:24

    Se me imagina un mix entre Ikaruga y Mars Matrix

    Responder a Ryo007

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.