jun
27
2012

Carcassonne

por

Carcassonne - Caja“Carcassonne” es una ciudad francesa famosa por su ciudadela fortificada medieval (aunque convenientemente restaurada) que os hará sentir cuando la visitéis como si estuvierais paseando por el decorado de uno de los episodios de “Juego de Tronos”. Y también es (y eso es de lo que os quiero hablar hoy) el nombre de un juego de mesa sencillo, original y tremendamente adictivo.

Diseñado por Klaus-Jürgen Wrede, “Carcassonne” es un juego de mesa alemán para entre 2 y 5 jugadores inspirado en la ciudad francesa del mismo nombre. Con una mecánica sencilla de aprender y un sistema de partidas con turnos rápidos, este es actualmente uno de mis juegos de mesa favoritos. Si queréis poner un poco de variedad más allá de los típicos Oca, Parchís, Trivial y Monopoly, no dejéis de probarlo.

No voy a extenderme demasiado sobre las reglas porque, al fin y al cabo, para eso está el manual. Básicamente, el objetivo del juego es ser el jugador que alcanza la mayor puntuación al finalizar la partida, logrando esto de varias formas.

El tablero de “Carcassonne” se compone de varias decenas de piezas cuadradas de pequeño tamaño que vamos colocando, por turnos, unas junto a otras.

Carcassonne - Colocando piezasCada jugador toma una pieza del montón y la coloca junto a alguna de las que ya están en la mesa, siguiendo la única regla de que el dibujo de las piezas adyacentes debe concordar entre sí. Así, si la pieza que hemos cogido tiene un trozo de camino, este debe continuar alguno de los caminos ya existentes sobre la mesa. Esto es más fácil de entender viendo la imagen que acompaña a este párrafo, que recoge un detalle del tablero de juego en plena partida.

Una vez colocada la pieza, el jugador que tiene el turno puede colocar uno de sus peones, llamados “seguidores”, sobre alguno de los elementos de dicha pieza para reclamarlo. Cada jugador empieza con siete peones, usándose el octavo para contar los puntos. Podemos colocar el peón, siempre sobre la pieza que acabamos de jugar, sobre cualquiera de sus elementos, ya sea este un camino, una ciudad, un monasterio o una granja (esto es, la propia pradera). El único inconveniente es que no podemos reclamar algo que otro jugador haya reclamado ya, así, si nuestro camino continúa el ya reclamado por otro jugador, no podemos “pedírnoslo”. Cada vez que alguno de los elementos reclamados se completa, recuperamos el peón que habíamos puesto. Un camino se completa cuando termina por sus dos extremos en un cruce, ciudad o monasterio. Una ciudad, cuando su muralla exterior queda completa, y así sucesivamente.

Carcassonne - Camino completo

Dado que, como ya he dicho, cada jugador tiene solo siete peones, es importante elegir muy bien que reclamar, ya que no recuperaremos al peón hasta que el elemento reclamado esté completo. Y si no tenemos peones, no podremos reclamar nada. Asimismo, el hecho de que el tablero se vaya montando mientras jugamos hace que cada partida sea diferente y tengamos que ir construyendo nuestra estrategia según se desarrolle la partida.

Lo mejor de “Carcassonne” es que sus partidas no duran más de unos 30 minutos, una vez se conoce la mecánica, sin llegar por tantos a las eternas partidas de varias horas que se dan en juegos de estrategia como “Risk”. Es un juego fácil de aprender y suele gustar a todo el mundo.

¿Lo malo? Para mi gusto, al menos en la versión de tablero, el hecho de tener que estar constantemente contando los puntos, ya que el sistema de puntuación provoca que, de media, en una partida de dos o más jugadores se superen normalmente los 50 puntos por cabeza, con el consiguiente engorro que esto supone. Evidentemente el juego incorpora un marcador para contar los puntos pero eso no hace que la tarea sea menos tediosa. Aún así, es un mal menor, dadas las muchas virtudes del juego.

Carcassonne - Partida con expansiones

Además del juego original, existen varias expansiones de “Carcassonne” que agregan elementos al juego original aunque también aumentan su complejidad y la duración de las partidas.

Por cierto, si queréis probarlo gratuitamente, existe un clon para PC del juego, programado en Java y llamado “JCloisterZone” que podéis descargar aquí y que incluye el juego original y casi todas sus expansiones (podéis activar o desactivar las que deseéis). Al estar programado en Java también funciona en Mac, por cierto.

Fuentes:

“Carcassonne” en BoardGameGeek

Sobre q256:

Que no os despiste mi nombre: no soy ningún robot, sino el creador de esta página web. Comencé ion litio como un proyecto personal, pero a día de hoy tengo la suerte de contar con un pequeño equipo de colaboradores esporádicos que me ayudan a llevar el peso de la misma, siendo por tanto este un proyecto colaborativo.

Aun así, no puedo evitar el seguir sintiendo esta web como algo propio, así que cuando mi tiempo me lo permite, intento desmarcarme de vez en cuando con algún artículo de esos que hacen aflorar la lagrimilla nostálgica. Tanto para demostrarme que sigo en forma como porque, simplemente, me encanta hacerlo.

Ver más artículos de q256

11 comentarios

  1. Yo lo he probado con estas expansiones:

    posadas y catedrales , el rio y la catapulta

    Y la verdad es que uno de mis juegos favoritos y el problema de 5 jugadores se soluciona con la primera expansión. Pudiendo jugar hasta 6.

    Responder
  2. Zorrupio

    Este juego tiene ya sus añitos y lo tengo con unas 2-3 ampliaciones en el sector de “juegos para intrigar” de mi ludoteca privada.

    Es un juego muy muy entretenido pero que recomiendo jugar en pequeñas dosis de 2-3 partidas en una sesión y esperar una semana porque engancha, quema si tienes un compañero de juegos ingeniero porque te pone de los nervios y puedes incluso a llegar a cogerle tirria.

    Para nuevos jugadores es genial, para veteranos puede llegar a ser una pesadilla, pero si lo dosificais seguro que es un juego de tablero fácil, rápido, intuitivo y muy muy entretenido.

    Gran artículo!

    Responder
  3. Soy fan total de este juego, y recomiendo la versión online de Asobrain games.

    Responder
  4. Karen

    No lo conocia, pero me han entrado unas ganas tremendas de probarlo!

    Iniciare con la version virtual a ver que tal me va =)

    Un saludo!!

    Responder
  5. Digo lo mismo que Karen, llevo viéndolo en el bazar de X-Box mogollón de tiempo, ahora ya tengo una excusa para descargar la demo y probarla.

    Responder
  6. Karen

    Me da pena, pero alguien me podría ayudar a aprender a jugarlo? Prometo no ser desesperante.

    Responder
  7. Solo lo conocía de nombre, y la verdad es que tras probar el JCloister Zone me pica para jugarlo en mesa con adversarios más humanos…

    Por otro lado, y cambiando radicalmente de tema, por tu labor blogera tienes un premio esperandote en http://infumables.blogspot.com.es/2012/06/premios-liebster.html

    Un saludo!

    Responder
  8. Manuel

    Buenas

    Me vas a perdonar pero te puedo asegurar que cuando dices:

    “Carcassonne” es una ciudad francesa famosa por su ciudadela fortificada medieval (aunque convenientemente restaurada) que os hará sentir cuando la visitéis como si estuvierais paseando por el decorado de uno de los episodios de “Juego de Tronos”.

    Es completamente falso xD yo he estado en Carcassone, el verano pasado, y lo maximo que puedes llegar a pensar, es que estas en un centro comercial de souvenirs y cafes, Ahora, visto desde fuera no te lo discuto, pero es entrar dentro y decepcion total.

    Si os gustan las localizaciones medievales, os recomiendo :

    Besalu (Gerona) España.

    Ese si es autentico. Saludos Cracks!

    Responder
    • Estoy de acuerdo contigo, por eso decía que recuerda más a un decorado de la serie de televisión que a un lugar histórico en sí. Eso sí, desde fuera es impresionante :)

  9. [...] hablar hace unas semanas de “Carcassonne” (el juego de mesa) no podía dejar de hablar de otro de mis favoritos. “Colonos de Catán” es el juego que [...]

    Responder

Dejar una respuesta

Código aceptado: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

El administrador de esta página web no se hace responsable de las opiniones aqui vertidas.

Los comentarios no son un chat ni una forma de contacto con el autor, para ello existe la sección de contacto en la parte superior de la web.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Asimismo, recuerda que tu comentario no es un mensaje SMS. Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.