Oct
27
2009

Nueva York bajo el terror de los zombies / Zombi 2 (1979)

Compartir en... Twitter Facebook Google+ Menéame Whatsapp

Nueva York bajo el terror de los zombies Hola a todos. Como podréis comprobar por mi nick (que no os sonará de nada) soy nuevo por estos lares. Los mandamases creen que puedo aportar cosas interesantes y yo me alegro de poner mi pluma al servicio de tan ilustre blog. Mi nombre real es Sergio, me gustan el cine y la historia entre otras muchas cosas. Ah, y tengo un zombie amaestrado en el trastero. A mi carnívora mascota le dedico este primer artículo… ¡Vamos allá!

Si estáis acostumbrados a ver buen cine, películas de autor cargadas de mensajes trascendentes y obras maestras exquisitamente narradas, fotografiadas, etc., ya podéis dejar de leer e iros a arreglar de una vez por todas ese grifo que gotea.

La película que os presento a continuación es el resultado de meter en un tarro y agitarlo sin brío a unos cuantos zombies, poco dinero y un director nada inspirado tras la cámara.

Pasen y vean, damas y caballeros…

Introducción

Estamos en el año 1979. Dawn of the Dead (Amanecer de los Muertos) de George A. Romero arrasa en las taquillas norteamericanas. Su coproductor, el italiano Dario Argento, se trae la película a su país, hace un nuevo montaje y la distribuye con el título de «Zombi» por toda Europa (repitiendo el éxito de recaudación). Allí mismo, en Italia, tres productores pretenden aprovechar el tirón de las películas de muertos vivientes, así que encargan un guión con esta temática. Le ofrecen el rodaje a Enzo Castellari pero éste, viendo el percal, les pide un pastón. Por tanto, no les queda más remedio que echar mano de Lucio Fulci, que pasa por estrecheces económicas y se hace cargo del proyecto por cuatro duros. Finalmente, la película se estrena como «Zombi 2», con la intención de ser una secuela no oficial del original de Romero. Antecedentes del top-manta…

Los personajes

Antes de que os destripe la trama, echemos un brevísimo vistazo a los protagonistas de la misma:

Nueva York bajo el terror de los zombies - Peter WestPeter West (Ian McCulloch): como Robert Redford en “Todos los hombres del presidente”, pero de garrafón y con coronilla. Es el periodista que investiga la trama y que intenta aprovecharse de la aflicción de la chica. Siendo uno de los actores sobre los que recae el peso de la trama, se le agradecería más implicación en la misma. Chicas, si buscáis un héroe de acción, os habéis equivocado de hombre. Es tan aburrido que ni siquiera se lo comen los zombies (seguro que sabe soso).

Nueva York bajo el terror de los zombies - Diana BowlesDiana Bowles (Tisa Farrow): parece que no tiene ni voz ni voto, simplemente se deja arrastrar por lo que le dice su nuevo amigo Peter. Incluso cuando le recomienda simular un revolcón para que un policía no les arreste. Cumple a la perfección con el tópico papel de personaje florero que no sirve para nada más que gritar y meterse en líos. Sinceramente, creo que podrían haber aprovechado un poco más los recursos interpretativos de esta chica. Por cierto, es la hermana de Mia Farrow.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Dr. MenardDr. David Menard (Richard Jonhson): se pasa toda la cinta con cara de amargado. Y no es para menos, porque se le mueren los pacientes uno tras otro. Se niega a abandonar la isla hasta que no encuentre una cura a la enfermedad, lo que al final le acaba costando la vida (de una manera ciertamente curiosa, por cierto). Su dedicación es loable, aunque yo no pondría mi vida en manos de un matasanos que se despierta tirado sobre las rocas con una botella vacía en el regazo.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Brian HullBrian Hull (Al Cliver): pelazo setentero y barba vikinga para otro personaje relativamente importante dentro de la trama pero cuyo intérprete ofrece nulos recursos dramáticos y unos reflejos muy malos al volante. Podrían haberlo sustituido por un mono capaz de abrir nueces con un sacacorchos y el resultado habría sido mucho más lucido. Si es que incluso se deja morder de una forma ciertamente lamentable… Sin duda, una de las interpretaciones más olvidables del film.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Susan BarrettSusan Barrett (Auretta Gay): pareja de Brian y doble de Eva Nasarre, se dedica a bucear desnuda y a gritar como si le fuera la vida en ello. En cuanto ve a al primer zombie, se deja comer. Al igual que su compañera Diana, no ayuda demasiado a lo largo de la cinta. ¿El director era un poco/mucho machista? Os apuesto 100 € a que sí, a ver quien gana. Eso sí, protagoniza parte de una secuencia acuática que más adelante describo y que no tiene desperdicio.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Paola MenardPaola Menard (Olga Karlatos): mujer del Dr. Menard, tiene 2 apariciones breves. Durante la primera, para echarle la bronca a su marido por estar en una isla plagada de zombies (vosotros también lo haríais, ¿no?). La segunda, para morir devorada. Como es la guapa de la película, solo puede salir completamente desnuda en la ducha o vestida con vaporosos camisones de seda transparente. No hay término medio. Ay, Fulci Fulci, en que estarías pensando…

El argumento

La película comienza con un hombre armado de un revólver que le vuela la cabeza a un bulto con forma humana envuelto en una sábana. Toda una declaración de intenciones, ¿no creéis? Tras unas enigmáticas palabras del hombre y los títulos de crédito, vemos como un barco sin tripulación llega a la deriva a la bahía de Nueva York. Cuando dos policías entran en la nave, ven que está todo hecho una guarrada y son víctimas del ataque de un zombie bastante grimoso. Al fondo, el skyline de la capital del mundo.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Zombie del barcoYa os estáis imaginando la ciudad llena de estas criaturas y a los habitantes corriendo como pollos sin cabeza para proteger sus vidas… Nada más lejos de la realidad, pues el grueso del film a pesar de hacer referencia a Nueva York en su título, transcurre en ¡una isla del Caribe! Esto es publicidad engañosa y lo demás son chorradas. Ello se debe a dos causas: en primer lugar, el guión original se ambientaba exclusivamente en el Caribe, pero para aprovechar el tirón de «Dawn of the Dead» se añadieron las secuencias urbanas una vez escrito (por eso quedan como dos pegotes sin sentido en el metraje final); en segundo lugar, en España fue en el único país en el que el título hace referencia a la ciudad de Nueva York. Pero volvamos a la trama…

La Policía localiza a la hija del dueño del barco, Diana Bowles, y ésta les cuenta que su padre fue a ver a un amigo a una isla de Santo Domingo hace cosa de un mes. El periodista Peter West se acerca hasta el puerto para investigar el caso, y se mete en el barco por la noche. Allí encuentra a Diana, y rebuscando se hacen con una carta en la que su padre explica que ha contraído una extraña enfermedad y está siendo utilizado como cobaya. Ante lo raro del caso, deciden ir hasta la isla de Matool (República Dominicana), a la que se hace referencia en la misiva. Peter se lo cuenta a su redactor y parten de inmediato.
Una vez allí, encuentran a dos turistas (Brian y Susan) que acceden a llevarlos en barco hasta la isla, a pesar de que saben que hace un año que está maldita (recordad este dato).

En la isla de marras, el Dr. Menard discute con su mujer Paola sobre la situación: la isla está infestada de muertos vivientes. A mitad del griterío, el doctor se tiene que ir porque ha aparecido otro enfermo, y la pobre Paola se agarra a la botella para ahogar las penas.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Tiburón vs zombieTras una escena en la que el Dr. Menard analiza una muestra de sangre, llega el ¡momento tetacas! Y es que en el barco, a Susan le han entrado ganas de bucear entre el coral y lo hace ayudada de un gorro de baño, un tanga de hilo dental y una bombona de oxígeno. Así, sin venir a cuento. Vamos, como en los primeros años de Telecinco. Pero atención, porque esto hila con la escena más tonta de la película: mientras Susan bucea en el mar cristalino, un tiburón (sin dientes, por cierto) se le acerca. Ella escapa y se refugia tras una roca pero, para su sorpresa, un zombie submarino intenta morderla. Susan escapa de nuevo y el tiburón se intenta merendar al muerto viviente, el cual se defiende a mordiscos… Ahora tenéis los ojos como platos y un gran signo de interrogación sobre vuestras cabezas.

De vuelta a la isla, asistimos al segundo momento tetacas (estamos en la Italia de finales de los 70, recordad). Paola se está duchando en su casa, mientras su cuerpo se ve reflejado entero en tres espejos para que no nos perdamos ningún detalle. La cámara subjetiva la observa tras la ventana y se escucha una respiración pesada. ¿Pero los muertos respiran? Se escucha crujir la tarima de la casa, y ella se refugia en la habitación. Hay que reconocer que esta secuencia sí que da algo de canguelo (al contrario que el resto de la cinta). Los muertos no se paran ante nada y consiguen romper la puerta, llegando a la escena más famosa de la película: el empalamiento ocular de Paola con una astilla de la propia puerta. Verlo para creerlo.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Astilla

Peter, Diana, Brian y Susan llegan a Matool con la hélice averiada, y para pedir ayuda se dedican a tirar bengalas. El Dr. Menard acude a buscarlos, mientras sus ayudantes entierran a todos los muertos (cuya cabeza ha sido previamente “tratada”). De vuelta, el doctor le explica a Diana que su padre venía a verlo de vez en cuando, y que enfermó. Le pidió que lo tirara al mar una vez muerto y que le hiciera llegar la carta a su hija. Ante las preguntas de Peter, les cuenta que el origen de todo parece estar en el vudú practicado por un hechicero local.

A la llegada al poblado, un amigo del doctor está hospitalizado por un ataque zombie, así que éste se queda para tratarlo tras haberle pedido a las cuatro fichas de parchís que vayan en busca de su mujer Paola. Cuando llegan a la mansión, se encuentran a la chica… a trozos. Así que deciden huir. De vuelta al poblado, un zombie se les cruza en el camino, Brian da un volantazo y se van al carajo (Peter se hace pupa en la tibia y cojea). Tienen que volver a través de la selva, con un herido y escuchando los tambores y cánticos tribales de fondo. Y aquí llega otro momento absurdo: sabiendo que los están persiguiendo muertos antropófagos, ¡se paran a descansar! No solo eso, ¡Peter le pide perdón a Diana por meterla en ese embrollo y se empiezan a dar arrumacos! ¡¡Encima de las tumbas de antiguos conquistadores españoles!! Marranos… Claro, que se dan cuenta de esto tarde, cuando unos brazos putrefactos empiezan a agarrarlos. Brian acude en su ayuda dejando sola a Susan, la cual muere a manos (mordiscos, más bien) de otro zombie-conquistador.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Bizca Consiguen llegar a la iglesia, donde se refugian. Comienza el asedio. Primeros planos penosos de los zombies (algunos tienen un maquillaje malísimo, incluida una zombie con estrabismo). Los restantes supervivientes se atrincheran en la iglesia. Brian le pregunta al Dr. Menard qué son realmente los zombies, y éste le cuenta que hace 3 meses (¿pero no habíamos quedado antes en un año?) un pescador dijo ver a su mujer merodeando por la aldea a pesar de llevar muerta dos años.

Rodeados, comienzan a fabricar bombas incendiarias con gasolina justo en la sala donde yacen los cadáveres de los que aún no han recibido el disparo en la cabeza (menudo descuido). Cuando el doctor se va a otra habitación a buscar una escopeta, uno de estos cadáveres le ataca y le muerde en la cara ¡matándolo solo por haberle mordido el moflete!

Nueva York bajo el terror de los zombies - Fuego en el hospitalLas barricadas ceden y no les queda más remedio que empezar a tirar las botellas de gasolina dentro de la propia iglesia. Esta escena ya es un despropósito de lo mal resuelta que está. Como todo está en llamas, tienen que huir del edificio por su parte trasera, encontrándose con unos cuantos zombies a los que tumban. Brian, además, se topa con su esposa Susan (zombificada), la llama por su nombre y se queda mirando para ella (¡¡pero si sabes que es una de ellos, para que te paras!!). Le muerde, claro… La iglesia arde por completo.

Llega el día siguiente, y los supervivientes consiguen llegar al barco. Con el motor al mínimo, deberían poder arrivar a la isla habitada más cercana. Brian está muy enfermo y finalmente muere. Deciden encerrarlo en el camarote de proa, para llevarlo a Nueva York y que allí resuelvan el enigma de la enfermedad.
Cuando ponen la radio para hacer el viaje más ameno, escuchan en las noticias que la ciudad está tomada por los zombies y que la Guardia Nacional no puede controlar la situación.

Nueva York bajo el terror de los zombies - Puente de BrooklynEn la última escena, unos cuantos zombies transitan por la parte superior del puente de Brooklyn, mientras se oye el claxon de los coches. Sin embargo, se aprecia como debajo de ellos el tráfico es fluido en ambos sentidos… No hubo presupuesto ni para cortar el puente durante un rato…

Valoración final

Interpretaciones planas, topicazos, malos maquillajes, escenas de acción pésimamente resueltas… Vamos, una joya. Podría salvarse si la historia fuera un poco más original y con más ritmo, pero ni eso. Lo mejor, por decir algo, son la escena en la que muere Paola Menard y la música en general. A esta cinta o se la ama con locura o se la odia con todas las ganas del mundo.

Para los que no hayáis visto nunca películas de este tipo (me refiero a series Z), tengo la teoría de que el montaje lo hacen tipos borrachos metiendo tijeretazos al azar; por eso las transiciones entre secuencias son tan bruscas, por no decir directamente que no tienen sentido. En el caso que nos ocupa, la música no llega a cumplir su objetivo porque cuando consigue crear algo de suspense y atmósfera, ¡zas!, la cortan y a otra cosa mariposa.

¿Dónde está la llave inglesa? Me voy a arreglar el dichoso grifo.

Fuentes

«Zombi 2» en IMDB
Lucio Fulci (Wikipedia en español)
«Nueva York bajo el terror de los zombis» en Abandomoviez
«Nueva York bajo el terror de los zombies» en Aullidos.com

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Cine-TV

15 comentarios

  • Siegfried
    27/10/2009 | 8:24

    Muy buen estreno Yeyo, tienes un estilo directo y claro, ademas has descrito la pelicula muy bien punto por punto.

    No he tenido el ¿honor? de ver esta cinta pero vaya que he visto Zombie y me parecio un bodrio, me gusta mucho mas la de la Noche de los muertos vivientes. Por lo que cuentas Nueva York bajo el ataque de los zombies es de las que o las ves hasta el culo de cocteles de alcohol blanco o no la puedes terminar de ver ni de coña.

    Por cierto si consigues amaestrar del todo al Zombie te puedes ganar la vida en Cuatro como «Encantador de Zombies», seguro que hay muchas parejas jovenes que no consiguen amaestrar del todo a su zombi.

    Un saludo

    Responder a Siegfried
  • brakaros
    27/10/2009 | 8:35

    Bienvenido y gracias, se nota q te has currado el artículo y q has visto la película (dudo de mi capacidad para verla, aún con los dos momentos tetazas q nos cuentas).

    Lo mejor del artículo es la descripcion de los personajes y de las escenas de la película (o sea, todo), pero debo reprocharte q no hayas incluido ningun fotograma con las famosas tetacas (no te lo perdono), ya q es lo q mantiene a esta película en la memoria de los pocos q la han visto (no es mi caso), jajajajjaja

    En serio, has hecho un gran trabajo, y no creo q vea esta cosa llamada Zombi 2.

    Responder a brakaros
  • Vladek
    27/10/2009 | 10:09

    La añado a la lista de posibles visionados de este halloween.

    Responder a Vladek
  • Blandford
    27/10/2009 | 10:51

    Ah, que recuerdos! Yo la vi de pequeño en inglés. Si no recuerdo mal se llamaba «zombi» (a secas en U.S.A.) Y me pareció curioso que algunos zombis del primer resident me recordaron a los de la peli de marras.

    Responder a Blandford
  • Leon
    27/10/2009 | 11:02

    Yo tuve la suerte de ver esta pelicula hace años … impresionante obra maestra, he dicho.

    Responder a Leon
  • Leon
    27/10/2009 | 11:06

    Se me olvidaba, felicidades por el primer articulo, muy entretenido y bien escrito ;D

    Responder a Leon
  • Blandford
    27/10/2009 | 11:10

    Aps, se me olvidaba a mi también. Felicidades por el articulo, la peli se lo merecía.

    Responder a Blandford
  • Yeyo
    27/10/2009 | 12:14

    Hola a todos y gracias por los ánimos, da gusto estrenarse así 🙂

    Esta película la ví hace un par de años, y he tenido que verla de nuevo para escribir el artículo. La verdad, a medida que lo hacía no sabía si estaba escribiendo una reseña sobre una peli o una advertencia para los incautos, jejeje…

    @Sigfried

    A mi me encanta el género de zombies, son las únicas películas de terror que no me dan miedo (por eso el resto no las veo), y cuando vi ésta me di cuenta que hay que ser muy fan para verla entera. A mí la verdad es que me aburrió soberanamente.
    Lo de amaestrar zombies es buena idea, simplemente hay que tener cuidado de no quedarte al alcance de sus dientes y de no tirar fuerte de la correa, que si no le puedes dejar la cabeza colgando xDDD

    @Brakaros

    Los momentos tetazas no los incluyo para que piquéis y veáis la película, y así sufráis lo que yo para hacer este artículo 😛

    Lo dicho, gracias de nuevo a todos!!

    P.D.: en breve espero hacer otro artículo sobre otra de zombies que tampoco tiene desperdicio.

    Responder a Yeyo
  • Jac
    27/10/2009 | 16:15

    La verdad es que a mi el rollo zombi no me va demasiado (quitando el left 4 dead)…
    lo mejor es el cartel , lo que pone encima:
    «el terror no ocupaba puesto preferente hasta que llegó»
    puesto preferente en el ave?
    y el propio dibujo, ¿los zombis son como moisés y abren el mar?

    muy buen artículo, por lo menos has tenido cojones de ver las películas enteras

    Responder a Jac
  • Fulci
    27/10/2009 | 20:35

    Bueno, yo soy un GRAN fan del cine de zombis y de series B y Z en general, y no puedo ni contar la de pelis de este tipo que he visto

    Esta peli me encanta dentro del género, de hecho la he visto varias veces (y sin consumir alcohol). La verdad es que tienes que estar acostumbrado a este tipo de cine, si no, no podrás acabarla. Pero vamos, que ni de lejos es lo más bizarro que he visto, por ahí quedan otras que si que es para un artículo, como Hard Rock Zombie, por poner un ejemplo.

    Felicidades por el artículo, por cierto

    Responder a Fulci
  • sephil
    27/10/2009 | 23:00

    Bueno, qué decir de una película de zombies. Parece que es verdad que los Zombies hicieron toda una moda en esos años, y… desafortunadamente esta es otra del montón. Bueno, al menos según mi parecer. ¿Qué opinas tú, yeyo?

    Responder a sephil
  • yeyo
    28/10/2009 | 0:23

    Hola de nuevo, y gracias otra vez por ls ánimos 🙂

    @Fulci
    Tienes razón, no es de lejos ni la película más bizarra que se ha rodado sobre zombies. El problema es que la historia podría dar para una cinta mucho más lograda, pero la resolución del guión es bastante mala (por no decir mucho). Tanto el director como los actores (casi todos) no dan para más.

    @sephil
    Durante finales de los 60 y 70, la industria cinematográfica italiana era un monstruo dedicado a producir millones de títulos que aprovecharan el tirón de alguno de los géneros de moda al otro lado del charco: tenemos el «peplum» (pelis de romanos a la italiana), el «spaghetti western» y el género de terror protagonizado por zombies. Hay producciones de estos géneros buenas, pero por lo general la mayoría son mediocres. Trituraban el género que estuviera al alza hasta que finalmente lo agotaban y pasaban al siguiente. Esta película es deudora de ese cutrerío a la hora de producirla y dirigirla.

    Saludos!

    Responder a yeyo
  • Cloro
    28/10/2009 | 17:49

    Genial artículo yeyo, menudo debut, me he descojonado, y aparte, aunque no he visto la película, estoy seguro de que sé más de la misma que muchos que sí lo hayan hecho.

    Me quedo como momentos clave con el empalamiento ocular, la zombi estrábica, el «mofleticidio» y el feliz encuentro entre el impávido Brian y su esposa Susan «zombificada».

    ¡Enhorabuena!

    Responder a Cloro
  • yeyo
    28/10/2009 | 20:29

    Jjajaj, gracias Cloro!

    La verdad que esta película es toda una caja de sorpresar 😛

    Responder a yeyo
  • Ángel Manuel
    5/11/2009 | 20:30

    Soy un apasionado de películas de zombies, o de trocitos de personas esparcidas por el plano, como queráis. La valoración de la peli y la crítica, espléndidas. Sin más. TREMENDO.

    Responder a Ángel Manuel

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada. Los campos marcados con * son obligatorios.

Todos los comentarios insultantes o no relacionados con la entrada serán borrados sin piedad.

Tómate unos minutos para escribir correctamente, sin abreviaturas ni faltas de ortografía. El resto de usuarios te lo agradecerán.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.